Capítulo 4 – DD – Parte 5

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Ejecutivo de Keuncuska, Goblin Avaro, Torukel.
Calendario Imperial: Año 1505, Mes 8, Día 16.
Sede de la Firma Keuncuska, Piso Superior.

 

El piso más alto de la sede era un lugar a la que solo una pequeña cantidad de ejecutivos tenía acceso.

Nadie más estaba en esta gran habitación. Solo un montón de ataúdes regados por todos lados… al simple vista, superaban los treinta.

— Cruc.

Sin importar cuantas veces viera esto, me daba una sensación siniestra. Los vampiros actuales declaraban que los ataúdes eran de la vieja escuela y que no se usaban más. Que dormían muy cómodamente en las camas. Sin embargo, comprendí que Ivar Lodbrok era un viejo caballero que se había quedado estancado en el tiempo.

En lo que había vuelto mi cabeza para leer un libro… —…Sir Torukel.

— ¡Oh, cielos!

Salté con sorpresa y miré a mí alrededor. Una pequeña bruja estaba sonriendo maquiavélicamente.

— Parece que ha visto un fantasma.

— ¡Si estás aquí entonces sí!

— Lo siento, pero no pude evitar asustarle en lo que le vi, Sir Torukel.

— Cruruc, sentí que mi corazón se iba a salir… ¿pero qué pasa con esa forma extraña de hablar?

La bruja dio unas zancadas hacia un féretro negro.

Si recordaba correctamente, su nombre era Beatrice. Ella originalmente era una bruja que era parte de las Hermanas Berbere. Décadas atrás, luego del conflicto con Ivar Lodbrok, ella fue capturada por este lado. Ayer, ella salió diciendo que iría a extraer información de Lapis Lazuli. En otras palabras, actuar como espía.

— ¿Mi forma de hablar?

La bruja se sentó encima del sarcófago. Su voz podía ser coqueta, pero su rostro siempre sonreía. Que perversa.

Ella definitivamente estaba disfrutando la situación.

— ¿Qué tiene mi forma de hablar, Sir Torukel el Avaro?

— Es tan perturbador que siento que se me revuelve el estómago… tsk. No hay razón para molestarme ya que de todas formas no escucharás. En fin. Dime los movimientos de Lapis Lazuli. Si estás de vuelta es porque fuiste capaz de tener información reciente, ¿no es así?

— Por favor, no se apresure tanto, Sir Torukel. Los hombres que presionan a las mujeres no son populares. Ya que siempre es así, es por eso que no ha tenido una esposa en cientos de años.

— ¡Estoy soltero a voluntad!

La bruja estalló a carcajadas. Cada risa suya era de bruja. Me estaba volviendo loco.

— Me sorprende. Hay una cosa importante que descubrí. El Lord Demonio Dantalian se ha enamorado profundamente por la súcubo, más de lo que habíamos pensado. Él incluso confesó abiertamente su amor por ella en medio de la Plaza de Hermes.

— ¿Qué?

— ¿Debo decirlo palabra por palabra? ‘Soy un Lord Demonio. Esta joven es una campesina. Nosotros no tenemos permitido casarnos. Sin embargo, jurando ante la Diosa Afrodita, yo, Dantalian el 71º Lord Demonio, declaro mi amor por esta chica’.

Fruncí el ceño.

Decir esas líneas en un lugar público no tenía sentido alguno. Había un límite para lo estúpido que podía ser una persona. Incluso si Dantalian eran un zoquete que no conocía la pena, ¿realmente haría tal cosa?

— Es cierto. Incluso asesinó a Andromalius declarando que fue por la súcubo.

— ¿Andromalius? No me digas, ¿te refieres al 72º Lord Demonio? La bruja sonrió amargamente.

Esta mujer me lo había dicho todo. Acerca de cómo Andromalius estuvo causando un alboroto. Cómo había insultado a las brujas y asaltado a Lapis Lazuli.

Y cómo Dantalian lo había matado…

— Dios santo.

Mientras escuchaba la historia, mi boca se abrió más y más. La bruja, como si comprendiera mis sentimientos, asintió.

— Las calles de Niflheim están llenas de clamor. Sin importar adonde vayas, la gente habla de la verdadera historia de amor entre el Lord Demonio Dantalian y la campesina Lapis Lazuli. La gente está rendida a los pies del amor prohibido.

— Eso no tiene sentido. Incluso si Andromalius fue el peor Lord Demonio, él seguía siendo un Lord Demonio por nombre. ¡No es posible que lo matara así como así!

— Lamentablemente, el público de Niflheim está favoreciendo a Dantalian –la bruja habló rotundamente–. Andromalius pasó su tiempo de casino en casino comportándose como un vándalo, ya debería saberlo. Si excluye su posición, entonces no quedaba nada bueno de él. Obviamente, su reputación fue la peor. La mayoría de los ciudadanos está diciendo que están encantados e incluso brindaron por ello.

—…………

No era difícil de imaginar.

Las quejas sobre las despreciables payasadas sobre Andromalius llegaban con regularidad. Incluso si él era un Lord Demonio ¿no es algo demasiado grave? ¿No necesita ser controlado?; este tipo de ideas pasaron por el consejo de la ciudad de vez en cuando. Resumiéndolo, él era un dolor de cabeza para todos.

Incluso había una considerable cantidad de gente que había muerto por ser irracionalmente golpeado por Andromalius. Las familias de los fallecidos probablemente estaban alabando a Dantalian.

—…el momento es demasiado bueno.

— Sip…

La bruja asintió con el mentón.

Pronto, una gran reunión de Lores Demonio se iba a llevar a cabo. Estábamos planeando atacar a Dantalian políticamente en dicha reunión. Durante el tiempecito restante antes de la conferencia, es decir ahora, Dantalian abruptamente fue capaz de ganar popularidad con la gente.

— ¿Acaso es una verdadera coincidencia?

Era difícil borrar esa duda en mi cabeza. No podíamos estar seguros que deshacerse de Andromalius no estuviese planeado. Miré lleno de dudas a la bruja:

— No fui capaz de investigar mucho esa parte. Sin embargo…

— Sin embargo, las probabilidades son elevadas. ¿Eso es lo que quieres decir?

— Sip.

El rostro de la bruja se mostró serio.

— En lo que Andromalius atacó a su amante, Dantalian usó la Advertencia Cocytus como pretexto. Como si estuviese esperando por ello. Esta es una idea de la que es difícil de pensar en el acto.

— Ugh.

Entonces eso no fue un asesinato por casualidad.

Todos sabía que Andromalius viajaba por aquí y por allá en Niflheim. Los lugares que frecuentaba eran limitados. El casino, el Barrio Rojo, y el bar. Eso nada más. Las oportunidades de cruzarse con Andromalius eran considerablemente altas. Planear asesinarlo no era muy difícil que digamos…

— ¿No crees que es divertido?

— ¿Cruc? ¿Qué?

— Durante los años anteriores, nadie había intentado detener a Andromalius de sus alborotos. Solo porque él era un Lord Demonio. A pesar de eso, Dantalian acabó con esa amenaza a tan solo 30 minutos de haberlo conocido… –la bruja sonrió irónicamente–. Andromalius me agarró por el cabello y me zarandeó como

le plació. Me hizo sentir como una especie de ganado en lugar de una persona. Al igual que un cerdo al que puedes golpear y con el que juegas como te dé la gana.

—…………

— Fue notablemente impertinente.

Las pupilas de la bruja brillaron peculiarmente.

Esta tipa albergaba una clara hostilidad a la existencia conocida como Lores Demonio.

— Él solo tuvo un estatus alto. Cuando ese hombre incompetente sin ningún talento conocido me tomó por el pelo, se sintió tan desagradable que quise romperle la garganta y…

— Oye, oye. No es que me disguste tu opinión. Para nada, pero… -hablé cuidadosamente–. Hablando desde un punto de vista lógico, los Lores Demonio no carecen completamente de talentos. Para empezar, ellos dominan el lenguaje Babylon. Y ¿no son capaces de usar y comprender cada lenguaje demoniaco desde nacimiento? Además de eso, el simbolismo político…

— He comandado sobre 36 lenguajes de diferentes razas.

—…reconozco eso. En fin, los Lores Demonio tienen una mística religiosa. Par la mayoría, los Lores Demonio son los agentes de los Dioses y también son los más grandes de los sacerdotes.

— Entonces, si alguien fuese a ordenarle a un Lord Demonio que muera, ¿entonces el que ordenó la tarea morirá en su lugar? –la brujas se rió burlonamente-. Ay, por favor, Sir Torukel. No piense mucho en la perspectiva de una persona.

El tono de la bruja se volvió solemne, y una profunda sonrisa se formó en sus labios.

— El público no es más que un grupo de idiotas y personas sin imaginación.

— Lo siento, pero tengo que objetar ante eso. Un grupo es superior a un individuo. Incluso un héroe no puede conquistar un continente por su cuenta.

— ¿Asi que está diciendo que debemos seguir la lógica de la mayoría y usar eso para determinar lo que es correcto y lo que no lo es? Torukel. Nuestro aristócrata goblin avaro. Esa no es una táctica muy buena en esta situación.

Taack.

La mujer había golpeado con su dedo, y en ese instante, el sonido de un ataúd abriéndose en alguna parte de la habitación resonó. Con una atmósfera monótona, alguien levantó la parte superior de su cuerpo desde un ataúd negro.

Era una chica llevando un traje de sirvienta.

Ella lentamente abrió sus ojos y miró en esta dirección. La chica sonrió fríamente y movió sus labios.

— Cómo somos mayor en número.

—…la opinión de un individuo puede ser respetada incluso en la sociedad donde la lógica mayoritaria es un uso común. Eso es posible, siempre y cuando uno tenga la más mínima de las consideraciones y la sofisticación.

— Oh, ¿realmente piensas así?

La sirvienta ligeramente tocó el dorso de su mano. Al instante, otro féretro negro se abrió y una figura salió.

Esta vez era un hombre con la cabeza de un lobo. Un hombre logo. El hombre aulló profundamente.

— Eso es posible cuando la minoría tiene una cantidad de fuerza decente. Sin embargo, en el mundo demoniaco en el que vivimos, hay al menos unas 470 tribus orcas mientras solo quedan 2 tribus de hombres lobo. Si la tensión fuese a producirse entre esas dos razas, ¿crees que los millones de orcos mostrarían consideración a unos escasos cientos de hombres lobos? Uno solo podría rogar que los orcos tuviesen una cantidad decente de consideración y sofisticación.

—………………

El hombre lobo silbó.

Al hacerlo, todos los demás ataúdes se abrieron al mismo tiempo.

Cada féretro tenía una persona. Un total de 33 personajes levantaron sus cuerpos.

Entre ellos, un viejo caballero se acercó.

— La minoría requiere fuerza, Torukel. Especialmente alguien como yo, quien pertenece a una raza que tiene solo dos vampiros restantes, tiene que ser más cuidadoso con lo que le rodea.

—…Ivar Lodbrok.

Un suspiro vino de mi boca. Ese era su poder como verdadero vampiro y titiritero.

La habilidad de mover su consciencia a sus esclavos cuando quisiera.

Ivar Lodbrok tenía 32 muñecas esclavizadas. Por eso, era posible para él, poseer 32 tareas distintas cuando quisiera. Era un secreto cercanamente guardado que solo yo, entre los ejecutivos, sabia.

El mundo demoniaco actualmente era controlado por los Lores Demonio. Sin importar cuán rico fueres, siempre existía el peligro de ser purgado por la verdadera gente poderosa. Por eso es que una persona tenía que establecer medidas de seguridad. Para eso es que existían las 32 marionetas de Ivar Lodbrok.

Incluso si un Lord Demonio fuese a amenazarnos, Ivar Lodbrok podría mover su consciencia entre sus esclavos y mantenerse vivo hasta el final. Por eso es que Ivar Lodbrok mantenía a sus marionetas en completo silencio. Un secreto que los lores Demonio no debían conocer.

Aunque viendo cómo se comportaba, se siente como si parte de la razón por la que lo hacía es por pasatiempo.

— Hmm. Parece que todo está bien -Ivar, con un aire satisfecho a su alrededor, sacudió el polvo de su cuerpo–. Me preocupaba que problema podría estar ocurriendo porque ha pasado tiempo desde que moví mi consciencia. No puedo estar más relajado.

— Eso es un alivio. Después que fui forzado a presenciar como un viejo actuaba como una chiquilla, las cuencas de mis ojos y orificios auditivos terminaron

pudriéndose. Quiero decir, ¿por qué eres tan adepto a copiar la forma en la que hablan las chicas?

Ivar Lodbrok levantó sus hombros.

— ¿Qué se supone que haga cuando el cuerpo está afectándome la mente? – Ivar se encogió de hombros–. Te pido que lo comprendas, Torukel. Con el fin de engañar a las Hermanas Torukel, la actuación es esencial. Ellas aún no saben que Beatrice fue tomada por mí.

— De acuerdo, está bien por las brujas. Pero ¿por qué tuviste que comportarte como una chica y usar honoríficos cuando estabas frente a mí?

— Claro está, para divertirme viendo tu expresión facial distorsionarse cada vez que uso los honoríficos.

— ¡Entonces ese fue tu pasatiempo! –Ivar dejó escapar una risa. Luego de reírse por un momento, él se tornó serio.

—…Torukel. Piensa con cuidado. Incluso si ellos fueron a matar a Andromalius, el Lord Demonio Dantalian no obtiene ganancias.

— ¿Qué?

— Por un corto, corto periodo de tiempo, él recibirá popularidad por parte de los ciudadanos. Pero si miras a largo plazo, entonces la pérdida será enorme. El hecho de que él haya tomado a una intocable como su amante permanecerá como una mancha y seguirá ensuciando su reputación. En conclusión, su vida política será acortada. Él mismo terminará estrangulándose.

Enarqué las cejas y dije:

— Entonces, ¿por qué Dantalian mató a Andromalius? Ivar sacudió su cabeza de lado a lado.

— Piensa en grande, Torukel.

— ¿En grande?

— En este incidente, hay una persona que obtendría una ganancia absoluta. No se trata de Andromalius, y mucho menos de Dantalian.

— ¿……?

Era una declaración enigmática.

Andromalius y Dantalian habían colisionado. Ambos lados no ganaban nada.

¿Quién podría…? ¡Ahh! ¡Eso era, eso era, eso era!

— ¡Lapis Lazuli!

Mi voz se incrementó por si sola.

— ¡Gracias a este asunto, esto no sería distinto de Lapis Lazuli siendo aceptada oficialmente como la amante de un Lord Demonio!

— Así es. Esa súcubo es la única que se lleva las ganancias –Ivar asintió–. Esa chica probablemente instruyó a Dantalian de antemano, que si Andromalius trataba e iniciaba una discusión con ellos, entonces que usara la Advertencia Cocytus como pretexto para luego matarlo. Ya que Dantalian se enamoró profundamente de esa súcubo, él haría eso más que complacido. Y mientras lo hubiesen planeado, ellos encontrarían a Andromalius…

No podía creerlo.

— Entonces, ¿Lapis Lazuli hizo eso simplemente para incrementar su propio estatus…?

— Así es. Ella jugó con dos Lores Demonio. Dantalian, claro está, y Andromalius probablemente fue removido ingenuamente de sus planes.

— Que mujer tan ridícula…

Pude sentí como mi propia voz temblaba.

En contraste, Ivar murmuró como si se divirtiese.

— ¿No es magnífico? Hace poco, esa súcubo no era nada más que una comerciante. Sin embargo, ella fue capaz de obtener un préstamo enorme de nuestra firma al engañarnos, fue capaz de poner a Dantalian de su lado, y ahora fue capaz de deshacerse de Andromalius…

—……

— Estoy completamente conmovido. Ésta súcubo es como la personificación del deseo de poder. Para que una chica así haya nacido, entonces este mundo realmente vale la pena –Ivar me miró fijamente–. Torukel. Nuestro oponente es

formidable. Esa súcubo es lo suficientemente competente como para superar nuestro muro de estatus social. Ella es despiadada y de corazón frio.

—………………

— Pero aún no ha pasado de ser más que una conspiradora débil. La posición de Lapis Lazuli viene de Dantalian. Si acabamos con Dantalian, entonces ella ya no sería la amante de un Lord Demonio y lo que sea. Ella solo sería una INTOCABLE arrogante –esa era un llamado preciso.

Si querías ir por un almirante, entonces lo primero es dispararle al caballo.

Lapis Lazuli actualmente estaba en el caballo conocido como Dantalian y estaba corriendo hacia adelante como un espíritu. Si atabas los pies de Dantalian, naturalmente su espirito seria cortado también.

— Sin error alguno, tienes que acabarlos… ¿puedes hacerlo?

— Esta bien tener mi voto. Su Alteza Paimon también acepta por completo nuestro plan. Si se produce una situación entre diez mil, entonces tomaré toda la responsabilidad.

Volví a mirar a Ivar Lodbrok. Al hacerlo, Ivar asintió.

Sin preguntar quién comenzaría primero, recité el compromiso.

— Oh, gran Keuncuska…

— Deberás pagar sangre con sangre.

Ese era un dicho de nuestra firma que llevaba 400 años de historia. En otras palabras, estábamos cargando 400 años de orgullo en esta gran reunión. Perder era imperdonable.

Lapis Lazuli. Podrás ser una heroína impresionante, pero aun eres un brote joven. Debemos pisotearte por completo.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »