Capítulo 133 – KD – Habilidades de Negociación (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

‘Una vez que eres adicto a las cosas dulces, no puedes disfrutar de nada que no sea dulce.’

Gyeoul en estos días siempre estaba comiendo caramelos.

Mirando los restos de comida, pensó el Regresor.

En el plato había verduras, carnes, un bloque de queso y frutas sin señales de que Gyeoul los hubiera tocado. Pero si sintió felicidad por comer cosas dulces, ¿no es eso más que suficiente? Por tanto, el Regresor no iba a intervenir.

Sin embargo, los Dragones parecían pensar de otra manera.

“¿Ehng? ¡Gyeoul! ¿Por qué no comiste esto? Espera, ni siquiera los tocaste … Mi madre dijo que no deberías dejar nada de comida.”

Kaeul planteó el problema;

“Ya a esta edad ya eres así de quisquillosa. Oi Gyeoul, tu niñita, ¿no sabes lo importante que es comer durante la Diversión?”

Yeorum la criticó;

“Ya no comerás caramelos por ahora.”

Y Bom hizo un arreglo especial para el problema.

Gyeoul miró fijamente sus dos manos que ahora estaban vacías después de que el recipiente de caramelos fuera confiscado.

Esos caramelos suaves pero masticables que sabían dulces,

Esos dulces, pero sabrosos caramelos con un estimulante y ácido golpe,

Esos caramelos de gemas de colores vibrantes que siempre estuvieron en sus manos …

Ya no estaban allí …

“…Cómo, podría, pasar esto…”

Ella se deprimió.

 

*****

 

Cierto fin de semana, Yu Jitae sacó a Bom y Kaeul del Departamento 301.

“¿Por qué sola nosotras dos? ¿Qué hay de Gyeoul?”

“Quiero hacer algunas preguntas sobre la mudada de piel.”

“¿Mudada de piel?”

Kaeul abrió mucho los ojos. Mudar piel se refería a cómo los Dragones mudaban su vieja piel a medida que sus cuerpos aumentaban de tamaño. Entraron en un café cerca de la zona residencial cuando Bom pidió la bebida de Yu Jitae hoy también.

“¿Nn? ¿Por qué eliges la bebida de ahjussi, unni?”

“Porque solo bebe café.”

Ella entrecerró los ojos y sonrió.

“¿Es así? Hmmm ~”

“Por qué. ¿Es extraño?”

“Jeje.”

Se sentaron en una mesa después de recibir sus bebidas. Tanto en la quinta como en la sexta repetición, el Dragon Azul había pasado por dos procesos de desprendimiento de piel según su conocimiento.

Cada vez que sucedía, el Regresor no estaba dentro del laberinto subterráneo, por lo que no sabía exactamente en qué tipo de situación se encontraba. Lo único que comprobó en ese momento fue que no había amenazas para su vida y su salud.

En el momento en que llegó allí después de que la Dragon Azul mudara de piel, se encontró con el viejo caparazón de un Dragon, fluidos corporales y sangre. Debido a los efectos de [Fragmento de Paradise], todo el lugar estaba hecho un desastre. Tenía vagos recuerdos de cómo la Dragon Verde limpiaba lentamente el desorden.

Mirando hacia atrás, fue entonces cuando la Dragon Azul comenzó a actuar de manera extraña. A pesar de estar bajo la influencia de Paradise, temblaba de ansiedad o se lastimaba mordiéndose la piel.

Pensó que era extraño, pero no creía que fuera muy serio, porque algo similar sucedió en todas partes del campo de batalla.

Pero ahora, era algo que había que preguntar.

“Ustedes también lo pasaron, ¿verdad?”

“Sí Sí. Lo pase dos veces.”

Kaeul, que ahora tiene 11 años, dijo con una sonrisa.

“¡Pero el mío llegó bastante rápido!”

“¿Rápido?”

“Sí Sí. La mudación de piel depende mucho de la situación. Mi madre era muy cariñosa, así que la mía fue un poco antes.”

Amor.

Ese era un tema difícil.

“Correcto. El medio ambiente es muy importante.”

Bom añadió más.

“Es más el medio ambiente que el amor. Lo importante es si la situación los necesita para crecer o no, y por eso los pensamientos de la cría son significativamente importantes.”

“¿Los pensamientos de la cría?”

“Verás, los Dragones pueden crecer tanto como quieran, a la forma en la que quieran crecer.”

“¡Cierto Cierto! ¡Quería convertirme en adulta lo antes posible!”

“¿Por qué?”

“Mi madre era la deidad guardiana del Ducado Kirido.”

El Ducado Kirido era probablemente el nombre de un país en Askalifa.

“Que los ciudadanos amaran a mi madre se veía muy bien y me puse celosa, así que quería imitar a mi madre. Es por eso que me parezco mucho a mi madre, en apariencia y esas cosas.”

“Ya veo. Entonces, ¿qué piensa de nuestro departamento como medio ambiente?”

“Mmm…!”

Tanto Kaeul como Bom reflexionaron un poco antes de responder.

“Se siente como nuestra casa.”

“Me siento igual. Es cómodo y acogedor.”

“Un un. Primero, me encanta cómo ahjussi siempre nos compra un delicioso desayuno por la mañana. ¿Qué hay de ti unni?”

“Yo…”

Mientras charlaban sobre lo que les encantaba del Departamento 301, pensó para sí mismo.

Tanto el laberinto subterráneo que inyectaba felicidad a la fuerza como el Departamento 301 que contenía una vida diaria pacífica no eran entornos que requerían que uno creciera rápidamente.

Envió un mensaje con su reloj.

 

[Yo: Yeorum]

 

[Yu Yeorum: ??]

 

[Yu Yeorum: ¿Qué sucede lol?]

 

[Yo: ¿Cuándo mudaste de piel?]

 

[Yu Yeorum: cuando era muy joven]

 

[Yu Yeorum: como 3 veces, sí]

 

3 veces a la edad de los 16 años y cuando era joven.

Como tenía que volverse más fuerte, tenía que convertirse en adulta lo antes posible. Es por eso que pasó por el proceso varias veces a una edad temprana.

Tenía sentido según lo que decían.

 

[Yo: K]

 

[Yu Yeorum: -.-]

 

[Yu Yeorum: ¿Qué pasa? ¿Eso es todo? -.-]

 

Yu Jitae cerro el mensaje. La alarma sonó unas cuantas veces más después de eso, pero él las ignoró con indiferencia.

Hubo un tiempo en que había llevado a Bom al laberinto subterráneo. Por tanto, decidió preguntárselo.

“Si Gyeoul muda de piel en el laberinto subterráneo, ¿cómo sería?”

“¿Qué? Definitivamente no puedes hacer eso.”

La respuesta de Bom llegó inmediatamente después de sus palabras.

“Por qué.”

“Nos volvemos muy sensibles al mudar de piel. Es el momento en que los Dragones se vuelven más sensibles. A una edad temprana, es difícil controlar el maná correctamente y el cuerpo no ha crecido lo suficiente, por lo tanto, el cuerpo como la mente son extremadamente frágiles. La luz del laberinto seguramente tendrá un impacto negativo.”

El Regresor no supo qué decir. Era raro que Bom dijera algo de una manera tan clara.

“Hukk. ¿En serio? ¿Dónde queda el laberinto subterráneo? ¿¡Cómo es!?”

Kaeul, la única que aún no había visitado el laberinto, abrió mucho los ojos.

“Es como un hospital psiquiátrico, donde la felicidad se inyecta a la fuerza.”

“Ah ah…! Entonces, si mudo de piel allí, ¿me gustaría morir o algo así?”

“No morirás, pero ¿no sentirías que preferirías morir?”

“Wow … eso es aún más aterrador … pero ¿por qué?”

“Nos volvemos sensibles cuando mudamos de piel bien. No podemos aceptar cosas irracionales e ilógicos cuando eso sucede, así que, ¿cómo se sentiría si nos inyectaran la felicidad?”

“¿Nn? Nn? Ya veo … cierto, también escuché a mi madre decir palabrotas sobre mi padre cuando yo estaba mudando de piel …”

Las dos charlaron, haciendo una simulación de cómo sería en tal situación.

Mientras tanto, el Regresor miró la limonada azul que Bom pidió con una mirada nebulosa.

Sus pensamientos estaban confusos.

No morirían, sino que preferirían morir.

Recordó el final de la sexta repetición. La chica de cabello azul que detuvo su propio corazón. Las palabras que había dicho esa niña pasaron vívidamente por sus oídos.

“…”

Esos pensamientos brotaron contra su voluntad. Al ramificarse en otros pensamientos posteriores, ganaron tamaño. La mayoría de ellos eran emociones y recuerdos negativos.

Pero cuando las niñas se dieron cuenta de su estado de silencio, Yu Jitae detuvo los pensamientos continuos.

Cualquiera que sea el caso, todos esos habían sido en el pasado.

“Además, tengo otra pregunta …”

Ese día, Yu Jitae les preguntó todo sobre la mudación de piel.

 

*****

 

Acostada en el suelo de la sala, Gyeoul parecía desanimada. El protector miró a los ojos de la niña. Gyeoul, que miraba fijamente al techo sin comprender, tenía la expresión de una persona que había perdido todo en el mundo.

Hace unos minutos, Gyeoul le lloriqueo a Bom y le pidió caramelos, pero falló. Después de eso, se acercó al protector y le preguntó si podía salir, pero el protector tuvo que ocultar su dolor y decir que no.

En estos días, las bestias espirituales felinas no se estaban reuniendo cerca de la casa después de que Gyeoul dejó de salir. En otras palabras, evitar que saliera afuera estaba funcionando.

“Durante las próximas tres semanas, no se le permitirá salir, joven señorita.”

Al escuchar eso, ella cruzó los brazos. Incluso sus brazos estaban un poco más regordetes que antes y, por lo tanto, tenían una apariencia regordeta.

Después de mirar al protector con una mirada insatisfecha en su rostro, se acostó en el piso, llevando a cabo una protesta unipersonal.

De hecho, estaba bien al menos hace unos 10 minutos porque Yu Jitae estaba dentro de la casa.

Habiendo quedado despojada de todo, Gyeoul corrió hacia Yu Jitae y fue abrazada. Luego revisó su collar y le miró a la cara para descansar tanto física como mentalmente.

Pero él salió solo con Kaeul y Bom. Gyeoul preguntó si podía salir con ellos también, pero al final, solo él llevó a las dos afuera.

Después de eso, esta linda pero hermosa y preciosa joven señorita comenzó a acostarse en el piso, como si su alma los hubiera seguido afuera.

“…”

Su mirada decía: Qué es la vida….

“Umm… joven señorita. ¿Está bien?”

“…”

Tumbada inmóvil en el suelo, puso los ojos en blanco, pero lo ignoró.

“…!”

Fue cuando. Gyeoul abrió los ojos con un destello. Habiendo encontrado algo, se sentó en el suelo y con una mirada seria en su rostro, se tocó la barbilla.

“…”

Después de reflexionar un poco, se puso de pie y caminó hacia el protector con una expresión determinada.

“¿Joven señorita?”

“…”

La niña señaló las puertas del otro lado del pasillo.

“¿Estás diciendo que te gustaría salir? Usted no puede.”

“… ¿Tú, tienes que hacer eso?”

“Mil disculpas señorita. Incluso si sale afuera, debo ir con usted y tampoco puede llevar alimento afuera.”

“…”

Con tristeza y lentitud, se le acercó. El protector se puso nervioso, porque era raro que Gyeoul se acercara personalmente a él.

Después de acercarse a él, Gyeoul puso sus manos sobre su guante.

“… Yo, te compré esto …”

Se refería a los guantes de goma rosas.

En este momento, el protector sintió que se había convertido en un gran pecador. Pero no podía permitir esto. Fuera lo que fuera, no podía.

“Mil disculpas.”

“… ¿Eres … terco como una mula?”

“Kuhuk.”

Gururuk–

El corazón del protector comenzó a tambalearse.

Pero todavía no podía permitirlo. La identidad y el propósito del protector Armata era cuidar a los Dragones como protector. Se mantuvo firme.

Entonces, Gyeoul dejó escapar un suspiro y se pasó los dedos por el pelo.

Ella abrió la boca con recato.

“…Vamos, a hacer un trato.”

“¿Un trato?”

Que trato.

Pensando en el pasado, recordó a Gyeoul besando a Kaeul en la mejilla hace unos días. Los ojos del protector parpadearon.

No me digas … ¿Es eso?

Ajena al deseo del protector, hizo un gesto con la barbilla y en lugar de un beso, parecía que le estaba diciendo que la siguiera. Sintiéndose un poco arrepentido, el protector la siguió por detrás.

Gyeoul tomó al protector y se paró frente a la sala de almacenamiento antes de abrir silenciosamente la puerta.

El almacenamiento en la esquina del dormitorio era silencioso y ordenado, con ventiladores, armarios de reserva y baños.

Sin embargo, una cosa más que debería estar aquí, no estaba aquí.

El protector entrecerró los ojos.

Después de que Yu Jitae sacó a Kaeul afuera, el protector inmediatamente encerró al pollito en el almacén, para que de alguna manera no pudiera escabullirse afuera.

Y, sin embargo, ¿a dónde se fue este pollo?

Gyeoul corrió a un rincón profundo del almacén y desapareció.

“…Aquí.”

Cuando el protector se acercó a ese lugar, se dio cuenta de que había un agujero en un plástico en la esquina del almacén, que estaba escondido detrás de los objetos. Tras una inspección más cercana, pudo decir que era un orificio de ventilación roto.

Era un poco demasiado pequeño para que pasara una pelota de baloncesto, pero el protector sabía que el pollito con el pelaje bajado después del baño era más pequeño que un balón de fútbol.

“…”

Los ojos carmesíes del protector tenían una mirada más profunda.

“…Que, tal esto.”

“… Trato hecho. Gracias por su valiosa información, joven señorita.”

“…Cierra, tus ojos.”

“Ya los cerré. Cualquier cosa que suceda de ahora en adelante está más allá de mi conocimiento.”

Con una expresión brillante en su rostro, Gyeoul asintió y salió corriendo de la habitación. Luego llevó una bolsa completa de alimento y salió de la casa.

Después de unos minutos, ella se encontró a un gato en el mismo lugar de siempre.

El que vino hoy fue un gato gris de color caballa, el cual fue el que más se asustó. Quizás estaba ubicado en un lugar bajo en la jerarquía, pero siempre miraba a otros gatos y siempre estaba cerca del final cuando otros gatos se iban.

Gyeoul vertió un poco de comida para pollo en un bowl. Luego, dijo la palabra mágica que aprendió de Yu Jitae.

“…Aquí tienes.”

El gato corrió hacia adelante y se complació con su comida. Solo había un gato en comparación con antes, pero todavía estaba comiendo algo que ella misma le había dado.

Pensar en ese hecho la puso de muy buen humor. No podía tocarlo porque al gato podría no gustarle, pero estaba acariciando al gato en la cabeza mentalmente.

Fue entonces cuando un pensamiento surgió en su cabeza.

Si usaba el método que le permitió recibir permiso del protector para salir, ¿No funcionaría esto para permitir que Bom-unni le diera permiso para volver a tener esos caramelos?

*

Esa noche, Gyeoul entró en la habitación de Bom con grandes pasos. Tenía una expresión seria en su rostro, con pasos seguros.

Bom, que estaba inexpresivamente concentrada en escribir la novela, giró los ojos hacia la niña del color agua.

“¿Qué pasa, pequeña Gyeoul?”

El oponente era difícil.

Gyeoul sabía cómo era Bom-unni entre los Dragones. Los Dragones verdes fueron los que crearon regulaciones para todos y por eso, estaba un poco asustada de hacer un trato con ella.

Pero una vez que miró el contenedor de caramelos, colocado detrás de unas macetas de flores en la parte superior de las estanterías, cobró valor.

“¿Qué pasa con esa seriedad? ¿Tienes algo que decirle a tu unni?”

“… quiero tomar, lo que es mío.”

“¿Tuyo?”

Bom sonrió gentilmente. Era una sonrisa que de alguna manera hizo que Gyeoul se sintiera más pequeña en comparación.

Por eso, repitió una vez más el lema de la valentía dentro de su cabeza.

¡Go- Mi -Tas  de Ca – Ra–Melo!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »