Capítulo 50 – KD – En lo muy profundo del abismo (4)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

A este paso, la espada estaba a punto de romperse.

Yu Jitae, que había estado reteniendo la espada para no apuñalar el corazón de Ha Saetbyul, cambió de opinión. Alterando levemente la trayectoria de la espada, dejó que le apuñalara el estómago [A ella no a él]. La sangre brotó de la herida a pesar de que la espada había evitado los órganos, pero no representaría una amenaza para su vida.

Después de dejar escapar un gemido, Ha Saetbyul abrió lentamente la boca.

“¿Por qué… por qué no me matas …?”

En lugar de la voz unisexual, habló con su propio tono de voz. Yu Jitae no respondió y la espada se detuvo en su lugar después de atravesarla.

En silencio, se quitó el abrigo y cubrió a Ha Saetbyul semidesnuda con eso. Ella estaba enterrada dentro de su gran abrigo.

“¿Por qué no me matas…? Fuiste tú quien me mató en el pasado …”

Levantó su cuerpo y se elevó a la superficie del agua sin una palabra.

“Deberías matarme… eso es lo que hiciste en el pasado también. Me mataste; me torturas toda una noche y lentamente me mataste — fuiste tú. No tienes idea de cuánto dolía en ese entonces, ¿verdad?”

Mientras Yu Jitae se dirigía hacia arriba, Ha Saetbyul lo miró como si él fuera un demonio encarnado y siguió balbuceando maldiciones.

“Me mataste y dejaste morir a otros también. ¡Eras un líder inútil! ¿Y ahora sientes un sentimiento de culpa o algo así? ¿Es por eso que no me estás matando a pesar de que me convertí en un demonio?”

Después de alcanzar el nivel de la superficie, Yu Jitae borro su presencia y cargó a Ha Saetbyul en sus brazos antes de volar a la distancia. Al otro lado del Océano de Hetheia, sin otros seres humanos a la vista, se dejó caer.

“¿Debes haber sentido pena? ¿Por mí? Quiero que sientas más y más pena porque realmente dolió en ese entonces.”

Siete repeticiones.

Aproximadamente 100 años de vida.

Había pensado que todos los recuerdos se habían vaciado en medio de esos largos años. Hasta ahora, eso es lo que había estado pensando, pero parecía estar equivocado.

“Esa mañana, tenía realmente …”

—Tengo … frío …

“… frío.”

Esa palabra de antes saltó las restricciones del tiempo y se convirtió en una daga que atravesó su corazón. Si Ha Saetbyul hubiera sobrevivido en ese entonces, ¿lo habría maldecido como ahora? Incluso ser un regresor no fue suficiente para que él pueda saberlo.

“¡¡Di algo—!!”

Gritó con una cara diabólica pero Yu Jitae permaneció en silencio.

En este momento, tenía dos enemigos: uno era Ha Saetbyul, que se había convertido en un demonio; y el otro era la existencia al otro lado del Horizonte de la Providencia.

La situación era compleja y confusa, pero el Regresor conocía un método que podía desatar el enredado nudo del destino. Cerrando los ojos, entró en la dimensión alternativa dentro de él junto a Ha Saetbyul.

 

Vacío del Abismo (S)

 

Era un lugar que Yu Jitae solía usar como almacenamiento. En la oscuridad, Yu Jitae y Ha Saetbyul abrieron los ojos y, a pesar del cambio en el ambiente, ella continuó gritando sin preocupación.

“¿Por qué no dices nada? ¡¿Por qué?! ¿Por qué no me matas? ¿No crees que es demasiado tarde para escapar de tu culpa? ¿Crees que dejarme vivir en este punto borrará tu pecado?”

Haciendo caso omiso de sus palabras, pensó.

Los ‘lords’ que residen en el abismo no pueden afectar directamente los eventos del mundo real. Por lo tanto, prestaron una parte de su poder a través de contratos y los resultados fueron ‘demonios’ como Ha Saetbyul, que estaba frente a él.

Había un método que podía permitir que Ha Saetbyul sobreviviera.

Para el Regresor, fue una tarea sumamente molesta, tediosa y molesta; era un método de mie*rda. Ese método era matar al Séptimo Lord del Abismo, Lakshata, que había firmado un contrato con ella.

“Eres un pecador. Debes recibir tu debido castigo después de cometer un pecado. Mátame. ¡Mátame una vez más como lo hiciste en el pasado! Y recuerda tu sentimiento de culpa olvidada. Lleva esos recuerdos y arrepiéntete. ¡Sufre! ¡Para siempre! Así que date prisa y…”

El problema de engañar con las características únicas del espacio del ‘Abismo’. Era profundo, oscuro y tan enorme como una dimensión, mezclado con las auras de innumerables lords. Encontrar el castillo de Lakshata en un lugar como ese también fue imposible para el Regresor, pero después de haber pasado por la liberación, el aura de Ha Saetbyul era similar a la de Lakshata.

En otras palabras, podría servir como dispositivo de navegación.

“¡¡Mátame-!!”

Pero había una cosa de la que había que ocuparse antes de ir a ver a Lakshata. Con una expresión relajada, Yu Jitae se agachó en el lugar y miró la expresión diabólica de Ha Saetbyul.

“Tú, no tienes talento como actora.”

“¡…!”

Su rostro parecía extrañamente tranquilo, pero aparentemente eso no era del agrado de Ha Saetbyul.

Con una corta distancia entre ellos, ella levantó la mano y movió su hombro junto con su cuerpo en un movimiento de abofetear.

¡Slap!

Sin embargo, quien terminó con la cabeza girada fue Ha Saetbyul: Yu Jitae la había abofeteado antes de que ella pudiera. Tocando su mejilla enrojecida, le miró mientras los labios del Regresor comenzaban a curvarse.

“Oi.”

“…”

“¿Es divertido entrar en el cuerpo de una pobre chica y hacer lo que quieras?”

Una voz seca escapó de sus labios.

 

*****

 

Yu Jitae no estaba aquí hoy.

Siempre que ese era el caso, ella esperaba frente a la entrada principal y lo esperaba con los ositos de peluche.

Pero ahora, ella sabía que incluso sin ella esperando allí, Yu Jitae regresaría en poco tiempo. Pensando en eso, Gyeoul rodó en el sofá de la sala de estar, que era el lugar favorito de Yu Jitae.

Sin embargo, de repente se sintió incómoda y, después de bajar del sofá, se dirigió con cuidado a la habitación de Bom. Y como para probar su intuición, las flores dentro de las macetas caían impotentes.

¿Qué hay de Bom-unni?

Ella no estaba dentro de su habitación.

Gyeoul creó agua de la nada con preocupación, y la gota de agua creada a partir del maná vaciló en el aire. Ella regó las flores marchitas, pero ni siquiera el agua que llevaba el aura de un Dragon azul pudo hacer nada con las flores.

Por lo tanto, ella caminó buscando a Bom.

Bom estaba en la veranda, al otro lado de la sala de estar. Sentada en el alféizar de la ventana, estaba mirando un lugar distante con una mirada inquieta.

Por alguna razón, Gyeoul se preocupó por ella y, por lo tanto, se acercó a Bom. Entonces decidió preguntarle con cuidado.

“…¿Estás bien?”

Bom la miró con una mirada bastante triste y solitaria.

“Un. Estoy bien.”

“…”

Abriendo los brazos de par en par, Gyeoul se acercó a Bom, quien la levantó y la sentó sobre sus piernas.

“…”

Después de colocar a Gyeoul sobre sus piernas, Bom volvió su mirada a un lugar distante.

Fue extraño. Había ‘algo siniestro’ que no podía ser visto por sus ojos mirando en la Providencia. Parecida a una gota de tinta sobre una pintura bien dibujada, que por sí sola se había desviado de la Providencia.

Y ahjussi definitivamente tuvo que enfrentar ese ‘algo siniestro’.

Quizás él resulte herido.

Quizás sufra.

Bom se mordió los labios.

En cualquier caso, ahjussi tuvo que mostrar su intención a ese ‘algo siniestro’, y tenía que obtener más información al respecto. Ese era el mejor camino de todas las posibilidades que había visto.

“…”

Cuando volteó la cabeza, encontró a Gyeoul mirándola con una mirada preocupada. Así, Bom fijó su expresión y acarició la cabeza de la niña.

“¿Deberíamos esperar juntas?”

Gyeoul asintió con la cabeza.

 

*****

 

Desde el principio, había estado pensando que algo era extraño.

El Prototipo X, y su apariencia y habilidad como demonio, así como las maldiciones que salían de su boca.

Como un dispositivo instalado con el único objetivo Yu Jitae, cada uno de sus componentes lo instaba a matar a Ha Saetbyul. Y, sin embargo, ahora que estaba retrasando el asesinato, reveló francamente su verdadero yo y lo estaba obligando a matarla.

Mata a Ha Saetbyul y sufre al pensar en esos recuerdos — ese fue el mensaje de ‘ese tipo’. Al ver que todavía no la iba a matar, empezó a hablar con su propia boca, a matarse y sentirse culpable por ello.

En verdad, eso fue algo ridículo.

Dentro de la oscuridad, Yu Jitae chasqueó los dedos. Junto con un clic, las manos salieron de la dimensión oscura y agarraron a Yu Jitae junto a Ha Saetbyul. Luego, las manos comenzaron a arrastrarlos más profundamente hacia el abismo.

Cuando llegaron un poco más adentro, el nombre de la habilidad cambió.

 

De [Vació del Abismo (S)]

A [Profundizando en el Abismo (S +)]

 

Comenzaron a descender a un lugar donde no se podía ver ni oír nada. Mientras tanto, Yu Jitae abrió la boca.

“Debe haber sido divertido, ¿verdad? Solo tenías que mirar desde un lugar distante y decir tonterías como quisieras.”

“¡…!”

Continuó.

“¿Deseas mi destrucción?”

La mujer abrió mucho los ojos. Esta mujer no era el Séptimo Lord del Abismo porque Lakshata tenía una voz unisexual.

Al mismo tiempo, ella no era la propia Ha Saetbyul.

La intención que había volado desde el otro lado del Horizonte de la Providencia había seguido la espada del protector y había entrado en el cuerpo de Ha Saetbyul.

En otras palabras, Ha Saetbyul frente a él, era ‘ese tipo’ que lo había maldecido desde el Horizonte de la Providencia y era la primera oportunidad que tenía de conversar con ese.

“¿Qué estás tratando de decir? ¿No recuerdas mi voz?”

Esperaba que abriera los ojos en estado de shock y le preguntara cómo lo había notado, pero aparentemente había decidido actuar hasta el final.

Yu Jitae ignoró sus palabras.

Alrededor de ese momento, las manos que llevaban a Yu Jitae y Ha Saetbyul alcanzaron un nivel muy profundo.

 

Profundidades del Abismo (SS-)

 

Lentamente, un aura demoníaca espesa y fangosa comenzó a llenar los alrededores. También era la primera vez que Yu Jitae pasaba de este punto, porque no había razón para que pasara por aquí. Sin embargo, el Regresor parecía desinteresado en algo así y abrió la boca mientras miraba a Ha Saetbyul a los ojos.

“No tengo idea de quién eres.”

“…”

“Tampoco sé por qué me estás haciendo esto.”

“¡…!”

“Probablemente tampoco lo digas, porque mi confusión y duda también serán tu alegría.”

El rostro de Ha Saetbyul se arrugó de una manera diabólica. Luego gritó: “¡De qué tonterías estás hablando!” tan fuerte como pudo. Yu Jitae se aseguró una vez más de que tenía razón, por el hecho de que un maná siniestro parpadeó junto a la espada que le clavaba el estómago, cuando ‘ese tipo’ se agitó.

“Como dijiste, soy un pecador. He matado a muchas cosas y hay muchos que han sufrido por mi culpa. ¿Es por eso que dijiste eso? ¿Sobre cómo necesito recibir el castigo por ser un pecador?”

Cuando Yu Jitae abrió la boca, ella comenzó a soltar un grito y una ráfaga de maldiciones. Mientras asimilaba todas esas palabras, Yu Jitae sonrió vagamente.

“He llegado demasiado lejos para la expiación.”

Caminó hacia ella. En un ataque, Ha Saetbyul le gritó que la matara, pero Yu Jitae la ignoró y continuó.

“Eso fue mucho tiempo.”

Sus gritos estallaron una vez más.

Era demasiado ruidoso para que él hablara. Yu Jitae agarró a ese tipo por el cuello y le bloqueó el aliento. El aire se sintió más pesado cuando la mirada del Regresor también se volvió más profunda.

“Al principio, estaba un poco enojado después de pensar que estabas interrumpiendo con mi repetición, pero ahora que lo pienso, parece que está bien. No me conoces bien y hay varias partes descuidadas. Si algo como esto es todo lo que has preparado, entonces creo que te faltan demasiado para incluso atreverte a hablar de castigarme. Por lo tanto, puedes hacer lo que quieras si lo deseas.”

Como si quisiera decir algo, Ha Saetbyul se quedó sin aliento, pero no tenía sentido escucharlo.

“Sin embargo, hoy y otros días — tal vez siempre. Será difícil encontrarme sufriendo por algo. He recibido más castigos de los que tú sabes, y actualmente también recibo algunos.”

Yu Jitae continuó lentamente sus palabras.

“Los años que he vivido ya han sido infernales. Estoy bastante acostumbrado al dolor.”

A través de los ojos de Ha Saetbyul, miró los ojos de la ‘existencia al otro lado del Horizonte de la Providencia’.

“Hiciste tu mejor esfuerzo, pero qué lástima, ¿verdad?”

Fue entonces cuando el [Reloj Antiguo (EX)], que había sido presionado, comenzó a revelar su poder nuevamente.

 

La Autoridad, el [Reloj Antiguo (EX)] ha recuperado su poder.

 

“A cambio… empezaré a investigar tu identidad. Cosas como quién eres y dónde te escondes.”

 

La Autoridad, el [Reloj Antiguo (EX)] ha confirmado rastros del otro lado del horizonte desde el objetivo, [Ha Saetbyul].

 

La Autoridad, el [Reloj Antiguo (EX)] está comenzando a reunir rastros de la revelada [Hostilidad].

 

Fragmento de rastro de la [Hostilidad] reunido: 1%…

 

Fragmento de rastro de la [Hostilidad] reunido: 2%…

 

Fragmento de rastro de la [Hostilidad] reunido: 3%…

 

Mientras tanto, ellos llegaron al suelo de las profundidades mientras las manos colocaban a Yu Jitae y Ha Saetbyul hacia abajo.

 

En lo Muy Profundo del Abismo (SS)

 

La ubicación más profunda de la dimensión alternativa utilizada por Yu Jitae — aunque el lugar estaba cubierto de oscuridad, un aura demoníaca invisible suprimió toda el área de una manera que se asemejaba a un lodazal de acero fundido.

Los rankers normales tendrían dificultades para respirar.

Él se dio la vuelta.

Cuando se quitó el velo de la oscuridad, pudo ver una gran puerta hecha de oro, que llegaba al cielo, erguida detrás de él. Esta era la puerta del castillo de la existencia del abismo con quien Ha Saetbyul había contratado, el Séptimo Lord del Abismo, Lakshata.

Girando la cabeza, Yu Jitae miró fijamente a su ex amante que estaba siendo transportada en el aire por su mano.

“Después de que me ocupe de esto, empezaré a buscarte de forma lenta pero segura. Habrá muchas cosas que deben ser conocidas, como tu identidad, ubicación y razón. Incluso entonces, te encontraré y si te encuentro en algún lugar después de quién sabe cuánto tiempo …”

La mirada clara del Regresor alcanzó los ojos de Ha Saetbyul.

“Entonces espero que puedas intentar actuar de nuevo.”

Sacó la espada larga del protector que estaba perforando el estómago de Ha Saetbyul y la levantó. Luego, blandió la espada hacia las puertas del palacio.

¡Kaaaaaaang–!

Al perder su poder, la espada larga del protector fue aplastada en pedazos y, al mismo tiempo, Ha Saetbyul colapsó como una marioneta con los hilos cortados. Su conexión con “ese tipo” se había roto por completo.

Yu Jitae levantó con cuidado a Ha Saetbyul, que se había derrumbado de nuevo. Luego, abrió las altas puertas del palacio que llegaban al cielo.

 

*****

 

Lakshata el Séptimo Lord fue inesperadamente terco.

“Cancelar su contrato.”

Él se burló. Al ver que rechazó la oferta a pesar de que Yu Jitae lo dijo amablemente, golpeó a Lakshata un par de veces, pero se mantuvo terco.

Sin embargo, cuando el palacio comenzó a desmoronarse y la mitad de él había sido destruida, cambió de opinión y dijo que el contrato sería anulado, siempre y cuando que él se quedara callado sobre todo el asunto. Aunque Yu Jitae también había sufrido algún daño, estaba dentro del alcance de una herida recuperable.

Después de eso, Yu Jitae llevó a Ha Saetbyul y regresó al [Vacío del Abismo (S)].

 

La Autoridad, el [Reloj Antiguo (EX)] muestra gratitud.

 

La Autoridad, el [Reloj Antiguo (EX)] afirma que es necesaria una observación periódica del objetivo, [Ha Saetbyul] para descubrir quién está detrás de la [Hostilidad] proveniente del otro lado del Horizonte de la Providencia.

 

Miró a la mujer en sus brazos que había perdido el conocimiento.

Mirando hacia atrás, nunca había sido su verdadero yo desde el mismo momento en que Ha Saetbyul conoció a Yu Jitae. Al principio, ella era una contratista de Lakshata, y luego fue la encarnación de ‘ese tipo’.

Pero gracias a eso, se había convertido en un dispositivo de navegación para el otro lado del Horizonte de la Providencia, desde un dispositivo de navegación del abismo.

Parecía que era su destino estar involucrada con ella de una forma u otra.

La primera prioridad en este momento era recuperar el cuerpo que se había vuelto un desastre, por lo que Yu Jitae decidió llevarla de regreso al dormitorio por ahora.

Cuando se despierte, ella misma sería la verdadera Ha Saetbyul.


FIN DEL VOLUMEN 1

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »