Capítulo 370 – KD – Diferencia de perspectiva (2)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Skydark: Capítulo Patrocinado … por Marvin 2/4


Cortó con la espada a una velocidad que los ojos humanos y la conciencia humana no podían seguir. El cuchillo viajó paralelo al horizonte del Mundo de la Providencia y aplastó las placas de los hombros del Soldado Colosal.

Kwagwagwa—

En un abrir y cerrar de ojos, el cuerpo que desafía los cielos lanzo algo desde el cielo — el brazo del Soldado Colosal caía hacia Yu Jitae. Era rápido, opresivo y peligroso.

El bloqueo retrasaría las cosas. Actualmente estaba más apurado que en toda su vida, por lo que ni se molestó en bloquear el golpe.

Después de torcer rápidamente su cuerpo, Yu Jitae chocó de frente con el Soldado Colosal. Él era tan pequeño como un palillo de dientes en comparación con el gigante y la presión estaba rechinando en su Espada sin Forma.

Sin embargo, Yu Jitae aún se mantuvo firme. A pesar de que se sentía como si su cuerpo estuviera siendo destrozado, y aunque la sangre mojaba sus ojos, no retrocedió. Aplastó todo el puño de la enorme existencia y continuó creando un profundo corte en su brazo.

.

.

.

Después de una intensa batalla, Yu Jitae derrotó al Soldado Colosal.

Mientras la entidad tan grande como una montaña comenzaba a caer lentamente del cielo, Yu Jitae escapó inmediatamente del Mundo de la Providencia y se lanzó hacia el mundo real.

La urgencia lo estrangulaba por el cuello.

Eso en ese momento lo había obligado a perder su precioso tiempo.

Hasta ahora, había estado pensando constantemente que había algo extraño en las acciones de la Hostilidad.

Pensó que eran demasiado descuidados.

La Hostilidad había manipulado la realidad unas cuantas veces para atacarlo. De esos, hubo 2 casos en los que logró ponerlo de muy mal humor, pero eso fue todo. Las acciones fueron bastante descuidadas.

Pero ahora podía decir por qué eso era el caso.

La razón por la que tocaron a Ha Saetbyul fue para confirmar su ‘culpa por el pasado’. A pesar de que no estaba atado por el pasado, definitivamente le desagradaba y esa información debió haber sido enviada al verdadero cuerpo de la [Hostilidad].

Después de eso, controló a Wei Yan para que se enfrentara a Yeorum y Kaeul, mató a una chica que se parecía a Kaeul frente a sus ojos y amenazó a la Guarida con sacudir sus acciones diarias. Todas esas cosas lo molestaron bastante, que también debieron haber sido enviadas por la Hostilidad.

Y por último, llevó a cabo un ataque terrorista mundial durante la ‘Segunda Noche’. Probablemente fue para ver la reacción de Yu Jitae cuando la humanidad tenía que enfrentarse al peligro. Sin embargo, Yu Jitae ya se había preparado para eso y el enemigo fue reprimido fácilmente por el ejército de la Asociación y el Clon 1. No logró influenciarlo.

Los tres objetivos elegidos por la [Hostilidad] fueron respectivamente ‘Yu Jitae’, los ‘Babes Dragon de la Séptima Iteración’ y el ‘Mundo’.

Estos tres eran los elementos que podían entorpecer la Séptima Interacción y luego de un análisis, debió haber decidido que el método más eficiente era tocar a los ‘Bebés Dragon de la Séptima iteración’.

Y el juicio de la [Hostilidad] fue precisamente correcto.

Ni su angustioso pasado ni el ataque terrorista al mundo lograron sacudirlo en lo más profundo. Solo había una gran amenaza en esta iteración que podría agarrarlo por el tobillo.

No fue otro que los dragones bebés descubriendo su pasado.

“…”

Él había hecho cosas malas.

Secuestro a las niñas que vivían felices en la ciudad y las encerró en el laberinto subterráneo durante décadas.

Por el bien de los experimentos, ató sus extremidades, cavó a través de su carne con un cuchillo y aplastó sus huesos. Las desagradables voces que gritaban de dolor le hicieron clavarles un cuchillo en la boca.

Usaba la violencia si se negaban a escucharlo. Una niña que luchaba fue abofeteada y una niña que trató de escapar le destrozaron las piernas. Así, aplastó sus corazones.

Todos los que él había continuado durante al menos varias décadas.

El jefe de la raza de los dragones negro, el ‘Lugiathan’ se había encontrado con Yu Jitae 77 veces. Al fallar casi todas esas 77 instancias, Yu Jitae perdió infinitamente sus fragmentos de recuerdos.

De todas las razas, los dragones negros eran los únicos que podían enviar recuerdos activamente, y los dragones no olvidaban.

Todas las incontables ‘Yeorums’ que no pudieron contener su frustración – ellas que lastimaron sus propios cuerpos como un loco que luego fueron asesinados por él;

Las ‘Kaeuls’ que habían estado constantemente expuesta a una hostilidad no disimulada, aplastada y obligada a llorar sola antes de finalmente suicidarse;

Todas esas ‘Gyeouls’ que se descompusieron impotentes en el acto sin poder cumplir la misión que se les había encomendado;

Innumerables ‘Boms’ que se habían convertido en un sujeto de experimento, sufriendo el mayor dolor durante el período de tiempo más largo;

Todas esas vidas diarias que había arruinado.

Todos esos recuerdos se transmitirían directamente a los bebés dragones. Ni un solo niño sería capaz de resistirlo.

Sus instintos le dijeron que este no era un problema limitado a la séptima iteración. Si esta iteración se desmoronara, no podría volver a levantarse.

El vínculo que había construido con mucha dificultad desaparecería y el faro que estaba justo en frente de sus ojos se alejaría más en la distancia nuevamente.

Los dragones bebés de la próxima iteración no podrían recordarlo.

A pesar de que sería olvidado, ese no era el problema. Era solo que no podría olvidar a las niñas, por lo que, si lo maldecían durante sus últimos momentos, esos recuerdos tendrían que permanecer dentro de él por el resto de su vida.

Para siempre.

.

.

.

Fue cuando llevó a su cuerpo exhausto a volver a la realidad.

¿Había alguien tan desdichado y odioso como para reírse mientras contemplaba su desgracia? Si lo había, ese tipo debe estar cerca riéndose una vez más.

Ese debe ser el caso. De lo contrario, no había forma de que algo tan terrible le pudiera estar pasando.

— Mis más sinceras disculpas, mi lord.

En algún lugar fuera de las dimensiones exteriores.

El Clon 1 estaba pisando un cuerpo sin cabeza.

— He perdido la pista de Yu Bom.

 

*****

 

“…”

Myu le dijo un bocado.

Y Bom no podía entenderlos.

Ella estaba inmóvil en el lugar, por lo que Myu hizo una pregunta.

“¿Por qué estás tan sorprendida?”

“¿Tú, quién eres…? ¿Qué estás diciendo…”

“¿Es esto difícil de creer? Bueno, probablemente lo sea. Ya que como estás arrodillada en el suelo en un rincón, actuando con modestia y moviendo la cola frente a la comida para perros, puede sonarte muy extraño.”

“¡Qué estás tratando de decir!”

“También estoy bastante curiosa. Me pregunto qué les pasó a ustedes.”

Myu había usado una palabra para sacudir la mente de Bom.

Y con un bocado de palabras, Myu estaba conduciendo la vida de Bom al abismo.

“Ven aquí. Ven y pon tu frente sobre la mía, y recibe mis recuerdos. Entonces podrás saber si mis palabras son ciertas o no.”

Bom sabía que la habilidad de un dragón negro junto con la [Manipulación de Recuerdos] era la [Transmisión de Recuerdos]. A diferencia de otras entidades de dragones que solo podían recibir recuerdos de dragones cercanos, los dragones negros podían dar recuerdos de forma unilateral.

Cuando Myu comenzó a caminar hacia ella a grandes zancadas, Bom retrocedió unos pasos sorprendida.

“No vengas aquí.”

“Deja de huir y ven aquí. No tenemos mucho tiempo, así que date prisa.”

“No vengas. Te lo advierto.”

“No estoy interesada en perder el tiempo. Ven antes de que te obligue a hacerlo.”

A pesar de su advertencia, Myu se acercó.

De un solo paso, cuando estaba a un brazo de distancia de ella,

Con un estremecimiento, Bom levantó la punta de la ballesta y apuntó a Myu.

“¡¡No vengas aquiii-!!”

Hubo un tiempo en que ella pensaba que vivir en la ignorancia era felicidad. Pero después de ver a Yu Jitae que seguía caminando solo hacia un pantano/atolladero, Bom se dio cuenta de que alejarse y cubrir la verdad con una manta no era la solución correcta.

“¿Quieres disparar? Adelante. No me importa. Nací para morir de todos modos, así que no importa quién me maté.”

Sin embargo,

A pesar de que ella quería saber acerca de él,

Estas no eran las cosas que ella quería saber.

“Pero, aun así, necesitas despertar de tu sueño.”

Bom no confiaba en enfrentar la verdad. Si ella recibiera los recuerdos de Myu aquí, Bom podría tener que enfrentarse a una verdad que sería mejor dejar desconocida para siempre.

Esa suposición era lo suficientemente aterradora como para asfixiarla.

“Enfrenta la verdad.”

En ese momento,

El aura negra se reunió alrededor del cuerpo de Myu y se transformó en tentáculos con espinas. Llenando la sala de aislamiento, corrieron hacia Bom mientras algunos de los tentáculos bloqueaban las puertas de la sala.

Uno de los tentáculos con espinas agarró a Bom por el cuello y comenzó a jalarla mientras amenazaba con partirle el delgado cuello.

“¡Ugh! ¡Sue, Suéltame…! ¡E-esto…!”

Su cuello estaba siendo estrangulado y su cuerpo estaba siendo arrastrado, pero Bom todavía estaba mirando directamente a la cara de Myu porque ese era su objetivo.

Y cuando la cara de Myu estaba justo en frente de sus ojos.

— Bom apretó el gatillo.

.

.

.

El mundo se contorsionó y las dimensiones se estremecieron. Bloqueando su boca, Bom colapsó en el suelo.

Algo estaba subiendo por su garganta. Sofocaba su corazón cuanto más intentaba reprimirlo y golpeaba su cuello. Más tarde, cuando la presión fue demasiado para soportar, Bom no pudo evitar dejarlo salir de su boca.

“Uhp…”

Vomitó lo que había dentro.

Esta era la primera vez que vomitaba después de haber nacido como dragón.

Tenía heridas por todo el cuerpo. Estaba sangrando por el cuello y las mejillas, pero no estaba en sus cabales para detener la sangre. Gotas de sangre caían de su barbilla.

Recuerdos increíbles inundaban su mente y cosas inaceptables sacudían su cerebro. La reluciente hoja afilada; ojos enfurecidos; restricción de manos; la voz que gritaba y las manos que le abofeteaban las mejillas estaban grabadas en su mente. Esto continuó sin cesar durante más tiempo de lo que podía imaginar e incluso más que toda su vida.

Después de vomitar varias veces, Bom notó que la sangre le bajaba por las mejillas. Sus lágrimas eran tan rojas como la sangre.

“Uhp. Uuuugk…”

Volvió a vomitar, sin siquiera saber lo que venía afuera.

Lo que estaba en su mente y hacia dónde se dirigían sus pensamientos estaba más allá de lo que Bom podía percibir. Solo los recuerdos distantes y dolorosos estaban desperdiciando su mente.

Verse a sí misma sufriendo de dolor era duro. Verse a sí misma gritar desde sus entrañas por los huesos aplastados fue horrendo, pero lo que fue más doloroso de ver…

…Era lo que les había pasado a sus preciosas hermanas.

Cosas que estaban más allá de lo creíble,

Esa impactante verdad estaba destrozando el corazón de Bom.

Una tremenda sensación de traición estaba llenando su corazón. Ellos tuvieron lugar como un pesado trozo de plomo y aplastaron su corazón, que era como una canica de vidrio.

Una emoción que sus recuerdos inolvidables no olvidarían, que así sería recordada para siempre…

“¡Uuhp- Uhkk-!”

Bom vomitó de nuevo, pero la sensación de traición era tan fuerte que no abandonó su corazón. Era solo la sangre oscura como un veneno y la saliva que fluía de su boca.

Incapaz de ponerse de pie, Bom se arrastró.

Cuando volvió en sí, gateaba a cuatro patas.

Un mensaje llegó a su reloj. Era de la bruja que decía algo como, voy a morir, voy a escapar. Como no había suficiente tiempo, Bom enderezó su mente mientras gateaba a cuatro patas.

Mareada, se limpió la boca y se secó las lágrimas.

Cuando volvió en sí misma,

Ella estaba tropezando con una cojera.

No tenía idea de lo que estaba viendo, qué hora era y hacia dónde se dirigía. Bom solo podía tambalearse hacia adelante.

Había un lugar al que definitivamente tenía que ir. Cosas que eran demasiado pesadas para guardárselas colgaban de sus emociones.

Mientras se tambaleaba hacia adelante, su cabello raspaba sus ojos. Saltando sobre las dimensiones, comenzó a caminar por un corredor familiar cuando una puerta aún más familiar apareció ante su vista.

[301]

Ella levantó su mano temblorosa,

Y dedos temblorosos.

Se dio cuenta de que sus dedos arañados aún sangraban. Después de una breve pausa, curó su cuerpo y luego abrió la puerta.

En los estantes para zapatos podía ver los zapatos de las niñas.

Tropezando, vio a las niñas sentados en la sala de estar. Sus ojos borrosos tenían problemas para ver bien a las niñas, así que se acercó un poco más.

Las niñas estaban todas reunidas en un solo lugar, pero el ambiente no era positivo. Era difícil decir por qué ese era el caso, así que se acercó un poco más.

Yeorum y Kaeul miraban preocupados a Gyeoul, que estaba sentada entre ellas. Gyeoul sangraba por los dedos y junto a Yeorum había un guante con púas que usaba como equipo de entrenamiento.

“¡Por eso te dije que no lo tocaras!” Yeorum estaba gritando.

“…”

“Esto es amarillo, pero no es dorado. ¿Cuántas veces tengo que decirlo? Es peligroso, ¿por qué lo tocas, eh? ¡Por qué!”

“Unni. ¡Deja de gritarle a Gyeoul…! ¡Ella ya dijo que fue un error…!

“…Lo siento.”

“¡No, está bien Gyeoul! Está bien cometer errores. Y no es tan grave, por lo que debería dejar de sangrar pronto…”

Gyeoul estaba al borde de las lágrimas con el dedo en la mano. Parecía haberse lastimado al tocar las pertenencias de Yeorum.

“…”

Pronto, Bom dio un paso más cerca del pasillo. Al verla, las niñas saludaron mientras Kaeul le pedía que curara la herida de Gyeoul.

Era una herida diminuta; un pequeño rasguño en la punta de su dedo. Solo por eso, Gyeoul estaba a punto de llorar tristemente; Yeorum estaba enojada porque la niña se estaba lastimando sin razón; y Kaeul estaba expresando sus preocupaciones.

“…”

A diferencia de otra persona, Bom no podía enviar emociones. Sin embargo, era posible que las niñas las vieran.

Gyeoul caminó hacia ella.

Luego extendió sus dedos hacia Bom. ‘…Duele.’ Ella gimió, diciéndole que la herida sangrante era dolorosa.

Bom se arrodilló y tomó sus manos con cuidado. Usando su maná inestable, usó magia curativa para acariciar la herida. Con un gemido, Gyeoul enterró su cabeza en el pecho de Bom y pidió un abrazo.

Cuando sus pequeños brazos comenzaron a envolverse alrededor de su cuerpo… Esos brazos se sentían tan pesados ​​que hacían que a Bom le costara respirar. El mundo nebuloso en su vista se volvió aún más borroso.

¿Qué tan doloroso esto debió haber sido?

Por ese demonio…

“Chicas. Tengo algo que decirles.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »