Capítulo 24 – DD – Oscuridad [Parte 3]

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Esclava Amada del Rey.

Brujas Hermanas Berbere.

Capitana de la Guardia Real, Humbaba.

Calendario Imperial: Año 1505, Mes 4, Dia 10.

Polles, Llanuras de Bruno, Ejército de la Alianza Creciente.

 

Mierda. Mierda. Mierda. Creí que estiraría la pata.

Tal como creí, el aura de los Lores Demonio de alto rango es un caso serio.
Rayos, su aura.

A pesar de mi apariencia, ¿sabes? Como viví mi vida, ¿sabes? Soy una chica que experimentó cada maldita cosa que pueda ser descrita como jodida, y lo que pasó hace un segundo fue realmente jodido. Creí que las Santas Diosas de Todo habían creado personalmente esta exclamación y nos la presentaron a los humildes única y exclusivamente para situaciones como esta.

Mierda.

—……

El Maestro Dantalian seguía pensando profundamente. Aunque una considerable cantidad de tiempo ya había pasado desde que Sitri se fue y ya era casi medianoche. Si nuestro maestro se queda tranquilo, entonces también tenemos que estarlo nosotras.

Lord y vasallo de una mente. Como sus fieles súbditas, ni siquiera podemos atrevernos a interrumpir los pensamientos de nuestro maestro.

— Qué difícil. Es abstruso. Debemos retirarnos del continente demoníaco lo antes posible, pero cuando hay algo entre nuestros aliados que está tratando de interferir——

Eso fue lo único que nuestro maestro murmuró, y, sin decir nada más, siguió pensando en silencio. Definitivamente estaba creando un plan inmensamente profundo que nosotras ni siquiera podíamos imaginar, ya que nuestros cerebritos eran carentes. Sip, lo sé. Lo sé muy bien.

El problema eeeees, que esto es jodidamente aburriiidoooo.

—……

—……

Una noche oscura.

Una vez que las antorchas que los guardias habían puesto y abandonado estaban ardiendo vagamente a la nada. Tic-tic… El sonido de las chispas volando…

Pude ver los labios de mis queridas brujitas torciéndose y moviéndose, dejando más que claro que querían decir estupideces, mierda de la pura, y hacer que el mundo temblase considerablemente de arriba abajo. Ahh, la fatiga da mieeedooo. Tiene un lado más terrible que la tortura. La fatiga y la tortura incluso tienen lados que son paralelos hasta cierto límite.

El hecho de que no tenían límite.

El hecho de que no tenían fin.

Ah, ciertamente, el hecho de que no tienen límites o fin.

Está bien. Tengo plena confianza en soportar la tortura. Es por eso que soy buenísima jugando con el aburrimiento.

Evoqué el pasado cuando esto pasó. Yo, ya sabes, a pesar de cómo me veo, ya sabes, he experimentado un montón de cosas jodidas en mi vida. Ya que no hay límites o fin cuando se trata de la jodedera, el hecho de pensar es perfecto cuando se está aburrido.

Si solo hay lodo sin importar donde coloques el pie, y si solo hay agua lodosa sin importar donde metas la boca, significa que la gente no tiene más opción que vivir tras haber desechado cierta cantidad de vidas en ciertas partes—— había una bruja mayor que una vez dijo eso mientras sonreía dulcemente.

Lo dijo y fue quemada a muerte en una plaza.

Si somos seres inferiores sin importar a dónde vayamos, y si somos seres inferiores sin importar a dónde nos dirijamos, entonces solo convirtámonos en las bestias más inferiores y reunamos todo el oro del mundo—— hubo una bruja de la misma edad que yo que dijo eso mientras cacareaba.

Lo dijo y, luego de que le arrancaran sus extremidades en el mercado, murió.

Ahh. Todaviiía puedo escucharlo vividamenteee.

“¡Quemen a todas las brujas!”.

“¡Esas putas nos han traído un año de hambruna! ¡E-esas malnacidas…!”.

Mierda. Mierda. Mierda. Creí que estiraría la pata.

Al mirar a mí alrededor, las otras chicas estaban bajando, sombríamente, sus cabezas.

Es por eso que el silencio no es bueno.

Presuntamente estábamos igual a esos relojes rotos de primavera. Si nuestros alrededores eran ruidosos, entonces nos enterraríamos dentro de ese clamor y revertiríamos el recuerdo de nuestras vidas con nuestras manecillas horarias, pero si ellas seguían en silencio, el significado de nuestras vidas no sería más que un tic-tac.

Ah.

Quiero drogarme…

Sí. Probablemente me sentiré mejor si fumo…

Sin embargo, ya que mi mente se volverá pegajosa como un pantano si me drogo, probablemente termine escupiendo innecesariamente todo tipo de palabras. Es obvio. Era una vida obvia. Si hago eso, terminaré interrumpiendo la cadena de pensamientos del Maestro Dantalian. No quiero eso. Era una vida que no me gustaba.

Era de noche.

Las antorchas brillaban fuerte.

Tic-tic, el sonido de las chispas siendo escupidas era distinta.

Incluso el sonido de alguien matando a alguien en algún lugar se podía escuchar con bastante claridad. Aunque no era particularmente necesario escuchar cuidadosamente ese sonido, naturalmente terminé haciéndolo ya que más nadie hacia ruido.

Fuego. Ruido.

Hoguera.

“¡Mátenlas…!”.

“¡Quémenlas!”.

“Esos tipos…”.

Ah.

Hmm.

Oye, oye, tú.

Hay algo que me da curiosidad. Es algo que me tiene inmensamente intrigada.

¿Hemos pecado hasta tal extremooo?

Lo sé. Sipi. Soy muy consciente. Te sentirás hambriento si pasas un año de hambruna. Todo lo que esté ante ti te dará vueltas si tienes hambre. Mientras todo gira y gira, si hay unas malnacidas a las que puedes lanzarle rocas sin que nadie te condene por ello, claro, querrás apedrearlas. Es la naturaleza humana.

Cada vez que una sequía o una plaga recorría el mundo, la raza conocida como brujas siempre han sido a las que se les permite ser un poco apedreadas y un poco laceradas en lugar de a los monarcas, y todo por el precio de ofrecerles sus almas a un Lord Demonio. En todo caso, se nos permitía ser golpeadas por la gente que quería apedrear la tarea que nos fue dada y la vocación que nos fue concedida.

El problema eees que esa mierda dueeeele.

“¡Maten a los traidores!”.

“A todos…”.

“……”.

Sí.

Quería vivir mucho. Lo admito.

¿Y resulta que era talentosa con la magia?

¿Yo también era una chica que estaba en la edad perfecta para ser usada como sacrificio?

Ahh…

Si la vida eterna es asegurada siempre y cuando Su Majestad el Lord Demonio no muera, entonces era obvio que no tuviese razones para no formar un contrato, ¿cierto? Corrí a toda prisa ante Su Alteza Marbas quien, en el pasado, gobernó mi hogar natal y formé un contrato con todo lo que tenía. Bueno, es probable que, a estas alturas, ya haya olvidado a alguien como yo.

¿Hemos pecado a tal extremo?

Si así era, entonces probablemente era el pecado de tratar de vivir un poco más, pero si eso era un pecado, ¿quería decir que todos aquellos que vivían mientras jadeaban eran inocentes? Está bien. Digamos que soy una puta demente. ¿Qué relación hay entre un año de hambruna y ser una puta loca?
¿Cómo es que una perra desquiciada como yo está relacionada a ustedes que sufren una enfermedad contagiosa y se mueren en cualquier esquina? ¡Joder!

Mierda.

—…… Ese fuego.

Ese tic-tic proveniente del fuego era el problema.

¿Por qué la gente siempre trata de quemar a las personas que no quieren ver?
Eso realmente es un problema.

¿Acaso tú, yo, o nosotros decimos que duele cuando nos queman con el fin de probar que también somos seres vivientes y que respiran, tal como ustedes?
¿Acaso tenemos que confirmar nuestras vidas con el dolor?

“Ustedes son un grupo que ni siquiera debió haber nacido en este mundo”.

“¿Acaso en sus mentes no hay ningún sentimiento de pena por las vidas de los demás?”.

Paimon.

Ahh, qué palabras tan benevolentes.

Su Alteza, en efecto, nosotras también pensamos que somos una raza que no debió haber nacido en este mundo. Mierda, mierda, mierda. Incluso si gritamos que eso nos duele mucho, eso debe ser muy placentero para usted, ya que, para usted, somos una raza completamente distinta.

Realmente, ¿quién se relacionaría  con nosotras? (NT: En la versión original el autor colocó esa palabra en chino 相關. Por su parte, el gringo también hizo el mismo procedimiento y explicó en una referencia el significado de la palabra en sí. Yo, por mi parte, opté por traducirla y explicar esto en una referencia.)

Las drogas son buenísimas.

Las drogas son cosas físicas que bloquean las cosas mentales.

Fumé cuando quise fumar e hice dinero. Maté cuando quise matar gente y gané dinero. Pasemos esta vida fumando y matando, déjanos a las chicas con las que nadie quiere asociarse, reunirse y jugar. Si nadie se asociará con nosotros, significa que tampoco tenemos un mundo con el que asociarnos. Si ese es el caso, entonces solo tenemos que ir a donde nuestros cuerpos nos lleven y muramos con un estruendo—— Hubo una bruja que dijo eso mientras reía.

Fui yo.

Y sigo vivita y coleando aún después de haber dicho eso.

“Te daré la parte restante una vez que la tarea esté completada”.

Ah.

En serio. Ejem… Eso es realmente.

Para alguien como un Lord Demonio, perder el tiempo tacañamente con dinero… Hey-hey. No deberías hacer eso. ¿Cómo alguien llamado Lady Demonio de la Benevolencia puede ser tan tacaña? Si alguien se comporta tan avaramente, entonces ni siquiera nosotras podríamos quedarnos tranquilas.

“Dantalian ha limpiado personalmente el sucio de todas ustedes hoy, y aun así lo han traicionado. ¿Tengo la más mínima razón para depositar mi confianza en ti?”.

Hmm.

Bueeeno.

Hmm.

¿Jajajaja?

Es cierto.

No hay duda.

Su Alteza tiene razón.

Está bien. Está bien. ¡Absolutamente! No hay problema, en lo absoluto. Si una persona ha traicionado a otra, entonces solo es natural que esta sea traicionada a cambio. ¡Esos son los principios morales del mundo…! ¡Los principios morales de toda creación…! Como esperaba de un Lord Demonio que gobierna todo en el mundo, sus palabras son misteriosas y maravillosas…
¡Jajaja! Incluso si inferiores como nosotros somos campesinas que viven entre las sombras de algún callejón… Ya que vamos por todos lados llamándonos ‘brujas’, ya que somos súbditas eternas para Sus Majestades los Lores Demonio, quienes son los señores de toda la raza demoníaca… ¿Cómo ha de ser posible que desobedezcamos la voz de un rey? ¿Cómo…?

¿Por qué?

¿Por qué no nos salvan?

—……

—……

No. Espera.

Digo… Eh, no. No me gusta esta sensación. Cuando miro a mí alrededor, las demás chicas también estaban juntando sus hombros. Esta es la razón por la que el silencio no es bueno. Más que eso, el ambiente no era nada bueno.

Oscuridad. Fuego.

El sonido del fuego.

El sonido de la masacre y la muerte.

Esto no es bueno.

Objetivamente.

Ya han sido cientos y cientos de años, por lo que no lo recuerdo bien, pero a pesar de mi apariencia, ¿sabes?, una vez fui una persona talentosa que vivía una vida prometedora como una maga en progreso. Es necesario que los magos tengan el refinamiento de mirarse objetivamente a sí mismos. También tengo una memoria jodidamente buena.

Desde un punto de vista objetivo.

La Bruja Humbaba; como una bruja que ha vivido por más de 300 años, si una persona normal pudiese vivir tanto tiempo, entonces habría incrementado su conocimiento al leer libros, y probablemente habría sido un erudito prominente o algo más actualmente, pero ¡ah!, sorprendentemente, esta puta hubo puesto todo el tiempo que le fue dado en relaciones sexuales y drogas.

Muy bien. Funcionó bien.

Eh, es incierto si es debido a las indecisiones innatas de esta puta o por su desarrollada adicción a las drogas, pero si hubiese una cosa de la que estar seguros, entonces –mis amadas brujas–, esta mujer llamada Humbaba ha probado cuán lejos puede caer una persona para ser una basura y, al mismo tiempo, demostrado el hecho de que, al parecer, no existe un cerebro en su cabeza. ¡¿No es asombroso?! Damas, por favor, consideren el hecho de que es muy difícil para una persona poder probar hasta la más ligera de las verdades en toda su vida. ¡Humbaba sí que ha hecho un logro increíble!

Objetivamente.

Incluso si lo miras objetivamente, mi vida es——

—…… Honestamente.

Damas, honestamente, creo que, algún día, la humanidad debería aplaudir a esta bruja demente. Ah, la vida de esta chica es como matar dos pájaros de un tiro donde ella logra un gwan bak en un pi bak (NT: Shalvation explica que “el gwan bak y el pi bak son términos usados en un juego de cartas coreano llamado ‘Go-Stop’. El movimiento referenciado aquí es uno que cuadriplica tus puntos”) . Damas, ustedes también son conscientes, ¿verdad? Porque ustedes también, aunque no hasta el mismo nivel que esta bruja, son putas que hermosamente han aceptado sus vidas de mierda como esta bruja lo ha hecho ¿cierto? Es la razón por la que el viejo refrán ‘Dios los cría y ellos se juntan’, no es errado——

Incluso si lo miras objetivamente, mi vida está jodida.

……

Ay, quema.

Mierda.

……

Probablemente sea así porque no ha pasado mucho desde que la lluvia de primavera hubo acabado. La humedad realmente está en el nivel de ser vapor. Mierda, mierda, mierda.

Mierda.

…… Pantano.

El mundo es tan pegajoso como un maldito pantano.

Lo que mi superior me había dicho era correcto. Solo hay lodo sin importar donde coloques el pie, y solo hay agua lodosa sin importar donde metas la boca. Allí había desechado mi vida. Sí, ¿y qué?

……

¿Quién?

¿Quién nos salvará aquí?

Esa gente no nos está torturando solo porque sea especialmente una escoria… Lo sé. Lo sé bien. Pero aun así nos prendieron fuego. Nos quemaron también. Eso sí que es un problema. El hecho de que la gente que nos quemó no era especialmente escoria…

El hecho de que no hay fin…

El hecho de que no hay límites…

Ah, en serio, el hecho de que no hay límites o fin…

…… Mierda.

……

……

……

 

Ah.

Parece que me mareé un poco.

Cuando miré a mí alrededor, las demás brujas también estaban torciendo sus cuerpos. Al ver como la noche seguía oscura, daba la impresión de que el tiempo no había fluido mucho. Pero ¿por qué yo estaba…? Ese era el pensamiento que pasó por mi mente antes de volver mi cabeza para ver al Maestro Dantalian aún sumido en sus pensamientos, sin siquiera moverse un centímetro.

Ah, es cierto.

No puedo interferir con la contemplación de nuestro maestro.

¡Asombroso!

Hasta yo he de admitir que no hay fieles súbditos como nosotras. Palabra. Es por eso que, aunque se siente como si no hubiese pasado mucho tiempo, dejaba claro que me las arreglé para resistir la necesidad de drogarme. Lo admito. Ya que me he contenido tanto, ¿el Maestro no me perdonaría incluso si comienzo a fumar en este momento? Sip… Estoy segura, pues——

“Escuché que me traicionaron. ¿Por qué lo hicieron?”.

Pues el Maestro es un individuo disoluto.

Pues, el por qué es porque estábamos ansiosas de oro, Maestro. Nos volvimos codiciosas.

Mientras más oro tuvieses, mejor. Dicen que la gente que no tiene que preocuparse por la seguridad del mañana no será ambiciosa, pero ya que nosotras, las humildes brujas, no estamos en una posición donde podamos estar tranquilas por el mañana, siempre somos avaras. Ese es el sustento de la gente que vive en un callejón mientras cede pobremente. ¿Cómo pueden llamar “avaricia excesiva” a la esperanza del mañana? ¿Acaso seres como nosotros, realmente vivimos vidas inmerecidas, o es que la vida en sí es algo que nosotras ni siquiera merecemos? ¿Es codicia excesiva el que nosotras queramos vivir?

“Oh, montón de imbéciles”.

“Ya que todas han ido contra la orden militar, deben pagar por sus actos.

Traigan una tabla de cortar. Le cortaré un dedo a cada una”.

Maestro.

Nuestro maestro.

“Ya que su tiempo de vida es largo, algún día se encontrarán con su pareja permanente. Incluso si esta les confiesa su amor y les propone matrimonio, debido a esto, no tendrán el dedo donde deba ir el anillo. Han quedado mutiladas por siempre. Arrepiéntanse en el polvo y las cenizas por la estupidez de no haber valorado una promesa y haberla traicionado precipitadamente. Comprenderán esta sensación cuando conozcan a su amado”.

Ah.

Hmm.

……

Si nadie se asociará con nosotras, entonces no tendremos mundo con el que asociarnos, por lo que podemos desecharlo con facilidad, pero ahora mis brujas están inclinando sus cabezas ante el mundo que medio han abandonado.

Si van allí, no hay nada más que el infierno… Eso no podía decírselos.

Si somos seres inferiores sin importar a dónde vayamos, y dónde nos dirijamos, entonces solo deberíamos volvernos en las bestias más inferiores. Sin embargo, como hay alguien que nos ha hecho parte de su familia, mis camaradas están soltando sus bolsas de oro, una por una.

Chicas, ¿están bien dejando ir hasta eso? ¿En serio? ¿Tienen plena confianza de cruzar el mundo, incluso si eso? No puedo preocuparme por ellas así.

Pues ya estaba en ese estado y determinación. Posiblemente no podía decírselos. Preocuparme por ellas.

Pantano.

La palabra es tan pegajosa como un maldito pantano, y mis tobillos están igual de pegajosos debido a ese pantano.

Quiero salir de esto, pero no es tan fácil. Incluso si logro zafarme, lo que sería del mundo tras mi liberación, en qué se convertiría y en quién, son cosas que no sabía. No lo sé.

Es que simplemente no lo sabía.

— Humbaba.

—……

— Humbaba.

—……

— Oye, Capitana de la Guardia Real. Oh, ¿y esto? Mira. Estoy llamándote, ¿por qué es que no respondes? ¡Oye! ¡Maldita mocosa! ¡Humbaba!

Plop.

— ¿Achú…?

Mi cabeza sintió algo extraño. Parece que algo que no era particularmente solido o suave había golpeado mi nuca. Cuando miré para confirmar lo que era, descubrí que era el ojo de una persona.

— ¿Ah?

Bueno, eso si es que puedes llamar ojo de una persona a ese globo ocular que había salido de una cabeza por su cuenta y había ejercido su presencia con mucha fuerza.

¿Qué se supone que sea esto?

No me era posible imaginar cuán feo podría ser si esta mugrienta y asquerosa cosa estuviese dentro de la jeta de una persona viva. Deduzco que esto probablemente sea el ojo de un desgraciado excesivamente ruidoso. Ni puta idea de por qué murió, pero estoy segurísima de que estiró la pata porque se lo merecía.

— Oye, mira.

— Ah, ¿sí, Maestro?

Antes de saberlo, había respondido por instinto.

Una vez que volví mi mirada, vi que nuestro maestro estaba haciendo rodar un coágulo de sangre en su mano izquierda. Si bajaba ligerameeeente mi mirada, podía ver el cadáver de algún chico decapitado tendido en el suelo y, si lo examinabas con más cuidado, entonces, si excluías su falta de cuello, te percatarías de que era de aspecto bastante normal, excepto por una cosa. El hecho notable en él era que le faltaba un ojo en su rostro.

¡Santo Cielo!

—…Maestro, no me diiiga, ¿le arrancó el ojo a un cadáver y me lo lanzó para así poderme despertar?

— ¿Tu eres loca? Yo no saqué nada. Ese ojo se salió solito, niña. ¿Acaso me ves cara de enfermo mental?

— En fin, igual fue usted quien lanzó el ojo ese. ¡Santo Cielo! ¡Señor Mío! Si tan solo hiciera una lista de las cosas que pueden usarse para despertar a alguien y la colocase ante usted, creo que un ojo no encajaría en esa lista; aun así, de entre todas las cosas, lo que lanzó fue un ojo. A fin de cuentas, usted es una persona que diverge inmensamente del reino del sentido común.

Ah.

Otra vez hablo estupideces. Pero me siento feliz.

— Más que eso, esta se refiere a la gente que se ha desviado inmensamente del reino del sentido común pero como pervertidos. En ese sentido, ta-dah, se ha demostrado que usted, amado Maestro, es un degenerado. ¡Jajajaja! ¿Acaso mi demostración no fue espectacular?

— Espera… ¿qué?

— ¿Cómo que espera qué?

— Ah, como que al maestro ya le dio la gana de dejar de pensar, ¿eh?

— Parece que nuestro maestro ha demostrado ser un pervertido, ¿eh?

— En lugar de decir lo que ‘se ha demostrado’, me parece que mejor deberías decir que nuevamente fue probado. Uno más uno es igual a dos, pero la gente no dice que demostraron algo al usar esa ecuación. Les diré algo, en el mundo de la verdad, esa ecuación la han usado tanto que ya parece una puta. De la misma forma, en nuestro mundo físico, las perversiones de nuestro maestro ya casi casi parecen una puta, y les apuesto que es una proposición que está más usada que esta. ¡Asombroso! Acabo de ser perfectamente lógica, ¡me amo!

— ¿Qué? ¿La putería del Maestro por fin fue demostrada?

— El hecho de que es difícil discutir la verdad con estas desgraciadas es muchísimo más asombroso. Al fin y al cabo, todas son unas putas locas.

Las demás brujas comenzaron a parlotear entre ellas. Ah, no se puede evitar, estas mocosas tienen una enfermedad terminal en la que, si no andan chismeando, podrían morirse.

Nuestro maestro soltó un suspiro enorme.

— Humbaba. Me da la impresión que, de ahora en adelante, me la pasaré más ocupado. Aliviaré mi carga utilizándolas de alguna manera, así que obedézcanme.

La orden del maestro.

Tuve que sonreír lo más lindo que pude.

— Sí, Maestro. Sus deseos son órdeeeneesss.

— Como mínimo, ustedes han vivido décadas, y como mucho, han perdido su tiempo por unos 300 años. Debieron haberse hecho un nombre por ustedes incluso entre las brujas, y también debieron haber hecho unas fuertes conexiones personales.

— Sí, así es.

— Envía un familiar a cada bruja que conozcas –dijo nuestro maestro–. Les haré un hogar a todas.

—……

— No tengo tanto tiempo como para manejar cada nimiedad que Elizabeth o Sitri hagan. Trato de manejar todo a la vez. Planeo verter todo eso en una olla mientras nos retiramos a las montañas. En ese momento, pienso usarlas a ustedes con cuidado, y a cambio, les prometeré un hogar. A todas.

—……

— Mucho trabajo. Las cosas se han vuelto algo frenéticas.
El Maestro comenzó a murmurar para sí como si hubiese quedado sumido en pensamientos una vez más.

— Para empezar, tendré que ir y asegurar la mente de esa mocosa mía que está allá, golpeando las teclas de ese piano. Ese es mi maldito destino. Persuadiré a Barbatos y a Paimon mientras voy de camino… Veo que esta será una batalla de velocidad. Tendremos que avanzar sinceramente. Aunque todavía no sé cómo vamos a empacar los suministros. Ejem… Eso funcionará de alguna manera…

Plop.

El maestro lanzó el ojo restante de ese cuerpo sin cabeza y aterrizó en un charco de lodo. Ese barro que se había esparcido en el aire nocturno fue iluminado momentáneamente por las antorchas encendidas. Si el ver cosas era el trabajo de un ojo, entonces era probablemente raro que ese no hubiese cumplido con sus labores. El ojo soltó un sonido audible mientras rodaba por la piscinita de lodo antes de detenerse.

Por siempre.

— Humbaba.

— ¿Sí, Maestro?

— Me contaron que para ser una bruja, uno debe establecer un contrato con un Lord Demonio. ¿Con cuál de todos estableciste el tuyo?

— Eh… Fue con Lord Demonio Marbas. Una persona noble. Aunque esta hubo formado ese contrato hace unos 300 años, y fue liberada de este hace 200.

— ¿Liberada?

— Sí. Eh, bueno… La Muerte Negra ha estado rondando desde el año pasado,
¿no? No es la primera vez que algo así ha pasado. Plagas en masa y años de hambruna suceden de vez en cuando, y cada vez que pasa, independientemente de la raza, todos en el continente demoníaco se molestan jodidamente. A pesar de eso, cosas como estas son desastres naturales. Y por ende, nada puede hacerse…

Eso daba la impresión de que algo podía hacerse.

Ya sea mediante el sacrificio de una oveja, todos se vuelven hacia la primera persona que haya traído la plaga desde el exterior y esparcido. Incluso miran a los herejes que han cometido el impío pecado hacia los Dioses y trajeron una sequía a la tierra.
Ese es el origen de las brujas.
En un principio, fueron los Grandes Seres, en otras palabras, los Lores Demonios que tenían el rol de “los responsables”.

Pero eso era imposible.

Los Lores Demonio son representantes sagrados e inviolables que simbolizan la dignidad absoluta. Es decir, señores que comandan a toda la raza demoníaca. Las diversas plagas y años de hambruna que cayeron sobre la tierra no estaban relacionadas con ellos. Si hay alguien equivocado, entonces probablemente sea otra persona, y si no hay nadie más, bueno, se lo inventan.

Condenadas, calumniadas, torturadas y una ayuda doble de tortura.

Con el fin de apaciguar a la gente que había muerto durante una epidemia y a la que había caído durante un año de hambruna, se contrataron campesinos con el único propósito de ser torturados. Eso es lo que éramos las brujas. También pensamos que éramos una especia de herramienta política muy asombrosa.

Al fin y al cabo, alguien tenía que responsabilizarse.

Alguien lo hace.

Imagina toda la plaza del pueblo en completa calma como cualquier otro día a pesar de que tu anciana madre haya fallecido debido a la plaga. Has de tener hambre. Es por eso que, cuando el estado de las cosas es caótico, siempre tiene que haber una bruja, como mínimo, atada a una plaza para que se pueda manejar un territorio apropiadamente.

La sociedad demoníaca es superior gracias a esto. Este hecho es claro si ves cómo los humanos corruptos tienen que estar cambiando constantemente su sociedad, mientras que nosotros los demonios no necesitamos poner de cabeza la nuestra por todo el milenio pasado. Puede que seamos campesinas, ¿sabes? A pesar de nuestras apariencias, ¿sabes? Somos campesinas que sirven a los señores de la raza demoníaca. Por esa razón, nuestro orgullo se vería herido si nos comparas con unas mestizas, independientemente de que estemos en la misma clase campesina.

Jajajaja.

He de admitir que es un poco jodido.

— Sí, liberada. Cuando formamos un contrato con un Lord Demonio, normalmente lo hacemos para luego establecer la duración. Esta hubo actuado como sacrificio durante 150 años antes de ser liberada, y se le permitió vivir como le plació luego de ese tiempo. Ahh, ya que el resto de la vida de esta fue asegurada tras haber sido torturada por poco más de 100 años, ella… cree… que eso… fue un beneficio.

Cerré mi boca.

Pues los ojos del Maestro no estaban sonriendo, que digamos.

Lentamente abrí mi boca mientras pensaba en lo que debería decir.

—…es lo mismo para todas las demás, ¿sabe?

Los ojos del Maestro seguían sin sonreír.

¿Era la respuesta incorrecta?

— Esa es la baja y humilde tarea que hemos cargado debido a que así lo elegimos, ¿sabe?

Respuesta incorrecta.

— 150 años es bastante apropiado. Pues hay Lores Demonio que golpean brujas y viceversa; ese tiempo es apropiado y parece que todos también lo han aceptado así. ¿Ve a Euríale allá? Ella es lo peor de lo peor. Ha formado un contrato que duró 220 años.

Respuesta incorrecta.

— ¿Acaso la forma del mundo por el que todos vagamente van no es así?

Respuesta incorrecta.

Respuesta incorrecta.

Respuesta incorrecta.

—……

Una quietud cayó sobre nosotros.

Nuestro maestro miró cuidadosamente a su alrededor. A las brujas que, inherentemente, eran parte de las Brujas Hermanas Berbere. Estaban unas nuevas que se nos habían unido el invierno pasado. Sumándolas todas, éramos un total de 41 brujas que mirábamos inexpresivamente a nuestro maestro.

Cuarenta y uno.

Cuarenta y un vestigios de plagas y años de hambruna. Cuarenta y un maldiciones.

—……

El Maestro Dantalian me miró.

Con sus ojos que permanecían negros a pesar de recibir luz…

— Les regalaré, mis amadas brujas, un dominio.

—……

— ¿Me seguirán?

Creí haber escuchado la eternidad en ese sonido.

—….

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »