Capítulo 179 – KD – Fuegos Artificiales (2)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

¿Tal vez pueda simplemente comprarlo y dejar que la tienda lo guarde hasta que vuelva más tarde?

… Yeorum pensó eso, pero no duró más de 5 segundos.

Tardíamente, recordó que los registros de compra que se hicieron a través de la tarjeta de crédito se enviaron al reloj de Yu Jitae. Si él por casualidad veía cómo ella compró [Tankoubon: ¿El primer amor del Príncipe soy yo?], Yeorum seriamente tendría que reflexionar entre salir de la casa o suicidarse.

Su cerebro se congeló después de darse cuenta de eso, y sin saber qué hacer, de alguna manera terminó sosteniendo un bate de béisbol que ni siquiera necesitaba.

“Sabes qué. Realmente te odio.”

“Por qué.”

“Realmente, realmente te odio muchísimo. Eres molesto. Me encantaría darte una paliza si pudiera.”

“¿Qué te pasa ahora?”

“¿Qué? ¿Qué pasa conmigo? ¿Quieres que te diga cómo me siento ahora mismo? Digamos que te mueres por beber una lata de sprite.”

¿Un sprite?

“Realmente no quiero….. de todos modos, y qué con eso.”

“Se honesto. Incluso si no bebieras una sola gota de agua durante ¿3 días? Incluso si te comieras tres patatas dulces de ¿uno?”

“…Sí. Me gustaría beber uno.”

“¿Verdad? Pero si bebes sprite, tienes que eructar. Lo que no puedes hacer frente a otros. De repente, tienes la oportunidad de beber sprite por ti mismo. ¡Pero todo está condenado! ¡Todo está condenado por tu culpa!”

¿De qué podría tratarse esto? Yu Jitae contempló antes de preguntarle.

“¿Quieres sprite?”

Una expresión extremadamente seria apareció en su rostro.

“¡No! ¡Ah! ¡Eres muy molesto!”

Hizo girar el bate de béisbol de una manera intimidante. Con el ceño fruncido, Gyeoul se alejó de ella y cuando los Cadetes cercanos los miraron, Gyeoul se explicó.

“… yo no, conozco a esta persona.”

“Yo tampoco te conozco ¿Okay?” gritó Yeorum. Su temperamento era peor de lo habitual, pero mirando hacia atrás, Yeorum era algo similar a un gato y, a menudo, explotaba de ira sola sin ninguna razón.

En cualquier caso, ella necesitaba algo más que un sprite. Yu Jitae preguntó después de pensarlo un poco.

“De todos modos, necesitas algo. ¿Verdad? Que necesitas.”

“¡Nad…!”

En medio de su grito, de repente se quedó en silencio. Reflexionó por un segundo antes de preguntar con voz tranquila.

“Mesada.”

“¿Mesada? ¿No tienes una tarjeta?”

“Eso no. Solo, algo separado. Dame una mesada.”

“¿Te refieres al dinero efectivo?”

“Sí.”

Ella se volvió dócil cuando él sacó su billetera como un bulldog esperando una golosina. En ese momento, el Regresor se dio cuenta una vez más de que se había acercado más a la vida cotidiana que antes.

Ahora que ella estaba siendo mansa, él no quería darle.

“Por qué debería.”

“¿Qué?”

“No hiciste nada bien, así que ¿por qué debería darte dinero?”

“Qué estás diciendo. Dame dinero.”

“No quiero.”

“¿Hablas en serio?”

Gyeoul, quien los estaba escuchando a los dos hablar, le hizo un gesto a Yu Jitae después de darse cuenta de algo. Cuando se dio la vuelta, la niña puso sus puños en sus mejillas y parpadeó, actuando linda.

Ella le estaba dando una señal. Aunque no sabía mucho, él sacó un billete de 1 dólar y se lo dio a Gyeoul.

“… Jijiji.”

Después de recibirlo, agitó el billete frente a Yeorum con una mirada emocionada en su rostro. Yeorum la miró atónita antes de volver su mirada hacia Yu Jitae.

“¿De qué se trata esto?”

“Qué quieres decir.”

“¿Por qué estás siendo tan infantil? ¿Tengo que actuar linda frente a una niña a mi edad? ¿Por qué no me dices que te lama los dedos de los pies?”

“No tienes que hacerlo si no quieres.”

“Si si lo que sea. No lo necesito. Mal**dito demonio ~.”

Fue entonces cuando Gyeoul se movió una vez más después de una mirada. Envolvió sus brazos alrededor de la cintura de Yu Jitae y enterró su frente en su estómago. Cuando él miró hacia abajo, ella lentamente levantó la cabeza y lo miró a los ojos con una desesperada mirada de ternura.

Le dio otro billete de 1 dólar. Gyeoul tomó el dinero y agitó los dos billetes frente a los ojos de Yeorum.

Al ver cómo Gyeoul estaba reprimiendo el impulso de levantar las comisuras de sus labios, Yeorum tuvo que reflexionar sobre su entrenamiento de control de la ira.

A Bom le pareció gracioso y se rió antes de preguntarle.

“¿Qué ocurre? ¿No suele hacer lo mismo tu misma?”

“No es lo mismo, ¿verdad?”

“¿Cómo es que eso es diferente?”

“No lo sé. Ahh, esto es molesto …”

De camino a un restaurante, Yeorum miró a su alrededor antes de colocar sus puños junto a sus mejillas. Por lo general, era buena en hacer esto, pero era difícil obligarse a hacerlo conscientemente.

Fue entonces cuando sus ojos se encontraron con los de la estúpida Gyeoul, quien luego se burló después de ver eso. Yeorum movió los labios en silencio y le maldijo: ‘Deja de actuar, pequeña rata.’ En respuesta, Gyeoul murmuró: ‘… Dos dólares,’ y se rió en voz alta.

Si Bom no rompiera el estado de ánimo al mencionar un tema diferente, la estúpida Gyeoul seguramente estaría muerta.

“Oh, cierto. Ahjussi. Tengo que ir a algún lado por un tiempo.”

“Ir a donde.”

“Los profesores de estudios de magia estaban buscando a alguien que los ayudé con la preparación de los fuegos artificiales y yo solicité a eso.”

“Por qué.”

“Les pregunté si podían hacer la vista gorda a todas las clases que me salté al comienzo del semestre de invierno.”

“¿Estuvieron de acuerdo?”

“Sí. Solo porque soy yo.”

El comienzo del semestre de invierno fue probablemente cuando Yu Jitae la estaba haciendo dibujar y esculpir en busca de su sueño. Durante ese tiempo, ella no había ido a la escuela.

“Pensé que no te interesaban las calificaciones.”

“¿Y? No estoy tan interesada en sacar buenas notas, pero la asistencia es un tema ligeramente diferente. Soy una Dragon seria después de todo …”

“Entiendo. Te veo más tarde entonces.”

“Ah, y también, ¿podrías venir a recogerme más tarde cuando sea el momento?”

“¿Cuándo?”

“Cuando los fuegos artificiales están a punto de comenzar. Yo debería estar cerca de la entrada trasera de la Torre de Reloj Hilton.”

“¿Justo antes del comienzo?”

“Sí Sí. ¿Quizás ese no es el mejor momento? De todos modos, no tienes que preocuparte por eso si no puedes, así que no te preocupes demasiado por eso.”

Bom agitó la mano después de decir eso con indiferencia, así que él le devolvió el saludo.

Después de eso, Yu Jitae llevó a Yeorum y Gyeoul para disfrutar del festival. Había más gente por la tarde y, en consecuencia, había más tiendas y atracciones disponibles. En el mundo donde existía la magia, había muchos elementos en un festival que era un placer para la vista.

Un gato del tamaño de la palma de la mano con calcetines saltó desde lejos y aterrizó en las manos de Gyeoul.

“¡Aht…! ¡La linda amiguita de pelo azul de allí! ¡Fuiste elegida!”

Un mago superhumano se acercó con una sonrisa brillante.

“…¿Elegida?”

Preguntó Gyeoul mientras rodaba sus ojos azules. Un gato hecho de chocolate bailaba sobre su mano.

“Sí. Ya que fuiste elegida como mayordomo, debes llevártelo.”

“…Oh.”

“Jajajt. ¿Te gusta?”

“…Sí.”

“¡Serán 10 dólares, por favor!”

“¿……? … estabas tras el, dinero?”

“¿Disculpa?”

Con una expresión más oscura, Gyeoul devolvió el chocolate, haciendo que el mago se pusiera nervioso.

“…”

Yu Jitae pagó el dinero, y solo entonces Gyeoul metió la cabeza del gato en su boca con una expresión brillante.

Unida a la cola del gato de chocolate había una gelatina roja en forma de corazón, y sus ojos brillaban cada vez que la miraba. Gyeoul comió lentamente del cuerpo y dejó lo mejor para el final, pero Yeorum de repente se acercó y rompió la cola antes de tirársela a la boca.

“…¿Oh? …Eso es mío.”

“Oh, ¿Lo era? ¿Lo siento?”

Yeorum se rió mientras Gyeoul se mordía los labios.

Las dos pelearon sin importar la hora y el lugar.

El tiempo pasó volando en un instante. Yu Jitae llevó a Yeorum y Gyeoul a almorzar y disfrutaron viendo a un músico tocando en la calle. Dado que Yeorum siempre pasaba su tiempo en una sala de entrenamiento o en su propia habitación, parecía estar disfrutando y Gyeoul también estaba feliz después de recibir el peluche que ganó en una de las atracciones.

El sol comenzaba a ponerse cuando Gyeoul agarró a Yu Jitae por los pantalones.

“Dime.”

“…Mira eso.”

Qué era eso.

Girando la cabeza, se encontró con un hombre y una mujer detrás del arbusto del parque, abrazándose con los labios tocándose. Había mucha gente cerca, pero ellos estaban en su propio mundo.

“…¿Qué están haciendo? ¿Qué ocurre?”

“Están en una relación.”

“…Extraño.”

Sin una razón real, Gyeoul miró a Yeorum. Ella estaba jugueteando con su reloj, pero después de notar a la pareja, levantó la cabeza con una mirada de sorpresa en su rostro.

“…?”

¿Ella les va a maldecir? Mientras Gyeoul tenía dudas, Yeorum apartó la mirada de la pareja sigilosamente, pero procedió a mirarlos en secreto.

¿Qué le pasaba a ella? Gyeoul no tenía idea.

Pero de repente, Yeorum comenzó a quejarse de nuevo por la mesada.

“Ahh, solo dame algo de dinero. Ya está a punto de hacerse de noche. Vamos.”

“Como dije, no has hecho nada bueno, así que ¿por qué debería dártelo?”

“Espera, ¿realmente quisiste decir eso?”

Después de algunas dudas, Yeorum se dio unos golpecitos en el pelo.

“Bueno, nací bien. Muy bonita incluso si no hago nada.”

“…”

“Qué. ¿Qué demonios con ese silencio?”

“Sí.”

“¿‘Sí’? ¿“Si” ?? Tal vez no sepas cómo apreciar mi belleza porque me ves todos los días, pero en Askalifa, si la señorita Dragon rojo aparecía en las calles, todos, desde el rey hasta los perritos callejeros, salían a mirar, ya sabes ¿así?”

“… Puph.”

“No te rías cara**jo. Te romperé la cabeza.”

“…Hing.”

“¡Ahh, solo dame algo de dinero!”

Cuando Yu Jitae la ignoró firmemente, frunció el ceño antes de pararse frente a él. Como un ladrón, apuntó con el bate hacia él, pero esto lo desanimó de darle aún más el dinero.

Los dos se quedaron quietos y se miraron el uno al otro.

Pero pronto, su bate bajó lentamente.

Dejando caer la cabeza, miró al suelo. Después de rascarse en la nuca, Yeorum exhaló un profundo suspiro.

Justo cuando estaba empezando a preguntarse qué estaba tratando de hacer, Yeorum miró hacia arriba y abrió la boca sin rodeos.

“Lo haré entonces. ¿Okey?”

“…”

“Te mostraré mi movimiento asesino más lindo. No me hago responsable de tus ojos, ¿de acuerdo?”

“…”

“Hijo de P*  …”

Se mordió los labios.

Yu Jitae se quedó quieto con indiferencia como siempre, pero Gyeoul estaba emocionada por burlarse de ella. Era hora de ver a Yeorum actuar de manera vergonzosa.

Sin embargo, Yeorum de repente agarró el gorro de Gyeoul y lo bajó para cubrir sus ojos.

Con nerviosismo, Gyeoul se apresuró a levantarse el gorro y miró a Yeorum, pero todo ya había terminado en ese momento. Yu Jitae estaba sacando su billetera con una mirada de desaprobación en su rostro.

“… que.”

Gyeoul refunfuñó por el aburrido giro de los acontecimientos.

Fue cuando. Yeorum de repente extendió la mano y le arrebató la billetera de las manos.

“Esta será mi billetera ahora.”

Cuando Yu Jitae trató de tomarlo de nuevo, ella le dio una palmada en la mano. Luego, abrió su chaqueta antes de colocar la billetera dentro de su sostén deportivo.

Luego empujó su pecho hacia adelante.

“Ahora. Intenta tomarlo si puedes.”

“Yu Yeorum.”

“¿Huh? Es un crimen si me tocas allí, ¿Sabías?”

“Devuélveme mi billetera.”

“Tú. Solo porque tienes un poco de efectivo, ¿eh? ¿Un humano se atreve a hacer que un Dragon actúe linda? ¿Estás loco?”

“Como dije. Devuélvelo.”

“¿No crees que tienes que hacer algo tú mismo entonces?”

Después de decir eso, Yeorum se volteó hacia Gyeoul y después de entender lo que estaba tratando de hacer, la niña le dio una sonrisa brillante.

… ella iban a hacer que Yu Jitae actuara lindo!

“…”

Sin embargo, Yu Jitae comenzó a alejarse con una mirada más nublada y no dijo nada incluso cuando Yeorum se burló de él desde un lado.

“Qué estás haciendo. ¿Estás tratando de ser cool?”

“…”

“No te voy a dar la billetera en ese entonces.”

“…”

“Ah, tan jodidamente aburrido.”

Luego, después de decir que había un lugar al que tenía que ir, Yeorum se dio la vuelta con un billete de 10 dólares. A escondidas le entregó la billetera a Gyeoul antes de alejarse.

“Adónde vas.”

“Que te importa~ volveré dentro de una hora.”

Pronto desapareció entre la multitud.

Yu Jitae miró a Gyeoul. Ahora eran solo ellos dos. Ella sostenía la billetera con mucho valor con sus dos manos, pero cuando Yu Jitae se volteó hacia ella, inmediatamente tiró la billetera en su camiseta sin mangas con nerviosismo.

Como siempre, se apresuró a aprender estas cosas extrañas. Sacudiendo la cabeza, el Regresor extendió la mano.

“Devuélveme mi billetera.”

“… Nnnn.”

“¿No lo vas a devolver? Eso es mío.”

“… No quiero.”

“Por qué.”

“… lindo.”

Agachándose, el Regresor emparejó su línea de visión con la de la niña. Abrazando la billetera alrededor de su pecho, ella lo miró con expectación.

“¿Por qué tengo que actuar lindo?”

“… más lindo.”

“Te compraré algo bonito. Devuélvemelo.”

“… más lindo.”

“Yu Gyeoul.”

“…”

Él la miró directamente a los ojos y, aunque ella se estremeció un poco, no evitó sus ojos. Ella era terca y no cedía sin verlo.

¿Hago esto o no?

Podría hacerlo, si simplemente copiara el movimiento.

“… Has, actuado lindo antes?”

“No.”

“…¿Nunca?”

“Sí.”

“… Entonces, ¿es hoy, la primera vez?”

Después de decir eso, su expresión se volvió aún más brillante.

Puesto en un lugar incómodo, contempló un poco más.

Algo similar sucedió antes, pero siempre se encontraba en una situación incómoda cada vez que las niñas realizaban tales solicitudes. ¿Por qué tenía que hacer esto? Sin embargo, Gyeoul lo estaba mirando con ojos expectantes, y no era como si pudiera arrebatarle la billetera o regañar a la niña.

Con un suspiro, colocó cuidadosamente sus puños alrededor de sus mejillas. Si alguien más lo viera, pensarían que estaba a punto de ir a un ring de boxeo en lugar de actuar lindo, pero una sonrisa floreció en el rostro de Gyeoul.

¿Fue porque dijo que era la primera vez que hacía esto? Aparentemente feliz desde el fondo de su corazón, su sonrisa era la más brillante que jamás había visto.

Fue cuando.

Algo se extendió como las olas del mar frente a sus ojos.

Como sus ojos siempre estaban nebulosos, estaba empezando a olvidarlo, pero el rostro borroso de Gyeoul parecía más claro. Las pestañas azules, los iris azules y las pupilas que formaban la brillante sonrisa se volvieron vívidos.

Con el sonriente Gyeoul en el centro, un filtro que hacía que todo fuera nebuloso parecía haber desaparecido y el festival en el fondo recuperó su color. El suelo, la gente, el cielo oscureciéndose y las cometas mágicas volando en el cielo oscurecido.

Este fue ‘ese fenómeno’.

Siempre sucedía cuando los Dragones se sentían extremadamente felices por algo — el auténtico sentimiento de vida que se acercaba a él como para demostrar que la repetición se dirigía hacia una dirección positiva.

Lo había sentido en Bom, Yeorum y Kaeul, y ahora lo sentía en Gyeoul.

Mientras tanto, Gyeoul se levantó la camiseta y sacó la billetera de alrededor de su estómago. Congelado rígido, recibió la billetera cuando ella se acercó y abrazó su cabeza.

La viveza no se limitaba simplemente a su vista. Sus pequeñas manos que tocaron sus mejillas y la tierna piel se sintieron vívidamente con su sentido del tacto.

Mientras asimilaba la sensación puramente inocente que no permitía que se filtrara ni un solo sentimiento sucio, ocurrió algo más.

La Autoridad, el [Reloj Antiguo (EX)] está nervioso.

 

¡La Autoridad, el [Reloj Antiguo (EX)] observa la creación de una nueva [Habitación] dentro del [Taller del Reloj Antiguo]!

 

¡La Autoridad, el [Reloj Antiguo (EX)] confirma la posibilidad de un nuevo crecimiento!

Un mensaje que nunca había visto en las seis repeticiones anteriores apareció frente a él. Sus ojos nublados se abrieron de par en par.

¿Una habitación?

¿Una posibilidad de un nuevo crecimiento?

¿Qué diablos significaban estas cosas?

El [Reloj Antiguo (EX)] 🙁 ゚ Д ゚) ??

 

El [Reloj Antiguo (EX)]: ?? (゚ Д ゚)

Y por qué te sorprende.

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »