Capítulo 377 – KD – El Secuestrador de Dragones (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Skydark: Capítulo Patrocinado 4/8….


Yu Jitae y Bom no regresaron.

Yeorum, Kaeul y Gyeoul discutieron sobre su paradero y se enfurecieron o entristecieron por su ignorancia.

Cuando Yeorum se levantó del suelo, Kaeul la siguió rápidamente y se puso de pie para bloquear su camino. “¿¡Dime? ¿¡A dónde vas!?” preguntó y Yeorum, irritada, respondió que hurgaría en la habitación de Yu Jitae, por lo que Kaeul tuvo que detenerla con todas sus fuerzas.

‘¡Apártate!’, ‘¡No…!’ Mientras las dos discutían junto a ella, Gyeoul se rascó la cabeza.

“…¿Él no… volverá?”

Sus hermanas se voltearon hacia ella.

“… Él siempre está… aquí, por la mañana.”

Gyeoul lo sabía porque siempre estaba rastreando los movimientos de Yu Jitae dentro y fuera de la casa. A menudo, se iba temprano en la tarde o a altas horas de la noche, pero sin duda siempre regresaba por la mañana.

Para Gyeoul, eso era como un hecho innegable.

“Hah, por el amor de dios.”

Y Yeorum también confiaba en Yu Jitae tanto como Gyeoul confiaba en él. Girando sus pies, Yeorum salió del dormitorio. Cuando Kaeul gritó: “¡Adónde vas!” desde atrás, ella respondió mientras agitaba su mano.

“A ocuparme de mis propios asuntos.”

Si se concentraba en su propio trabajo, él regresaría en poco tiempo. Interrogarlo podría esperar por ahora.

Esa noche, luego de terminar su entrenamiento personal, Yeorum se dirigió a la agencia. En este momento, Yeorum estaba afiliada a una agencia de superhumanos que estaba directamente vinculada a la Asociación. Fue un arreglo necesario hecho por Yu Jitae para permitir que Yeorum tuviera duelos oficiales con rankers.

Después de ingresar a la compañía, Yeorum caminó hacia la multitud de personas que vestían trajes con sus pantalones cortos y un polo de entrenamiento. Luego comenzó a buscar a su manager.

El nombre del manager…

Uhh, el nombre del manager era~~~…

De todos modos, él era el manager.

Pero a pesar de que vino directamente a la compañía, no tenía idea de cómo se suponía que se reuniría con el manager. Yeorum tenía que llamarlo, pero…

“Ah, no guardé su número.”

No sabía su número, ni sabía en qué oficina estaba el manager. Además, también había perdido su tarjeta de presentación.

Fue cuando Yeorum fruncía el ceño mientras pensaba.

“¿Uh? ¿Señorita Yeorum…?

“¿Hoh?”

El manager apareció del otro lado del pasillo en el momento justo. Con los ojos bien abiertos, comenzó a armar un gran alboroto.

“¿Por qué no contestaste ninguna de mis llamadas?”

“Kuhum, no atiendo llamadas de números que no conozco…”

“¿¡Y tampoco revisaste los mensajes!? En cualquier caso, ¡estaba buscando contactarte en ese momento! ¡Llegaste en el momento perfecto!”

“¿Por qué? ¿Qué sucedió?”

“¡Recibimos una respuesta del Señor Javier!”

“¿Huh?”

“¡Él aceptó la solicitud!”

Yeorum abrió mucho los ojos.

“¿Enserio?”

“¡Sí Sí!”

“¿Realmente es enserio?”

“¡Absolutamenteee!”

¡Finalmente!

Apretando los puños, Yeorum se estremeció silenciosamente de la emoción.

Ocupa el puesto 8 de todos los superhumanos del mundo.

La potencia más fuerte de la Unión de Naciones de Sudáfrica (SAN). La Espada Solar, Javier Karma.

Fue una potencia que hizo que Yeorum probara su primera derrota antes de conocer a Yu Jitae, quien se había sentido tan inalcanzable como el cielo.

Fue su primera derrota y fue el recuerdo más intenso de todos. Había perdido por completo ante un humano al que había estado menospreciando, y casi había muerto.

Él tenía una fuerza dominante, un camino de espada suave y el movimiento de sus pies era imposible de seguir. El hombre era lo suficientemente fuerte como para hacerla olvidar momentáneamente que era un humano y sentir asombro.

Ese sentimiento de asombro era diferente al que recibió de Yu Jitae, quien se desvió completamente del sentido común.

Impotencia.

En ese entonces, Yeorum se sintió impotente por la abrumadora diferencia de fuerza. Incapaz de hacer nada, fue empujada en contra de su voluntad y la pelea estaba destinada a terminar con su muerte.

“Este no es el momento para esto. La carta llegó en papel. ¡Vamos juntos a la oficina! ¡Déjame mostrártelo en persona!”

“Ah, sí. Vamos. ¡Vamos!”

Siguiendo al manager a la oficina, Yeorum controló su aliento acalorado. En aquel entonces, Yu Jitae dijo que su fuerza sería similar a la de un dragón fuerte que tenía alrededor de 100 años.

En otras palabras, vencer a Javier significaría que tendría una mejor oportunidad de derrotar a su unni mayor después de regresar.

5 años.

La oportunidad de pelear con él nuevamente llegó después de 5 largos años…

Esos 5 años fueron muy diferentes de los 5 años normales. Para Yeorum, que acababa de cumplir veinte años, fue el período más denso de 5 años en toda su vida.

Grabadas en su cerebro estaban todas las diferentes sesiones de entrenamiento que tuvo con Yu Jitae.

Sangrar, ser aplastada y desgarrada, llorar, vomitar, desmayarse, ver alucinaciones y colapsar con las piernas rotas, todos esos momentos que la tentaron a descartar todo y rendirse…

Pero a pesar de todo eso, Yeorum se aferró a su mano y aprendió a pararse sobre las piernas aplastadas.

Esos eran los 5 años que había pasado.

“¡Eso está justo aquí!”

Finalmente, llegó el momento de probar su fuerza que había acumulado de todo corazón. Yeorum revisó la carta escrita personalmente por Javier que solo tenía escrita la hora y el lugar del duelo.

Fue exactamente dentro de 15 días a partir de hoy, con la ubicación en África.

“¡Por favor, ocúpate de todos los preparativos!”

“¡Sí señorita!”

“Ah, ¿y le dijiste a alguien sobre esto?”

“¿Disculpe? ¡No aún no!”

“¡Bien!”

Yeorum voló de regreso al Departamento 301. Sus pies eran livianos y su rostro brillante. Todas las cosas irritantes ya se habían desvanecido de su mente, y todo lo que quería hacer era darse prisa y transmitir esta asombrosa noticia.

Por lo tanto, abrió la puerta y entró.

“¡Aquí llego la campeona! ¡Per**ras!”

Kujajajjat! Gritó mientras sacudía la carta.

Kaeul y Gyeoul estaban en la sala, pero sus ojos no estaban sobre ella. Por lo general, no estaba interesada en si alguien le daba la bienvenida o no, pero hoy de todos los días era diferente, por lo que estaba a punto de regañarlas.

“¿Tienen los oídos tapados? Estoy aquí…”

Pero,

Algo era raro.

La atmósfera de la habitación estaba mucho más tranquila, al igual que la expresión de Yu Kaeul.

¿Qué está pasando?

Yeorum borró la sonrisa de su rostro. Bom, que había estado murmurando como un cadáver ayer, también estaba de vuelta en casa dentro de la sala de estar.

“…”

¿Qué carajo está pasando?

Quitándose los zapatos, Yeorum se dirigió a la sala de estar y finalmente pudo ver a una persona más que estaba escondida detrás de la estantería.

Era Yu Jitae.

“Jeje. Vamos, eso era una broma, ¿verdad?”

Con una mirada vacía en su rostro, Kaeul le dijo.

“¿Qué quieres decir con que es hora de volver? ¿Cómo puedes decir eso como una broma? ¡Estoy decepcionada! Jeje…”

Yeorum pensó que estaba escuchando cosas.

“¿Qué? ¿Qué fue eso?”

Su voz salió apresuradamente de su boca, pero ni Kaeul, Gyeoul, Bom ni Yu Jitae respondieron a su pregunta.

Bom tenía los ojos fijos en el suelo como si estuviera conteniendo las lágrimas y Kaeul quitó la sonrisa tonta de su rostro. Yu Jitae no estaba bromeando.

“Yo, yo… yo no quiero volver…”

“Usted tiene que irse.”

“No. No me iré…”

Yu Jitae vaciló mientras Kaeul continuaba con otra sonrisa incómoda.

“Yo no me iré. No, no puedo irme.”

“…”

“Umm, tal vez no lo sepas exactamente, ahjussi, pero ¿sabes la autoridad que nos hace regresar? Eso toma como 20 a 30 años para activarse después del comienzo de la Diversión, ¿sabes?”

“Encontré el método yo mismo.”

“No, pero escucha. 20 a 30 años… 20 a 30 años… ¿Han sido, como, menos de 6 años? Desde que nos fuimos, así que aun…aun queda mucho tiempo…”

“Kaeul.”

“Al menos 14 años…”

Él se quedó en silencio y Kaeul evitó sus ojos. Volviendo los ojos, Kaeul comprobó primero la expresión de Gyeoul. La niña parpadeaba como si no pudiera entender nada de lo que estaba pasando.

Mientras tanto, Yeorum sintió que su cabeza estaba empapada en agua helada.

¿De qué se trataba todo esto de repente?

¿Regresar a casa?

Kaeul retorció ansiosamente su cabello. Cuando Yu Jitae torció los labios, sus ojos dorados se volvieron hacia su boca con aún más ansiedad.

Yeorum se sentía cada vez más ominosa. Quería que Yu Jitae cerrara la boca, pero terminó abriendo la boca.

“Lo siento.”

No estaba tratando de persuadirlas, ni de explicarles la situación.

Sino que simplemente, solo se estaba disculpando con ellas.

Eso, a su vez, añadió más peso a sus palabras. Sintiendo que algo se desmoronaba después de un laborioso esfuerzo para construirlo, Yeorum no sabía qué decir.

“¿Por qué?”

“…”

“¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?”

“…”

“¿Por qué nos dices que nos vayamos ahora? ¿Por qué?”

La voz de Kaeul, por otro lado, siguió subiendo.

“Es hora de enviarlas de regreso a casa. Este es un lugar extraño al que entraron por error, y es demasiado peligroso para ustedes quedarse aquí por mucho tiempo…”

“¿Qué? ¿Cuál peligro?”

“… Kaeul.”

“¿No estamos en peligro ahjussi? Y, como, nunca nos vimos atrapadas en nada peligroso, ¿verdad? ¿Quién nos está poniendo en riesgo?”

“…”

“¿O qué es? ¿Nos odias? ¿Solo quieres despedirnos?”

“No.”

“¿Entonces por qué? ¿Es porque como demasiado? ¿La comida es demasiado cara?”

Sacudió la cabeza.

“¡Entonces por qué! Si no quieres despedirnos, si no es peligroso y si no te importa el dinero, ¿por qué nos dices que regresemos? ¿Por qué? ¡¿Por qué?! ¡POR QUÉ-!”

“…”

Mantuvo la boca cerrada.

“¡Esto, esto es demasiado repentino! ¿Cómo puedes hacer esto? ¡Yo, yo ni siquiera me he preparado todavía!”

“Lo siento.”

“¿Por qué lo sientes? ¿Por qué dices que lo sientes?”

“…”

“¿Qué hay de ti, unni? Bom-unni, ¿por qué no dices nada? ¿Por qué? ¡Esto es raro! ¡Algo es muy raro! Ahjussi dice que tenemos que separarnos, así que ¿por qué no dices nada?”

Kaeul gritó mientras Bom se tapaba los ojos con las manos y bajaba la cabeza.

Viendo eso,

Al ver a Bom morderse los labios,

Hizo que la despedida se sintiera mucho más realista.

Con dedos temblorosos, Kaeul se cubrió la boca. Las lágrimas brotaron bajo sus ojos dorados mientras la niña jadeaba para respirar.

Su rostro se llenó de sorpresa cuando su cabeza se sacudió ligeramente hacia un lado con incredulidad.

Kaeul una vez más miró la cara de Yu Jitae.

Él le devolvía la mirada.

Sus ojos borrosos y su expresión confusa seguían ahí como siempre. Se había familiarizado demasiado con eso, y ni siquiera podía imaginar no ver más su rostro.

Y sin embargo, estaba hablando de una despedida.

Kaeul preguntó con una voz temblando por las lágrimas.

“¿Tenemos… realmente… tenemos que irnos…?”

Yu Jitae no respondió.

“…”

En el pasado,

Al despedir a Chirpy, el pollito; cuando reflexionaba sobre lo que sería una buena despedida, sabía que un día como este llegaría algún día.

Cada relación tenía una despedida esperando al final, y era imposible incluso para un dragón escapar de las despedidas. Llegaría un día en que tendría que separarse de ahjussi. Ella lo sabía, pero nunca había esperado que el día llegara tan pronto.

“¿Realmente…? ¿Realmente quieres que nos vayamos…?”

Las lágrimas cayeron de sus ojos y viajaron por sus mejillas. Luego brotaron en su barbilla antes de finalmente caer.

Yu Jitae no respondió. Él simplemente la miró fijamente a la cara con sus mismos ojos borrosos.

“Nuestro mundo… está muy lejos… Si regresamos, probablemente nunca podremos volver a este lugar… ¿Aún quieres que nos vayamos así…? ¿¿Ya??”

“…”

“¿Por qué? ¿Por qué, no estás diciendo nada…?”

“…”

“Como, ¿por qué no dices nada…”

Kaeul cayó de rodillas y comenzó a llorar en voz alta.

Después de finalmente aceptar la situación, Gyeoul también comenzó a llorar con el ceño fruncido. Lo mismo sucedió con Bom, que tenía las manos cubriendo sus ojos. A pesar de que sus ojos nunca habían estado secos en todo este tiempo, todavía no podía contener las lágrimas.

“Ahjussi, no podemos irnos así… por favor…”

“…”

“Solo un poco. Por favor, déjanos quedarnos un poco más… No hay motivo para que nos vayamos ahora, ¿verdad?”

“Lo siento.”

“…”

De rodillas, Kaeul gateó hacia él. Envolviendo sus brazos alrededor de su pierna, ella lo miró a la cara con lágrimas que fluían sin cesar de sus ojos.

“Por favor, déjanos quedarnos un poco más… Seré más amable… con ahjussi… Haré más por ti… ¿Por favor…?”

Kuhk, kuhk. A pesar de tener problemas para respirar debido a las lágrimas que obstruyen su garganta, Kaeul continuó con sus palabras.

“No… no puedo irme así… ¿Cómo podemos ahjussi y yo separarnos así…? Tú, me dijiste que me preparara para una buena despedida… ¿Pero qué es esto…? ¿Es esta una buena despedida? No lo es… todavía no me he preparado…”

“…”

“Solo un año más… ¿Sí? Solo un año… Ahjussi… yo… todos necesitamos probar más comida, ¿verdad…? Y visitar lugares agradables… Gyeoul también se gradúa dentro de un año, así que…?”

“…”

“Si un año es demasiado largo, ¿qué tal medio año…? Medio año y Gyeoul debería graduarse……”

Sacudió la cabeza.

El análisis se completará dentro de 16 días. Cuando llegue ese día, enviará a los bebés dragones de regreso a casa sin demora.

Kaeul comenzó a gemir en voz alta.

“¿Qué tal tres meses…?”

Levantándose del suelo, agarró su ropa alrededor de su pecho y apoyó la frente. La graduación de Gyeoul que estaba usando como excusa ya no era viable ya que Gyeoul no podría graduarse en tres meses sin importar lo que pasara.

Independientemente, Kaeul continuó la negociación.

“¿Qué tal dos meses…? ¿Sí…? Dos meses… 60 días… No es mucho…”

Sacudió la cabeza.

¿Cómo podía ser tan insensible? A pesar de que pasaban tanto tiempo juntos…

Kaeul se sintió traicionada.

“Entonces, incluso solo un mes… Por favor…”

A pesar de eso, no podía dejar de buscar el término medio.

Kaeul dijo con un gemido.

“No quiero irme…”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »