Capítulo 196 – KD – Cerrando la puerta (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Había una expresión emocionada en su rostro toda la mañana. Mirando a la niña con una sonrisa, Bom preguntó.

“Gyeoul.”

“…!”

¡Nn nn! Gyeoul asintió con los puños apretados.

“¿Puedes recordarme lo que íbamos a hacer hoy?”

“… hacer, mi habitación.”

“¿Cómo te sientes?”

“…Bien.”

“¿Qué tan bien te sientes?”

Gyeoul abrió los brazos de par en par y expresó lo feliz que estaba.

Bom preguntó con picardía.

“Ayy, ¿Solo eso?”

“…No?”

“¿Entonces?”

“… Asiiiiiii de mucho.”

“¿Entonces solo dos brazos de ancho?”

“… ¿Asiii….asiiiiiiiii de mucho? Asi…”

Ella repitió diciendo “Asi, asiiii,” hasta que llego a jadear por falta de aire. Después de quedarse sin aliento, se mareó y refunfuñó, “… aigo”, como una anciana. Bom rió, pero cuando un hombre entró en la habitación, ambas voltearon la cabeza hacia él.

Hola — Bom hizo un gesto con la mano y Yu Jitae le devolvió el saludo.

“¿Cuándo vas a empezar?”

“Después del desayuno.”

Fue una cierta mañana de fin de semana.

Hoy, iba a hacer una habitación para Gyeoul.

 

*****

 

“¡Uwahh! ¡¿Vas a tener tu propia habitación ahora, Gyeoul?!”

“… ¡Nnn!”

“¡Oh wow, nuestra Gyeoul ya es una adulta ahora!”

“…Ja ja.”

“¡Ven aquí, pequeña!”

Era hora de un Doonga Doonga.

Cuando el pollito de manera naturalmente fue hacia los brazos de Gyeoul, Kaeul inmediatamente levantó a la niña y rebotó de izquierda a derecha. “¡Kyahaat–!” Gyeoul, que por lo general no mostraba su felicidad sin importar lo feliz que fuera, estaba tan emocionada hoy que no pudo ocultar su sonrisa.

“Oh. Cuenten conmigo también.”

Bom corrió por debajo del tercer piso y levantó a Kaeul. Ella parecía tener problemas ya sea por el peso o por la posición incómoda, pero a pesar de todo, los hizo rebotar de izquierda a derecha mientras Kaeul, Gyeoul y el pollito reían intensamente como la luz del sol.

“¡Tú también, Limpiador ahjussi!”

“¿Disculpe? Ah, estoy bien gracias. Su cabeza podría llegar al techo.”

“Entonces, por favor, haz eso. ¡Esa cosa…!”

“¿Se refiera, a esa cosa?”

“¡Si, eso!”

Parecía haber algo que solo Kaeul y el protector sabían.

Pronto, el protector se echó al suelo a cuatro patas y rebotó rítmicamente su trasero de izquierda a derecha como si hiciera twerking. Como esto se veía ridículo, las niñas se rieron en voz alta una vez más.

Aparentemente fue divertido para ellas.

“Ehew … ¿Cuánto tiempo van a hacer esa cosa tonta de 4 pisos?”

Incapaz de entenderlas, Yeorum negó con la cabeza de izquierda a derecha.

Mientras tanto, el Regresor miró a las niñas. Como siempre, Kaeul lucía una sonrisa. Pero como ella era extremadamente hábil para ocultar sus emociones, Yu Jitae tenía que observar a la niña con cuidado.

“¡Entonces saldré un momento!”

“¡Chirp!”

Después de desayunar, Kaeul salió a caminar con el pollito, que poco a poco se estaba convirtiendo en un gallo. Por lo general, ella simplemente caminaba junto él durante una hora más o menos, pero comenzó a pasar cada vez más tiempo con el pollito.

Aunque mencionó la despedida como un posible escenario de caso, todos en el Departamento 301 sabían que cualquier propuesta que saliera de su boca no eran simples estimaciones. Eso era porque él no era el tipo de persona que habla de posibilidades inciertas.

Dado que ese era el caso, se podría decir que Kaeul estaba comenzando a prepararse para la despedida. Era algo que tenía que superar ella misma, pero Yu Jitae decidió cuidar a la niña como mínimo.

“Yo también saldré entonces.”

Yeorum se fue hacia su entrenamiento personal, dejando solo a Yu Jitae, Bom, Gyeoul y el protector en la sala de estar.

“Empecemos a hacer la habitación.”

¡Wahh! Gyeoul sonrió alegremente.

“Bom. Sácala y jugar.”

“Sí. Por favor, llámame cuando hayas terminado.”

“Entendido.”

“Ven aquí, mi niña. Vas jugar a fuera con tu unni.”

“… Nn.”

Después de asentir, Bom salió de la casa de la mano de Gyeoul.

“¿Quiere que le ayude?”

“No. Lo hare yo mismo.”

Hacer una habitación era una tarea extremadamente fácil siempre y cuando él estuviera interesado en hacerlo.

En primer lugar, él abrió las [Profundidades del Abismo (S)] y ordenó a las manos que se deshicieran de todo lo que había dentro del almacén. Pronto, las manos dejaron la dimensión alternativa y eliminaron todos los equipajes innecesarios. Esos eran todos peluches y muñecos que Kaeul y Gyeoul ya no usaban, o cosas como ventiladores que venían con el dormitorio, por lo que eran prácticamente inútiles.

El espacio dentro del almacén ya se había ampliado. Bom tenía mucho maná para ser una simple cría, y era posible que ella aumentara permanentemente el tamaño de una habitación. Por la mañana, ella ya había creado un espacio virtual más grande dentro del almacén con [Leyes de la Naturaleza (S)] después de su solicitud.

Aunque sería posible para él simplemente llamar un trabajador para esto, decidió crear personalmente el espacio en el que Gyeoul pasaría su tiempo. Eso era porque ella misma parecía querer eso.

Esa noche, compró el material para el piso y el papel tapiz y los pegó a la habitación con pegamento. Sabía cómo hacerlo, ya que había hecho algo similar unas cuantas veces a través de sus repeticiones.

Tuvo que recibir permiso del departamento residencial por tratarse de un dormitorio, pero, aunque el trámite fue complicado, el personal inmediatamente dio permiso luego de escuchar que se trataba de una solicitud del Edificio 1705, Departamento 301, ya que sabían quién estaba solicitando era Yu Jitae.

Aunque no era un profesional, sus habilidades eran más delicadas que las de un profesional, por lo que comenzó a verse decente después de que invirtió mucho tiempo en ello.

A su vez, tomó mucho tiempo por eso. Durante el proceso, Yu Jitae reflexionó sobre la conversación que tuvo con Bom.

‘Para algunos Dragones, la guarida es el lugar en el que viven durante toda su vida.’

Por naturaleza, los Dragones eran bestias espirituales nacidas de huevos. Había algunos dragones que nacieron de la viviparidad, pero la mayoría eran de huevos, y tendían a vivir en la misma guarida que sus padres.

Excepto por el tiempo que pasaban durante su Diversión, los Dragones pasaban la mayor parte del tiempo en sus guaridas y para ellos, una guarida no era diferente de un mundo pequeño.

‘Solo podemos dejar la guarida de nuestros padres y ganarnos la nuestra cuando nos volvemos adultos.’

‘La guarida de nuestros padres se crea de acuerdo con la preferencia de nuestros padres, pero las crías generalmente obtienen sus propias preferencias después de una Diversión.’

‘Y podemos llenar nuestra guarida con eso.’

‘Hmm, se podría decir que es como un mundo pequeño solo para los nuestros.’

En ese entonces, después de escuchar sus palabras, había mirado a Gyeoul.

Yu Jitae sintió algo misteriosamente extraño. ‘Un pequeño mundo propio para ellas …’ Las palabras de Bom permanecieron vívidamente en sus oídos. Curiosamente, para él, esas palabras no le sentaban demasiado bien a Gyeoul.

¿Por qué ?, se preguntó.

¿Por qué la frase ‘un pequeño mundo propio para ellas’ no se adapta a Gyeoul?

Mientras tenía esos pensamientos, el Regresor continuó trabajando en la habitación. Después de cortar una de las paredes y llenarla con el alféizar de la ventana y el vidrio que compró en el distrito industrial, colocó las cortinas.

Por el momento, terminó de crear una habitación vacía.

Ya era de noche y las niñas empezaron a regresar al dormitorio una por una, y lo mismo fue para Bom y Gyeoul.

Aunque era una habitación vacía, el tamaño era casi el mismo que las habitaciones de sus otras unnis. En el momento en que vio el piso limpio y el papel tapiz blanco, Gyeoul abrió los ojos en círculos y se quedó paralizada en el acto.

“Cómo esta. ¿Te gusta, Gyeoul?”

Bom se agachó y preguntó desde el nivel de los ojos de la niña.

Con los ojos en blanco, Gyeoul asintió lentamente. Luego, entró a la habitación y dobló la espalda para tocar el piso, antes de caminar hacia las paredes y acariciar el papel tapiz. Al abrir y cerrar la ventana, tuvo que ponerse de puntillas para alcanzarla.

Yu Jitae y Bom observaron en silencio a la niña observar su habitación. No había nada en la habitación y, sin embargo, miró la habitación maravillada. “Creo que no está acostumbrada,” susurró Bom, encontrándola linda.

“Es la primera vez que tiene su propia habitación,” respondió Yu Jitae.

Solo después de escanear cada rincón de la pequeña habitación, Gyeoul finalmente se volteó hacia Yu Jitae.

“…”

La niña sonrió alegremente.

“… ¿Es mi habitación?”

“Sí.”

Ni siquiera fue tan difícil, y el hecho de que la niña lo disfrutara tanto lo hizo sentir contento.

“Oh. Qué. ¡Es enserio, se hizo en solo un día!”

“Hoh.”

Kaeul y Yeorum también entraron en la habitación y miraron alrededor con intriga. Sin embargo, Gyeoul bloqueó repentinamente a Yeorum desde el frente.

“¿Que estás haciendo?”

“… Unni, no está permitida.”

“Ja, qué demonio es eso. Vamos muévete, idiota azul. Déjame echarle un vistazo también.”

Yeorum cargó y, aunque Gyeoul intentó detenerla, perdió en fuerza y rodó por el suelo. Un Dragón rojo había entrado en el espacio personal de una Dragón azul. Casi nunca sucedía lo contrario: Gyeoul casi nunca entraba a su habitación, por lo que estaba descontenta con la situación.

Cruzando los brazos, miró a Yeorum. Sin embargo, Yeorum se acostó en medio de la habitación sin siquiera mirarla.

“¿Qué estás mirando, se te robo el apetito idiota?”

“… Hmph. Dragón de Chile picante.”

“Qué.”

“Sal de mi habitación.”

“¿Si no quiero? ¿Enloquecerás?”

“… Esta, es mi tierra.”

“¿Lo es? No molestes o me voy mear. Entonces esta será mi tierra, ¿no?”

Después de decir eso, Yeorum inmediatamente comenzó a desabrochar sus pantalones. Asustada, Gyeoul la detuvo apresuradamente y Yeorum se rió como una bruja.

Fue entonces cuando Yu Jitae llamó a la niña.

“Ven aquí. Gyeoul.”

“… Ah. Sí.”

Cuando la llamó, ella se acercó a él a trompicones.

“La habitación está vacía, ¿no?”

Asentir con la cabeza.

“A partir de ahora, tú y yo estaremos llenando esta habitación.”

“…¿Llenando?”

“Ves cómo no hay nada en la habitación en este momento.”

“… Nn.”

“Tu habitación también necesita cosas como una cama, un armario y cajones.”

“Ah.”

Estaba demasiado intoxicada solo por el espacio. Tardíamente, asintió con una mirada de asombro en su rostro.

¡Esto era solo el comienzo del viaje para hacer su propia habitación …!

“¿Qué tipo de cama quieres?”

Con el reloj, le mostró la lista de camas de una famosa mueblería. Sacando la lengua, la niña se tocó la barbilla y contempló, antes de elegir prudentemente la cama de su sueño.

Al ver la cama que eligió, Bom se rió.

“¿Qué es eso, Gyeoul?”

“…Una cama.”

“¿Pero por qué una cama de dos pisos?”

“…¿Por qué no?”

El argumento de la niña fue que era mejor ya que tenía dos camas.

Hasta entonces, todavía estaba bien y Yu Jitae lo dejó. Eso fue hasta que vio el próximo mueble de su elección.

“¿Unng? ¡¿Por qué quieres una mesa de maquillaje?!”

Preguntó Kaeul. Con una amplia sonrisa, Gyeoul inclinó la cabeza. Parecía estar preguntando por qué no podía tener uno, cuando Kaeul tenía uno para ella.

“Gyeoul. ¿¡Vas a ponerte maquillaje!?”

“… ¿No puedo?”

“¡Por supuesto que no tienes que hacerlo!”

“…¿Por qué?”

“Aun eres una bebé. ¡Ya te ves bonita sin maquillaje…!”

Ya veo. Aunque reacia, Gyeoul sacó la mesa de maquillaje del carrito de compras. Sin embargo, la cama de dos pisos y la mesa de maquillaje fueron solo el comienzo. Había muchos muebles inútiles entre los que puso en el carrito de compras.

“Guey. Mira lo codiciosa que es esta niña.”

“…Qué.”

“¿Qué es esto?”

Preguntó Yeorum, señalando una torre para gatos — la estructura enmarcada por la que los gatos puedan trepar y jugar.

“… Un patio de juegos para gatos.”

“¿Y por qué comprarías eso?”

“… Lo vi en la televisión.”

“¿Tienes un gato?”

“…No?”

“Entonces, ¿por qué lo vas a comprar, idiota?”

Aunque no le gustaba Yeorum-unni, sus palabras sonaban verdaderas.

Sin embargo, solo lo quería… Gyeoul murmuró con una mirada renuente en su rostro, mientras ella asentía impotente y retiraba la torre del gato del carrito de compras.

A continuación, también tuvo que deshacerse del purificador de aire y la nevera. También había un inodoro dorado elegantemente diseñado que no serviría para nada en su habitación, por lo que Yu Jitae también se lo quitó.

Parecía que Gyeoul tenía alguna fantasía sobre decorar su propia habitación. Parecía estar ansiosamente tratando de llenarlo con cosas que le gustaban.

Tuvieron que ser eliminados todos.

“Gyeoul. Tú ya ni siquiera juegas con juguetes.”

“…”

Por último, incluso se quitó stand de exhibición de juguetes, por lo que, con los ojos muy abiertos, Gyeoul miró a Yu Jitae, Bom, Yeorum y Kaeul uno por uno.

‘Huu—.’ Ella exhaló un suspiro antes de levantar la gorra que se colocó sobre su cabeza. Luego, lo arrojó al suelo.

Fue una protesta de su parte, que no le gustaba lo que estaba pasando. Cuando miró a su unnis con una mirada resentida, las otras niñas se echaron a reír y se rieron entre dientes.

“Por ahora, compremos lo que necesites y agreguemos lentamente una por una cuando haya más cosas que desees.”

“…”

“Incluso si compras todo esto, probablemente no los uses y tampoco tendrás espacio en tu propia habitación.”

“…”

Aparentemente arrepentida, ella permaneció en silencio. Sin embargo, el Regresor conocía una frase que podría deshacerse de inmediato de todas las penas de la cría azul.

“¿Y si no tienes espacio para poner la pecera?”

Gyeoul abrió mucho los ojos.

“… Uh, uh.”

“Qué ocurre. ¿Lo olvidaste?”

“…Sí. Entonces, ¿Estaremos comprando una pecera ahora?”

“Sí. Además de todas las cosas que irán dentro.”

Su expresión turbia se iluminó como un cielo sin nubes.

“Vamos,” dijo Yu Jitae. En respuesta, la niña volvió a levantar la gorra y se la colocó sobre la cabeza.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »