Capítulo 9 – KD – En una cierta vida cotidiana (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando la oscuridad coloreaba el cielo nocturno y las estrellas brillaban en su interior, un hombre tendido en el sofá abrió los ojos.

El cielo nocturno estrellado visible a través de la ventana era hermosa. Dado que eso es lo que todos los demás dicen, ese debe ser el caso.

Sin embargo, no podía simpatizar con ese pensamiento ya que, para él, las estrellas que colgaban del cielo nocturno no le hacían sentir nada.

Todas las noches, el hombre intentaba dormir, pero eso era simplemente una cuestión de formalidad. Con el fin de recobrar la vida cotidiana perdida y comprender las emociones de la gente común, cerraba los ojos por la noche e inducía sus movimientos físicos a un estado similar al de dormir.

Pero no se durmió. Para ser exactos, no pudo conciliar el sueño.

Pasando el tiempo como una persona con insomnio, ocasionalmente sentía que su cuerpo estaba siendo enterrado en la oscuridad. Al igual que dejar una gota de sangre en un lago claro, los límites entre su cuerpo y la oscuridad se volverían más tenues y cuando eso sucediera, sus cinco sentidos enterrados en la oscuridad también se volvían confusos.

Como si estuviera viendo la vida de otra persona desde un costado, él mismo estaba allí, pero al mismo tiempo se sentía como si hubiera algo más aparte de él mismo.

Eso no fue una gran sensación.

Actualmente, estaba sintiendo que sus sentidos se debilitaban. Incluso entonces, las cosas mejoraron en esta ronda porque solo sucedió durante la noche. En las rondas anteriores, no existía el día y la noche.

Y esos sentidos suyos se volverían claros de nuevo al matar a un enemigo. El ‘enemigo’ mencionado aquí se refiere a aquellos que caen bajo su percepción de un enemigo.

Había varias regulaciones que seguía al discernir a un enemigo.

Si hubiera alguna posibilidad de que apresuraran el Apocalipsis, o tuvieran un historial de hacerlo, o fuera un demonio… además de individuos, grupos, conceptos y fenómenos que no podían dejarse con vida.

Siempre que mataba a esos enemigos y sentía que el Apocalipsis se alejaba visiblemente; solo entonces Yu Jitae sentiría que sus sensaciones dispersas se acumulaban y se volvían más claras. Debido a que encontraba desagradables sus sensaciones bromosas, un placer no tan pequeño lo siguió al matar a un enemigo.

Era peligroso sentir alegría por matar humanos. Como había sentido a lo largo de su vida al ver todo tipo de entretenimientos, las alegrías provenientes de este tipo de entretenimiento eran de corta duración y se volvían más pequeñas a medida que aumentaba su frecuencia, y daban como resultado una forma autodestructiva cuando era adicto. Por lo tanto, desde una determinada ronda, Yu Jitae se contuvo de la violencia y el asesinato innecesarios.

Incluso entonces, aún tenía que haber una ronda tan pacífica como esta.

Por lo tanto, el regresor estaba un poco ansioso.

Pensó que tenía que salir corriendo de inmediato por esa puerta y masacrar a los que tenían que ser asesinados. Su historia de fracasos que se prolongó durante cientos y decenas de años se convirtió en un sello, se selló en un rincón de su cerebro y lo inquietó.

“…”

Mientras estaba acostado, Yu Jitae giró la cabeza y miró la pared de la sala de estar. Al otro lado de la pared, tres Dragonas dormían en su cama.

Una casa pacífica, Dragones como seres individuales y él mismo como guardián.

De repente, tuvo el pensamiento de que este lugar no era adecuado para él, como un jardín de flores de colores naturales con una espantosa roca en su interior. El mero hecho de que estaba imitando el sueño de una persona a pesar de su incapacidad para hacerlo era una prueba.

Sin embargo, las cosas que tenía que hacer no cambiarían solo porque sintiera eso, y eso era solo otra adición a la sensación de distancia que tenía que perseverar.

Una vez más, cerró los ojos.

En ese momento, se escuchó una pequeña voz susurrando. No le interesaba el voyerismo o el escucha a escondidas. El hecho de que todavía pudiera escuchar algo, debe ser porque uno de los Dragones aumentó directamente su propia presencia.

Lo más probable es que fuera Bom.

—¿Eso, es un macaron… un…? ¿No es un macaron…?

Entonces, escuchó a Kaeul hablando en sueños.

—Entonces…? ¿Un…Un fatcaron…? ¿Doble fatca …?.

Su sexto sentido noto la mano de Bom acariciando el cabello de Kaeul mientras dormía.

—Yeorum, ¿Vas a dormir abrazando eso?

La siguiente voz que escuchó pertenecía a Bom.

—Sí, creo que dormiré profundamente.

—Te debe haber gustado. Pero las espadas no deben abrazarse mientras duermes.

—Aunque también me voy a mastur*bar con esto.

Entonces, la última voz que escuchó fue la de Yeorum, que era más brillante que antes.

—Pero aún así, es bueno que te guste mucho, Yeorum.

—…Oye.

—¿Nn?

—¿De verdad me vas a llamar así? ¿‘Yeorum’?

—Nn. ¿Por qué? ¿No te gusta el nombre?

—Bueno, está bien, pero.

Bom esbozó una leve sonrisa.

—Yeorum, también debes llamarme Unni.

—¿Yo? ¿Por qué?

—Esto es Corea, y yo soy mayor que tú.

—… Tú, ¿de verdad estás pensando en vivir aquí?

—Nn.

—¿Por qué?

—Hmm… Al principio iba a vivir aquí porque no podría huir en primer lugar, pero ahora, es muy divertido quedarme aquí. ¿Qué hay de ti? Si quisieras irte durante el día, podrías haberlo hecho. ¿Por qué no te fuiste?

—Bueno, también pensé que sería difícil escapar y hasta que me vuelva lo suficientemente fuerte como para golpearle el cabeza a ese bastardo, me quedaré aquí.

Ese bastardo, probablemente se refería a Javier Carma.

—¿Vas a convertirte en discípula de ahjussi?

—No. No me interesa eso.

—¿Entonces?

—Solo, solo…

Yeorum vaciló, incapaz de encontrar una respuesta.

—Yo tampoco lo sé.

—Hmm…

—Lo que sea, solo durmamos.

—Si. Buenas noches.

Su conversación se detuvo.

Pronto, la voz más calmada de Yeorum llegó a sus oídos.

—A ti también, unni.

 

*****

 

Al abrir la ventana, pudo escuchar el gorjeo de los pájaros. Al día siguiente, Bom estaba ocupada desde la mañana y dentro de la cocina arqueada, se escucharon sonidos de un cuchillo cortando cosas.

Yu Jitae buscó su copia, pero ya se había ido para su trabajo.

“Todos, vengan a comer. Cuando te sientes deprimido, necesitas comer algo delicioso.”

Lo que Bom había hecho era similar a una sopa espesa.

… Para ser honesto, no tenía idea de qué era.

En duda, Yu Jitae trató de poner su cuchara y la revolvió. Afortunadamente, la cuchara de metal poniéndose amarilla o derritiéndose no sucedió.

“Wow, ¿Unni hizo esto? ¡Ha sido tanto tiempo!”

Kaeul corrió emocionada y Yeorum, con una expresión mucho mejor que antes, se sentó en su silla.

“Gracias por la comida.”

La hora de la comida tan esperada. Kaeul tomo una cucharada de la sopa y se puso rígida.

Entonces, de repente hizo una sonrisa brillante.

“Kuu, como se esperaba …”

…?

“La comida de Bom-unni tiene su propio encanto único. La comida de los humanos también es súper deliciosa, pero no tienen este tipo de cosa, ¿verdad, unni?”

Era una pregunta para Yeorum, quien también asintió obedientemente.

“No está mal.”

Luego ella comenzó a tragárselo.

Yu Jitae las miró fijamente a las dos por un rato, antes de probar una cucharada él mismo, pensando que tal vez los platos anteriores solo habían sido fallas.

Sin embargo, en el momento en que entró en su boca, sintió como si su lengua se hubiera entumecido. Todavía estaba extremadamente salado y amargo … en cualquier caso, estaba por todo el lugar.

Con eso, hubo otro hecho nuevo que el Regresor llegó a saber sobre los Dragones. La lengua de los Dragones, aunque muy similar a la de los humanos, estaba fundamentalmente rota en alguna parte.

A pesar de eso, todos comieron bien.

En ese lugar donde los silenciosos ruidos de los cubiertos eran las únicas fuentes de sonido, Yu Jitae pensó en la vida del más allá. En esta ronda, el primer paso que tenía en mente era reunirlos a todos en un solo lugar sin depender de la fuerza, y eso había tenido éxito.

Por lo tanto, era hora de pasar al siguiente plan.

En cada ronda, la muerte de los Dragones fue la causa del Apocalipsis. Aunque se debió principalmente a fuerzas externas, también habían acabado con sus propias vidas algunas veces. Un ejemplo fue la ronda anterior, cuando Yu Jitae las había encerrado por completo.

Pensando en retrospectiva, debe haber sido porque no estaban felices, y porque juzgaron que sería mejor simplemente morir en comparación con mantener esos recuerdos infelices durante unos miles de años, esa debe haber sido la razón. Entonces, para detener el Apocalipsis, tenían que ser felices.

Tuvo una profunda contemplación sin una palabra. Traerlas aquí fue bueno, pero ¿y si los encerraba aquí y les impedía hacer lo que querían? Eso probablemente no sería muy diferente de los días en que estuvieron confinados en el laberinto subterráneo.

Tenían que hacer lo que quisieran y él tenía que guiarlas hasta que pudieran sentir la felicidad de ese proceso. Por sus recuerdos eternos que nunca serían olvidados.

Por lo tanto, decidió que ellas comenzaran en la escuela de la ‘Guarida’, la ciudad académica donde muchos adolescentes superhumanos se involucraron entre sí. Allí, sería fácil regularlas durante cinco años, que es el número mínimo de años para la matrícula y también ayudaría a su autorrealización.

Así que busco la fecha de inscripción y, afortunadamente, actualmente era el período de solicitud de admisión.

Después de la comida, Yu Jitae les dijo.

“Chicas, vamos a hacer carnet de identificación.”

 

*****

 

“¡Uwah, el aire es tan bueno!”

Gritó Kaeul.

El lugar al que las llevó Yu Jitae no era otro que la región Jeongseon de Gangwon-do. No muy lejos del Portal Bureau, había una zona residencial en mal estado.

Aquí había tiendas que aceptaban solicitudes de políticos, empresarios, extranjeros e incluso cazadores para lavar sus identidades o fabricar certificados. En palabras más sencillas, era el área de lavado de identidad más grande de Corea.

Caminando a través de la brecha entre las pequeñas vallas, caminó hacia el sótano de una villa que no contenía ni una señal, pero estaba inesperadamente ajetreado por dentro. Había todo tipo de superhumanos y, como esperar a los cajeros de un banco, ellos tenían boletos en la mano y esperaban mientras hacían sus propias cosas.

Tan pronto como Yu Jitae y las tres Dragones entraron al lugar, se formó un murmullo.

“uh…?”

“Haah …”

Sin excepción, todas las personas lanzaron miradas. Se escucharon murmullos de admiración y también se pudieron escuchar susurros parlantes. Esas eran miradas que Yu Jitae había sentido mucho mientras estaba con Bom.

A veces, había miradas indisimuladas mezcladas dentro, pero no le importaba demasiado.

Cada Dragon tenía una autoridad llamada [Trascendencia (S)]. Contra existencias que no alcanzaban cierto nivel, constantemente extendía un aura que hacía difícil acercarse a ellas.

Entonces, aunque los mirarían por un tiempo, pronto se sentirían extrañamente agobiados y apartarían la vista. Esa fue la razón por la que estas jóvenes sin ningún conocimiento sobre los asuntos mundanos no se metieron en problemas a pesar de tener rostros tan hermosos.

[152]

En la pantalla apareció su número de espera.

Yeorum y Kaeul tomaron sus fotos porque Bom ya tenía una identidad. Aproximadamente en el momento en que él presentó los documentos, Bom le hizo una pregunta.

“¿Podemos salir y jugar un poco? Había muchas cosas interesantes afuera.”

En cualquier caso, pasaría algún tiempo hasta que se emitieran los carnets. Yu Jitae asintió en respuesta, pero Kaeul vaciló.

“Unni, ¿puedo quedarme aquí?”

“¿Nn? ¿Por qué?”

“¡Parece que llegué a un lugar sospechoso y siento que también me convertí en una mala persona!”

La baby chicken puso cara de ‘mala persona’, pero eso no estaba nada mal.

“Está bien. Quédate con ahjussi. Entonces, ¿podemos jugar antes de volver a casa de inmediato?”

“Está bien.”

Fue cuando ellos se quedaron atrás en la caseta de aplicaciones, con Kaeul viendo a los humanos y Yu Jitae esperando los carnets de identificación.

Unas cuantas miradas empezaron a irritar sus sentidos. En comparación con las miradas ligeramente explícitas de antes, contenían deseos mucho más sucios.

Él se volteó hacia Kaeul.

Llevaba unas faldas de tenis que compró ayer mientras hacía las compras. Debajo de la falda a cuadros rosa, dos piernas se extendían a lo largo y ancho. Pero, desde hace algún tiempo, dos hombres de mediana edad con grandes complexiones miraban persistentemente las piernas de Kaeul.

El hecho de que pudieran mirar a un Dragon con esos ojos, significaba que eran superhumanos a un nivel decente.

“¿Un? ¿Por qué?”

Quizás sintiendo un cambio en la atmósfera de Yu Jitae, Kaeul parpadeó. Yu Jitae negó con la cabeza.

“No es nada importante.”

A pesar de haber dicho eso, la mirada del Regresor se enfrentó a los hombres de mediana edad y sus ojos se encontraron. Después de mirarse el uno al otro por un rato, los dos evitaron el contacto visual y se susurraron.

“¿Es su novio? ¿Está cargado de dinero o algo así? ¿Debe estar comiéndosela todos los días?”

Se estaban compartiendo palabras tan vulgares. Quizás pensaron que solo se susurraban entre ellos, pero Yu Jitae tenía oídos agudos.

Kaeul, tal vez de sed, se acercó a un purificador de agua y comenzó a llenar su vaso con agua. Fue entonces cuando uno de los dos se acercó a Kaeul.

“Oiga señorita.”

“¿Sí?”

“¿Cuál es tu nombre?”

“¡Soy Kaeul! ¡Yu Kaeul!”

“Ah, Kaeul. Ese es un bonito nombre. ¿De dónde vienes?”

“¡Mi casa!”

“¿Dónde está tu casa?”

“Mmm … Seúl, Nonhyeon-dong xx- …”

Cuando Kaeul comenzó a revisar la dirección, los hombres de mediana edad soltaron risas vacías, como si lo encontraran absurdo antes de volver a preguntar.

“Entonces, ¿qué hay de esa persona de allí? ¿Él es tu novio?”

“¿No? ¡Es nuestro ahjussi!”

“¿Ahjussi? O qué, ¿entonces no es tu novio, sino un tío o algo por el estilo?”

“Si.”

Al escuchar esa respuesta, aparecieron sonrisas en sus labios y uno de ellos preguntó con una voz sutil.

“¿Entonces los ahjussis también tenemos una oportunidad?”

“¿Disculpe?”

“¿Quieres jugar con estos ahjussis hoy? Tenemos mucho dinero. Te haremos más feliz que un bastar*do como ese.”

Alrededor de ese punto, Yu Jitae levantó su cuerpo. A lo largo de la repetición de sus vidas, hubo un número sorprendentemente grande de personas así, y sus siguientes acciones también fueron obvias. No había necesidad de esperar y ver más.

“Kaeul.”

“¡Sí ahjussi!”

“Conoces las coordenadas espaciales de nuestra casa. Vuelve primero.”

“¿Sí? Pero…”

Ella, que parecía triste porque quería quedarse allí un poco más, vio la expresión de Yu Jitae y asintió con cautela.

 

*****

 

Detrás de las calles de una tranquila zona residencial, cuando el cielo se convirtió en un cielo nocturno y el anochecer se asentó, las luces de la calle parpadeaban y destellaban.

Cada vez que la luz destellaba, el cuerpo de un hombre mojado en sangre aparecía desde dentro de la oscuridad antes de desaparecer nuevamente. La cabeza fue aplastada y el cadáver quedó arruinado más allá del reconocimiento. Su cuello, que acababa de ser abierto, tenía un torrente de sangre.

Yu Jitae, que encontró la luz desagradable, movió su intención asesina y rompió las luces de la calle. Y pronto, dentro del callejón que había sido completamente devorado por la oscuridad, el hombre miró a uno de ellos que aún estaba vivo.

“Hu, huuk… ppor…por..por fav…”

Se había orinado de miedo y estaba dejando escapar lágrimas y mocos. Después de presenciar claramente la muerte de su amigo, se arrodilló y frotó las manos como una mosca.

“Per…Per.. perdon…”

No había ninguna palabra que Yu Jitae quisiera escuchar de él.

Sin embargo, mientras desahogaba su enojo, hubo una duda que golpeó su mente.

¿Por qué este tipo llevaba algo parecido a una máscara humana sobre su rostro?

Yu Jitae agarró su rostro con una mano, y con un fuerte agarre que podría aplastar el acero refinado, aplastó el rostro del hombre y lo levantó.

“¡Kuhuk, kuha …!”

Mientras el hombre estaba oprimido por la intención asesina y asfixiado, jadeando por respirar, Yu Jitae miró fijamente su rostro al descubierto que había sido revelado.

Era un rostro familiar. Había estado dentro de los recuerdos que le había traído su copia.

Rebuscó en el bolsillo del hombre y sacó una billetera antes de revisar el carnet de identificación.

[Jo Hosik]

Ah — y solo entonces se acordó.

Este tipo, era el traficante de personas que la policía local de la Guarida estaba buscando, día y noche.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »