Capítulo 4 – DD – Parte 2

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Lapis Lazuli, Mestiza.
Calendario Imperial: Año 1505, Mes 8, Día 15.
Castillo del Lord Demonio Dantalian.

 

Fui capaz de arrastrar a Su Alteza hacia afuera.

De acuerdo a Su Alteza Dantalian, habían pasado cuatro meses desde la última vez que salió. Incluso si el grupo del aventurero Riff lo invadió, él se había encerrado en la cueva.

Por casualidad, ¿Su Alteza Dantalian era un vampiro en lugar de un Lord Demonio? A estas alturas, yo podía creer ese tipo de ese tipo de estupidez. Uno solo podía quedar atónito ante la vagancia de Su Alteza.

— ¡Agh, e-el sol es demasiado fuerte…!

Tan pronto dejamos la cueva, Su Alteza gritó.

Cubriéndose el rostro con los brazos, se lanzó al suelo… ¿acaso es necrófago?

¿Es ese tipo de no muerto cuya carne se derrite con el sol?

Lo peor era que ni siquiera era la tarde. Estaba anocheciendo. El hermoso brillo del ocaso estaba flotando en el cielo. Incluso los necrófagos con sus entrañas destrozadas se moverían con más energía durante esta hora del día. Tan pronto como apunté ese hecho a Su Alteza, él me miró con seriedad.

— Que ignorante. Originalmente, la gente tan cansada de la vida como yo encuentra hasta la puesta del sol cegadora y abrumadora.

— Esa forma de hablar puede estar bien, pero las acciones que usted ha hecho son las peores, Su Alteza.

Aun no podía creerlo bien.

¿Acaso este holgazán era ‘el’ Dantalian que jugó ampliamente con la Firma

Keuncuska? ¿No era algún error, cierto?

Un suspiro se escapó de mi boca. Era el vigésimo primer suspiro del día. Debería tener cuidado de no convertirlo en un hábito.

—…originalmente, usar la magia de teletransportación sería el método más rápido de movilizarse. Sin embargo, debido a la propagación de la plaga, todas

las ciudades han prohibido la teletransportación. Por eso, usaremos un método distinto.

— Maravilloso. Tratar de poner rápidamente contramedida para la enfermedad, eso demuestra cuán competentes son los encargados de la ciudad. Les doy mis respetos. Y en ese sentido, debería esperar pacientemente para la prohibición sea levantada.

Su Alteza volvió su espalda y trató de avanzar hacia la entrada de la cueva. Sin embargo, sin ser capaz de dar dos pasos, se detuvo. Pues yo de antemano había sujetado la capa de Su Alteza.

— Ésta no va a dejarlo ir, Su Alteza.

— Maldita súcubo con periodo permanente.

— No importa si usted insulta a ésta. ¿Acaso no sabe cuántas horas me tomó arrastrarlo hasta acá?

— Uhhh…

— No importa si usted pone un rostro lamentable también. En primer lugar, una expresión lamentable no le queda bien. Por favor, limítese de hacer eso nuevamente, pues corre el riesgo de que eso haga que terceras personas vomiten.

— ¡¿Realmente no estás siendo excesivamente honesta?

Saqué un reloj de bolsillo y verifiqué la hora.

Ya que la magia de teletransportación no era posible, llamé a unas brujas.

Las hermanas Berbere. Ellas eran uno de los 5 grupos talentosos en el mundo demoníaco. Aunque, en estas épocas, el viaje en escobas se había convertido en una forma de viaje anticuada debido a la magia de teletransportación, no había más opciones. Tenías que apañártelas con lo que tenías…

— Ellas llegarán pronto.

El reloj de bolsillo apuntaba a las 11 horas y 55 minutos.

Este reloj estaba interconectado con el reloj de bolsillo de la otra parte. Mostraba cuando llegaría la otra persona. Este era un artefacto mágico esencial para comerciantes ocupados.

La hora inicial era a las 12 en punto. La hora cambiaria de acuerdo a cuán lejos estuvieses de la ubicación. Si eran las 11:55 significaba que estaban a 5 minutos de distancia. Las brujas llegarían dentro de poco.

Y como muestra de certeza. El sonido de una canción podía oírse. Se sentía que venia del cielo, pero al mismo tiempo parecía venir del bosque que se esparcía en frente de la cueva.


“Un mundo de sueño, vagamos en el cielo mágico”.

“Gira, y todo girará”.

“Los planetas girarán, las estrellas fugaces girarán, todo girará”.

“Mano a mano, nosotras las brujas también giraremos”.

“Tu tres veces, yo tres veces, una vez más giraremos tres veces”.

“Continua y júntalas, y estaremos girando trescientas treinta y tres veces”.


El coro se acercaba.

Al principio, parecía como unos gansos de invierno estuviesen volando por el cielo. Excepto, que estos parecían demasiado grandes para ser llamados gansos. En realidad, las alas eran una capa, y la cola era una escoba.

Taak.

12 brujas aterrizaron con gracia.

Todas las brujas, en perfecta sincronización, se arrodillaron.

— Sagrado e inviolable representante que simboliza la dignidad absoluta, uno de los 72 Lores que comanda un ejército de demonios.

Entre ellas, la bruja que parecía ser la líder habló. Era una chica con un cabello rubio recortado.

— Es más que un honor el tener permitido estar ante su presencia, Su Alteza.

— Que la bendición de la Diosa Hecate recaiga sobre ustedes. Levanten sus cabezas –Su Alteza Dantalian respondió por cortesía–. Estaremos bajo su cuidado a partir de ahora. Cuiden de nosotros tanto como puedan.

Su rostro era serio. No podías ver siquiera un rastro de la persona que estaba gritando infantilmente sobre el sol que lo cegaba hace poco. Sin importar cómo vieras, solo podías ver a un solemne y noble Lord Demonio. Así era.

Consideré ese truco.

— Si gran lord. ¡Nosotras, las hermanas Berbere, haremos lo mejor posible para proveerle un viaje cómodo y relajante!

La bruja a cargo respondió enérgicamente.

Ella probablemente no había notado la verdadera forma de Su Alteza Dantalian en lo más mínimo. Su rostro estaba brillando con tanto orgullo que ella era capaz de servir a un Lord Demonio. Esa pureza era envidiable…

Mientras trazaban círculos mágicos en el suelo, las brujas se preparaban para el viaje ocupadamente. Sus sombreros cónicos anchos eran tan grandes que cubrían más de dos tercios de sus cabezas. Era hermoso.

Su Alteza Dantalian de repente me susurró al oído.

— Lala. ¿Las brujas no son exageradamente jóvenes?

—…está demasiado cerca. Por favor, muévase, Su Alteza.

— Ah, lo siento.

Era problemático que Su Alteza se me acercara mucho a veces. ¿Acaso había olvidado que yo era una intocable?

Afortunadamente, las brujas no sabían mi estatus. Sin embargo, el simple hecho de que susurrara solo con Su Alteza era buen motivo para que surgiera un gran problema. Los Lores Demonio eran representantes sagrados e inviolables que simbolizaban la dignidad absoluta. Para mí, que solía ser una simple campesina, cada acción, incluyendo conversar con Su Alteza, debería ser imposible. ¿Qué cosas podría estar él pensando…?

Suspiré y –oh cielos, ya era el suspiro número 22– enderecé mi postura.

— No juzgue a las brujas por su apariencia exterior. Una vez las brujas hagan un contrato vital con un Lord Demonio, todo su crecimiento físico se detendrá por la eternidad. Si ellas parecen jóvenes, significa que fueron el talento de un individuo… y fueron buscadas a temprana edad.

— Ohh…

Así era… en el mundo de las brujas, la joven no respetaba a la anciana. Era lo opuesto. La anciana adoraba a la joven. Sería mejor decir, ‘respeta a tus jóvenes’ que ‘respeta a tus mayores’.

Todos los miembros de las hermanas Berbere tienen el rostro de jovencitas. Significaba que ellos eran individuos inmensamente talentosos. Además de eso, en sus pechos había una insignia de tres hojas. Una insignia triple. Por eso, quería decir que participaron tres veces en la Guerra Viet. Debido al método de división racial, las brujas habían estado en las líneas delanteras de las batallas aéreas, la cual era reconocida por tener el nivel de fatalidad más alto. En otras palabras, ellas eran la élite de las élites.

Me preguntaba si los preparativos habían finalizado. La chica líder estaba esperando por nosotros. Ella probablemente era 200 años mayor que yo, y sin embargo, me preguntaba por qué parecía tan linda… era un misterio incomprensible.

— ¡Gran Lord! ¡Gran Lord! ¡Por favor, firme aquí! La bruja líder cortésmente entregó un pergamino.

— Nosotras, las hermanas Berbere, revelamos nuestras cuotas de viajes a todos nuestros clientes. ¡Sin importar lo que pase, no pediremos pagos adicionales más adelante!

La bruja, como si estuviese muy orgullosa, amplió sus hombros.

—……………

Por otro lado, la complexión de Su Alteza Dantalian, mientras miraba el pergamino, fue interminablemente sombría. ¿Qué era lo que estaba escrito allí que lo había hecho quedar así? En eso, miré sobre su hombro.

 

Brujas Hermanas Berbere

Siempre tratamos a nuestros clientes con honestidad y amabilidad.
Magia de Protección de Viento: Solamente 2 de oro. Magia de Control de Temperatura: Solo 1 de oro.
Magia de Control de Sonido: Una pequeña cantidad de 4 de plata.
Magia de un Hermoso Canto y un Escenario Fantástico: Solo 1 de oro. Vino de Miel Caliente que puede derretirse en tus entrañas: Por tan solo 2 de plata.
Cada Escolta: Solo 3 de oro x 12 personas = 36 de oro.

 

 

Hmm.

Se sentía un poco costoso, pero aún estaba dentro del rango permisible. Estábamos contratando 12 brujas que tenían una insignia triple. Incluso si pagáramos una cantidad algo enorme, estaba bien.

— Jeje. Calculamos el precio luego de verificar cuidadosamente el mercado actual –la bruja líder debía estar bastante confiada. Estaba sonriendo alegremente–. En total son 41 de oro y una de plata. En honor y gloria por ser capaces de asistirle, su gran señoría, reduciremos esa moneda de plata. En total serian 41 de oro. ¡Ah, si es así, entonces no es casi nada!

—………………

¿Huh?

Las comisuras de la boca de Su Alteza se tensaron.

Apenas fue suficiente para yo notarlo. No podía imaginar por qué estaba así.

De seguro, la persona que hizo más de 50.000 de oro al vender la cura de la enfermedad no estaría tan miserable por esa cantidad de dinero. Hace unos días atrás él había derrochado 1.600 de oro comprando un anillo inútil…

— ¿Podrían esperar un momento? Tengo algo que debo discutir con mi vasallo.

Su Alteza Dantalian dejó a las brujas tras de sí. Luego, como si fuese a susurrarme algo al oído, bajó su cabeza. En eso, no sentí su advertencia.

— ¿Qué sucede, Su Alteza?

— ¿Por qué cuesta 41 de oro simplemente un levantamiento de escoba? ¡Esto es una estafa! ¡Es una estafa, eso es seguro!

Por un momento, quedé atónita. Haberse molestado realmente por el dinero.

—…discúlpeme, pero esta es una cuota de empleo acorde, y por eso apropiada. Por favor, considere el hecho de que no solo es una cuota de transporte, sino una cuota de escolta también. Son 12 brujas de la élite. Incluso si fuésemos asaltados por injusticia durante el vuelo, ellas fácilmente serían capaces de repeler la amenaza.

— Maldita mierda. Mi dinero como sangre…

Con manos temblorosas, Su Alteza Dantalian abrió el saco de monedas. Era extraño, debido a mi curiosidad, no pude evitar preguntarle.

— Su Alteza. ¿Por qué está rechinando sus dientes solo por algunas moneditas de oro? Hay 50.000 Libra en su bóveda. Y todavía quedan 25.000 hierbas por vender. Además, ¿acaso usted no gastó de buena gana 1.600 monedas de oro en algo no hace mucho?

— ¿Realmente no lo entiende? –Su Alteza Dantalian me miró. Su voz era inmensamente seria. Era el tono que usaba cuando no estaba siendo un vagabundo sino un conspirador ecuánime y cruel.

Automáticamente me puse nerviosa. ¿Acaso era algo que no había notado? Su Alteza abrió sus labios.

— ¿Acaso la reducción de mi dinero no significa menos tiempo para mi ser capaz de seguir holgazaneando y no trabajar?

— ¿…eh?

Lo siento. No pude oírlo correctamente.

— Si fuese a ir a la cueva y oscilar un pico todo el día, entonces ganaría 1 moneda de plata. Si fuese a tratar de generar 41 de oro, entonces eso significaría que tendría que minar durante 205 días. ¡205 días desperdiciados solo por un maldito viaje!

—………

— ¿Ahora comprender por qué estoy siendo un avaro? El anillo ayuda a proveerme una vida cómoda, por eso contuve mis lágrimas y lo compré. ¡¿Cómo podía algún viaje compararse con eso?!

—………

Fue por un breve instante, pero, Su Alteza Dantalian parecía como una larva que estaba invadiendo la comida podrida.

¿Realmente era una buena idea servirle a Su Alteza como su vasallo? Estaba comenzando a perder confianza en mi propia decisión.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »