Capítulo 127 – KD – Tema de discusión: Ropa (2)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¿Nn?”

Bom se dio la vuelta con indiferencia. La cola de caballo color hierba temblaba debajo de la lámpara, mientras que todos los espejos del vestuario parecían relucientes.

“¿Qué estás haciendo?”

“Quería probarme esto.”

Ella parecía indiferente, como si no le preocupara que alguien entrara en primer lugar.

“¿Por qué te pondrías eso?”

“Por qué no.”

“¿Porque no?”

“Nn. Solo quería probármelo.”

“¿Hnng…? Eso es un poco pervertido.”

“¿Lo es?”

Ella sonrió.

Yeorum encontró interesante esa sonrisa. Desde que partieron para la Diversión, pasaron por una desarticulación dimensional y accidentalmente aterrizaron en la Tierra y vivieron juntas por un tiempo, pero ella rara vez había visto a Bom sonreír. En ese entonces, pensó que la Dragon Verde estaba actuando misteriosa y elegante como siempre, pero,

En estos días, Bom tendía a sonreír con mucha facilidad.

“Cómo me queda. ¿Se ve bien?”

Con una sonrisa amable, levantó los brazos. La camisa de negocios le llegaba hasta los muslos y, por lo tanto, ocultaba los pantalones cortos que llevaba.

Incluso a los ojos de Yeorum, que no estaba relativamente interesado en la belleza, se veía bien.

“Te ves bonita.”

Al escuchar la palabra ‘bonita’, Bom colocó sus dos manos debajo de su barbilla, como las hojas de una flor.

“Ahh, ya dije que se te ve bien. Te ves bastante bien. ¿Quieres un beso o qué?”

Bom rió al escuchar su voz irritada.

“Bonita, sí, pero lo más importante …”

Recientemente, Yu Jitae pasó sus días matando su aura tanto como pudo. Él parecía haber juzgado que se había formado suficiente confianza entre ellos y sintió que él estaba respetando sus privacidades.

Así que probablemente aún no sabía lo que estaba pasando, pero,

“¿No lo odiaría ese humano si lo supiera?”

“Hmm…. puede ser.”

Con la misma expresión de siempre, Bom le hizo un gesto a Yeorum.

“Entra. No deberías abrir las puertas de los vestuarios de esa manera.”

Yeorum entró y cerró la puerta detrás de ella cuando Bom se dio la vuelta y comenzó a quitarse la camisa.

Hubo un pensamiento pasajero.

Pensando en retrospectiva, Bom a veces mencionaba a Yu Jitae en situaciones extrañas de repente y hablaba de cosas extrañas. Cosas como, ¿no se ve lindo cuando come, y cómo probablemente le pagaría a alguien diligentemente después de pedir dinero prestado?

En su mayoría eran cumplidos y buenas palabras, y eran elogios que realmente no le quedaban bien a Yu Jitae. Siempre que eso sucedía, Kaeul decía: “¿Es así?” y le daba poca importancia a eso, mientras que Yeorum lo consideraría la tontería habitual de la raza verde con una “Burr*ada”.

Una vez, Bom había dicho esto.

‘Verá, cuando usé el vestido de noche la última vez, en realidad era la primera vez que lo usaba y estaba muy nerviosa. ¿Pero sabes qué? Ahjussi dijo que era bastante bonita. A veces, ahjussi sorprende a la gente con una palabra inesperada.’

Bom parecía muy feliz por algo sin importancia, por lo que Yeorum había tenido dudas en ese entonces, pero sus pensamientos cambiaron cuando más tarde escuchó a Kaeul hablar.

‘¡Unni unni! Creo que sé lo que quiso decir Bom-unni la última vez.’

‘¿Nn?’

‘Sabes, cuando hubo muchos comentarios negativos, Ahjussi me dio un dulce, así que me lo comí, ¿no? Y después de los dulces, habló de lo que pasó y al final dijo que estaría de mi lado pase lo que pase. Me sorprendió mucho, ¿sabes?’

‘Oh. ¿Enserio? ¿Sabes a lo que me refiero?’

Bom simpatizó con las palabras de Kaeul, por lo que Yeorum decidió pensar menos en la relación entre Yu Jitae y Bom.

Pero ahora que estaba viendo a Bom quitarse cuidadosamente la camisa de negocios, una duda apareció en su mente.

Espera, esta niña.

No me digas.

“Bom-unni. Solo estoy preguntando esto, pero tú …”

“¿No?”

La voz relajada respondió a su pregunta incluso antes de que terminara. Tomada con la guardia baja, la reacción de Yeorum fue más lenta.

“…¿Qué?”

Bom se dio la vuelta después de colgar la camisa.

“Yo no. Entonces…”

Ella se puso el dedo cerca de los labios con un “Shh” y salió del vestuario. Una sonrisa incomprensible había estado colgando de sus labios hasta el momento en que salió.

“…”

Dejado la sola dentro del vestuario, Yeorum pensó lentamente en las cosas que habían sucedido una vez más y una vez más se sintió dubitativa.

Sin embargo, incluso el hecho de que estuviera pensando en algo como esto no tenía sentido.

“…Que está pasando. Realmente.”

En serio, la raza verde tiene un tornillo o dos sueltos …

Ella se estaba quejando cuando la camisa de Yu Jitae entró en sus ojos.

“Mmm…”

 

******

 

“¿No tienes muchos zapatos?”

Yu Jitae habló con Kaeul dentro de una zapatería de marca.

“¿Sí?”

“¿Compraras más?”

“Sí Sí. ¿No puedo?”

Con un montón de zapatos, la baby chiken le preguntó a Yu Jitae. Él sacudió la cabeza. No importaba cuánto comprara, incluso compraría toda la tienda para ella.

Solo tenía curiosidad.

“Tenemos algo similar en casa.”

Era un zapato negro con tacones bajos.

“Hmm … Aunque es diferente.”

“Se ve similar.”

“Mira esto.”

Kaeul empujó el zapato hacia adelante.

“Este tiene cordones, pero el de casa no los tiene.”

¿Cuál es la diferencia ?, pensó.

Incluso después de eso, eligió varios pares de calcetines y más zapatos antes de preguntarle si podía comprarlos todos. Él asintió con la cabeza, pero por alguna razón, parecía que Kaeul estaba comprando más de lo que solía hacer.

Bueno, a ella le gustaba ir de compras especialmente más que a otros, así que era comprensible. Eso es lo que estaba pensando, pero en el momento en que la vio elegir cuatro zapatos exactamente iguales con diferentes colores, pensó de manera diferente.

De repente, Yu Jitae pensó en la Dragon Dorado de la cuarta repetición.

La diosa de las vallas publicitarias, Baby Yellow, disfrutaba comprando con frecuencia cuando no promocionaba canciones de forma activa. La había seguido por detrás como guardaespaldas para poder recordar los débiles rastros de cómo era ella.

A pesar de que se la llamaba la diosa de las vallas y era una cantante increíble, siempre hubo quienes odiaron a Baby Yellow, y no es como si todas las canciones terminaran en lo más alto de las listas.

Aunque su vida fue bendecida por todos lados, esa podría ser la razón por la que Baby Yellow se había sentido extremadamente estresada por pequeñas desgracias. No lo sabía en ese entonces, pero ese podría ser el caso ahora que lo pensaba.

Trató de verse bien por fuera, pero a veces no podía soportar el impulso. Durante esos momentos, para relajarse, solía visitar los centros comerciales y mostraba comportamientos de compra sin sentido.

Con un corazón dudoso, Yu Jitae le preguntó.

“Kaeul.”

“¡Sí!”

Sus ojos dorados circulares revelaron pura inocencia desprovista de contaminación. Mientras Yu Jitae buscaba las palabras correctas, Kaeul inclinó la cabeza.

“¿Dime?”

¿Eran innecesarias sus preocupaciones? Independientemente, el Regresor decidió preguntar.

“¿Hay algo difícil para ti en estos días?”

“¿No?”

“¿Te sientes bien?”

“Sí. Estoy realmente bien.”

“Hay algo que necesites.”

“Hmm, hmm … ¿zapatos?”

Ella se rió entre dientes.

“¡Oh, oh cierto! Hay algo que necesito. ¿Puedo decirlo?”

“Por supuesto.”

“¿Quizás porque solo he ido a las lecciones estos días? Quiero ir a algún lugar lejano en un viaje.”

¿Fue esta una respuesta problemática? El Regresor evaluó su respuesta.

Mirando hacia atrás, a la Dragon Dorado le encantaba viajar. Eso paso lo mismo en la cuarta repetición e incluso en esta repetición, ella habló sobre querer ser enviada a algún lugar durante la sesión de consulta del tutor. Podría ser solo su personalidad.

Por lo tanto, decidiendo solo mirar por el momento, Yu Jitae asintió.

“Bien. Me prepararé para ello.”

 

*****

 

Solo después de visitar varias tiendas más, las compras terminaron ese día. Yu Jitae usó el jersey de cuello alto inmediatamente después de quitar la etiqueta.

Compraron docenas de ropa y zapatos, pero la mayoría eran de Kaeul. Gyeoul, que se había comprado unos bonitos zapatos gato, parecía gustarles mucho y caminaba con ellos. En estos días, se veía realmente natural al caminar y correr.

Pero de repente, Gyeoul miró a Yu Jitae con sorpresa.

“…”

“Dime.”

“…?”

Ella miró detenidamente el cuello de Yu Jitae antes de ponerse muy nerviosa. Yu Jitae no podía entender por qué, pero era porque Gyeoul finalmente se había dado cuenta de la desventaja crítica de los tejidos de cuello alto.

¡Tejidos de cuello alto!

Se pegó al cuerpo y cubrió tanto el pecho como el cuello. A diferencia de las camisas de negocios, no se podían abrir el pecho ni era fácil bajarlo.

¡A este ritmo, no podría comprobar si el collar estaba allí o no …!

¿Y Yu Jitae no usa la misma ropa sin cambiarse durante varios días?

Cuanto más continuaban sus pensamientos, peor se volvía su expresión.

“…!”

Por supuesto, lo más probable es que el collar esté allí, como siempre. Gyeoul confiaba en Yu Jitae.

Sin embargo, comprobarlo directamente con sus ojos y no hacerlo fue muy diferente. Revisar su collar fue como un ritual para Gyeoul, llevado a cabo cada vez que veía a Yu Jitae después de mucho tiempo.

Con una expresión deprimida en su rostro, Gyeoul extendió los brazos hacia adelante. Yu Jitae habitualmente la levantaba cuando Gyeoul colocaba su mano junto a su cuello. Luego, trató de tirar del tejido hacia abajo.

“Qué ocurre.”

“…!”

No funcionó. Era imposible tirar fácilmente del tejido hasta el pecho, y hacerlo a la fuerza rompería el suéter. Al darse cuenta de que ninguna de las opciones era viable, Gyeoul se puso llorosa.

“Huing …”

Su pánico se manifestó en forma de lágrimas.

“…”

El Regresor estaba un poco perplejo. No sabía por qué estaba así, pero como ahora podía hablar mucho mejor, decidió preguntarle.

“¿Qué sucede, Yu Gyeoul?”

Gyeoul murmuró y vaciló antes de abrir la boca.

“… No me gusta esto.”

“¿No te gusta esta ropa? Por qué.”

“… no me gusta”.

“Te gustaba esto antes.”

Negar, negar.

Pensó que podría entenderla con una conversación, pero eso fue un error. El Regresor todavía no podía entender el proceso de pensamiento de la niña de cabello azul.

Pero, ¿qué más podía hacer él si a ella no le gustaba? Prometió que se cambiaría de ropa una vez que regresara a casa, y solo entonces Gyeoul dejó de lloriquear.

Después de llegar al Departamento 301, Gyeoul bajó de sus brazos. Todas las niñas llevaron sus bolsas y entraron a sus habitaciones, mientras que Yu Jitae también entró en la suya. En la sala de estar que de repente se volvió silenciosa, Gyeoul buscó al protector, quien habitualmente estaba limpiando el piso ya limpio.

Gururuk … ♪ Kwaruruk … ♫

Estaba tarareando con el sonido del acero chocando.

Gyeoul miró al protector antes de caminar hacia atrás. Luego, se preguntó si debería tocar el protector por la espalda o algo, antes de abrir la boca.

“…Ho…la.”

El protector se dio la vuelta cuando Gyeoul miró hacia atrás con una suave sonrisa.

“Sí Sí. ¿Me llamaste, joven señorita?”

“…Sí.”

“Cuál es el problema. ¿Hay algo que necesites?”

Gyeoul vaciló un poco antes de sacar algo de detrás de su espalda y dárselo al protector. El protector lo recibió en silencio. Se preguntaba qué era, pero después de mirarlo de cerca, era un par de … guantes de goma rosas.

“…Presente.”

Gyeoul miró las manos del ‘Limpiador Ahjussi’. Los guanteletes feroces tenían varios picos, por lo que los guantes de goma originales tenían muchos agujeros. Las púas eran demasiado afiladas, mientras que los guantes de goma eran demasiado viejos.

El protector finalmente se dio cuenta de por qué Gyeoul le echó un vistazo a los brazos antes de salir de la casa.

“…¡joven señorita!”

Se sintió cálido por dentro. Los humanos parecen llamar a esto ‘ser conmovido’. Ella actuaba como si lo odiara todos los días, pero pensar que le compraría un regalo …

¡Ahh, joven señorita …!

Fue cuando el protector estaba a punto de seguir la etiqueta de Askalifa al doblar la espalda.

“Gracias jo…”

Gyeoul sacó algo más.

“…”

Era el bowl exclusivo de Gyeoul, que el protector había rayado accidentalmente el día anterior mientras lavaba los platos, con las púas que rasgaban los guantes de goma.

“… No lo… rayes de.”

En otras palabras, el regalo no tenía una intención pura detrás, y fue solo porque el bowl fue rayado. El protector se sintió menos conmovido.

Incluso entonces, el protector estaba feliz. Continuó con la etiqueta y dobló el cuello en un ángulo de 90 grados.

“No volverá a pasar.”

Fue entonces cuando dos brazos rodearon el casco de la cabeza agachada del protector. Estaba un poco sorprendido.

“…Gracias.”

Para cuando miró hacia arriba, Gyeoul ya se había escapado. Al quedarse solo en la sala de estar, el protector miró los guantes de goma y pensó.

Gracias a Dios se convirtió en limpiador.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »