Capítulo 15 – KD – ***** (2)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Yeorum, que no pudo soportar la estimulación, se estaba moviendo con todo su corazón. Su cuerpo moviéndose era el de un Dragon que intentaba de todo corazón matar a un humano.

Incluso con la interferencia de los adultos, no fue fácil manejar la situación. El tutor de Sophia entró corriendo y empujó a Yeorum, después de lo cual el referee intervino arrojando su cuerpo sobre Sophia. Posteriormente, los entrevistadores utilizaron sus habilidades. Una luz violeta formó una barrera y protegió a Sophia y al referee cuando las raíces blancas de maná agarraron a Yeorum por el cuello y el estómago. Solo después de que se agregaron alrededor de seis a siete miembros del personal de la cima para agarrarla por el brazo y la cintura, las dos chicas se distanciaron.

Sofía, que luego fue revelada, estaba cubierta de sangre por ese corto período de tiempo.

“¡Qu… qué! ¿Está lo*ca?”

“Sophia entró corriendo con una espada en ese momento, ¿verdad?”

“Whoa. Ella está hecha un desastre.”

Yu Jitae abrió su visión. Por naturaleza, los humanos solo podían tener un punto focal con sus ojos, pero actualmente estaba observando la totalidad de la sala con claridad. Pudo ver a Sophia Vorkova limpiándose la sangre de la cara con asombro, así como a su tutor con una expresión sonrojada y una insignia con su nombre que decía Mihailov en su ropa. También estaba Yeorum mostrando sus caninos y Wei Yan con una pequeña luz de desaprobación en su rostro.

“¡Magos! ¡Hagan un espacio dimensional! Anuncio una pausa momentánea en las entrevistas, y como debemos resolver la situación, ¡los reporteros por favor esperen donde están!”

Levantándose de su asiento, Wei Yan gritó. Pronto, aquellos que podían formar un espacio dimensional de los profesores afiliados al grupo de estudio Dragon Azure se acercaron y lanzaron un hechizo alrededor del octágono donde estaban Yeorum, Sophia y otros, incluido Wei Yan.

 

Espacio Dimensional.

 

Era un hechizo de campo de fuerza de 5 círculos que creaba un espacio que estaba alienado del exterior. Cuando el mana creciente se completó en una forma hexaédrica, los que estaban dentro de la arena octagonal desaparecieron.

Detrás de Yu Jitae, se lanzaron suspiros.

“Haa… esto es…”

“… Mhmm. Pelear durante un sparring podría ser algo común entre todos estos tipos y su alta autoestima, pero correr con una espada fue demasiado.”

“Aunque puedo entender más a Sophia.”

“Oi, cuida tu boca. Seguir a alguien después de un combate con un arma es un crimen.”

“Es verdad. Ir tras ella con una espada es obviamente algo mal, pero el cuerpo en sí es un arma, por lo que la espada no es lo importante.”

“Entonces, ¿Qué es importante?”

“Esa pelirroja. Ella estaba provocando a la gente a diestra y siniestra. Al igual que con esa francesa de antes también, e incluso ese sparring. ¿No se sintió como si se estuviera burlando de ella?”

“Entonces Sophia debió haber respondido provocándola o algo así. Agarrar una espada significa que estaba tratando de matarla.”

“La pelirroja era más una amenaza. Ella estaba tratando de matarla con sus golpes.”

Las opiniones de quienes observaban la situación diferían.

“Mmm. Mihailov, ese tipo también es de RIL y también tiene bastante personalidad. ¿Qué va a pasar, me pregunto?”

“Solo vámonos. Piensa en ello como un espectáculo decente.”

Cualquiera que sea el caso, era imposible saber qué estaba sucediendo dentro del espacio dimensional. Cuando los entrevistadores detuvieron la entrevista e hicieron que la gente se fuera, todos empezaron a marcharse decepcionados. Por otro lado, los reporteros que ya habían tomado las fotos y videos requeridos querían irse lo antes posible, pero fueron bloqueados por el personal.

Dejado solo, Yu Jitae observó lo que estaba sucediendo dentro del espacio dimensional. Sus ojos podían incluso ver a través de las [Leyes de la Naturaleza], una barrera protectora perteneciente a los Dragones, por lo que un espacio dimensional formada por meros profesores no podía bloquear su visión.

Los miembros del equipo de Primeros Auxilios utilizaron magia curativa y drogas para curar a Sophia. Tres o cuatro estaban en la tarea y, afortunadamente, parecía que no iba a haber secuelas graves e incurables. Mihailov, el tutor ruso, que había estado sosteniendo a Sophia sin saber qué hacer, lanzó su mirada hacia Yeorum con llamas ardiendo en sus ojos.

Aunque también había algunos alrededor de Yeorum, se pararon a unos pasos de ella y la trataron como a un perro rabioso. Incluso hubo una persona que sacó un kusarigama de su Inventario de Armas.

“Quédense quietos y no hagan nada,” dijo un entrevistador.

Dentro del espacio dimensional, Yeorum parecía estar completamente sola. La camiseta cerca de su hombro que había recibido un golpe de palma cuando Mihailov la empujó viendo ese camino estaba destrozado, y había una forma roja de una palma impresa en su piel.

Ella estaba mirando a Sophia, quien apenas se incorporó con una mirada malhumorada. Yu Jitae no podía ver lo que pasaba por la mente de esa hija de la raza roja.

Pronto, Mihailov caminó hacia Yeorum con las cejas crispadas. Al ver que esa actitud agresiva provenía de su cuerpo, que era cuatro veces más grande que el de Yeorum, los entrevistadores rodearon a Mihailov y lo detuvieron mientras le decían: “No seas así” y “Cálmate”.

“Pelirroja.”

“Por qué.”

“Que estás tratando de hacer. Sophia no podría hacerte daño en primer lugar, así que, ¿por qué la golpeaste así?”

“¿Por qué me preguntas eso? Entonces, ¿no debería hacerle nada a una per*ra lo*ca que corre con una espada en la mano?”

“¡Podrías haberla reprimido!”

Su bramido lleno de maná golpeó las paredes del espacio dimensional como el rugido de un león, haciendo que la barrera invisible se moviera. Con una expresión incómoda en su rostro, un entrevistador tranquilizó a Mihailov.

“Mihailov. Por favor, cálmese primero.”

“¡Cómo puedo calmarme! Aunque es molesta, no es la verdad, ¿no así? ¡Esa pelirroja era más fuerte que Sophia y fácilmente podría haberla oprimido y, sin embargo, la golpeó hasta que se volvió así! ¿Podrías calmarte si fueras yo?”

“Pe..Pero no hay secuelas serias así que…”

“Y además, ¿qué pasa con esa… esa actitud? Hazte a un lado. ¡No me comportaré precipitadamente!”

Apartando al entrevistador, Mihailov se acercó hasta que estuvo a un paso de Yeorum. Yeorum, que era dos cabezas más baja, no evitó sus ojos.

“¿No vas a disculparte ni nada?”

“¿Por qué debería disculparme?”

“¿Y si algo le hubiera pasado a Sophia? ¿Cómo asumirías la responsabilidad?”

“¿Así que y si ella muriera? No se lo busco.”

“¡Esta per*ra, hasta el final!”

A pesar de decir que no actuaría precipitadamente, Mihailov no pudo soportar su ira y levantó la mano.

Yu Jitae frunció el ceño.

Sobresaltados, los entrevistadores rápidamente corrieron y lo persuadieron. Dentro de esa atmósfera llena de dudas sobre si la iba a golpear o no, Mihailov se secó bruscamente la cara con la mano.

“Entiendo. Hasta que venga tu tutor, dejaré mi boca cerrada.”

“¿No vas a decirle que ella se disculpe conmigo?”

Mihailov, que se había volteado, volteó la cabeza hacia Yeorum.

“¿Qué, acabas de decir? Espero haber escuchado mal.”

“Escuchaste bien. Ese lado levantó una espada primero. ¡Después de una pelea, ella corrió hacia mí! Aún tengo ganas de estallar de ira, así que ¿no debería al menos recibir una disculpa de esa per*ra lo*ca?”

“… Realmente debes tener un deseo de morir.”

Fue en un instante. Su cuerpo con maná completamente elevado se acercó a Yeorum a grandes zancadas. Al mismo tiempo, su palma se extendió hacia el cielo antes de caer en Yeorum.

Yeorum giró su cuerpo y lo esquivó y, al mismo tiempo, su puño se extendió hacia adelante y se clavó en la barbilla de Mihailov. Se escuchó un ruido sordo. Aunque el golpe no fue fuerte, fue preciso.

¿Eh? ¿Qué estaba pasando? Era una situación poco realista como si estuvieran en medio de un sueño. Los tutores, así como los entrevistadores, no podían comprender lo que estaba sucediendo a pesar de que sucedían las cosas frente a ellos en tiempo real.

Con una expresión muy arrugada, Mihailov comenzó a derramar una turbulencia de maná de su cuerpo. La gente a su alrededor finalmente se dio cuenta de lo que estaba sucediendo y comenzó a separar a Mihailov y Yeorum.

“¡¡Cálmate!!”

“¡Oye, retenlos!”

“¡Por favor, cálmate, Mihailov!”

“¡Oi Yu Yeorum! ¡Tú también, no provoques al tutor y quédate atrás!”

Yeorum fue presionada atrás. Enfadada, ella trató de alejarlos, pero ellos también estaban colocados en el nivel top entre los cazadores y no eran presa fácil.

“¡No te resistas y quédate atrás! Carlton, ¿dónde está el tutor de esta niña?”

“¡Acabamos de enviar a alguien a llamarlo!”

“Per*ra lo*ca, ¿golpear así la barbilla de un tutor?”

“¡Oigan, chicos, sujétenla fuerte!”

Después de ser empujada hacia atrás sin cesar, Yeorum apretó los dientes. Su ira tranquila estaba aumentando de nuevo.

“¡Por qué, por qué soy yo la unic…!”

Fue entonces cuando Wei Yan, que había estado observando la situación desde atrás, se acercó a Yeorum. Luego, hizo un gesto con la mano hacia los alrededores, diciendo que estaba bien.

“Cálmense todos. La atmósfera está demasiado caliente. Y Cadete Yu Yeorum. Enviamos a un asistente a buscar a su tutor. Dado que la situación es así, no es algo que pueda resolver una cadete.”

Una luz cálida apareció en sus ojos.

“¿Y?”

“No provoques a nadie más. Vi todo desde el principio y no me pararé en ningún lado, pero desearía que la Cadete Yeorum pudiera soportar y no empeore la situación de lo que ya es. Si se vuelve más grande que esto, no podre ayudarle. Dependiendo de sus acciones, toda su familia puede sufrir daños. ¿Entiendes lo que estoy diciendo?”

“…”

Por primera vez, una luz de preocupación brilló en el rostro de Yeorum. Estaba a punto de decir algo, pero se mordió los labios y decidió lo contrario. La sangre carmesí brotó y tocó sus dientes blancos.

Al ver la preocupación en su rostro, Wei Yan sonrió gentilmente.

“Así que hasta que venga tu tutor …”

“No hay necesidad de buscarme.”

Una voz seca detuvo las palabras de Wei Yan cuando Yu Jitae entró.

En ese instante, Mihailov, que había estado gritando, Wei Yan, los entrevistadores y los tutores — todos sus ojos se concentraron en Yu Jitae. Todos tenían la misma duda en su mente.

‘¿Cuándo llego?’

‘¿Cómo entró?’

La barrera alrededor del espacio dimensional todavía se balanceaba suavemente, sin un solo rastro de que fuera sacudida y, sin embargo, una persona que no había estado dentro había entrado abruptamente a través de la dimensión. Con sus ojos mirando al otro lado, Yu Jitae abrió los labios.

“Soy su tutor, Yu Jitae. No sé qué están haciendo ustedes, los adultos, con una niña en medio, pero—”

Enfrentando sus ojos que parecían perforar cosas, ellos evitaron el contacto visual, y pronto se preguntaron por qué incluso evitaban sus ojos.

“Déjenme hablar con ella un momento.”

Cuando sus miradas se encontraron, Yeorum frunció el ceño y se volteó, fue la misma reacción de siempre. Sin preocuparse demasiado por eso, Yu Jitae miró a Wei Yan.

“Hmm, bueno. Está bien.”

Matar a un demonio siempre acompañaba un fuerte placer. Incluso ahora, Yu Jitae sintió la necesidad de clavar una espada en la garganta de Wei Yan, pero ahora no era un buen momento. En repeticiones anteriores, mataba cuando quería, pero ese era un mal plan. Wei Yan debe caer por un acantilado con más cosas en la espalda.

Por lo tanto, ahora era el momento de detener momentáneamente ese rastro de pensamientos.

“Tan pronto como terminen los primeros auxilios, envíen a Sophia al hospital, por favor. Mihailov, Señor Yu Jitae — los dos tutores, por favor, acompáñenme a mi oficina. Al igual que el referee Kurosawa y la Cadete Yu Yeorum.”

Todos se movieron en perfecto orden mientras Yu Jitae se acercaba a Yeorum. Cuando lo hizo, los tutores y el miembro de primeros auxilios que estaba aplicando un gel en el hombro y la mejilla de Yeorum cayeron hacia atrás.

“¿Duele?”

“Qué, Por qué. Viste todo, así que ¿por qué vienes recién?”

“Entonces, ¿qué debería haber hecho?”

“¡Si ibas a venir, ven antes! De lo contrario, simplemente no vengas…”

A diferencia de sus crudas palabras, la ira de Yu Yeorum parecía haberse calmado un poco. Los labios de Yu Jitae se levantaron levemente.

Al principio, no planeaba intervenir y planeaba convertirse en un espectador del evento. Como procedimiento, habría venido una vez que lo llamaran, pero por dentro, no le habría importado si Yeorum podría resolver el problema o no.

La razón por la que intervino a pesar de eso es porque los latidos del corazón de Yeorum se volvieron mucho más fuertes que antes.

El maná de los humanos surgió desde el Mana Hall, pero para los Dragones, la estructura era un poco diferente. Tenían control total sobre el Lower Hall, el Middle Hall y el Top Hall (corazón). En otras palabras, Yeorum no pudo soportar su frustración en ese momento y estaba a punto de hacer brotar sus poderes como Dragon.

Una vez que las cosas fueran así, no sería un incidente pequeño, por lo que interrumpió antes de que la situación empeorara.

“Vamos.”

Ellos primero se dirigieron hacia la oficina. Dentro de la pequeña oficina blanca, se colocaron un pequeño escritorio y sillas rígidas.

Apoyó la espalda en el respaldo. El silencio envolvió a los dos por un momento, pero en poco tiempo, Yeorum, que no había abierto la boca hasta ahora, abrió abruptamente los labios.

“Sabes … ¿Tú también crees que cometí un error?”

Yu Jitae volteó la cabeza. El cabello rojo había caído y cubría la mitad de su rostro.

“Por qué.”

“Mier*da, lo creo, podría haber cometido un pequeño error.”

Quizás pensó en las palabras de Wei Yan que hablaban de su hogar. Era la primera vez que veía una expresión así en su rostro y aparentemente, el tiempo que la hacía pasar con las demás tenía sentido, considerando cómo una raza roja estaba preocupada por otra.

Sacudiendo la cabeza, el regresor esbozó una sonrisa.

“No, lo hiciste bien.”

“¿Eh?”

“La próxima vez, mátalos en un lugar sin miradas.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »