Capítulo 73 – KD – Fin: Muerte Danzante dentro de Masquerade (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Wei Yan llamó a su asistente Kwok Pan Wei.

“Sí, profesor. Me llamo.”

Kwok Pan Wei juntó las manos temblorosas.

Ahora que [Melissia Masquerade] estaba a la vuelta de la esquina, Wei Yan estaba tan sensible como siempre. Había muchas cosas que hacer y Kwok Pan Wei había recibido sus órdenes varias veces al día.

Pero esta vez, el ambiente era bastante extraño.

“Tengo algunas de mis personas dentro de la Asociación Internacional de Cazadores. Eres consciente de eso, ¿verdad?”

“Sí, profesor. Por supuesto …”

“Uno en recursos humanos, uno en los suministros, tres en la línea del frente y dos del grupo de mando … Tengo muchos oídos repartidos en todos los lugares y escucho muchas historias.”

“…Sí.”

“Pero la mayoría de los informes que recibo no son interesantes. Las historias de los altos mandos con grasa abdominal almacenada son siempre una u otra.”

Kwok Pan Wei puso los ojos en blanco porque esta vez, la explicación de Wei Yan fue mucho más larga de lo habitual. ¿Qué estaba tratando de decir?

“Pero … hoy fue un poco interesante.”

“…?”

“Hubo una carta oficial enviada en secreto a la familia real de Japón.”

Sorprendido, Kwok Pan Wei abrió mucho los ojos.

¿La familia real de Japón?

Si eso fuera cierto, lo más probable es que la carta estuviera relacionada con Melissia Masquerade.

“Bueno, nosotros los demonios tampoco somos existencias perfectas, y en el momento en que el Prototipo X se convirtió en un fracaso, también se volvió imposible conectar completamente nuestras mentes. Entonces es posible que haya una pequeña rata de la asociación. Entiendo eso.”

“…”

“¿Un documento oficial de la asociación para Japón? Posible. Podrían haber tenido una pista al respecto, pero ¿enviándolo a la familia real de Japón, y no a un gremio aleatorio de Japón? Yo no diría que eso es posible. La asociación y la familia real no son lo suficientemente cercanos como para enviarse saludos, ¿verdad? En otras palabras, existe una alta probabilidad de que la asociación esté al tanto de cada indicio de tinta que hay en nuestro documento estratégico. Aigo, pero ¿sabes qué?”

“…”

La expresión de Wei Yan se arrugó como un fantasma diabólico, cuando Kwok Pan Wei sintió que algo reprimía su respiración.

“No sé de qué se trata esa ‘carta’.”

“…”

Hubo una brecha en los datos y la información.

La asociación comenzó a prepararse contra las estrategias de los Indetectables, mientras cuando ellos ni siquiera habían captado la intención de la asociación.

“Ve a buscar a la rata. Si no puedes encontrarlo, tráeme una cola al menos. Si ni siquiera puedes encontrar eso, encuentra los rastros.”

Debido a la aparición de una existencia increíble llamada X, las cosas empezaron a ir hacia el sur y el profesor asistente había sido abofeteado varias veces. Ya sabía que Wei Yan lo había etiquetado como inútil, pero esta vez, fue barrido por una ansiedad diferente.

“Si ni siquiera puedes encontrar los rastros … ¿por qué te mantengo?”

Kwok Pan Wei comenzó a moverse.

Pasando noches sin dormir, revisó los registros de entrada y miró a través de las cámaras de vigilancia de las áreas circundantes. Buscó entre los artefactos de seguridad y buscó locamente todo lo que podría haber causado una fuga de información.

Sin embargo, no pudo encontrar ningún rastro de forasteros acercándose, y fue entonces cuando algo apareció en su cabeza.

“De ninguna manera, esta perr…”

Con una expresión rígida, llamó a su asistente Hashimoto. Conocía uno de los secretos más importantes de Melissia Masquerade, porque él mismo se lo había contado. Cuando la pequeña Japonesa de unos veinte años entró en la oficina, Kwok Pan Wei la empujó contra la pared.

“¡Ahk! ¿Qué…Qué estás haciendo?”

“¿Cómo pudiste hacerme esto, per*ra?”

“Qué…?”

“¿Cuántos años trabajamos juntos y, sin embargo, me traicionaste así? ¿Qué te tentó eh? ¿La asociación te dio dinero? ¿Te prometieron una vida mejor? ¿O te permitieron vivir sin que otros se enteraran de que eras un demonio? ¡Cómo te atreves! ¡Cómo pudiste traicionarme!”

Kwok Pan Wei estaba furioso como el fuego. En lugar de la certeza de que Hashimoto era el traidor, su rabia provenía de su ansiedad e inquietud.

Por lo tanto, cuando el miedo en el rostro de Hashimoto se desvaneció inmediatamente como una ilusión, Kwok Pan Wei sintió que sus emociones se desvanecían.

‘Su comando sobre la acción, my lord.’

Frente al incidente inesperado, el clon esperó la orden de Yu Jitae y la respuesta que recibió fue ‘haz lo que quieras’.

Pensando que estaba bien matarlo, el clon levantó la mano en un intento de aplastar el cuello de Kwok Pan Wei. Fue entonces cuando la expresión de Kwok Pan Wei se volvió extraña.

“Eso fue enserio huh…”

“…”

“Hashimoto. Desde… desde cuando estabas… No, no es eso. Ahora ni siquiera puedo creer que seas la Hashimoto que conozco. Mald*ita sea…”

Después de murmurar eso, apartó su mano del cuerpo de Hashimoto. Luego preguntó con un tono sugerente.

“… Entonces, ¿qué propuso la asociación a cambio de la información? ¿Fue dinero o tal vez una nueva vida?”

Sus ojos cambiaron en un instante.

‘Este tipo.’

Una leve sonrisa apareció en los labios del clon. Este demonio imperfecto estaba tratando de abandonar la sociedad de los demonios.

“No soy Hashimoto. Esa joven demonio ya no está en este mundo.”

“…”

La expresión de Kwok Pan Wei cambió varias veces en el lapso de unos segundos de sorpresa, ira y resignación. De repente, comenzó a empujar a Hashimoto al almacenamiento, y el clon permitió que sucediera.

“¿Qué estás haciendo?”

“Ha…Hablemos de negocios.”

“Que negocios. Es bastante gracioso que un maldito demonio esté hablando de cosas como una ‘nueva vida’. ¿Qué tipo de uso tiene un peso muerto como tú?”

“In…Incluso si me veo así, soy un profesor asistente.”

Kwok Pan Wei cambió rápidamente de actitud.

“Lo conocí en el mismo grupo de estudio como senior y junior en Beijing. Me quedé con Wei Yan y meneé la cola durante más de 10 años. No lo sabrías ya que no eres Hashimoto, pero ladré cuando me dijo que lo hiciera y enterré algo cada vez que me dijeron que lo hiciera. Hay pocas cosas que se hacen detrás de las cortinas de las que no soy consciente.”

Dentro de su expresión desesperada había un rastro indiscutible de servilismo.

“Estoy cansado de arrastrarme como un perro humilde en un lugar donde podría perder mi vida cualquier día. Mientras pueda mantener mi vida, incluso con mucho gusto entraría en la prisión subterránea de la asociación. Por favor dígales amablemente. Por favor…”

La situación se estaba desarrollando de una manera divertida. El clon cerró los ojos y pensó para sí mismo, ya que su lord había dejado las cosas a su propia decisión.

Si esta fuera la sexta repetición y Melissia Masquerade fuera a terminar como un juego de niños, y si él quisiera ver a Wei Yan hacer el ridículo al recibir una denuncia pública en la televisión, la vida de este demonio imperfecto en el frente podría haber continuado un poco más de tiempo.

El plan original de Yu Jitae había sido hacer que Wei Yan perdiera todo lo relacionado con los medios en los que más creía.

Sin embargo, la séptima repetición era diferente.

“Parece que no tienes idea de cómo van las cosas en este momento.”

“…!”

“No entiendo por qué Wei Yan te mantiene como perro guardián. Tu visión es limitada; no puedes leer el estado de ánimo y eres un cobarde.”

Los ojos de Kwok Pan Wei se abrieron de par en par por las palabras del clon. Gritando: “Tú per*ra!”, corrió hacia arriba en un intento de estrangular al clon.

Fue en vano, ya que el clon sujetó el cuello de Kwok Pan Wei y lo estrelló contra la pared de almacenamiento.

¡Kung!

Un fuerte agarre, impensable de un ser que parece una muñeca delgada, suprimió el aliento de Kwok Pan Wei. En la séptima repetición, Melissia Masquerade estaba resultando ser una escena demasiado grande. No había lugar para un simple perro guardián en un lugar como ese.

“Al menos un perro es leal a su dueño…”

El grueso cuello fue aplastado en un instante.

 

*****

 

Asvbvbnsp. (Publicado hace 12 horas)
Vistas: 152 Like: 27

 

Mientras que un pequeño cambio debajo de las aguas estaba ganando tamaño lentamente, un cambio ligeramente mayor estaba comenzando a ocurrir bajo los cielos.

“Fuerzas Especiales de la Familia Real … jaja, ¿qué trae a gente tan estimada como ustedes aquí?”

El CHC (Comité Central de Cazadores) de Japón solicitó participar en una protección especial durante la incursión a Melissia Masquerade.

Significaba que la mitad de las fuerzas que estaban destinadas a proteger a la familia real, estarían protegiendo a los cadetes. Naturalmente, era una solicitud por la que valía la pena arrodillarse, pero después de darse cuenta de que algo extraño estaba sucediendo en el evento, el director de la Guarida Ha Sukmoo estaba a punto de rechazar su oferta.

Si no fuera por una llamada urgente a través de la línea VVIP de la asociación, Ha Sukmoo habría rechazado su oferta, mientras cancelaba Melissia Masquerade por completo.

Sin embargo, la Guarida estaba sistemáticamente bajo el mando de la Asociación Internacional de Cazadores, y debido a la estructura, Ha Sukmoo no tuvo más remedio que mantenerse alejado del asunto.

Así fue como los superhumanos de la Familia Real terminaron protegiendo a los cadetes de la Guarida.

Mientras tanto, Yu Jitae llevó a Yu Bom afuera.

A pesar de su repentina llamada, Bom no le preguntó el destino ni el motivo y procedió a cambiarle el color de su cabello y cara. Como ella actuó como si supiera perfectamente lo que iban a hacer, no había necesidad de que él se molestara en explicárselo.

“¿Es una carta de recomendación?”

“¿Puedes escribirme uno?”

Yu Jitae solicitó una carta de recomendación de BM.

“Esta es una deuda, está bien. Por favor, devuélvame el pago con la tarifa de alquiler mensual de esos tipos.”

“Está bien. Entendido.”

BM rápidamente le escribió una carta de recomendación.

Los dos se dirigieron directamente a la oficina de la Fuerzas Especiales de la Familia Real de Japón, y buscaron a una mujer de unos treinta años en el centro de comando subterráneo.

“…”

Superhumano de rango 13 del ranking mundial.

La Espada de la Familia Real, Minamoto Ai, miró a los dos con una aguda mirada de observación.

“Soy Minamoto. ¿Ustedes son?”

“Cazador de Demonios.”

“Hola, soy la asistente.”

Yu Jitae y Bom respondieron, mientras Minamoto fruncía el ceño.

“Jo*der, ¿Estás aquí para bromear conmigo? ¡Dime nombre, afiliación, relación con BM y tu razón para venir aquí!”

Como odiaban ser tratadas de manera diferente por ser mujeres, las mujeres soldados que habían sobrevivido durante mucho tiempo en el campo de batalla tendían a tener tonos más duros que los hombres.

Ella fue un ejemplo de eso.

Yu Jitae miró profundamente a Ai con una luz evocadora.

En la tercera y cuarta repetición, ella había sido colega de Yu Jitae. Especialmente en la cuarta repetición donde Yu Jitae había sido miembro de la Gran Sociedad Natural, ella lo había respetado y seguido por detrás.

En ese entonces, había pasado bastante tiempo con Myung Yongha, así como con otros miembros de GNS, incluida Minamoto.

Por supuesto, eso fue todo en el pasado.

“La afiliación es la asociación. Deberías saberlo porque has visto la carta de BM, pero vine porque había algo que contarte en secreto.”

“…”

Minamoto frunció el ceño por la falta de información, pero no profundizó después de escuchar la palabra ‘asociación’. La asociación tenía una contraparte en las sombras que era tan grande como lo que se mostraba en el exterior.

“Está bien. Escuchemos la razón al menos.”

“Hay algo que decir con respecto a Melissia Masquerade.”

“Eso es de esperar teniendo en cuenta que eres de la asociación. ¿Qué es?”

“‘Ysayle Khalifa’ y ‘Noah’ vendrán.”

Una grieta apareció en la expresión indiferente de Minamoto.

Demonio de rango Desastre; Ingeniera Demonio Ysayle Khalifa.

Demonio de rango Catástrofe; Asiento del Más Profundo Deseo, Noah.

Eran nombres imposibles de ignorar, como soldado que había participado en la Gran Guerra de Asia Oriental.

“…¿Qué?”

“La fuente son mis propios ojos. Si no puedes creerlo, volveré.”

“Espera.”

En una situación como esta, solo había una opción para los soldados. Se quedarían en duda, mientras seguían escuchando la información.

“Continua.”

“Los Indetectables invertirán el 20% de su poder militar en Melissia Masquerade. Su objetivo es ofrecer 700 cadetes seleccionados de alto rendimiento como sacrificios para crear 100 nuevos demonios. En ese proceso, Wei Yan, que se convertiría en el dueño de los 100, pasará la prueba dada por el abismo y ascenderá a un Asiento.”

Comenzó una historia sin sentido.

“…Y entonces.”

“Dado que Masquerade es una mazmorra, está completamente aislada del exterior. Es el mejor lugar para que los demonios lleven a cabo su plan, y podemos masacrarlos a todos allí. Siempre que continúe así, claro.”

“Si la escala crece, el evento en sí se cancelará, ¿por eso me buscaste en persona?”

“Si.”

Masquerade era como una red; un lugar que reunió a todos los demonios dispersos en un solo lugar.

“…”

Atrapada en el medio, Minamoto Ai no tuvo más remedio que asistir, quisiera o no.

“Lleva rankers en los que puedas creer y en los que puedas confiar, que puedan actuar en privado. Si vas sola, seguro que morirás.”

Sus palabras atacaban su orgullo como ranker.

“… No lo sabes hasta que lo intentas. Es diferente ahora que durante la Gran Guerra.”

Yu Jitae negó con la cabeza.

Seguía siendo la misma.

Desafortunadamente, solo había alrededor de 3 personas entre los rankers del mundo que podrían luchar con un demonio de rango catástrofe 1 contra 1. Sin embargo, ninguno de ellos podía estar seguro de su victoria contra ellos.

La razón por la que los demonios permanecieron encubiertos a pesar de eso es por la diferencia en los números. En todo el mundo, había alrededor de 2 millones de soldados superhumanos a tiempo completo, pero solo había un poco más de mil soldados demonios.

“No hay necesidad de preocuparse. Yo mismo mataré al rango catástrofe.”

“¿Queeé? Jaja…”

Minamoto sonrió como si lo encontrara ridículo.

Pronto, una hebra de maná salió sigilosamente de su cuerpo. Fue una manipulación extremadamente secreta y delicada que trató de escanear a través de Yu Jitae, pero el cuerpo del Regresor rechazó su maná.

Cuando su maná fue resistido desde el frente, la fuerza reactiva golpeó su corazón y Minamoto dejó escapar un grito ahogado.

La alegría desapareció de su expresión.

“… ¿Quizás fue usted quien animó a la asociación a moverse?”

“Si.”

“Qué absurdo … ¿cuál es tu objetivo?”

“¿Objetivo?”

“Bueno, digamos que eres tan genial tú mismo. Entonces, ¿por qué me dices esto, cuando puedes hacerlo tú mismo?”

No podía hacer eso.

 

El planeta [Tierra] ha entrado en un estado anormal [Apocalipsis].

 

Esas eran las palabras que lo habían vuelto a visitar cada vez que el mundo se rebobinaba.

Estrictamente hablando, la causa de que la línea de tiempo del mundo se remonta, no fue por la muerte de los Dragones.

Cuando los bebés Dragones mueren, los Dragones adultos vendrían atacando y causando estragos, lo que a su vez resultaría en el Apocalipsis de la raza humana. Y cuando la raza humana esté casi extinta, el mundo retrocederá en el tiempo.

Lo que más perseguía Yu Jitae en la séptima repetición no era matar demonios. Una prioridad más alta en su lista era la felicidad de los Dragones.

El Regresor era consciente de que era el objetivo del placer de la matanza cada vez que mataba demonios.

Cuanto más tiempo sostuviera una espada, más vidas cotidianas serían, serviría para ser un problema. Ahora que apenas lograba llegar a la ‘vida cotidiana’, se convirtió en un aspecto que nunca debía escaparse de sus dedos.

Él cargaría con todo lo relacionado con los Dragones, pero los humanos también tenían que participar para detener el Apocalipsis. Y para compartir la carga, los rankers tenían que mantenerse con vida, ya que eran ellos los que podían cargar con el peso real.

Esta fue la razón detrás del plan del Regresor para Melissia Masquerade.

“No puedo permitir que mueras.”

Ajeno a los pensamientos internos de Yu Jitae, Minamoto frunció el ceño, antes de responder con una risita.

“Eso es bastante sencillo considerando que es nuestro primer encuentro … ¿Debes estar metido en mujeres mayores con buenos cuerpos?”

“…No lo creo ¿Verdad?”

Fue Bom quien respondió en su lugar.

“…”

“…”

Los dos permanecieron en silencio por un momento, y Bom tenía la misma expresión extraña pero indiferente de siempre.

“En cualquier caso, entiendo la situación. Reunámonos aquí de nuevo mañana a esta hora. Traeré a algunas personas.”

Eso marcó el final de su conversación.

 

*****

 

Al día siguiente, ella regresó con otras dos personas — dos rankers que no estaban vinculados a las relaciones internacionales y que podían ser solicitados en privado.

“Pensar que las cosas resultarían así …”

El hombre que llevaba un par de gafas de sol — BM — refunfuñó mientras tragaba vodka. Detrás de él llegó la voz de una anciana.

“Ehng. ¿Cómo podría ser de ayuda una abuelita con problemas para caminar como yo …”

“Como dije, vieja bruja, solo escucha al menos, ¿De acuerdo?”

“Tú, niña. ¿Estás seguro de que no te engañaron?”

“¡Quién crees que soy!”

Entró una anciana de rostro amable, que parecía tener más de 80 años. Ella era una Austronesia con el pelo blanqueado, la espalda encorvada y una pierna cojeando que requería el apoyo de un palo.

“¿Quién eres? Por supuesto que no eres más que una joven inocente. Solo sabes usar tus puños. ¿No te dije innumerables veces que te engañan con demasiada facilidad y que necesitas filtrar lo que te dicen los hombres?”

“Ahh, como dije, eso no es así ¿De acuerdo?”

Yu Jitae conocía a esta anciana.

Era miembro de la Gran Sociedad Natural, quien en el pasado ocupó el sexto lugar del ranking de todo el mundo durante la Gran Guerra de Asia Oriental. Al ser una usuaria del raro tipo de bendición de telequinesis, se la conocía como la mejor manipuladora de esa bendición en el pasado.

“Encantado de conocerte, Li Hwa.”

Hubo un parpadeo en los ojos de la anciana.

Debido a una herida grave durante la Gran Guerra, su rostro había cambiado mucho. Se informó que había desaparecido después del final de la guerra, y casi no había personas que la reconocieran en estos días.

“Ai. ¿Te gustan los hombres malos?”

“No ¿Bien?”

“Muy bien… Al menos no parece un estafador al azar. Un placer conocerte. Escuchemos lo que nos tiene reservado.”

Bom la saludó con un pequeño asentimiento, mientras la anciana se sentaba junto a BM con una suave sonrisa.

“Cómo lo ves. ¿Eso es suficiente?”

Preguntó Minamoto.

“Si.”

Tener a BM, Li Hwa y Minamoto fue suficiente.

“Empecemos con el siguiente tema.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »