Capítulo 37 – El Villano que Quiere Vivir

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

… la presidenta del consejo de la Torre Universitaria Imperial recibió noticias interesantes de la oficina privada.

Era una orden de Bercht sobre los Red Box.

Si esto fuera un juego, la mayoría de las personas habrían apostado 10 millones o 100 millones de Elnes a que se les ordenaría comenzar la opresión de los Red Box.

Sin embargo, el resultado fue todo lo contrario, y la feroz contribución de Deculein a ese resultado lo hizo aún más sorprendente.

“¿Qué es esto …?”

“Sé cómo se siente.”

En la oficina de la presidenta, se reunieron trece miembros de la facultad, incluidos Relin y Letran.

La presidenta solía dar audiencia a los profesores al menos una vez al mes, siendo Deculein la única persona que nunca había pasado por allí.

“Tengo curiosidad por saber por qué están todos aquí hoy. ¿Se reunieron con alguien de Madoho?”

Los Profesores simplemente se rieron ante la pregunta de la presidenta.

Había muchas escuelas en este mundo mágico, al igual que había múltiples facciones en todo el continente. Relin y el resto pertenecían a una organización llamada Madoho.

Deculein no estaba vinculado a ninguna escuela. La familia Yukline en sí no era diferente de ser un padrino del mundo mágico, después de todo.

“Louina asistió a Madoho esta vez. He estado hablando con ella por un tiempo…” Uno de los profesores habló, provocando que la presidenta sonriera amargamente.

Louina compitió contra Deculein por el puesto de Profesora Titular, al menos hasta que renunció voluntariamente debido a un “incidente inesperado”.

Ahora ella era la Profesora Titular de la Torre Universitaria del Reino.

“¿Ella regresará al Imperio?”

“¡Jajaja! Bueno, si usted puede garantizar su asiento, definitivamente regresara. Si eso sucede, nuestra torre definitivamente se beneficiará enormemente de ello. ¿No fueron notables sus logros en el reino?”

“…”

“Por otro lado, el Profesor Deculein es un poco… extraño estos días. Incluso está defendiendo los Red Box. Basado en su comportamiento en Bercht, el Profesor Deculein parece…”

La presidenta sonrió y gesticuló, sabiendo muy bien lo que el profesor estaba tratando de transmitir.

“Bien. Si Louina dice que vendrá, lo tomaré en consideración. Bueno, terminemos esta reunión aquí por ahora. Tengo algo que hacer hoy.”

“¡Sí, presidenta!”

Fueron despedidos positivamente y los profesores salieron de la oficina con caras brillantes.

“Hmmmmm…” Absorta en sus pensamientos con la barbilla apoyada en el dorso de su mano, la presidenta sacó algunos documentos.

Los trabajos fluían ya que estaban en medio de un período de exámenes. Muchas preguntas de la prueba, en particular, habían llegado a su oficina.

No tenía la costumbre de hurgar en ellos, pero …

“¿Cómo creó este tipo de problema?” Le sorprendió el examen que preparó Deculein. Incluso se sintió orgullosa de él mismo por poder resolver al menos su última pregunta.

“Yo no creo que pueda crear algo como esto, incluso si uso los otros exámenes como referencia.”

Ella no estaba bromeando. Sus problemas eran lo suficientemente buenos como para ser utilizados para la prueba de promoción a ‘Solda’.

Sin embargo, la presidenta no fue lo suficientemente ingenua como para pensar que Deculein fue el responsable de los problemas.

“Hnngg … Lo está escondiendo bien esta vez … ¿Quién podría ser …?” Murmuró en voz baja y sonrió.

“Bueno, ¿a quién le importa? Es bastante divertido.”

¿No se pondría nervioso si ella le preguntara sobre las preguntas del examen? El Profesor Deculein se vería muy lindo entonces.

“¡Podría burlarme de ti más tarde!”

 

*****

 

Miércoles.

El día del examen para la clase de 5 créditos.

Dado que este examen era tan importante como los tres primeros combinados, Epherene decidió ir a la torre antes de lo habitual, dirigiéndose inmediatamente al [30º Piso], cuya totalidad estaba reservada únicamente para la prueba entrante.

Abrió la puerta con la insignia de identificación [Sala de Espera para Exámenes] adjunta.

“Woah.”

Epherene se sorprendió.

Eran solo las 8 de la mañana, pero ya se habían reunido más de cien personas.

“…”

“…”

Sus charlas silenciosas se detuvieron. Quizás debido a los acontecimientos recientes, todos los ojos estaban puestos en Epherene.

El apodo de Epherene en estos días era la plebeya irreflexiva, aunque no era una plebeya.

Epherene se sentó cerca de Julia y los demás miembros del club. “Ifi, ¿acabas de despertar?”

“No, no dormí.”

Ya no recordaba cuántas tazas de café había consumido durante la noche.

Pero así era como los exámenes solían afectar a los estudiantes de todos modos. Sin embargo, debido a su nerviosismo y la cafeína en su cuerpo, no podía conciliar el sueño. Sin embargo, ahora era más impecable que antes.

“Ifi, ¿quieres ver mis notas? Ayer escribí mi discernimiento/entendimiento.” Julia sonrió.

“Está bien, te mostraré el mío también.”

Las dos intercambiaron notas, estudiando juntas hasta que el reloj dio las 11 y entró el Profesor Auxiliar Allen.

“Buenos días. Soy Allen, el Profesor Auxiliar. El examen a mitad de período de la [Comprensión de la Magia Elemental Pura] comenzará sin pasar lista.”

Allen leyó el papel que tenía en la mano.

“De antemano, les daré alguna información al respecto. En primer lugar, esto no tendrá límite de tiempo.”

“?”

Los magos se sorprendieron por un momento. Allen también se tapó la boca y miró con recelo lo que estaba leyendo, como si dijera algo mal.

“Más bien, la fecha límite de la prueba es el próximo Domingo a medianoche, que es una semana después del período de exámenes de la torre.”

Los magos se quedaron aún más estupefactos.

En este momento era miércoles. Si la fecha límite era la medianoche del próximo domingo, eso significaba que tenían diez días para realizar el examen.

Mientras Epherene intentaba darle sentido a una información tan desconcertante, Allen continuó hablando.

“Por supuesto, pueden realizar otros exámenes durante ese tiempo. Pueden comer al aire libre, dormir en casa, lavarse, ir a jugar para aliviar el estrés. Sin embargo, el papel de prueba en sí no pueden sacarlo fuera.”

Ella lo encontró extraño. No, este era un método interesante.

“Además, a cada persona se le dará una sala privada como lugar de prueba. Incluso pueden dormir dentro. Sin embargo, deben traer su propia almohada y manta. Está permitido traer y comer alimentos dentro. Lo mismo ocurre con traer y leer libros y tesis. Además, esta prueba les permite tener sus apuntes abiertos.”

Las cejas de Epherene comenzaron a fruncirse por la duda. Si se esperaba que la prueba durara diez días a pesar de permitirles ver sus apuntes, ¿qué tan difícil podría ser?

No, ¿Podría ser posible tal nivel de dificultad?

“Por último, el Profesor Titular Deculein dejó unas palabras de motivación.”

Allen se aclaró la garganta e imitó a Deculein.

“‘Si llega a ver alguien en obtener una puntuación perfecta, escribiré una Carta de Recomendación como Profesor Titular—’.”

Carta de Recomendación.

Todos los ojos de los magos se agrandaron ante esas palabras. Él era un mago por encima de un Monarca.

Entre los 11 rangos de magos, estaba en el cuarto. No, tal vez incluso en el primero. Independientemente, la Carta de Recomendación del Profesor Titular era extremadamente valiosa.

Esto sería un poco exagerado, pero esencialmente significaba que pasaron automáticamente la prueba de promoción de Solda aparte de su entrevista.

“…”

El entusiasmo de los magos se encendió a pesar de que la prueba era muy extraña.

Por supuesto, ya habían esperado que Sylvia obtuviera el primer lugar con una ventaja abrumadora, pero la Carta de Recomendación no era solo para una persona, sino para todos los que obtuvieran una puntuación perfecta.

Era una buena oportunidad para que los que florecían tarde se levantaran y se hicieran un nombre.

“Ahora les asignaré a cada uno de ustedes una sala de examen. Por favor, levántense y síganme, comenzando desde la primera fila.”

Quince personas en la primera fila de la sala de espera se levantaron primero. Repitió el mismo procedimiento diez veces.

Sylvia fue asignada a la sala número 23, y Epherene y los otros miembros del club fueron asignados a la sala número 73 ~ 78.

“… Buena suerte, Ifi. ¡Fight!”

“Si, tu también.” Saber que tenía mucho tiempo hizo que su ansiedad desapareciera.

Mientras intercambiaban ánimos, Allen gritó. “Okey. ¡Todos, entren!”

Epherene respiró hondo y entró.

La sala era un poco más ancha que la habitación para una persona del dormitorio. Tenía un escritorio, una silla y un reloj. Encima del escritorio estaba el papel de prueba.

Epherene inmediatamente se sentó en la silla y miró al número uno.

 

[1. Calcule el circuito de la siguiente técnica.]

 

Estaba segura de que era una pregunta teórica.

Epherene sacó su lápiz. Al mismo tiempo, liberó maná a través de sus dedos.

Epherene calculó la teoría usando la intuición, recreando el circuito con su maná mientras calculaba.

“… Whoo.”

Lo resolvió en una hora. Epherene infundio la cantidad adecuada de maná en la columna de respuestas antes de pasar la página.

 

[2. Deduce desde el circuito clave de la siguiente técnica, describa su flujo de maná.]

 

La pregunta número 2 fue un poco difícil, pero aún era teórica, como se esperaba. Pasó de 3 a 4 horas resolviéndolo.

Pero el verdadero problema vino después de eso.

 

[3. El siguiente circuito es parte de una magia específica. Deduce la fórmula anterior a través de las siguientes condiciones, expresa la magia e implántala en el papel de prueba.]

 

Epherene pensó en cómo manejarla mejor, asumiendo que sería fácil al principio.

Sin embargo, no podía desarrollar una solución para esto, sin importar cuánto tiempo pasara reflexionando sobre ello.

“Tengo sueño.”

Epherene finalmente dejó su bolígrafo y se acostó en el suelo.

“… Haaaaaa.”

Cerró los ojos en este rígido lugar para tomar un pequeño descanso, y antes de que se diera cuenta, había pasado un día.

 

*****

 

Al cuarto día del examen ‘Comprensión de la Magia Elemental Pura’.

Los caballeros cadetes que salieron para sus exámenes el sábado habían regresado y la mayoría de las pruebas de los estudiantes regulares estaban llegando a su fin.

Sin embargo, la torre en sí todavía estaba caliente y bulliciosa.

En este momento, no solo los magos de la torre universitaria, sino también la torre del reino exterior, los cadetes y los estudiantes universitarios le estaban prestando atención a esto.

La razón fue, por supuesto, el examen de maratón de Deculein, que aparentemente fue lo suficientemente difícil como para justificar tener una semana o dos enteras dedicadas a desafiarlo.

Sin embargo, la prueba esta vez fue promovida por la propia presidenta.

“¡Sí! ¡El examen aún está en curso en el 30º piso!”

Gracias a eso, muchos vinieron a recopilar material de noticias y la presidenta se adelantó para responder a sus consultas.

“¿Cuál es su nivel de dificultad?”

“¡Casi imposible, pero me sentí realmente feliz después de que lo resolví! ¡Los estudiantes se sentirán iluminados una vez que lo hayan terminado! ¡Vale la pena intentarlo!”

“¿Tiene la intención de publicar las preguntas de la prueba luego?”

“¡Creo que deberían preguntarle al Profesor Deculein sobre eso! En mi opinión, ¡incluso la ‘Isla de Wizard’s Wealth’ querría pagar por ello también!”

Todo tipo de personas rodearon la torre.

Habiendo terminado sus exámenes, los estudiantes de pregrado y cadetes también vinieron a comprobar la conmoción antes de entrenar para la temporada festivos y MT de toda la universidad, que comenzaría en dos semanas.

“Por casualidad, ¿Podemos solicitar una entrevista—”

“¿Eres un debutante? Por favor espera—”

Los reporteros agarraron a los magos y pidieron una entrevista. La mayoría se negó, pero Epherene aceptó a cambio de 4 tazas de café y tres piezas de pan.

“¿Nadie se ha rendido todavía en la prueba?”

“Probablemente.”

“¿Cuál crees que es la razón?”

“No estoy segura.”

Epherene bebió el café sin responder correctamente.

La verdad era que sabía muy bien la razón por la que no se rindieron.

Este examen era una extensión de su clase.

Al igual que las lecciones de Deculein de alguna manera poco amistosas pero amistosas, la prueba los estaba llevando al crecimiento.

Revisas todo lo que has aprendido de Deculein a medida que resuelve el problema, utilízalo arbitrariamente y comprenderás la aplicación.

“¿Qué piensas de los magos que discuten la prueba entre ellos y se filtran las respuestas entre ellos?”

Epherene casi escupió café ante la ingenua pregunta del periodista. Sonriendo, negó con la cabeza. “Eso no es posible. Los magos son muy individualistas. Y sería demasiado obvio si hiciéramos eso. Después de todo, la magia y el maná tienen sus propias ‘características’. Piensen en ellos como huellas dactilares.”

“Aha…”

“Han pasado diez minutos, ¿verdad? Me iré ahora.” La duración de la entrevista prometida había terminado.

Epherene se levantó de su asiento con 3 tazas de café y dos rebanadas de pan restantes.

 

*****

 

Lunes por la mañana temprano.

Sylvia se despertó en la sala de examen y calentó su comida con magia.

“Nom nom—” Desayunó

Mientras miraba el papel del examen.

 

[7. Cuando la magia con el circuito base anterior satisfaga las siguientes cuatro condiciones, infiera la fórmula completa e implemente la magia.]

 

Ella estaba pensando en manipular el maná de acuerdo con las condiciones en la pregunta número 7.

“… Ugh.”

No pudo resolverlo ayer a pesar de intentar encontrar la respuesta correcta todo el día, y como todavía no podía encontrar una respuesta, decidió tomar un examen diferente por ahora.

“…”

Sylvia salió de su sala de examen y se acercó al Profesor Auxiliar frente al ascensor.

“¿Te vas a rendir o vas a salir?” Preguntó Allen.

“Voy a hacer otro examen.”

“Está bien, señorita Sylvia. Buena suerte.”

Sylvia luego tomó un examen de refinamiento fuera de la torre en el ‘Theo Hall’.

 

*****

 

Después de terminar el examen de 2 horas en 20 minutos, Sylvia regresó a su sala de examen y encontró a los asistentes de la mansión esperando cerca de la torre para llevarle el almuerzo y la cena.

“¡Buena suerte, señorita Sylvia! ¡Sé que podrá resolver todas las preguntas!”

“¡No te rindas! ¡Va a ser la maga más grande que jamás haya existido, así que sé que podrá hacerlo!”

Sylvia regresó a su sala después de recibir su apoyo.

Fue extrañamente gravoso. No sintió tanta presión durante el examen de ingreso.

La posibilidad de que no pudiera resolverlo crecía en un rincón de su mente, pero se negó a reconocerlo.

“No seas impaciente.”

Recordándose a sí misma las palabras del profesor, armó de valor su mente.

 

[Sala Numero 23 — Sylvia]

 

La sala de examen de Sylvia tenía todo lo que necesitaba. Hizo una cama usando su magia y trajo mantas y almohadas. También tenía libros y trabajos de investigación que le servían de referencia.

Se había convertido en una cápsula en la que alternaba entre comer, dormir y resolver la prueba. Se sentó detrás de su escritorio y volvió a desafiar la pregunta número 7.

1 hora.

2 horas.

3 horas.

4 horas…

Ella puso su corazón y su alma en ello a medida que pasaba el tiempo.

No fue solo por el nivel de dificultad del examen.

Sus preguntas eran realmente difíciles, pero Sylvia ya se lo habría dicho a su padre si fuera innecesario, llamándolo un examen basura en el que no valía la pena gastar diez días y su creador un profesor basura.

Pero este examen no fue nada de eso.

Cada problema presentaba nuevas posibilidades y direcciones, inducía transformaciones inesperadas, una utilización y una aplicación impactantes fuera de ella, y promovía el pensamiento flexible inherente al problema en sí.

Independientemente, no fue diferente a participar en un ‘campo de entrenamiento’. Su nivel de dificultad también aumentó considerablemente a partir de la sexta pregunta.

Los magos creían que subirían a un nivel completamente diferente si obtenían una puntuación perfecta. La Carta de Recomendación fue solo una ventaja inesperada.

10 horas.

11 horas.

12 horas …

“…!”

Doce horas hoy y dieciocho horas ayer. Después de un total de 30 horas de arduo trabajo, finalmente resolvió el número 7.

Sylvia manifestó el circuito a través de la magia, que se elevó en el aire en forma de esfera.

Parecía una estrella ardiente que combinaba fuego y tierra, viento y agua, provocando un brillo tan brillante que llegaba incluso a los bordes de su sala.

Sylvia quedó brevemente hipnotizada por su belleza.

Pero poco después, suspiró mientras miraba el reloj.

 

[6 PM]

 

Era hora de hacer otro examen.

Después de peinarse, salió de la torre. Todavía había mucha gente en la entrada principal, así que dio la vuelta por la parte de atrás, donde se topó con alguien.

“Oh, ¿Sylvia?”

Epherene.

“… ¿Vas a hacer otro examen?” Preguntó Epherene.

Sylvia caminó sin molestarse en responder, pero en algún momento, ambas hicieron la misma pregunta.

“¿En qué número estás—?” Sus palabras se superpusieron.

Sylvia guardó silencio.

Epherene se encogió de hombros y habló primero. “… Actualmente estoy resolviendo el número 7.”

Sylvia respondió honestamente. “Numero 8.”

“¿Qué? ¡¿Ya los resolviste todos?! “ Los ojos de Epherene se abrieron de envidia.

“Resolviendo.”

“… Ah. Tu eres rápida. Estoy atrapada en el número 7.”

Epherene sonrió amargamente mientras se rascaba la nuca, pero Sylvia pasó junto a ella sin decir mucho.

Sin embargo, se sintió retorcida en el fondo.

Si ya estaba respondiendo al número 7, entonces Epherene fue mucho más rápida de lo que esperaba. Solo había un problema que los separaba.

¿Está mintiendo? ¿O soy demasiado lenta? Sylvia estaba resentida con ella por razones que no podía comprender. El problema era el tiempo.

Los exámenes falsos estaban tomando demasiado de ese tiempo, lo que le impedía gastarlo todo en los exámenes reales.

 

*****

 

Epherene, que tomó caminos separados con Sylvia, llegó al café. Sintió que había gastado casi mil Elnes solo en café durante el período de exámenes.

Escaneó el interior en busca de algún periodista. Para ella, la fórmula era ‘reportero = entrevista = café y pan gratis’.

“… Ninguno. Tsk.” No le quedó otra opción que comprar café y pan con su propio dinero.

Las palabras de Sylvia vinieron a su mente mientras se sentaba. “Número 8 … He estado estancada en el número 7 durante los últimos dos días.”

Durante esas cuarenta y ocho horas, sintió como si se contagiara de una enfermedad.

Incluso gritó que dejaría de fumar por pura rabia, pero se calmó y se sintió mucho mejor después de encontrar una pista para la solución del problema.

La felicidad que trajo ese momento fue incomparable a todo lo que había sentido antes. “… uff.”

Epherene conjuró maná en la punta de sus dedos y pensó en el número 7 mientras tomaba café y masticaba pan.

De repente, se preguntó qué estaría haciendo Deculein.

“Lo resolveré incluso si tengo que ir tras de ti …”

Epherene salió del establecimiento tan pronto como terminó de comer y regresó a la torre.

Mirando hacia el cielo, encontró una estrella brillando tan brillante que parecía un malvavisco flotando en medio de la vasta oscuridad del universo.

“…!”

Los ojos de Epherene se agrandaron, sus pupilas reflejaron el objeto celeste.

La iluminación se extendió por su columna vertebral.

Se apresuró a regresar a su sala de examen y comenzó a liberar maná.

“Está funcionando. ¡Definitivamente está funcionando! Será mejor que …”

La estrella en el cielo nocturno le sirvió de inspiración.

Calculó el circuito bajo la condición registrada en el papel de prueba para identificar la solución, creó una estimación usando la fórmula que la solución usó como base, e implementó la magia que cumplía con las condiciones del problema…

“… ¿Lo he resuelto?”

Ella conjuró una [Estrella Artificial] reuniendo los atributos de fuego, viento, tierra y agua. La cohesión pura y suave hizo que Epherene se rompiera sin siquiera darse cuenta.

“Oh, vamos …”

Durante treinta minutos, las lágrimas de Epherene rodaron por su mejilla sin cesar.

“Sniff … Sniff…” Epherene se secó las pestañas empapadas y pasó a la página siguiente.

“…”

En el momento en que vio el número 8, la última pregunta, y sus circuitos mágicos y condiciones que llenaron la mitad de la página …

“Ah, no, esta locura—”

Casi se desmaya.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente