Capítulo 25 – KD – Los Protectores (3)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“……”

Yu Jitae los miró.

Los protectores levantaron sus cuerpos uno por uno y el maná inestable y vacilante reflejó su ansiedad. Lo más probable es que siempre hubieran estado protegiendo guaridas con fuerzas omnipotentes mientras miraban hacia abajo al resto del mundo. Y, sin embargo, esas existencias fueron derrotadas por pura fuerza.

La razón de un cambio repentino en sus actitudes hasta el punto de que estaba cerca del respeto fue porque las armaduras vivientes eran originalmente seres del mundo de los demonios.

Ese era un mundo de fuertes. Las existencias en los mundos demoníacos respetaban y temían a los más fuertes que ellos.

“¿Es este lugar … un mundo bajo el reinado de usted mismo estimado?”

Eso fue un malentendido, pero no vio una razón para corregirlos, así que en silencio miró a los protectores.

A juzgar por las cosas que habían sucedido antes en otras repeticiones, era probable que a estos muchachos les ocurriera algún cambio en este momento. Y sus pensamientos estaban en el blanco.

Cuando los protectores estaban a punto de morir, el deseo de sobrevivir se disparó dentro de ellos. Fue un instinto de un organismo que deseaba conservar su vida.

Sin embargo,

Algo fue diferente.

Por lo general, incluso cuando sentían el impulso de sobrevivir, la Magia de la Esclavitud debería lavar eso como una maldición. Independientemente de sus propias muertes, los protectores deben derrotar al enemigo mientras protegen a los Dragones. Ese era el papel de la correa que les echaban los Dragones.

Y, sin embargo, en la actualidad, sentían el deseo de sobrevivir corriendo dentro de ellos. Quizás la Magia de la Esclavitud se había deshecho durante el largo viaje a una dimensión lejana, pero para ellos, la libertad que finalmente había llegado después de cientos de años era más importante.

En este momento, todos protectores tenían el mismo pensamiento en mente — independientemente del método, deben huir de aquí.

Y Yu Jitae, que entendió con precisión su proceso de pensamiento, abrió la boca.

“Ahora finalmente podemos tener una charla.”

Acercándose al protector del Dragon Verde, pateó la parte superior del cuerpo. Con un ruido sordo, como un cordón roto el de armadura de metal cayó al suelo y se alejó rodando y poco después, una cuchilla invisible tocó su pecho, donde debía estar el núcleo de la armadura viviente.

“Debería haber habido un problema con la dimensión. ¿Cómo sobrevivieron todos?”

“… Si respondo, ¿podemos mantener nuestras vidas intactas?”

“¿No puedes entender lo que está pasando?”

La cuchilla atravesó la armadura.

Kagagak…

Y se escucharon sonidos de metales frotándose.

Como si se estuviera hundiendo en un trozo de madera blanda, la armadura de metal era como madera delante de la cuchilla.

“…Déjame hablar. La siguiente incidencia se llama Torcedura Dimensional. Mi lord trató de abrir un camino con una dimensión cercana, pero por alguna razón, las dimensiones se torcieron y rebotamos hacia un exterior incierto de las dimensiones.”

Hasta aquí había algo de lo que Yu Jitae también era consciente.

“Explica sobre esa cosa llamada Torcedura Dimensional.”

Una vez más preguntó algo que ya conocía. Eso fue para permitirse una comparación con las respuestas que recibió en otras rondas de repetición.

“Aunque yo no estoy muy seguro de eso…”

Después de permanecer en silencio por un corto período de tiempo, el protector continuó hablando.

“En el pasado, mi lord dijo que había un lugar llamado ‘Horizonte de la Providencia’ y que el horizonte se desviaba del concepto del tiempo de nuestro mundo. Recuerdo que dijo que las brechas dimensionales ocurrieron debido a que cierto poder entró en vigencia desde ese Horizonte de la Providencia.”

Pero la explicación de esta ronda fue diferente a las anteriores.

¿Horizonte de la Providencia? Era la primera vez que escuchaba una palabra así y ahora que lo pensaba, nunca había habido un protector del Dragon Verde entre los que vinieron a buscarlo.

Tal vez fue porque el protector frente a él era un protector de la raza verde que sabía leer la Providencia.

 

Ojos del equilibrio (SS)

 

Un aura azul apareció en los ojos de Yu Jitae. La autenticidad que flotaba era ‘verdad’, lo que demuestra que sus palabras eran verdaderas.

“…”

Comparativamente hablando, las dimensiones eran como el océano. Aunque el mar era ancho y extenso, viajar a una isla cercana no era difícil. Incluso Yu Jitae podría abrir las dimensiones y dirigirse al mundo de los demonios si así lo deseara. El mundo de los demonios estaba cerca y podía zarpar en una canoa.

Por supuesto, un viaje a través de las dimensiones requería un sacrificio, pero la cuestión era que siempre era posible.

Sin embargo, ‘Askalifa’, el mundo de los Dragones, era una dimensión distante. Viajar de Asia a América en canoa era prácticamente imposible y además, lo que pasó con ellos era similar a encontrarse con una tormenta mientras montaban en una canoa. Por eso era más cuestionable.

“Incluso los Dragones no pueden encontrar la dirección correcta en un giro como ese.”

“Sí, ese es el caso.”

Entonces, ¿cómo vinieron todos ustedes aquí juntos? Sintiendo la pregunta de Yu Jitae sin que él ni siquiera abriera la boca, el protector continuó sus palabras.

“En el Horizonte de la Providencia … cerca había una cierta existencia.”

“¿Una existencia?”

“Sí. Eso inició una conversación conmigo, desde el otro lado del horizonte.”

Esto también era algo que estaba escuchando por primera vez, y una ligera irritación apareció en el ceño fruncido de Yu Jitae.

“No fue algo hablado a través de un idioma. Fue como una cierta voluntad sugiriéndome una dirección. Esa ‘voluntad’ nos enseñó la dirección a la que debíamos dirigirnos y simplemente seguí ese camino para reunir a los protectores en un lugar, mientras buscaba la dirección hacia las crías.”

Después de desintegrar la Espada sin Forma, Yu Jitae sostuvo su frente y miró hacia abajo. En este momento, estaba de un humor extremadamente desagradable.

Pasando más de cuatro rondas de repetición y excluyendo los pequeños elementos que cambiaban con cada repetición, no había casi nada que él no supiera.

Era solo que, al igual que el pie de una vela siempre estaba oscuro, no tenía ni idea de los individuos llamados Dragones. La razón era que, hasta ahora, no había tratado a los Dragones como individuos.

Tener algo de lo que no tenía ni idea no era aceptable.

Este mundo y esta línea de tiempo — todo debe estar en la palma de su mano.  Así es como debe ser.

Y, sin embargo, la autenticidad de las palabras del protector dibujadas en los Ojos del Equilibrio era ‘verdadera’ sin importar cómo lo viera. Significaba que había ocurrido un aspecto que no conocía.

“Eso parecía que la voluntad contenía insatisfacción contra algo, hasta el punto de maldecirlo … tal vez sea porque tengo un núcleo hecho por los poderes de un Dragon Verde dentro de mí.”

El protector de Verde siguió balbuceando. Mientras recordaba cada palabra que salía de su boca, en el otro lado de su cerebro, Yu Jitae reflexionó sobre sí mismo.

¿Por qué no supe de estas cosas? El Horizonte de la Providencia y ese ser al otro lado del horizonte — ¿existieron también en otras rondas a pesar de que él no tenía ni idea de ellos?

No.

Mientras viajaba a través de las dimensiones, aplastando la cabeza de un archiduque del mundo de los demonios, retorciendo el cuello de un Dragon negro y deambulando por el río Styx y los infiernos del shura, buscó todo lo que se podía saber relacionado con las dimensiones. Había confirmado y comprobado varias veces que todo tenía sentido.

Y sin embargo, ¿qué era esto? Un elemento que podría afectar la totalidad de la línea de tiempo se le acercó sin una sola advertencia. ¿Cómo podría suceder tal cosa?

Fue cuando se encontraba en medio de una profunda contemplación.

“… Ah, y en un rincón de mi núcleo, hay un signo sobrante de esa existencia. No sé exactamente qué tipo de cosa es, pero…”

Debido a esas palabras, levantó la cabeza.

Él abruptamente se acercó al protector y se aferró a los otros lados del agujero que se hizo en el medio de la placa de metal antes de separarlos. Cuando lo hizo, los metales comenzaron a doblarse como una gelatina como un grito del protector que decía: “¡… Kuhak!” fue escuchado.

El núcleo de maná en el medio — aunque no se podía ver a simple vista debido a que no era un objeto, Yu Jitae podía verlo claramente. Extendiendo su mano, tocó el núcleo cuando la armadura de metal comenzó a temblar.

En ese momento, una pantalla de status flotó frente a sus ojos.

 

La autoridad el [Reloj Antiguo (EX)] nota un flujo retorcido en el tiempo.

 

Una autoridad única que le pertenece. Un poder que rebobina el tiempo de todas las dimensiones con él en el centro.

 

La autoridad el [Reloj Antiguo (EX)] descubre un elemento frente a usted con animosidad.

 

La autoridad el [Reloj Antiguo (EX)] expresa una intensa repulsión hacia los elementos que han escapado de la línea del tiempo de los mundos.

 

La autoridad el [Reloj Antiguo (EX)] declarará todo lo que no fue afectado por las repeticiones, aquello que apareció desde fuera de la línea de tiempo o aquellos con su propia línea de tiempo como enemigos y los examinará a fondo.

 

Yu Jitae leyó repetidamente los mensajes de status varias veces. Tal como él entendió, parecía que había una existencia en un lugar lejano, llamado Horizonte de la Providencia, que guardaba un descontento por sus repeticiones.

No tenía forma de saber el tipo de aspectos inciertos que se crearían, pero al mismo tiempo, no era algo por lo que se agitara en este momento. Según los mensajes de estado, el [Reloj Antiguo] notará la ‘hostilidad enviada desde fuera de la línea de tiempo’ un segundo antes que él.

Con un profundo suspiro, Yu Jitae se relajó.

“… Lo entiendo, por el momento.”

Un gran peso que selló todo el espacio finalmente se disipó y solo entonces los protectores dejaron escapar suspiros.

“Ahora es el momento de hablar sobre su tratamiento. Desafortunadamente, no puedo entregarles a los Dragones.”

Los destellos de luz dentro de las armaduras de acero se volvieron un poco más claros a medida que los protectores se aferraban a la esperanza y la expectativa.

“Así que, los dejaré ir si quieren. Siempre y cuando no cause ninguna interrupción en el exterior, estará bien. ¿Alguien que quiera irse?”

“..a mí, a mí me gustaría irme.”

El protector del Dragon Dorado fue el primero en expresar su voluntad. Teniendo los núcleos hechos a mano por Dragones, los protectores podían recuperar sus cuerpos físicos. Las armaduras dobladas se desplegaron y las partes desprendidas del cuerpo volvieron a juntarse.

Un protector se levantó.

“Y alguna otra persona. Alguna otra persona que quiera irse.”

Mientras miraban alrededor, los otros protectores también levantaron sus manos. Nunca se habían ofrecido como voluntarios para proteger a los Dragones y buscaban la libertad. Los protectores de la raza roja y azul se pusieron de pie lentamente.

Pero hasta entonces, el protector del Dragon Verde no mostró ninguna respuesta.

“¿No te iras?”

“…”

“Te estoy preguntando. ¿No te iras?”

“No me puedo irme.”

Sin perder un segundo más, Yu Jitae pateó al protector.

¡Kaang–!

Debido al poder abrumador, el protector voló docenas de metros y rodó en la esquina de la dimensión alternativa. Su pechera de metal fue aplastada una vez más.

“… Kuuk.”

No fue un simple golpe y fue una conmoción que golpeó la fuente del maná en sí. Lentamente, se acercó y se paró frente a él mientras le hacía otra pregunta.

“Respóndeme. ¿No te iras?”

“…No me iré.”

La Espada sin Forma viajó más allá del casco del protector y, junto con un corte, se cortó el cuerno del casco. Eso también fue un ataque dirigido a su fuente.

“¿No te iras?”

“Yo… yo soy el que protege la historia de la causa y efecto…”

Incluso mientras su vida como ser vivo comenzaba a desvanecerse, el protector de la Dragon Verde se mantuvo firme. Por lo tanto, con una expresión indiferente, Yu Jitae atravesó su cuello con la Espada sin Forma. La intención asesina que apuñaló desde el frente sobresalía de su nuca.

“¿No te iras?”

“No puedo … ir …”

Debido a que el flujo de maná se interrumpió en algún lugar, incluso su voz se estaba yendo en fragmentos. Y, sin embargo, sus ojos seguían parpadeando y, por lo tanto, Yu Jitae aplasto la cara del protector con los puños.

¡Kwang! ¡Kwang! ¡Kwang!

Cada vez que conectaba un golpe, Black Gaze temblaba. Después de solo tres golpes, el casco de la armadura viviente parecía un trapo sucio. Significaba que se estaba transmitiendo una conmoción a ese nivel a su alma y, por lo que Yu Jitae entendió, era similar al dolor de un cráneo humano destruido.

“¿No te iras?”

“…”

Incluso entonces, persistió. Después de caminar hacia él, pisó el pecho del protector con su pie.

“Última oportunidad. ¿No te iras?”

“Yo … no puedo … hacer … tal …”

“Este tipo está loco.”

Yu Jitae se lamió ligeramente los labios.

Una reacción como esta fue extremadamente inesperada. Para ser honesto, pensó que los cuatro desearían la libertad.

Los Ojos del Equilibrio se enfrentó a sus ojos parpadeantes. La preferencia que apareció en sus ojos fue ‘disgusto’ y parecía estar sufriendo mucho por la situación. A pesar de eso, estaba aguantando.

“Ese tipo siempre ha sido un tipo tonto.”

En ese momento, un protector diferente intervino. Las diferentes razas de Dragones solían ser indiferentes entre sí y tal vez por eso.

“Es un tonto que ni siquiera capta la libertad que tiene ante sus ojos, así que, por favor, haz lo que mejor te parezca.”

Fue una risa desdeñosa frente a un compañero de raza demoníaca que ni siquiera pudo aprovechar una oportunidad ante la libertad. Por lo tanto, Yu Jitae decidió empujar al protector más hacia una esquina.

¡Kwang! ¡Kwang! ¡Kwang!

Hasta que justo antes de que el fuego de su vida estuviera a punto de apagarse, los puños más pesados ​​que unos martillos de metal continuaron volando.

“……”

El protector de Verde se derrumbó en el suelo como una pulpa. Es el único ojo restante que no apartó la mirada de la mirada de Yu Jitae a pesar de sus débiles destellos.

Eso fue más que suficiente.

Yu Jitae no estaba interesado en lo que los otros protectores pensaban desde su pasado hasta ahora.

Él era fundamentalmente un ser humano destrozado. Si fuera necesario, podría matar a uno o dos hombres inocentes sin sentir ni un ápice de culpa. Eso sería un acto malvado, pero en ese sentido, él ya era una persona malvada y había olvidado los valores del bien y el mal hace mucho tiempo.

Solo había una razón para que él mantuviera vivo a un protector en esta situación actual. Y eso era solo si podían ayudar a proteger a los Dragones.

Y en este momento, solo uno de los cuatro pasó con éxito sus estándares. Ahora bien, así es como debería ser un ‘protector’, ¿verdad?

Además, también requería información sobre el otro lado del Horizonte de la Providencia, por lo que mantenerlo cerca no debería ser un inconveniente.

Terminando su línea de pensamiento, Yu Jitae volteó la cabeza y lanzó su mirada hacia los otros protectores.

Lo que quedó, eran estos protectores inútiles.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »