Capítulo 46 – KD – Viaje (4)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Ella no podía conciliar el sueño fácilmente debido al fuerte latido de su corazón y, por lo tanto, la bebé tuvo que pasar la noche con los ojos bien abiertos. Mientras sus manos estaban llenas de sostener los grandes osos de peluche, el cielo estrellado que había visto antes flotaba constantemente ante sus ojos.

“¿No puedes quedarte dormida?”

Había tres tiendas en total, y Bom y Gyeoul eran las únicas dentro de esa tienda. Bom acarició el cabello azul de Gyeoul de adelante hacia atrás mientras la niña asintió con la frente revelada.

“Fue realmente hermoso, ¿verdad?”

Asentir, asentir.

“Pero necesitas dormir ahora. ¿Deberíamos ir a  dormir juntas?”

Colocando un brazo debajo de la cabeza de Gyeoul, la abrazó. Junto con los dos osos de peluche, Gyeoul fue colocada en el abrazo de Bom y solo entonces Gyeoul comenzó a sentirse somnolienta mientras cerraba los ojos lentamente.

Para cuando se dio cuenta, Gyeoul estaba de pie en medio del lago. Por alguna razón, Yu Jitae le estaba extendiendo la mano con una sonrisa brillante. Sorprendida, la niña evitó el contacto visual, antes de mirar lentamente a Yu Jitae.

Todavía tenía una sonrisa brillante y abrió la boca.

“Gyeoul. Juguemos juntos en el agua.”

¿Juntos? ¿En el agua?

Gyeoul escondió su rostro detrás de los osos de peluche que estaban en su abrazo. No sabía por qué, pero no quería mostrar su expresión actual. Fue entonces cuando Yu Jitae se acercó y abrazó a Gyeoul, antes de levantarla y girar en círculo.

“Mi querida Gyeoul. Jajaja, mi hija.  Jajaja.”

¿Mi querido Gyeoul?

¡¿Mi hija?!

 

……

 

Dentro de la tienda cubierta de oscuridad, Bom miró fijamente a la niña que acababa de irse a dormir.

Parecía estar en medio de un sueño y movía levemente los dedos de las manos y los pies. Luego, soltó los osos de peluche y comenzó a agitar sus dos brazos alrededor.

Entonces, de repente, comenzó a sonreír y Bom, que había estado acariciando lentamente el cabello de Gyeoul, detuvo sus movimientos e inclinó la cabeza.

‘¿Qué es lo que está soñando?’

Bom lo encontró lindo y por eso le dio un beso corto en la frente blanca y revelada. Gyeoul continuó sonriendo y sonriendo durante bastante tiempo.

 

*****

 

Temprano en la mañana.

Algo se acercó y tiró de los calcetines de Yu Jitae mientras estaba acostado dentro de la carpa.

Quien es.

Pensando en eso, el Regresor abrió lentamente los ojos y encontró a Gyeoul. No estaba seguro de por qué, pero ella estaba tratando de sacarle los calcetines, así que él metió ligeramente la pierna.

Cuando lo hizo, Gyeoul siguió la pierna que se escapaba y se acercó.

“Qué estás haciendo.”

“…!”

Quizás ella pensó que Yu Jitae había estado durmiendo, pero Gyeoul se sorprendió y rápidamente miró a su alrededor, antes de tomar una sartén y cubrirse la cara con ella.

¿Qué estaba haciendo esta niña?

Incluso hoy, Yu Jitae no podía entender el proceso de pensamiento de la niña de cabello azul. Gyeoul bajó ligeramente la sartén y miró a Yu Jitae con una mirada nerviosa, pero cuando sus ojos se encontraron de nuevo, levantó la sartén para cubrirse los ojos.

Qué. Por qué.

En cualquier caso, era de mañana. Mientras planeaba cocinar la comida hoy también, el Regresor sacó la carne de cerdo de la dimensión alternativa dentro de él.

Bom, Yeorum y Kaeul ya estaban jugando dentro del agua. Cuando Bom usó sus brazos para levantar una pelota en el aire, Yeorum saltó de una manera pintoresca y la clavó. La pelota se estrelló contra la cara de Kaeul y se pudieron escuchar los sonidos de su gruñido y la risa de Yeorum.

Los Dragones tenían una gran resistencia.

Cogió la sartén de las manos de Gyeoul. Al darse cuenta de que sus dos manos ahora estaban vacías, Gyeoul miró a su alrededor con nerviosismo, en un intento de encontrar algo que pudiera ocultar su rostro.

Mientras tanto, él volvió a encender el fuego que se había apagado y utilizó la sartén para cocinar la carne. Se sazonó con sal y pimienta, mientras que la salsa, el kimchi y algunas verduras que habían sido preparadas previamente por Bom se colocaron a un lado.

Aún quedaban restos de pescado de ayer. Yu Jitae le quitó la cabeza y las tripas al pescado y lo ensartó antes de colocarlo junto al fuego. Dado que esos eran peces de agua dulce con menos espinas, estaría bien comerlos con las espinas intactas.

Fue entonces cuando alguien se pegó a sus pantalones.

Era Gyeoul.

“Por qué.”

Ella, quien por lo general miraba hacia otro lado con nerviosismo cuando sus ojos se encontraban, solo desvió la mirada esta vez y señaló con cuidado en algún lugar con el dedo. El lugar que señaló era el Lago de la Vida donde estaban Bom, Yeorum y Kaeul.

Que quiere.

Mientras reflexionaba, Gyeoul le tomó con cuidado de la mano. Su pequeña mano blanca apenas podía sostener dos dedos de la mano grande de él, pero, no obstante, tiró de él muy ligeramente.

El Regresor siguió a Gyeoul con pasos incómodos, pero pronto se dio cuenta de algo y detuvo la cocción en la que había estado. Luego levantó a la niña y se metió al agua con ella.

Como no tenía idea de cómo jugar dentro del agua, simplemente nadó con Gyeoul.

Por alguna razón, parecía mucho más emocionada que ayer mientras chapoteaba repetidamente con sus brazos.

 

*****

 

Después de terminar el desayuno.

“¿Disfrutaron todas de su tiempo?”

Preguntó con una voz seca y árida mientras las Dragones respondían: “¡Sí!” con una expresión brillante. Ahora era el momento de regresar.

“¿Ya vas a volver?”

Al ver cómo el grupo de Yu Jitae estaba empacando sus cosas, Myung Yongha, que había estado pasando una mañana relajada al otro lado del lago, se acercó y preguntó. Lo acompañaron su esposa e hijo.

“Sí. Pudimos ver algo bueno gracias a ti.”

“¡Ujajajajat! Eso estuvo bastante bien, ¿verdad? Veras me confesé a mi esposa el día que encontré ese lugar.”

La esposa de Myung Yongha le dio un golpecito en el brazo. “¿Por qué estás hablando de esas cosas?”, Dijo antes de toser un par de veces.

Fue entonces cuando Yu Jitae sintió que el hijo de Myung Yongha los miraba sin comprender. Sintiendo curiosidad por el final de su mirada, lo siguió y descubrió que estaba mirando profundamente el rostro de Gyeoul.

Pensando en retrospectiva, ayer también había sido lo mismo. Cuando Gyeoul estaba jugando, el hijo de Myung Yongha la miraba sin comprender.

“Esa noona se irá pronto.”

“Ah, un …”

La voz del chico sonaba tranquila para su edad. Como Gyeoul parecía tener alrededor de cinco años, se referían a ella como ‘noona’.

Aunque no tenía tanta curiosidad, decidió preguntar.

“Cuál es su nombre.”

“Él es Jun-il – Myung Jun-il. Hijo, tienes que decirle adiós a Noona ahora!”

Mientras dice “Un. Adiós, noona” el niño movió cuidadosamente su mano hacia Gyeoul. Gyeoul, que solo había estado mirando a Yu Jitae hasta ese momento, se dio la vuelta mientras seguía siendo abrazada por Yu Jitae, y le devolvió un saludo casual.

Así, se despidieron de la familia de Myung Yongha.

Después de empacar todo, estaban a punto de regresar, pero Gyeoul permaneció de pie mientras miraba fijamente el Lago de la Vida.

“Ella probablemente se sienta reacia.”

Bom habló por los sentimientos de Gyeoul, pero era algo que no podía evitarse, porque no era como si pudieran vivir aquí para siempre. Estaba a punto de cargar el equipaje sin pensar demasiado en ello cuando Bom le entregó una botella de agua vacía.

“Para qué es esto.”

“Si llevamos un poco de agua, ella se sentiría menos reacia.”

Había un método así, eh.

Yu Jitae se acercó y se agachó junto a Gyeoul, antes de bajar la espalda y llenar la botella con agua. Mientras tanto, Gyeoul observaba sus movimientos con una mirada algo sombría.

Le pasó la botella de agua.

“Vamos.”

Tomando la botella de su mano, Gyeoul lo miró sin comprender antes de finalmente devolver un asentimiento.

Su viaje, que ignoró las restricciones de una estación invernal, llegó a su fin.

 

*****

 

El aire se sentía sofocante.

Una de las gotas de sudor que le llenaban la cara recorría lentamente sus mejillas. Su pequeña mano que estaba sostenida por las dos manos grandes continuó su temblor interminable.

A, ahh …

Después de contener el dolor una y otra vez, hasta el punto de que ya no podía soportarlo, un gemido escapó de su boca como una muerte a través.

Su esposa, que siempre soportaba el dolor y nunca dejaba escapar un grito ahogado de dolor, tenía dificultad para respirar. Myung Yongha sostuvo en silencio la mano de su esposa.

Al igual que cualquier otro día, los médicos y los curanderos iban y venían a lo largo del día, pero no parecía haber mejoras.

Fue alrededor de hace unos 10 años cuando su esposa se había vuelto así. Inmediatamente después del final de la Gran Guerra, estuvo expuesta a un virus que brotó de un monstruo antiguo. Desde ese momento, tuvo que sentir un dolor extremo junto con un escalofrío severo al menos una vez al mes.

La ciencia y la magia habían avanzado hasta el punto de poder revivir a una persona muerta, pero aún quedaban enfermedades invencibles. Su enfermedad fue una de esas.

Ah … un …

Myung Yongha había viajado por todo el mundo tratando de encontrar a los mejores curanderos y médicos del mundo. Hizo todo lo que pudo para hacerla sentir mejor. Cada vez, su condición parecía estar mejorando, pero pronto volvería a caer en picada. Esa esperanza sin sentido hizo que Myung Yongha se sintiera aún más angustiado.

Un …

Su voz, que parecía estar a unos momentos de explotar en un grito, apenas se redujo a un gemido.

Myung Yongha apretó los dientes, como si estuviera tratando de aplastarlos.

“Cariño.”

“…”

“Cariño. Hawon.”

A continuación, apretó con fuerza la mano de su esposa, que se sentía aún más pequeña hoy. Su mirada preocupada viajó a su estómago hinchado.

A medida que su cuerpo se debilitaba cada vez más, su esposa deseaba cada vez más tener a su hijo. Myung Yongha trató de detenerla diciendo que dar a luz sin un cuerpo sano era peligroso, pero ella se mantuvo obstinada.

Incapaz de contenerse, Myung Yongha se había enojado con la enferma, mientras gritaba, cómo era posible que tuviera un bebé sin siquiera poder acostarse adecuadamente por sí misma, y ​​que debería cuidar su propio cuerpo si estaba en su sano juicio.

Pero su esposa le dijo que no le quedaban muchos años de vida. Era su deseo verdaderamente obstinado que quería dejar una prueba de su amor hacia él antes de su muerte. Al escuchar eso, Myung Yongha se sintió infinitamente inútil e insignificante.

¿Qué tenía de bueno ser un ranker?

Entonces, ¿Y que si fuera el druida más fuerte del mundo?

¿Qué significado tenía el dinero y la fama en su poder?

A pesar de tener todos esos poderes, él mismo no pudo hacer nada más que gritar el nombre de su esposa y temblar de miedo.

Ah, ahhk…

Cuando llegó la noche, la voz que ya no se podía tragar, escapó de sus labios como un débil grito.

“…”

Después de quedarse dormida, Myung Yongha caminó hacia un escondite con pasos desiguales. En el interior, estaban sus colegas que habían venido para divertirse y uno de ellos, que había estado charlando con otro, encontró a Myung Yongha y agitó la mano.

“Oye, hierbita.”

Pero la cara de Myung Yongha no era normal. Al ver eso, adivinaron la causa y cerraron la boca.

No había habido problemas durante bastante tiempo, pero parecía haber llegado hoy.

Con una mirada distraída en su rostro, Myung Yongha sacó todos los medicamentos y plantas medicinales que había encontrado ese mes.

Todos esos eran ingredientes preciosos, pero más de la mitad de ellos se habían comprado con dinero. En otras palabras, la mayoría de ellos eran menos efectivos hasta el punto de que podían negociarse con dinero.

Las plantas y medicamentos verdaderamente preciosas ya le habían sido entregadas a su esposa. Incluso entonces, no se rindió.

Movía habitualmente la mano y después de abrir la dimensión alternativa de la naturaleza dentro de su piel, sacaba las plantas y las ponía a hervir en una olla.

En ese proceso, encontró una pequeña raíz pintada de negro.

Recordó en donde la había conseguido — se lo había dado el hombre dudoso que había conocido en el Lago de la Vida. Pensando en retrospectiva, su familia era realmente única.

El ‘Monte Tai’ que estaba incrustado en su cuerpo le advirtió del hombre. La madre naturaleza lo definió como un enemigo, y el inframundo lo percibió como un hombre malvado.

Debido a eso, estaba listo para una pelea al principio.

Sin embargo, en el momento en que se paró frente a la chica de cabello color oliva que estaba junto al hombre, todo, incluida la madre naturaleza, cambió de actitud.

Ese rápido cambio de actitud también era algo que había visto por primera vez. Era como si…

En cualquier caso, ese no era el punto importante.

Las yemas de sus dedos cambiaron y se convirtieron en las raíces blancas de un árbol. Usando una habilidad, [Raíz de Discernimiento (A)] que le permitía a uno analizar el maná y el efecto detrás de una planta farmacéutica, comenzó a analizar la raíz negra dada por el hombre.

“…”

Después de unos segundos, Myung Yongha dudaba de la información que fluía por su cabeza.

“Yongha.”

Fue entonces cuando alguien le dio una palmada en la espalda.

Dándose la vuelta, se encontró con un hombre delgado con una estatura alta a pesar de ser aún más pequeño que él. En una mano, sostenía una canica azul mientras que en la otra llevaba una botella de vodka.

El hombre era el segundo superhumano del ranking de nivel mundial, que se movía sin estar atado por la nacionalidad. Su alias conocido era ‘BM’ y, al mismo tiempo, era un colega de Myung Yongha desde hace mucho tiempo.

Debido a una incursión en una mazmorra de tamaño extra grande, no se había mostrado en el escondite durante los últimos meses. A pesar de la situación actual en la que se encontraba, Myung Yongha le dio la bienvenida a su amigo.

“Yo-! BM. ¿Cuantos meses han pasado? Escuché que estabas ¿ocupado?”

Con un hipo, el borracho se rió.

“Amigo, ni siquiera tengo tanto tiempo libre en este momento. Solo toma esto.”

BM le entregó una pequeña canica.

“Úsalo en Hawon-ssi.”

“Oye amigo … ¿Qué es esto?”

“Algo bueno. Nos vemos entonces.”

“Gracias. ¡BM! En serio.”

BM salió mientras bebía vodka de la botella.

Myung Yongha analizó la raíz negra que le dio el sospechoso y la canica de BM. Ambas eran hierbas medicinales extraordinarias con las que ni siquiera él estaba familiarizado como líder mundial. De hecho, fue difícil para él analizarlos adecuadamente porque nunca antes había visto nada como ellos.

Incluso entonces, estaba seguro que eran buenos para el cuerpo.

Después de llegar a esa conclusión, Myung Yongha usó esos dos ingredientes para hervir una sopa con seriedad. Creó un círculo mágico y fundió los ingredientes antes de unirlos.

Sosteniendo la sopa, Myung Yongha entró en la sala. Quizás su dolor se había disipado un poco, pero su esposa, llena de sudor, estaba acostada en la cama mirando por la ventana. Ella se estaba acariciando el estómago hinchado.

“Cariño.”

Ella se dio la vuelta.

Myung Yongha le entregó la sopa. Mientras miraba sus dedos temblorosos que apenas sostenían la cuchara, acarició su cabello sudoroso y compartió una broma tonta: “¿Hiciste ejercicio mientras no estaba aquí?” y usó una toalla para secarle el sudor.

Rezó sinceramente a un dios del que ni siquiera conocía. Si fuera necesario, sacrificaría cualquier cosa que exista,

Así que, por favor, que haya un milagro …

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »