Capítulo 27 – KD – Un fin de semana en el Apartamento 301 (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“Limpio, ¿verdad?”

Fue cuando Yu Jitae estaba explicando el plan de limpieza a su clon.

Desde la habitación de Bom, Gyeoul se despertó. Ella pasaría el día en la habitación de Kaeul y dormiría en la habitación de Bom por la noche. Como todavía era una bebe Dragon, necesitaba dormir mucho por la noche.

Ella estaba dentro del abrazo de Bom cuando se despertó. Gyeoul se escabulló y comprobó que el osito de peluche azul también estaba sano hoy y se levantó de la cama mientras abrazaba al oso.

Cuando la puerta se abrió suavemente, el cabello azul y un par de ojos circulares se asomaron más allá del pequeño espacio entre la puerta y la pared.

Estaba Yu Jitae en la sala de estar.

Y ahí estaba otro Yu Jitae.

Con los ojos muy abiertos, Gyeoul miró de un lado a otro entre los dos hombres.

Este de aquí era Yu Jitae y el de allí … también era Yu Jitae.

Ella dudaba en acercarse incluso a solo uno y, sin embargo, había hasta dos Yu Jitaes frente ella, y su nerviosismo se duplicó. Debido a eso, Gyeoul se escondió detrás de la puerta durante un largo tiempo mientras observaba a los Yu Jitaes.

Pero pronto, sus pies se impulsaron inconscientemente hacia adelante. Mientras caminaba con cautela por el pasillo, Gyeoul vaciló sobre la dirección a la que debía dirigirse.

“Su deseo es mi comando. Mi lord.”

Un Yu Jitae con la cabeza gacha ignoró a Gyeoul y se dirigió a la habitación de Yeorum.

Sin comprender, Gyeoul miró fijamente su espalda antes de sentir algo y girar la cabeza hacia el frente. Luego, caminó hacia el Yu Jitae restante.

La pequeña bebé se enfrentó con cuidado al hombre mientras una mirada nublosa viajó hacia abajo y se encontró con el par de ojos azules.

“…”

Ella trató de abrir la boca con un murmullo, pero las palabras no salieron de su boca. Al ver a la niña vacilante, Yu Jitae lo saludó.

“Dormiste bien.”

Una voz seca y bastante impotente salió de su boca.

Incapaz de dar una respuesta, Gyeoul vaciló durante mucho tiempo antes de levantar el muñeco y cubrirse la cara. Poco después, un par de brazos grandes y fuertes se acercaron a ella y la levantaron. Cuando ella quitó al oso de su visión, se dio cuenta de que estaba en los brazos de Yu Jitae.

“…”

Gyeoul, que terminó en su abrazo, miró profundamente a su rostro, Y esos ojos se quedaron en él durante un largo período de tiempo.

Mientras tanto, la [Sombra de un Archiduque (SS)] que entró en la habitación de Yeorum, se enfrentó a una escena sorprendente. No se sabía exactamente cuándo los compró, pero había cientos de cómics, consolas de juegos, paquetes vacíos de galletas saladitas, latas, cajas de pollo a medio comer, algunas espadas y objetos no identificables con innumerables marcas de espadas.

Delante de todo eso, había un ser con armadura completa con un delantal en medio de una sesión de limpieza — era el protector.

El protector, que había estado parado en la esquina de una habitación como una estatua durante toda la noche, solo comenzó a moverse nuevamente desde la mañana debido a la orden de Yu Jitae de limpiar.

Al parecer, se había convertido en ama de llaves.

El protector pensó mientras reflexionaba sobre su propia identidad, cuando el clon de Yu Jitae se acercó y dobló la espalda.

“No lo hagas así. Eso es un desperdicio de comida.”

“…!”

“Ponlo en esa bolsa amarilla de allí. ¿Ni siquiera sabes eso?

Debido a la repentina aparición de Yu Jitae, el protector se puso de pie apresuradamente, pero pronto, se dio cuenta de que el que estaba frente a sí mismo era el duplicado que había visto anoche. Con la espalda rígida, el clon empujó la basura a un lado con los pies.

Quizás así se vería el propio Yu Jitae, si tuviera que limpiar la habitación de otra persona.

“… ¿Cree que es el verdadero cuerpo o algo así?”

El protector se susurró a sí mismo en voz baja y el clon no respondió. Durante un largo tiempo, los dos limpiaron la habitación de Yeorum sin decir una palabra más, pero cuando un poco de plástico y latas entraron en una bolsa para desechos generales, el clon abrió la boca.

“Tengo curiosidad por saber lo incivilizado que es Askalifa.”

“…”

“Parece que ni siquiera hay un sistema de reciclaje adecuado, así que…”

Obedientemente, el protector escuchó las palabras del clon y separó las latas y el plástico. Pero cuando el clon todavía empujaba sin esfuerzo y empujaba los desperdicios con los pies, el protector dejó escapar un murmullo.

“Una súcubo montada en la espalda de un conde…”

Era un proverbio del mundo demonio que se usaba para delatar a una persona impotente que creía en sus antecedentes para realizar actos irresponsables.

Sin embargo, como una autoridad clasificada SS de un Archiduque Demonio, que había vivido durante cientos de años, el clon tenía su propia personalidad.

Sus pies se detuvieron.

Al mismo tiempo, las manos enguantadas de goma del protector también se detuvieron. Sus ojos carmesí parpadearon cuando levantó la cabeza.

“…”

“…”

Sus miradas chocaron en el aire.

 

*****

 

A pesar de ser fin de semana, había habido un contacto del equipo de dirección. Era una guía detallada sobre la audición de declaratoria que se realizaría en dos días.

Entre aproximadamente 300 cadetes, solo 13 lograron pasar la primera audición y, de esos candidatos, se llevará a cabo la audición final, donde se elegirán tres miembros finales.

Los tres estarán compuestos por un declarante principal y dos declarantes secundarios.

El nombre, ‘Yu Kaeul’ estaba al final de esos 13 nombres. Yu Jitae, que había estado revisando la lista de participantes de la audición, se encontró un nombre que conocía.

[Gong Juhee]

Este nombre — lo recordaba.

Ella era uno de los miembros del grupo de estudio Dragon Azure, bajo el fuerte apoyo del demonio, Wei Yan.

Era un demonio que estaba mucho más preocupado por los medios y las masas en comparación con otros demonios. Por lo tanto, quizás era natural que un miembro del grupo de estudio Dragon Azure estuviera mezclado en la lista de lectores de declaratorias de la ceremonia de bienvenida.

Wei Yan, Wei Yan …

Era un nombre perturbador, como una llaga en la lengua.

Yu Jitae salió de la casa y se dirigió al departamento de educación dentro de la Guarida. Fue para observar el ‘evento a celebrarse a fin de año’, del que Wei Yan habló al revelar sus aspiraciones. Además, eso quizás no fue solo un evento para Wei Yan, debe ser un evento que toda la organización demonio de la que formaba parte estaba esperando.

Dado que era un plan de fin de año que aún no se había revelado, era un secreto para los forasteros y no había forma de que una persona normal se informara al respecto. Sin embargo, eso no presento problema para el Regresor.

Gracias a los Ojos del Equilibrio y varias otras herramientas, descubrió la respuesta con bastante seguridad y facilidad.

“Conquistaremos una mazmorra S+. También participarán los Cadetes de la Guarida que hayan sido seleccionados mediante competiciones.”

En las escaleras de emergencia que se dirigían al sótano, un miembro del personal de la Guarida abrió la boca con una expresión aburrida.

Al escuchar eso, Yu Jitae recordó algo del pasado, mientras reflexionaba sobre una cierta ronda de repetición.

 

[Melissia Masquerade]

 

Melissia Masquerade fue un gran incidente que sucedió en el salón de baile Melissia donde nacieron más de 100 demonios.

Para la raza humana, este fue uno de los elementos que representaron grandes amenazas.

En cierta ronda de repetición, él había estado en el salón de baile Melissia como parte del grupo de soldados que fueron enviados allí para proteger a los cadetes y que ahora entraba en juego en esta ronda.

Fue algo bueno para él. Dado que todos los demonios que fueron cuidadosamente criados por Wei Yan serán movilizados, sería una gran oportunidad para masacrar a todos los subordinados de Wei Yan que se extendieron como puntos.

Algunos podrían preguntar: ‘Después de regresar, ¿no es posible simplemente masacrar a todos los demonios de las otras rondas?’

Eso sería imposible.

Wei Yan siempre había sido un demonio en todas las rondas y había muerto en las manos de Yu Jitae en cada ronda. Allí no hubo excepciones.

Sin embargo, había seres que eran demonios en algunas rondas, mientras que eran humanos en otras. Por otro lado, también estaban aquellos que no habían sido demonios, pero que de repente se convirtieron en demonios en una determinada ronda.

Matar a humanos inocentes debido a un error como demonios no fue un problema. Eso no resulto en ningún sentimiento en particular.

De hecho, el problema era todo lo contrario. El nacimiento de un demonio desconocido era algo que debía evitarse lo mejor que pudiera, para apagar incluso la más mínima de las amenazantes. Esa fue una forma de compulsividad que se creó dentro de él durante muchos años.

Imaginó el futuro de esta ronda. No interferiría con el flujo del mundo y al igual que lo que siempre había estado haciendo, dejaría que la ola fluyera, ya que era una buena idea montarla.

No había nada que pudiera hacer con los granos de arena esparcidos debajo de donde habían golpeado las olas. Pero eso estuvo bien. En el flujo del mundo, estaban destinados a ser tornados y las arenas dispersas siempre se reunirán en un solo lugar.

Por lo tanto, todo lo que tenía que hacer era esperar y discernir el momento adecuado. Para el Regresor, que había vivido como un depredador durante mucho tiempo, eso no fue una tarea difícil.

 

*****

 

En el camino de regreso del departamento de educación, Yu Jitae sintió un aura familiar.

Cerca había un parque local, donde se alzaba una gran fuente. Se dirigió a ese lugar.

Un gran árbol se extendía hacia los cielos mientras los cadetes viajaban en grupos de tres a cinco. Allí, Yu Jitae encontró a una chica de cabello verde sentada en un banco.

Aunque no se sabía cómo ella lo notó, la cabeza se volteó hacia él mientras el par de ojos verdes parpadeaban.

Era Bom.

“¿Eh? Ahjussi.”

En el lugar donde Bom había estado mirando previamente, Gyeoul estaba inclinando su cabeza cerca de la fuente mientras los cadetes y adultos la miraban desde los alrededores como si lo encontraran lindo. Bom aparentemente había sacado a Gyeoul a dar un paseo.

Yu Jitae las miró. desde la distancia antes de caminar lentamente hacia el banco y sentarse a su lado.

“¡Ha pasado un tiempo! No esperaba verte aquí.”

“¿Dormiste bien?”

“Si. He mejorado ahora.”

El Regresor devolvió un leve asentimiento ante las palabras de la Dragon. Aunque se estaban viendo por primera vez en unos días, ese fue el final de su conversación. Como tanto él como Bom estaban en el lado tranquilo, así era como resultaba su conversación cada vez.

En silencio, los dos observaron a Gyeoul rodeada de gente.

“Aigo. Tan bonita.”

“¿Tiene el pelo teñido? Ella es como un ángel en realidad…”

O hicieron expresiones en blanco mientras la miraban, o le hablaban a la niña. También estaban los que le daban caramelos y dulces a Gyeoul.

Sin embargo, Gyeoul, que estaba abrazando al oso azul, no parecía estar de buen humor. Ella no les sonrió ni les respondió e incluso cuando sacaban los caramelos, los ignoraba después de una mirada y continuaba pateando el agua con los pies.

“Niñita. Awhhh, ¿cuántos años tienes?”

Incapaz de contenerse, uno de los cadetes hizo una pregunta con un ceceo. Pero al ver eso, Gyeoul frunció el ceño como si viera algo que fuera dañino para sus ojos y pronto apartó la cabeza.

“Ukk…”

“Oi detente. Ella dice que eres repugnante.”

“No, ¿Qué? ¡Ella no dijo eso!”

Ellos rieron.

Algunos de ellos, que habían estado esperando secretamente la reacción de Gyeoul, se sintieron decepcionados, pero como era demasiado bonita, empezaron a hablar con ella de nuevo.

Fue un momento de paz.

Mientras miraba sin comprender esa escena, Bom abrió la boca.

“Ahjussi.”

“Si.”

“Cuando somos así, parecemos una familia.”

¿Era ese el caso?

Él no recordaba cómo era una familia. Desde que recordaba, Yu Jitae siempre había estado solo. Pero cuando reflexionó sobre ello, pensó que quizás las emociones que enviaban los compañeros de su clon en la comisaría eran similares a las de una familia. Aun así, no había forma de confirmar esa suposición.

“Si así son las cosas, seríamos como una pareja casada.”

Fue entonces cuando Bom empezó a decir tonterías.

“Gyeoul sería la hija de ahjussi.”

Él no respondió.

“Y yo seré su madre. ¿Como suena eso?”

Bom preguntó.

Cuando volteó la cabeza, se encontró con los ojos de Bom mirándose a sí mismo y le devolvió la mirada con una expresión indiferente.

‘¿Como suena eso?’

Esa fue una pregunta desconcertante. No podía pensar en qué decir en respuesta, ya que no aparecieron palabras adecuadas en su cabeza.

Yu Jitae definitivamente tenía una expresión indiferente, pero de alguna manera sintiendo la perplejidad escondida dentro, Bom se rió suavemente.

“Es una broma.”

Mientras tanto, algunas personas fueron a un quiosco cercano y compraron bocadillos. Luego se lo entregaron a Gyeoul.

“Este es un fairy floss. Lo destrozas así y te lo comes y, ¡mmm! ¡Aigo, qué linda!”

El fairy floss terminó siendo un fracaso. Gyeoul, que de repente se vio obligada a agarrar el palo, no lo sujetó con la suficiente fuerza cuando cayó dentro de la fuente. “¡Noo!” Se escuchó una voz arrepentida.

“¿Quieres helado?”

El siguiente en la fila fue el helado, pero esto también fue un fracaso. El fairy floss parecía una nube y captó algo de su atención, pero desafortunadamente, el helado ni siquiera recibió una mirada de ella. Abatida, la empleada empujó el helado en su propia boca.

Al ver que el sol comenzaba a ponerse, Bom llamó a Gyeoul.

“Gyeoul. Volvamos.”

Al escuchar eso, Gyeoul dejó de chapotear con el agua y se dio la vuelta. La mirada de mal humor en el rostro de la bebé se iluminó instantáneamente en el momento en que vio a Yu Jitae.

“Ah, ¿quieres esto?”

Fue entonces cuando Bom le entregó algo a Yu Jitae. Era un poco de almendra de castaña/nuez.

“Lo encontré de camino aquí. ¿Qué tal si se lo das a Gyeoul?”

¿Un niño comería algo como esto?

Pensó Yu Jitae, pero recordando cómo las papilas gustativas de los Dragones eran un poco extrañas, Yu Jitae lo recibió en silencio.

Luego, mientras sostenía la castaña, extendió su mano hacia Gyeoul.

Cuando lo hizo, Gyeoul, que no se había alejado ni un pie de la fuente hasta ahora, corrió rápidamente con los pies tambaleantes y agarró firmemente la castaña.

Al ver eso, los espectadores se quedaron sin aliento.

¡Ah, entonces a la niña le gustaba la castaña…!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »