Capítulo 137 – KD – Mi Deidad Guardiana (3)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“Ah, umm…, no. Solo no.”

“¿Qué fue eso?”

“Nuestro niño, no es así. Él no tiene ningún problema…”

Después de volver finalmente a sus sentidos, Kaeul agitó las manos.

“Ah. Si. Lo entiendo, pero por favor díganos dónde lo obtuvo.”

“Yo solo, lo traje…”

“¿Lo trajiste? ¿De una mazmorra?”

“No, no una mazmorra sino…”

“¿Tienes un certificado o un número de serie? Si no está registrada en la Guarida, ¿Está registrado en un país diferente?”

“Umm …”

Ella sintió que sus labios se secaban. La expresión de su rostro hizo muy evidente que era culpable de algo. Uno de los miembros del personal se burló y negó con la cabeza.

“Debemos ponerlos temporalmente en cuarentena para desinfectar las bestias espirituales no confirmadas. Le pido su cooperación.”

Luego, de repente, dio un paso adelante. Sus manos se extendieron hacia el pollito, Chirpy.

“¡Espere por favor!”

Sorprendida, Kaeul detuvo sus manos.

“¡Uhh, certificado…! ¡Probablemente lo tengamos! Realmente no lo sé, ¡pero puedo preguntarle a nuestro ahjussi!”

“Bien. Puedes traernos eso más tarde. No tienes que preocuparte y solo los estamos separando por el momento como medida de desinfección. Una vez que encuentres su certificado de registro, puedes venir a nuestro Departamento de Gestión de Bestias Espirituales.”

“¿Quieres decir que aún lo tomarás ahora?”

“Si. Necesitamos ponerlos en cuarentena por el momento.”

Con eso, la mujer señaló su propio casco que decía [Período de Cuarentena Urgente] en rojo. Al ver que Kaeul todavía se resistía tercamente a ellos, la mujer exhaló un suspiro.

“No estamos haciendo esto porque queramos tampoco. Las bestias espirituales no registradas podrían tener algún tipo de virus, ¿verdad? Incluso puedes venir mañana con el certificado. Por favor, comprenda que es por la seguridad de todos.”

Sus palabras fueron un poco más suaves que antes. Pero mientras los escuchaba, Kaeul podía sentir temblar al pollito en sus brazos.

Chirpy estaba asustado.

“Lo… Lo siento.”

Sin siquiera saber lo que pasaba por sus labios, Kaeul divagó.

Ella entendió la necesidad del procedimiento,

Pero el niño estaba asustado en este momento.

“… Yo, yo no creo que pueda alejarme de el.”

*

El comienzo de su relación fue ligero.

Lo alimentó y comió bien, y ver cómo se lastimaba una y otra vez la hizo sentir lástima por el animal. Al vivir juntos, poco a poco se volvió más apegada y sin siquiera darse cuenta, sus sentimientos hacia el cambiaron de simpatía a afecto.

Quizás eso se originó no por su propio afecto por el pollito, sino por el amor que el pollito le mostró a sí misma. Después de todo, esta bestia espiritual tendía a seguirla a todos lados.

A veces, Kaeul no podía darle mucho amor. Debido a conferencias y asignaciones; y debido a que tenía que jugar con sus amigas y unnis, ocasionalmente no prestaba atención y no podía hacer mucho por el pollito.

Incluso entonces, siempre la seguía.

El primero en saludarla cuando regresaba de sus conferencias fue el pollito. Antes de que pudiera dejar la mochila, el niño amarillo corría y le frotaba la cabeza en la espinilla. El suave pelaje amarillo le hacía cosquillas en las piernas y podía sentir el peso de su roce.

Arrodillándose, lo levantó y sintió la cálida temperatura del diminuto cuerpo.

¿Cómo vivirías sin mí? Pensó para sí misma.

Y fue relativamente recientemente que el pollito se volvió más especial para ella.

Fue cuando Yeorum logró la máxima calificación del primer trimestre y el equipo de relaciones públicas lo llamó repetidamente.

Pidieron una entrevista todos los días e incluso después de rechazar la mayoría de ellos, todavía había algunos que tenían que tomar. Yeorum comenzó a ser cada vez más famoso. Más personas la reconocieron y, a veces, las chicas se acercaban a ella cuando caminaban y creaban un escándalo llamándose a sí mismas su fan.

Kaeul estaba celosa de Yeorum. Estaba celosa de ir a entrevistas y también estaba celosa de cómo la molestaban.

Para ella, el hecho de que los demás amaran a Yeorum le parecía brillante.

Entonces, el día de su entrevista final, Kaeul, que se quedó sola, cerró los ojos y revivió el momento en que se paró frente a una multitud.

Fue solo una vez, pero innumerables personas la miraban con total atención. Recordar vívidamente esos recuerdos y emociones hizo que su depresión se disipara un poco. Pero la frustración que aún permanecía la hizo sentarse sin comprender en la sala de estar, cuando el pollito se acercó a ella y frotó su pelaje parecido al hilo de las hadas.

Como si le estuviera diciendo que le prestara atención.

¿Cómo lo supo?

O fue una mera coincidencia.

De hecho, eso no importaba. Cualquiera sea la razón, le estaba prestando a Kaeul toda su atención y pedía por la suya sin cesar.

Como un niño que busca a su madre.

En ese día bastante deprimente, Kaeul abrazó al pollito con fuerza.

Chirpy gritó con entusiasmos.

‘¿Pasó algo? Mi querida deidad guardiana.’

A pesar de no entender lo que decía el pollito, la criatura amarilla inclinando la cabeza y el par de ojos negros mirándola solo a ella, consoló a Kaeul sin que ella se diera cuenta.

Después de eso, sintió curiosidad por todo lo relacionado con el pollito y le preguntó a Yu Jitae esto y aquello. Y durante eso, escuchó otra asombrosa historia de el.

“¿Este niño estuvo confinado en un lugar pequeño como ese durante 20 años?”

“Probablemente lo estuvo.”

“¡Hul… él era mayor que mi…! No, más importante. ¿Por qué? ¿Por qué demonios harían eso?”

¿Por qué encerrarían a una bestia espiritual en un centro de cría y limitarían su crecimiento?

Yu Jitae lo explicó comparándolo con cómo eran los delfines en los acuarios.

En pocas palabras, fue el resultado de la codicia humana. Para facilitar el crecimiento de los humanos, usaron cuchillos y, para mejorar el crecimiento de los humanos, restringieron su crecimiento y lo mantuvieron pequeño.

Sin embargo, el Regresor realmente no pensó en eso como un problema. La codicia siempre fue más grande que la realidad y siempre condujo a una forma destructiva al final.

Otras personas, que fueran codiciosas o no, no tenían nada que ver con él, por lo que no defendió a nadie ni los criticó.

Kaeul realmente no podía entender todo lo que estaba diciendo, pero se dio cuenta de que así era la realidad.

“Eso es tan triste…”

¿Qué tan frustrante habría sido estar confinado en un lugar tan pequeño como ese? Kaeul no quería que se sintiera encerrado, al menos cuando estaban en el Departamento 301.

Por lo tanto, Kaeul pensó para sí misma que tenía que salir con el pollito cuando fuera el momento.

“Chirpy.”

¿Cuál era la mejor y más natural forma de salir?

“¡Vamos a caminar! ¡Una caminata!”

… En otras palabras,

Los riesgos que los acompañaban a pasear era su problema, y ​​era un tema que tenía que resolver con sus manos.

“¡Cadete!”

“¡¿No?! No te acerques.”

“Cadete. Por favor coopere. Esto ni siquiera es un gran problema.”

“No. No tiene nada. Te daré eso, documento o lo que sea mañana, así que, ¿puedes volver por hoy?”

Aparentemente irritado, el personal femenino la agarró de la frente.

“Haa… ¿crees que estamos haciendo esto porque queremos? Si eres así, no tenemos más remedio que hacerlo por la fuerza. Señor Hyungtae.”

Skydark: Estan sentenciando su mue*rte… su felicidad lo es todo para el prota.. lo demás le vale madre…

El hombre se acercó.

“Disculpa.”

Sus palabras fueron amables y sus manos cautelosas. Independientemente, estaba claro que esas manos estaban tratando de agarrar al pollito.

Ella lo acogió para protegerlo, y tuvo que protegerlo.

Ella deseaba permanecer junto, por lo que tenía que ser responsable.

Dado que era la primera vez que una vida dependía de sus manos, Kaeul se sentía presionada. Eso aparentemente hizo que los miembros del personal también se enojaran, ya que otro hombre comenzó a caminar con voz fuerte.

“¡Solo danos eso porque es peligroso! ¿Okey?”

“Oi oi, Pilson.”

“Colega, sal. ¡¿Por qué eres tan lento?!”

El hombre se inclinó hacia adelante. Un hombre adulto fuerte, que también era un superhumano, agarró por la fuerza al pollito por el ala.

Podía sentir al pollito retorcerse y estremecerse con sus dos patas y alas.

Fue cuando.

“…!”

Una chispa dorada de un rayo parpadeó en los ojos de Kaeul.

Sin saberlo, extendió las manos hacia adelante.

El maná de un Dragon floreció a través de su pecho y un hechizo que nunca había usado desde su nacimiento — la autoridad de la raza dorada — se disparó como una bala.

Relámpago Forked (A)

¡Taang—!

Fragmentos de relámpagos atravesaron el aire. Claramente era suficiente para matar a una persona.

Si alguien no hubiera aparecido de repente para sujetar su muñeca, esa fuerza destructiva definitivamente habría emergido, quemando por completo a todos los presentes en cenizas.

“Ah …”

En el momento en que ella lo miró a los ojos, la tensión de un globo apretado explotó en un instante. Ella finalmente recobró el sentido. Yu Jitae estaba agarrando su muñeca.

“¡Ah, ahjussi …!”

Pensando que había cometido un gran error, Kaeul bajó la cabeza asustada.

El pollito temblaba y Kaeul también.

Sin embargo, Yu Jitae no le dijo nada en particular y se dio la vuelta.

Sobresaltados por el repentino estallido de magia, estaban en sus traseros. A pesar de ser superhumanos de alto nivel, el uso de maná en ese momento fue a una velocidad impactante.

Incluso el Regresor no podía decir cuán ansiosos estaban, pero había signos que se revelaban a partir de reacciones agitadas.

En ese momento, él estaba entrenando a Yeorum. Desde que se dio cuenta de que había un problema hasta llegar aquí, solo le tomó exactamente 15 segundos.

Las cosas que habían sucedido en ese corto período de tiempo fueron bastante extremas.

Kaeul estaba mucho más impaciente de lo que esperaba.

“Soy el tutor.”

Levantó su placa de identificación.

“¿Qué… Qué fue eso justo de ahora? ¿Ella acaba de atacarnos con su habilidad?”

Las cosas habían sucedido demasiado de repente, y gritaron sorprendidos después de calmarse.

El Departamento de Gestión de las Bestias Espirituales era un puesto extremadamente trivial, separado de otros departamentos. Algunos conocían el nombre, Yu Jitae, mientras que otros no.

Después de un poco de contemplación, Yu Jitae respondió.

“Déjenme disculparme. Nuestra niña cometió un error.”

“¿Eso es todo? ¡Alguien casi malditamente murió en ese momento …!”

Alguien gritó abruptamente, mientras que otro finalmente recobró el sentido. El nombre en la placa de identificación del tutor decía Yu Jitae.

¿Yu Jitae?

“Pilson. ¿Es esa persona, al igual… umm…”

“ ¡Qué! Quédate atrás, Hyungtae.”

Estaba extremadamente agitado. El que de alguna manera reconoció su nombre estaba medio en duda, mientras que el que no lo reconoció decidió poner violentamente a Yu Jitae en un aprieto.

“Me disculparé y resolveré lo que sucedió hace un momento a un nivel satisfactorio.”

“Y eso que significa. ¡Lo que paso en este momento, es un incidente de ‘un uso no autorizado de la habilidad de un cadete’! ¡Quédate ahí! ¡Voy a llamar a los centinelas!”

Mientras el personal llamaba temperamentalmente a los centinelas, Yu Jitae miró a Kaeul. Luego colocó su mano sobre el cabello dorado de Kaeul, quien aún no sabía qué hacer.

“Estás bien.”

“Ah, sí, sí…”

“Bien. No tienes nada de qué preocuparte.”

“…”

Parecía que necesitaba una conversación.

Después de unos minutos, llegó alguien de los centinelas.

El personal de gestión parecía ser alguien que permaneció enojado durante mucho tiempo. Gritó en voz alta sobre cómo llegaban tan tarde, pero de repente se volvió terriblemente educado una vez que llegó el centinela.

El centinela que llegó tras escuchar el nombre, Yu Jitae, no era otro que Sillardo Leo.

“…”

Con una constitución grande que excedía los 3 metros de altura, y con brillantes placas de armadura de metal, el hombre levantó su martillo de guerra y se rascó el cabello con la mano.

“¿Qué lo trae aquí personalmente, señor…?”

Empujando al desconcertado personal de gestión hacia un lado, Sillardo se acercó a Yu Jitae. Luego dio una sonrisa incómoda.

“¿Eres tú otra vez?”

“Por alguna razón, sí. ¿Cómo está tu cuerpo?”

“¿Crees que ya volverá a la normalidad después de haber sido golpeado así?”

Su voz contenía una pizca de resentimiento. El gigante tenía un corazón pequeño, al parecer.

El personal de gestión estaba en shock. Uno de los miembros del personal que finalmente se dio cuenta de quién era, lo susurró al oído de sus compañeros, lo que provocó que su conmoción se intensificara aún más.

Después de que el gigante escuchó todo sobre la situación, se dio cuenta de lo que estaba sucediendo y terminó todo el calvario con una frase.

“Ayish, gente. Ni siquiera es algo importante…”

Dado que las cosas habían resultado así, el registro de las bestias espirituales y todo eso ya no eran importantes, porque los centinelas se encargarían de ello. Por lo tanto, ya no había ninguna razón para echar la culpa a otras personas.

“Equipo de gestión, haga un anuncio adecuado sobre el período de desinfección, por favor.”

El gigante resolvió la situación con eso y se dio la vuelta.

*

“¿Estás bien?”

En el camino de regreso, le preguntó a Kaeul quién estaba en blanco.

“Ah, sí. Estoy bien. Perdón. Gracias. Cometí un error. No estaba tratando de hacer eso. Realmente, lo siento …”

Murmuró con una expresión en blanco.

Parecía que estaba bastante sorprendida. El maná en ese momento era extremadamente fuerte. Casi ataca a la gente y casi la mata.

“Estoy bien …”

Ella parecía que necesitaba una conversación.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »