Capítulo 372 – KD – Diferencia de perspectiva (4)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Skydark: Capítulo Patrocinado … por Marvin 4/4 … por cierto la novela esta en estado terminado ya… termino en el 425 capítulo más o menos


 

El Mundo de la Providencia.

El cuerpo del pájaro blanco después de transmitir todos sus registros experimentales a Yu Jitae se estaba desvaneciendo lentamente. Era el proceso de desaparición de la personalidad.

El Clon 2 lo cuidó hasta que la última pluma se disipó de su vista.

Yu Jitae se había ido hace mucho tiempo. ¿Qué lo estaba apurando tanto que tuvo que irse así? Sin siquiera ver la desaparición de una existencia tan preciosa…

“…”

Solo, el Clon 2 reflexionó profundamente para sí mismo.

Cuando fue creado, el Clon 1 se había referido a sí mismo como ‘sujetos experimentales’. ¿Qué intentaba Yu Jitae experimentar observándolos?

¿Por qué estoy aquí?

De todas las habilidades, autoridades y hechizos para crear clones, la [Sombra de un Archiduque (SS)] era el único que podía crear un clon que tuviera personalidad. Pero, aun así, la lealtad a su lord seguía siendo su primera prioridad.

Este era un valor inmutable que nunca se puede cambiar.

Por lo tanto, el Clon 2 detuvo sus lágrimas después de que el pájaro blanco desapareció y se levantó. Fuera lo que fuera lo que Yu Jitae quería de ellos, el clon sintió la necesidad de estar al tanto de algo.

En el [Mundo de la Providence], el Clon 2 estaba dentro de la torre del reloj, que también se llamaba [Taller del Reloj Antiguo].

Estaba la [Azotea] en el [Taller del Reloj Antiguo] y en el pasado, Yu Jitae había querido ver los ‘recuerdos’ que habían estado encerrados en este lugar.

Pero su pedido había sido rechazado por el pájaro blanco.

Esa fue la causa de la disputa entre Yu Jitae y el pájaro blanco, y Yu Jitae fue expulsado a la fuerza del Taller por él. Era la razón por la que había maldecido al pájaro blanco.

Azotea.

¿Qué era lo que había en el último piso del taller? ¿Y por qué Yu Jitae quería verlo?

Con eso en mente, el Clon 2 decidió escalar el [Taller del Reloj Antiguo].

Un mundo que se parecía el espacio exterior se reveló ante sus ojos. Subiendo un poco más, encontró el [Sótano] donde residían los obeliscos de las emociones. El Clon 2 se asomó a la habitación y encontró que 9 de los 11 obeliscos estaban iluminados.

Eran los mismos obeliscos que todavía no tenía idea de lo que significaban.

El Clon 2 siguió volando.

Innumerables relojes aparecieron y desaparecieron frente a sus ojos. De esos, los seis grandes relojes parecían representar las iteraciones numeradas por Yu Jitae.

Los diminutos relojes que parecían migas eran, por otro lado, los que Yu Jitae no clasificó en iteraciones.

El pájaro blanco no notificó al templo sobre estos diminutos relojes. Utilizó arbitrariamente los poderes providenciales para repetir sus vidas, mientras que al mismo tiempo nublaba los recuerdos de Yu Jitae sobre ellos.

Subiendo más y más alto, y bajando continuamente, el Clon 2, sin saberlo, llegó al último piso. Dándole la bienvenida había una puerta que era difícil de imaginar en un lugar como este que se parecía al espacio exterior.

Sin el pájaro blanco, la puerta no estaba cerrada.

El clon abrió la puerta y entró.

En ese lugar había una serie de estanterías tan altas como el cielo. Se ubicaron innumerables libros y las escaleras iban hacia el cielo, haciendo que este lugar pareciera una biblioteca muy alta.

[Azotea].

Los libros representaban recuerdos.

Si tuviera que revisarlos uno por uno, nunca podría encontrar lo que buscaba antes de morir de vejez. Afortunadamente, el Clon 2 supo hacer uso de este lugar.

El mana era la manifestación de la voluntad. Era el poder de lograr lo que yacía profundamente en la mente de uno.

El Clon 2 enfocó sus pensamientos cuando varios libros cayeron en respuesta y se apilaron frente al clon.

Los recuerdos y emociones que Yu Jitae había mantenido ocultos comenzaban a desvelarse.

Aunque algunos de ellos los conocía, a veces podía ver libros que estaban atados con una cuerda. Estos no eran fáciles de abrir y pidieron confirmación una y otra vez.

No había ninguna razón para no abrirlos en este punto.

El Clon 2 dio su permiso y, por fin, cuando los recuerdos que Yu Jitae había atado para olvidar se extendieron a través de su visión…

“…!”

La cara del clon estaba coloreada por la sorpresa.

 

*****

 

Yu Jitae no pudo encontrar a Bom.

Una ecuación global de maná ocultaba los rastros de Bom de la faz de la Tierra. A pesar de que viajó por todo el mundo tratando de encontrarla, no pudo encontrar ni un solo rastro. Un hechizo como este era imposible incluso para Bom, por lo que Yu Jitae supo de inmediato quién estaba detrás de todo esto.

El Clon 1 que había quedado atrapado en una trampa dimensional había estado tratando de matar a la Bruja. Le cortó las extremidades e incluso la cabeza, pero ese era el problema — la cabeza decapitada había volado sola. La cabeza desapareció después de saltar sobre las dimensiones, pero Yu Jitae pudo sentirlo desde la Asociación, por lo que Yu Jitae llevó sus pies a la Asociación.

Fue al último piso hacia el centro de curación de emergencia donde Chaliovan estaba en un sueño profundo. Mirando a través de sus iteraciones pasadas, le dijo que aquí era donde la Bruja fue a recuperar su cuerpo.

Sin embargo, fue bloqueado por superhumanos en el momento en que se dirigió al interior.

“¡Se..Season! ¡No puedes entrar al centro de emergencia…!”

“Muévanse.”

“¡Señor, no puedo! ¡Los pacientes en el interior podrían estar en peligro incluso con las ondas de maná más pequeñas…!”

Más de diez superhumanos lo detenían en su camino preocupados.

Yu Jitae abrió la boca.

“Entonces me quedaré aquí. Ve a traer a Valentine.”

“La…La Señora Valentine está actualmente…”

“Tráela.”

Todavía estaban tratando de detenerlo, por lo que Yu Jitae comenzó a caminar hacia adelante. Cuando comenzó a extender su intención asesina, ninguno de ellos pudo detenerlo.

Fuera de ellos, el ranker que tenía la tarea de proteger el centro de emergencia todavía trató de mover los pies para detenerlo, por lo que lo golpeó contra el suelo.

Girando la cabeza, miró a 3 kilómetros fuera de la ventana de vidrio. El francotirador de la Asociación que estaba en espera se derrumbó mientras se apretaba el corazón.

Continuó caminando y encontró puertas de metal sellando lo que estaba adelante, así que las derribó antes de subir las escaleras.

En el último piso, hizo que todo el equipo médico se fuera y entró en la habitación de la Bruja. Dentro estaba la cabeza de una mujer con ojos parpadeantes.

“¿Dónde está la Adivina?”

Ella no trató de responder.

No podía matar a la Bruja por el bien de la humanidad, pero lo que podía hacer era obligarla a abrir la boca.

Después de 5 minutos, la Bruja confesó la ubicación de Bom con los dientes rotos y la lengua manchada de sangre.

 

*****

 

Yu Bom había matado a Myu. Ella debió haber obtenido alguna información en ese proceso.

Luego regresó al Departamento 301 pero, por alguna razón, no compartió información sobre él con los dragones bebés. Sin embargo, usó a la Bruja para ocultar sus huellas.

¿Cuánto sabía Yu Bom y qué escuchó?

Pensó en el peor de los casos. Si escuchó un grupo de los recuerdos más sucios, ¿cómo pudo Bom soportarlo?

Yu Jitae no podía entenderlo.

Pensando en retrospectiva, Yu Bom tenía un aspecto de serpiente. Era pretenciosa y vivía fabricando la mitad de su intención con engaños.

Ella tuvo la oportunidad de transmitir esos recuerdos a las niñas.

Aunque podría haberlo hecho, no lo hizo.

¿Tener que transmitir esos recuerdos dolorosos hirió sus sentimientos o algo así? Debe ser por eso que salió de la casa, tratando de mantener todo para ella.

Actuando como una buena hermana.

Actuando como si escuchara bien.

Pretendiendo ayudarlo a proteger la vida diaria.

Incluso en este punto, ella estaba actuando.

El mundo se tambaleó. Su vista se había estremecido después de ser partido en cuartos.

En cualquier caso, Yu Bom ahora se convirtió en una entidad que podría morir en cualquier momento. Ella era un gran factor de riesgo.

El hecho de que no enviara recuerdos a otras entidades fue una racha de fortuna entre todas las desgracias. Si eso provenía de un capricho o no, no importaba en lo más mínimo.

Solo el hecho de que los recuerdos no fueran transmitidos era importante para él.

Al final, solo importaba la supervivencia de los bebés dragones.

Nada más importaba.

Tenía que tomar a Bom y encerrarla para que no le creara más incertidumbres.

El lugar en el que estaba Bom era cierto hotel antiguo ubicado en las afueras de América, donde ella le susurró por primera vez sobre sus emociones románticas.

Con pasos apresurados, entró en el hotel. No había nadie que detuviera su marcha.

Se dirigió al segundo piso. Por alguna razón, se estaba quedando en la misma habitación que antes. No había ningún mecanismo de defensa en el lugar y, de hecho, incluso la puerta quedo abierta.

Abriendo la puerta, entró y encontró a Yu Bom sentada en la cama con los ojos mirándolo.

En el momento en que vio su rostro, tuvo que reprimir la irritación que estaba subiendo hasta la punta de su cabeza.

“Tú. Sal.”

Sin responder, Bom lo miró a los ojos con apatía.

“Sal. Vamos a volver.”

Se acercó a ella, pero Bom permaneció en silencio. Fue cuando estaba tratando de reprimir el aumento repentino en el impulso que lo instaba a agarrar su cuello.

“Volver a donde.”

Preguntó Bom.

“Laberinto subterráneo.”

“¿Para encerrarme de nuevo?”

Yu Jitae la miró directamente a los ojos.

“¿Como lo hiciste antes?”

Esta vez, el impulso fue aún mayor.

Un grito estaba en la punta de su lengua a punto de estallar, por lo que detuvo la respiración por un momento.

“Sí. Si ya lo sabes levántate.”

“… ¿Por qué no me dices nada sobre eso?”

“Que se supone que deba decir.”

“¿No tienes nada que decirme?”

“No.”

Bom lo miró profundamente a los ojos. Luego susurró, ‘Ah’, y lentamente asintió con la cabeza como si de repente entendiera algo. Ese gesto repugnante aumentó su impulso una vez más.

“No iré entonces.”

Acercándose, la agarró de la muñeca.

“No estaba preguntando sobre tu intención.”

Usando la fuerza trató de tirar de ella. Incluso en un momento como este, el hábito estaba poniendo un límite a su salida y estaba haciendo posible que Bom tomara represalias.

“Ven conmigo antes de que me enfade. Yu Bom.”

Bom no respondió y obstinadamente se mantuvo firme.

No tenía idea de por qué ella estaba haciendo esto. Si iba a tomar represalias con tan poca fuerza, debería haber huido en su lugar. Por lo tanto, significaba que no tenía intención de tomar represalias a pesar de fingir que estaba contraatacando.

¿En cuanto a la razón?

No tenía ni una sola pista.

Desde el principio, nunca había entendido nada sobre las acciones de esta per**ra con forma de serpiente. Todo, desde cómo usó toda su vida en las iteraciones anteriores para concentrarse en tareas desagradables para las que ni siquiera estaba dotada, hasta cómo lo siguió obedientemente durante el secuestro, cómo comenzó a ayudarlo después de eso, así como la razón por la que ella empezó a tener sentimientos románticos por él.

No había nada allí que él pudiera entender. Era lo mismo a pesar de que él preguntó docenas de veces, ella ni siquiera sabía la razón, así que tampoco había forma de que él lo entendiera.

Por eso nunca había tratado activamente de entender a Bom, pero esa decisión suya había terminado creando este lío.

“Oye.”

Bom no respondió. Ella todavía tomó represalias, así que esta vez, él tiró con fuerza pura. Su cuerpo se elevó en el aire, pero ella obstinadamente se colgó sobre la cama.

“No iré.”

“Levántate.”

“Dije que no iré. ¿Qué tal si se va, señor? Porque quiero descansar aquí.”

Cuando continuó tirando de ella, Bom usó su otra mano en un intento de quitarle de su muñeca.

Cada vez le resultaba más difícil controlar su impulso. Como si el agua se llenara hasta el borde de una taza, parte del agua salía de la parte superior de la taza mientras apenas permanecía en su lugar y, sin embargo, Bom constantemente le agregaba gotas de agua. Uno por uno… la superficie ondulante del agua se expandía una y otra vez. En poco tiempo, definitivamente estallaría y el agua desbordante estaría fuera de control.

“Deja de ser persistente sin razón.”

“¿Estoy haciendo esto sin razón?”

“Sí. No sé lo que viste y lo que sabes ni tengo curiosidad. Todavía estás viva y eso es todo lo que importa. Sígueme, pues, antes de que te ponga las manos encima.”

“…”

Ponga las manos encima.

Debería tener una idea de lo que eso significaba, pero Bom negó con la cabeza en respuesta.

“Has estado en el Departamento 301, y habrías visto a las niñas. Supongo que te sorprendió. Ya que te ayudé a ocultar todas las cosas que hiciste. Solo te pido que me dejes aquí a cambio, así que, ¿cómo es esto ser persistente sin razón?”

“¿Es un trato lo que quieres?”

“No lo sé. Simplemente no quiero quedarme encerrada. Ya sea el laberinto subterráneo o el Departamento 301.”

“¿Qué con eso?”

“¿Disculpa?”

“¿Qué puedes hacer si te tomo por la fuerza?”

Sin retroceder, Bom respondió.

“No. No iré. ¿Sabes lo primero que me vino a la mente cuando vi las caras de las niñas?”

“No.”

“Sí. Por supuesto que no lo sabrías. Porque no estás interesado en eso en primer lugar…”

Bom lo condenó mencionando sus pecados irrefutables.

Drip. Drip. Gotas de agua caían sobre la taza.

No podía dejar que esto continuara. “Solo ven aquí”, tiró con una fuerza que no excedía el alcance de la vida diaria y Bom respondió torciendo su cuerpo.

“¡Su-Suéltame!” gritó mientras lo empujaba con las manos y pateaba su estómago.

En respuesta, él la arrojó hacia abajo. Cayéndose de la cama, rodó por el suelo con un leve gemido.

Después de un momento de silencio, ella levantó lentamente la cabeza.

“Sabes. Vi muchas cosas.”

Incluso su voz era muy lenta.

Se derrumbó en el suelo, miró hacia arriba con la misma expresión apática en su rostro.

“Es una suerte que fui bastante obediente, ¿verdad? Porque de lo contrario, me habrían dado un puñetazo y me habrían encerrado. Porque así es como lidiabas con las cosas.”

No le gustaba esa apatía en su rostro.

El impulso continuaba aumentando por dentro. Mirándolo a los ojos, Bom habló con los dientes apretados.

“Tu diablo…”

Todas y cada una de las palabras lo atravesaron como una flecha.

Drip.

Por fin, cuando el agua era demasiado para la taza.

En un abrir y cerrar de ojos, su mano se levantó hacia el cielo cuando Bom abrió un poco los ojos.

¡Slapp–!

Él la abofeteó en la mejilla.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »