Capítulo 128 – KD – Servicio Comunitario en el Campus 3/10 (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¡Oye, hijo de pu*ta!”

“¡Ahk! ¡Te has vuelto loco …!”

¡Bam! ¡Bam! ¡Slam!

La gente peleaba en medio de la carretera. Un Cadete atacó a otro mientras comenzaban a lanzarse puños el uno al otro. A uno de ellos le rompieron la nariz mientras que al otro le rompieron los labios. Quizás fue una pelea con respecto a su interés amoroso. “¿Por qué están haciendo esto? ¡Por qué! ¡Deténganse!” gritó una Cadete en el medio, sin saber qué hacer.

“¡Per*ra! ¿Crees que no puedo matarte?”

El de complexión más pequeña usó sus poderes sobrenaturales. Era una clara violación de las normas escolares, pero no estaba de humor para preocuparse por eso. Se formó una espina afilada en su codo que atravesó la mejilla del Cadete más grande que lo empujaba hacia abajo.

La sangre salpicó por la carretera.

El conflicto se hizo cada vez más grave y reunió a los espectadores. Pero la mayoría de las personas que miraban eran Cadetes y miembros del personal, por lo que el consenso común era esperar a que llegaran los centinelas, sin saltar apresuradamente entre ellos.

“…”

Cuando la pelea se volvió más seria, Yu Jitae pasó caminando por el área.

… Y siguió caminando.

Sus pies eran naturales como si no hubiera visto nada.

El menú del desayuno de hoy consistió en tostadas y pasteles de pescado ensartados. Kaeul los amaba, pero como a Gyeoul también le encantaba comer en estos días, llevaba una gran cantidad de comida que normalmente sería suficiente para alimentar a 20 personas.

Estos tenían que comerse calientes.

De hecho, los Cadetes peleándose entre sí eran bastante comunes en la Guarida. Teniendo en cuenta que eran jóvenes, pero capaces y orgullosos soldados, eran habituales varios tipos de incidentes y conflictos.

Dentro de ese tipo de sucesos, las peleas y las lesiones no fueron nada significativas.

 

*****

 

Por la mañana, después de darles el desayuno, escuchó un informe sobre Ma Namjoon y los demonios sobrevivientes de su clon.

‘En ese caso, seguiré observándolos. Mi lealtad a my lord.’

Está bien.

No fue a la Guarida con ninguna de ellas hoy por algo que tenía que hacer por la mañana.

“¡Voy por mi camino! ¡Que tengas un buen viaje también, ahjussi!”

Bom, Yeorum y Kaeul fueron al distrito de la academia con uniformes de Cadetes mientras Yu Jitae se separó y se dirigió a los centinelas. Dado que había cometido un pecado, ahora era el momento de expiarlo.

Se dirigió al mostrador de recepción para el Servicio Comunitario en el Campus en el segundo piso del edificio de centinelas. No había nadie en el escritorio, así que esperó en una silla cercana cuando finalmente entraron varios miembros del personal.

“¡Ah ah! ¿Tutor Yu Jitae?

El nombre del oficial era Ichimon, quien se describía a sí mismo como un jefe de sección, metido siempre con los centinelas. Parecía nervioso, que de hecho fue la misma reacción que vio con quienquiera que Yu Jitae se encontrara en estos días, tanto los tutores como los miembros del personal.

“Ja ja. Fuimos a la entrada principal para recibirte, pero por alguna razón no pudimos verte. Perdón por llegar tarde.”

“Está bien. Entré por la entrada trasera.”

“Aigo. Ya veo. Es mi error. ¡Deberíamos haber enviado a alguien a la entrada de atrás! Lo siento.”

Ichimon se frotó las manos como una mosca y le dio la bienvenida a Yu Jitae como si fuera su superior directo.

“Lo siento, jaja. Nos aseguraremos de que pueda comenzar con el servicio comunitario de inmediato.”

Él esbozó una sonrisa servil.

Yu Jitae estaba siendo tratado así por los centinelas a pesar de que él había venido aquí para el servicio comunitario. El hogar Yu falsamente creada se había convertido en una medida extremadamente conveniente.

“¡Por aquí por favor!”

En la sala de espera, Ichimon preparó personalmente un poco de té de limón y le sirvió, antes de tocar su fino bigote.

“Mmm. Entonces, ¿qué tipo de servicio comunitario está buscando hoy, Señor Tutor?”

Sus palabras sonaron bastante extrañas. Yu Jitae estaba aquí para el servicio comunitario y, sin embargo, la persona a cargo le preguntaba el tipo de tarea que buscaba, mientras llevaba una lista de descripciones de tareas en la mano.

“¿Es eso algo que los voluntarios suelen elegir?”

“¿Disculpe? No … umm … ¿sabes? Los centinelas son, de hecho, bastante flexibles a veces. Ja ja.”

En otras palabras, fue un privilegio dado porque él era del hogar Yu. Sin embargo, no le dio mucha importancia y lo único que quería era irse a casa temprano. Mirando la lista, realmente no pudo encontrar nada que le gustara.

 

— Organización del campo de flores frente a la tercera entrada principal (1 hora)

— Arreglo floral del departamento de educación (1 hora)

— Ayudar a cocinar los alimentos para los Cadetes que aprenden los conceptos Básicos Fundamentales (Cocina, 1 hora)

— Cuidado de los niños pequeños de los miembros del personal educativo (1 hora)

 

No le gustó ninguno de ellos porque solo representaron 1 hora cada uno. A este paso, tenía que visitar este lugar 10 veces.

Pero mirando más allá, hubo un servicio comunitario que duró 3 horas.

“Iré con este.”

“¿Disculpe? Ahh, ¿te refieres a esto?”

 

— Ayudar a los Cadetes delincuentes que salen del centro de detención (3 horas)

 

“Umm, vera… estos Cadetes. Para ser honesto, no es un muy buen servicio.”

“¿Sí?”

“Es un poco difícil… Tendrías que lidiar con basura relacionada con la violencia, las drogas y la agresión sexual, que apenas lograron evitar ser expulsados. No escuchan en absoluto y todos están desesperados. Especialmente este chico llamado Jake de la Escuela Noblesse es mucho peor. Ya lo habrían expulsado si no fuera de la Escuela Noblesse … Ah, kuhum.”

“…”

“En cualquier caso, hoy hay incluso un rodaje de un documental por los Cadetes delincuentes. Umm … como probablemente ya sepas, violencia, amenazas y palabrotas, sea lo que sea, obligar a un Cadete a hacer algo dejará un impacto negativo en la imagen de la Guarida …”

Ichimon dio una sonrisa incómoda junto con su charla. Fue una solicitud sincera de él para que no se enojara con ellos, incluso si fuera a ir allí.

“Si eliges el arreglo floral de aquí, intentaré hacer algo al respecto. Para que no tengas que hacer nada.”

¿Arreglo floral?

“El tiempo es un poco más importante. ¿Puede durar 3 horas?”

“Ahh, umm … extender el tiempo es un poco … ya que asignamos todos los tiempos siguiendo un programa establecido …”

“Entonces iré con este.”

Yu Jitae era terco, así que Ichimon, que no quería ponerse del lado equivocado, sudó pero no pudo persuadirlo hasta el final.

 

*****

 

500 metros al norte de los Centinelas de la Guarida, había una puerta que conducía al centro de detención subterráneo escondido junto a los altos tallos de hierba. Allí, Yu Jitae se encontró con el carcelero de la prisión.

El carcelero era un anciano de unos sesenta años. Con una apariencia suave, tenía menos cabello en el medio, que se cubría torpemente al levantar los lados de su cabello. Su personalidad aparentemente se adaptaba a su apariencia, y su naturaleza pendiente de los [Ojos del Equilibrio (SS)] era un raro ‘bien extremo’.

A juzgar por su aura, no era un superhumano. No parecía un ex soldado, por lo que probablemente se convirtió en el carcelero de la prisión con la ayuda de una política de bienestar de jubilación.

“En mi opinión, ayudar y guiar a los demás es algo maravilloso.”

Este anciano que parecía ser un charlatán comenzaba sus frases con eso.

“Cualquiera comete un error a lo largo de su vida y más para estos jóvenes Cadetes. Creo que estos jóvenes Cadetes que cometieron delitos simplemente no tuvieron la oportunidad para convertirse en buenas personas. Al menos eso es lo que creo.”

Nadie preguntó.

“Entonces, cuando trato a estos Cadetes, siempre trato de hacerlo con un …”

Yu Jitae no respondió, pero el carcelero continuó con entusiasmo ampliando su interpretación filosófica de guía. Hasta que llegaron a la instalación subterránea, Yu Jitae tuvo que escuchar continuamente sobre algo en lo que no estaba interesado en absoluto.

Si la instalación estuviera a 50 metros más lejos, a este anciano le podrían haber golpeado la boca.

Después de abrir varias puertas que estaban selladas herméticamente, el carcelero de la prisión y Yu Jitae entraron. Había 27 Cadetes que debían dejar el centro de detención hoy, quienes habían sido parte de una actividad grupal ilegal como de una sociedad, al comienzo del semestre.

“Hola. Somos de NNO.”

“Ah. Sí, bienvenidos.”

Diciendo que filmarán un documental de Cadetes violentos, se encendieron varias cámaras. Incluso esta vez, el carcelero de la prisión el charlatán mostró una hazaña maravillosa al saludar al equipo de cámara durante 15 minutos.

Después de eso, finalmente comenzó el servicio comunitario de ayudar a los Cadetes delincuentes que salían del centro de detención. Todos los Cadetes se habían reunido en el auditorio y, en el momento en que abrieron la puerta, se encontraron con todo tipo de alboroto y escándalo.

“¡Ah! Es tan aburrido como diablos. ¡¿Cuándo saldremos?!”

“Solo quédate quieto. Tenemos que esperar aquí hasta las 10 de todos modos.”

“Estas moscas molestas, esos idiotas.”

Estos Cadetes se veían por primera vez en mucho tiempo después de pasar la mayor parte del tiempo en sus carceletas individuales. Por lo tanto, ellos hablaron sobre cómo era aquí,

“Mira lo gordo que está ese bastardo. Buen trabajo montando el entrenamiento de ayer. ¿Esos gusanos deben haber sido bastante salados?”

“Cómo lo supiste. Tu hermana también estaba salada.”

“¿Qué? Este hijo de pu*ta …”

O intentaron pelear.

Cualquiera que sea el caso, todos estaban alborotados sin escuchar la voz del carcelero.

“Ahora…! ¡Hola, todos!”

Torpemente, sonrió y agitó la mano. Lo primero que ellos tenían que hacer era completar una encuesta sobre su vida en el centro de detención. Sin embargo, los Cadetes ni siquiera miraron al carcelero de la prisión. Eran demasiado alborotadores para siquiera escucharlo, pero la mayoría lo miró antes de ignorarlo por completo.

Fue porque había un rumor de que ellos serían liberados a las 10 en punto, tanto si hicieron la encuesta como si no.

“Chicos. ¡Umm! ¡Una encuesta! Tienen que terminar una encuesta, ¿de acuerdo?”

Mientras sudaba, el anciano mostró un papel de encuesta a los Cadetes.

“Que está diciendo…”

“Que molesto.”

Le dieron la espalda y murmuraron.

“Esas cámaras me están poniendo de nervios. ¿Van a difuminar nuestras caras?”

“Por supuesto que lo son. ¿Escuchaste siquiera ayer?”

“¿No? Estaba durmiendo, por supuesto. ¿Por qué diablos iba a escuchar eso?”

“Kukuk.”

El carcelero de la prisión les agitó diligentemente la encuesta, pero los Cadetes no escucharon.

Hasta entonces, Yu Jitae no pensó mucho en eso y, de hecho, ni siquiera estaba dentro del auditorio. De pie detrás de las cámaras, estaba observando la estructura del centro de detención subterráneo desde el pasillo hasta las puertas.

Eso era porque Yeorum podría terminar aquí tarde o temprano.

“¡Chicos! ¿Pueden escucharme un poco? ¡Tienen que terminar las encuestas rápidamente para salir más rápido!”

A pesar de sudar a chorros por la cabeza calva, el anciano no pudo ser duro y mantuvo un buen lenguaje. Y sus palabras sumisas no tenían poder en ellas incluso cuando gritaba.

“Déjate de tonterías. Escuchamos de nuestros seniors que nos iremos a las 10 pase lo que pase.”

“Es verdad. Mira a ese tonto. ¿Ese caldo de pollo fluye por su cabeza?”

“Uhh. Repugnante.”

Insultado desde el principio, la expresión del anciano se volvió rígida, pero tal vez siendo consciente de la cámara, volvió a sonreír incómodamente. Así, repetidamente se acercó y se distanció de los Cadetes.

“Los Cadetes realmente no escuchan.”

En respuesta a la pregunta escrita del VJ, el anciano sonrió incómodamente.

“Todos los niños son así. Es mi culpa por no poder aclarar las cosas.”

“¿Eres el único carcelero?”

“Umm, en el pasado, cuando había varios carceleros duros y fuertes, escuchaban muy bien, pero ahora no están aquí porque no nos pagan mucho … De todos modos, lo intentaré una vez más.”

Intentó volver a compartir el documento de la encuesta, pero los Cadetes se negaron. Entonces, una Cadete finalmente lo recibió, pero dejó caer la pila de papeles que terminaron en el suelo.

“Ah. Lo siento. Lo siento.”

La Cadete se fue con sus amigas con una risita. Despiadadamente, el camarógrafo filmó al anciano carcelero que no tuvo más remedio que bajar el cuerpo y recoger los papeles uno por uno.

Su intento de persuadirlos fracasó después de 20 minutos de arduo trabajo.

“Aigo. Mis disculpas.”

Después de cerrar las puertas del auditorio detrás de él, el carcelero se disculpó con el equipo de cámara antes de lanzar una mirada a Yu Jitae.

“Lo siento, señor Tutor. Compraré algunas golosinas más tarde e intentaré hablar con ellos de nuevo.”

Todo lo que Yu Jitae tenía que hacer era proteger al carcelero durante el procedimiento, para asegurarse de que no le pasara nada malo. Por lo tanto, asintió con la cabeza porque solo tenía que quedarse allí durante 3 horas, sin importar lo que hiciera el carcelero.

“Por favor, haz lo que más te convenga.”

“Sí Sí. Lo siento. Si esto termina rápidamente, también deberíamos poder enviarlo temprano, pero …”

Sacando un pañuelo a cuadros del bolsillo del pecho, el carcelero de la prisión se secó las gotas de sudor que se formaban en su amplia frente.

Yu Jitae se sintió dubitativo por un segundo.

“… ¿Cuenta todas las horas incluso si termina temprano?”

“¿Disculpe? Ahhh, sí. Cuentan. Le damos mucho más tiempo a esto por lo agotador que puede llegar a ser mentalmente.”

Ah.

Debería haber dicho eso antes.

“¿UH Huh? ¿Qué sucede, señor?”

Cuando Yu Jitae de repente comenzó a caminar hacia él, el carcelero dio unos pasos hacia atrás sin siquiera darse cuenta, pero las piernas de Yu Jitae eran un poco más largas que las suyas. Le quitó los papeles de la encuesta y una bolsa de plástico de la mano del anciano. La mitad de ellos estaban arrugados con signos de haber sido manchados por los pies.

Caminó más y empujó las puertas del auditorio para abrirlas de par en par mientras las cámaras lo seguían.

“Uhh, umm… ¡Señor Tutor…! ¡No puedes gritar ni castigar a los Cadetes…!”

Parecía que incluso un funcionario de bajo rango en un lugar como este sabía quién era Yu Jitae.

Sin embargo, Yu Jitae no respondió.

Los Cadetes que estaban charlando en el piso del auditorio o corriendo por el auditorio miraron a Yu Jitae, quien repentinamente entró. Algunos de ellos se sorprendieron por el tamaño de su cuerpo, pero la mayoría de ellos estaban dentro del centro de detención cuando el hogar Yu se convirtió en algo que casi ninguno de ellos se dio cuenta de quién era.

No podía castigarlos, ni podía maldecirlos ni gritarles. Recordándolo una vez más, el alcaide estaba sudando como loco.

Yu Jitae se acercó a ellos y se puso de pie.

Miró a los Cadetes.

Sin decir una palabra; sin hacer nada. Miró a los Cadetes para verificar sus números, antes de elegir al que corría creando el mayor alboroto y se enfocaba en sus movimientos con la mirada.

No se molestó en levantar su intención asesina y simplemente observó.

Algo extraño empezó a suceder.

“…!”

Alguien miró a los ojos de Yu Jitae antes de asustarse. La mirada de ese Cadete fue contagiosa ya que pronto se extendió a los demás.

Los Cadetes cercanos también miraron a Yu Jitae, curiosos sobre la razón por la que el Cadete estaba sorprendido y eso provocó una reacción en cadena.

En poco tiempo, cuando varios estaban mirando a Yu Jitae, el Cadete que estaba corriendo también se volteó hacia Yu Jitae. Sus pies se volvieron gradualmente más lentos antes de detenerse finalmente.

El silencio se extendió como las olas del océano. Cuando el Cadete más lento que se reía a carcajadas finalmente cerró la boca por el repentino silencio, todos los Cadetes ya estaban mirando a una persona.

¿Por qué? ¿Quién es esa persona? ¿Por qué todo el mundo actúa así? Todos tenían la misma duda común en mente, pero ninguno se atrevió a abrir la boca.

Fue entonces cuando Yu Jitae abrió la boca.

“Tú del frente.”

Una voz seca resonó resonantemente en el silencioso auditorio. Uno de los Cadetes miró a su alrededor antes de responder asustado.

“¿Sí, sí? ¿Y.. yo?

“Sal.”

El Cadete caminó hacia Yu Jitae después de mirar alrededor del auditorio. Sus manos y piernas temblaban visiblemente.

Yu Jitae entregó los papeles de la encuesta y la bolsa de plástico con bolígrafos al Cadete. Luego, sacó el reloj de bolsillo de su bolsillo y dijo después de verificar la hora.

“Te doy 3 minutos.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »