Capítulo 19

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El Emperador dijo: “Ustedes dos son una pareja con la misma mentalidad, haciendo cosas juntos”. 

La expresión de Li Cheng Yin fue la misma, dijo: “¿Puedo atreverme a preguntarle a mi padre, por qué has venido aquí?” 

Nunca pensé que Li Cheng Yin sería tan audaz, ya que todos vinimos al burdel, ¿por qué debemos revelar las intenciones de alguien y hacer que se sientan avergonzados? Nunca pensé que el Emperador se reiría y dijera: “Como figura política no debemos cometer ningún error, como heredero al trono, ¿no lo entiendes?” 

“Lo tendré en cuenta, sin embargo, el padre lo mencionó antes, la caída de la dinastía anterior se debió al hecho de que se formó una conspiración dentro de los funcionarios de la corte, algunos funcionarios de la corte tienen una gran cantidad de seguidores, por lo que incluso un decreto puede ser ineficaz, también un enjambre de langostas ha causado un gran desastre, causando la caída de la dinastía”.

No entiendo nada de lo que acababan de decir, estaban en un burdel, pero parecía que estaban en el corte. Sentí que esto no era interesante.

El Emperador sonrió levemente y dijo: “Como sabes, ¿qué planeas hacer?”

“Revertir un veredicto”.

El Emperador sacudió la cabeza: “Un caso que fue hace diez años , ¿Cómo puedes revertir eso? Además, no hay ningún testimonio humano y evidencia material, ¿cómo puedes revertir el veredicto?”

Li Cheng Yin se río: “Debe quedar algún tipo de evidencia”.

El Emperador se río y suspiró: “¡Tú!”

Este momento me recordó en las ocasiones en que hacía berrinches porque tenía muchas ganas de montar mi pequeño caballo rojo, mi padre no tenía otra salida, así que simplemente me malcriaba.

Pensando en mi padre, mi corazón se sentía cálido, es solo que no podía entender lo que estas dos personas estaba hablando.

(NT: tranquila nosotros tampoco lo entendemos, kkkkkkk)

Un momento después, se escucharon pasos ruidosos, un bailarín llamó a la puerta y me llamó urgentemente: “¡Liang Gong Zi! ¡Liang Gong Zi!”

El Emperador y Li Cheng Yin me estaban mirando, me levanté apresuradamente:

“¿Qué pasó?” 

“¡Alguien irrumpió en Ming Yu Fang, y a Niang y le dijo que le debía dinero y quería llevarse a Niang!”

En el momento en que escuché eso, me preocupé: “¡Date prisa y llévame allí para ver!”

Li Cheng Yin tiró de mi brazo: “¡Iré contigo!”

Me di vuelta para mirar al Emperador, en voz baja dije: “¡Quédate aquí con el Emperador!”

El Emperador asintió con la cabeza: “Puedes irte, traje algunas personas conmigo”.

Li Cheng Yin y yo corrimos por el puente del pasillo hasta el primer piso de la casa de entretenimiento, solo se oye la voz aguda de Wang Da Niang: “¿Quieres llevarte a alguien? ¡No es tan fácil!”

“El dinero prestado debe ser devuelto, ¡eso es lo correcto!”

Esa persona que hablaba era una persona gorda, con un cuerpo regordete, tenía un bigote, con cejas de un ladrón y los ojos de una rata, se puede ver por su apariencia que no era una buena persona. 

En el momento en que lo vi, estaba enojada: “Sun Er, ¿por qué eres tú otra vez?” 

Hablando de Sun Er, conozco a esa persona. Sun Er es un prestamista de dinero, la primera vez que lo vi obligó a una viuda y a un huérfano a devolver dinero, no podía soportar ver eso, así que luché con él, golpeándolo tan mal, desde entonces actuaría humildemente y no duro delante de mí Sun Er parpadeó hasta que finalmente pudo reconocerme: “Liang Gong Zi… Estás vestido así… Ja Ja Ja Ja…”

Me había olvidado por completo de que todavía llevaba ropa de mujer, pisoteé sin piedad el taburete, metí la esquina de mi falda hasta la cintura: “¿Qué? ¿Quieres pelear? Incluso si estoy vestida de mujer, ¡Todavía podría ganarte!”

Sun Er estaba asustado, poniendo una sonrisa en su rostro: “No me atrevo. Solo estoy aquí para recuperar el dinero. Liang Gong Zi, el dinero prestado debe ser devuelto, eso es lo correcto. En primer lugar, You Niang no es huérfana, en segundo lugar, no es viuda, en tercer lugar, no está enferma, el dinero que pidió prestado, ¿no crees que debería devolverlo?”

Le pregunté a Niang: “¿Por qué pediste prestado su dinero?”

Niang realmente era una persona honesta, dijo: “¿Alguna vez tomé prestado su dinero? Era una pareja casada de mi ciudad natal que quería abrir un negocio en la Capital, sin embargo, la esposa se enfermó, fue al médico y tomó medicamentos, al final la esposa falleció y se hicieron los arreglos para el funeral, luego fueron en busca de Sun Er y le pidieron dinero prestado. Sun Er había dicho que no tiene propiedades o negocios, por lo que no se atrevió a darles el dinero. Decidí ser el garante de la deuda porque mi aldeano no tenía familiares en la Capital. En ese momento, mi compañero aldeano tomó el dinero y regresó a su ciudad natal, este Sun Er vino a pedirme el dinero”.

Escuchar eso me enfureció: “¿Qué clase de compañero de pueblo es ese? No pude pagar el dinero y te involucra…”

Sun Er sacó el recibo de la deuda: “Liang Gong Zi, si ella era huérfana o viuda, entonces habría dejado que esto se pasara. Pero uno debe ser responsable de sus acciones, incluso si se trata de asesinato o incendio provocado…

Li Cheng Yin se reía detrás de mí, “¿Qué tontería?”

Sun Er saltó: “¿Quién está diciendo tonterías?” 

“¿Qué dijiste?” La expresión de Li Cheng Yin había cambiado, solo pude rezar a que se calmaran.

Sun Er miró a Li Cheng Yin y luego me hizo una reverencia: “Liang Gong Zi, si el dinero no se paga hoy, tendremos que ofenderte”. 

“Deberías pedirle al compañero de aldea que te devuelva el dinero”. 

“Ella es la garante de la deuda, por ende, puedo buscarla y pedir que devuelva mi dinero”. 

Li Cheng Yin se rió con frialdad: “El libro de leyes establece que a menos que la persona que tomó prestado el dinero esté muerta o se haya escapado o no pueda devolver el dinero, entonces se le permite pedirle el dinero al garante”. 

Sun Er nunca pensó que Li Cheng Yin sabría sobre el libro de leyes, parpadeó y dijo: “¿No se escapó el aldeano?” 

“Quién dijo que huyeron, el aldeano acaba de regresar a casa, sabías dónde están, por qué no les pides el dinero, tartamudeó, esta en un pequeño pueblo en el condado de Dingzhou…”

Li Cheng Yin dijo: “Ahora ya sabes dónde está esa persona, ve a pedir el dinero, no causes ningún problema aquí”

Wang Da Niang dijo: “Esta mujer está diciendo lo correcto, ve a pedirle dinero a esa persona, ¿por qué causar problemas aquí en Ming Yu Fang? ¡Date prisa y vete! ¡Date prisa y vete!” 

Ella gritaba mientras los empujaba por la puerta, Sun Er y su gente fueron empujados por la puerta. 

Sun Er estaba afuera pisando fuerte y maldiciendo, Wang Da Niang le dio unas palmaditas en el hombro a Li Cheng Yin y dijo emocionada: “¡Buena dama, ayudándome con esto! ¿Ustedes son los bailarines de Niang? ¡definitivamente duplicare sus salarios este mes!”

Estaba de lado riéndome, Sun Er siendo derrotado y simplemente parado afuera maldiciendo, porque no podía hacer nada más. 

Vi que de repente saludó a su gente y les susurró algo al oído, no pude evitar decir: “Aiyo, no está bien, este Sun Er está planeando hacer algo sucio”. 

“¡Cierra la puerta! ¡Cierra la puerta!” Wang Da Niang apresuradamente le dijo a su gente que cerrara la puerta con llave: “No dejen que vuelvan adentro. También esas dos luces de cristal de color persa, primero bajen esas luces y luego cierren las puertas, mañana será el Festival de los Faroles, esas luces son caros, que no los rompan…”

Este lado la gente bajaba las luces y cerraba la puerta, por otro lado, Sun Er y su gente intentaban volver a entrar. 

Cada uno de su gente sostenía un tubo de bambú, sin saber qué había dentro de los tubos de bambú.

Cuando Wang Da Niang los vio, estaba ansiosa y les dijo que cerraran la puerta. Cuando la puerta estaba medio cerrada, vertieron las cosas que se encontraban dentro del tubo de bambú, aparentemente los tubos de bambú contenían agua sucia. 

La mayoría del agua sucia fue salpicada en la puerta, las personas que cerraron la puerta trataron de esquivarla, pero la mayoría de ellos fueron salpicados con agua sucia también, la falda de Wang Da Niang también fue salpicada con agua sucia, Wang Da Niang estaba tan enojada que ella estaba maldiciendo: “Mi nueva falda de encaje, la usé no hace mucho tiempo, ahora está salpicada por agua sucia…”

Wang Da Niang le había dicho a su gente que abriera la puerta y les pidiera que se fueran. Sun Er y su gente huían mientras miraban a Wang Da Niang y hacían muecas. Wang Da Niang estaba tan enojada que estaba gritando, saltando y maldiciendo. 

Niang se acercó y levantó la falda de Wang Da Niang, mirándola detenidamente, dijo: “Espera, parece que es tinta, con vinagre y agua puede lavarla. Quítatela y te ayudaré a lavarla… “

Wang Da Niang estaba agarrando la mano de You Niang, como si estuviera murmurando palabras de maldición: “Estos bribones, los mataré si los vuelvo a ver…”Diciendo eso mientras decía a la gente que lave la puerta. 

Intentaron limpiar la puerta, sin embargo, al ver que la tinta no se puede limpiar, Wang Da Niang se enojó aún más. De repente pensé en una idea, diciéndole a la señora a mi lado: “Saca el tinte rojo y el tinte de cejas”. 

You Niang me miró a la cara, riéndose mientras decía: “El disfraz de Liang Gong Zi como mujer es bastante encantador, incluso sin maquillaje, puedes derrotar a las damas en Ming Yu Fang”. 

Me reí mientras tiraba de Li Cheng Yin: “¡Aquí hay alguien que es mucho más bonito que yo, usa los objetos para dibujar!” 

Li Cheng Yin estaba enojado, sacudiendo mi mano, la mujer ya había traído el tinte rojo y el tinte de cejas, los puse en su mano y dije: “¡Dibuja!” 

Li Cheng Yin me miró y dijo: “¿Qué dibujo?” 

“La última vez que usaste la sangre de mosquito en el abanico de seda de Se Se, ¿no usaste la sangre de mosquito para dibujar una mariposa? Dado que tienes las habilidades para dibujar una mariposa, podrás dibujar algo en la puerta”. 

Vi que no estaba dispuesto, así que dije: “Si no estás dispuesto a dibujar en la puerta, ¡gritaré la verdadera identidad del huésped!” 

Li Cheng Yin me miró: “¡¿Te ​​atreves?!” 

Abrí la boca y grité: “Todos vayan hacia atrás y vean el Emp…” inmediatamente usando su dedo para rascar un tinte rojo, dibujando un gran círculo en la puerta y luego llenando el círculo con el tinte rojo. 

Agarró el tinte de cejas, dibujando sobre la tinta, rara vez veía dibujar a Li Cheng Yin, especialmente usando sus dedos para dibujar, la gente de los alrededores estaba asombrada, tenía mucha curiosidad. Solo pude ver sus dedos moviéndose constantemente, sin la necesidad de un pincel de tinta, dibujando gradualmente el contorno del dibujo y luego llenándolo lentamente con la tinta. 

La gente de los alrededores no pudo evitar contener la respiración y verlo dibujar con calma. 

Al final había terminado de dibujar, de un vistazo, ¡guau! La salpicadura de tinta se había convertido en un dibujo de montañas, nieblas de agua que exponían una cadena de montañas, un sol naciente detrás de las montañas. Esta fue una magnífica pintura de las montañas y ríos. 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente