Capítulo 2 – DD – Parte 1

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

El techo se rompió y cayó.

Una enorme roca aterrizó justo al frente de mi cara.

— ¡¿Qué…?!

Rápidamente recuperé mis sentidos.

Por instinto, di un paso atrás, sin embargo, con un golpe seco, mi espalda rebotó contra algo. Era una pared.

Mirando cuidadosamente a mí alrededor, comprendí que me encontraba en una caverna netamente negra.

Yo había ido a ver una cueva de estalactitas durante un viaje escolar. De lo que pude ver, ahora el techo de esta era de dos a tres veces más alto que el de aquella cueva. Era tal su altura que apena alcanzaba a ver la cima. Ni siquiera me era posible imaginar qué tan lejos se encontraba la “boca oscura” de la caverna.

—………

Corté mi respiración.

¿Por qué estaba aquí?

¿Cómo llegué aquí?

Una fuerte sirena resonó en mi cabeza. Mi consciencia se congeló al instante. Cada vez que me encontraba en una situación inesperada, mi cabeza buscaba enfriarse con el fin de mantener la compostura.

Eso se debía al trauma que experimenté de joven.

Había sido secuestrado tres veces en mi vida. El recuerdo de esas veces forzó la apertura de mi cráneo y vertió en él agua helada, como si me dijese que me mantuviese alerta.

“No grites”, eso solo irritará a los secuestradores.

“Háblate a ti mismo con calma”, para así puedas confirmar tu situación.

 

Procedimientos de comportamiento preparados como un manual.

Al igual que una unidad de fuerzas especiales escuchando órdenes mientras se enfrentaba a los terroristas, mi conciencia siguió más que agradecida las estrategias grabadas en mi memoria.

—…hace un momento estaba sentado en mi habitación… y usando mi computador. Eran las 7 de la noche. Incluso me tomé dos latas de cerveza. Y cené un tazón de ramen…

De esa forma, mi respiración fue calmándose poco a poco. No había problema con mi memoria.

Al menos esto significaba que no era un secuestro mediante uso de drogas.

“No había drogas.”

Ya con eso, la situación era razonablemente favorable. Significaba que el secuestrador tenía intención de hablar conmigo.

Por eso fue que el secuestro de cuando me encontraba en mi tercer año de primaria fue grave. El motivo en ese entonces era básicamente para quedarse con mi cuerpo. Incondicionalmente tuve que mantener mi boca cerrada. Fue sin razón alguna…

—Muy bien. Ahora…

Verifiqué mis sentidos en orden: vista, olfato, oído, gusto y tacto.

Sin apresurarme, tenía que asegurarme que mis sentidos trabajaban apropiadamente.

—La ubicación parece ser una cueva. Bueno, en definitiva, lo es. Está muy oscuro. No parece que mi visión se haya dañado. Piedra, papel, tijera…

Moví mis dedos para hacer algunas formas, las cuales pude ver apropiadamente.

Bueno, mi visión estaba bien.

Ahora el problema es el olfato.

— ¡………!

Un olor terrible y nauseabundo. El olor de la sangre vibró a mí alrededor.

Me preguntaba si era porque me había encontrado de repente en un ambiente desconocido, pero hasta ahora no estaba al tanto de dicho olor. Ahora que lo notaba, ese olor repulsivo era tan intenso que se sentía como si atravesara mis fosas nasales y sacudiera todo mi cerebro.

—Esto es…

Era una esencia que percibí unas tres o cuatro veces en mi vida. Un olor que nunca quería volver a sentir. Era el olor de la sangre y los intestinos.

Por toda la cueva había cadáveres esparcidos.

Eran cadáveres humanos que estaban hinchados como si se hubiesen ahogado, cuerpos con sus gargantas cortadas, e incluso con sus extremidades dobladas en la dirección errónea.

—Ugh… ugh…

Si esta cueva era una de esas exhibiciones de arte, entonces, el conservador era, indudablemente, un sádico absurdamente pervertido. Era como si triunfalmente mostrara que los humanos podían morir de muchas formas. El hecho que la cueva fuese oscura era el único alivio ya que los cuerpos eran comparativamente difíciles de visualizar.

—Si se supone que este lugar es un misterio del cuerpo humano… maldición.

Tenía que salir rápidamente de aquí. Coloqué mi pie derecho al frente y—— caí como si nada.

Mi tobillo estaba roto. Todo el hueso lo estaba. No era algo como un lindo esguince.

 

—Mi/rda

 

Dejé salir una palabrota inintencional. Tuve que concluir que me era imposible correr o caminar. El dolor no era ordinario. Si el secuestrador se me acercara ahora, entonces no podría escapar. Quizá me rompieron el tobillo a propósito. Simples medidas de seguridad. Probablemente fue por eso que no usaron drogas.

—Huh…

Me senté, derrotado. Lamentablemente, me habían dejado en jaque mate. No podía entender por qué habían secuestrado a alguien como yo.

—…le dejé toda mi fortuna a mis hermanas. Si me hubiesen secuestrado dos meses atrás, quizá, pero en este momento, hacer esto es inútil.

A lo mejor ellos no tienen intención de convertirme en rehén y amenazar a mis hermanas.

Que estúpido. No sé nada sobre alguien más, pero la persona que dirige nuestro hogar es mi segunda media hermana. Ella podría manejar la casa con compostura, aunque no tan bien como lo hacía yo. Saldrás herido si subestimas a mi hermanita solo porque es joven.

—Huh…

Solo podía suspirar al pensar en quién era el culpable.

Había demasiada gente por el mundo que pudiese querer vengarse de mí. También había una cantidad sorprendente de seguidores que le seguían teniendo rencor a mi padre, pero querían descargarlo conmigo. Por eso es que quise lavarme las manos de todo eso.

Fue entonces cuando escuché una voz apresurada que venia del otro lado de la cueva.

—¡Lo encontré!

—¡Aquí está el Lord Demonio!

Lord Demonio. Ese era un nombre que no tenía ninguna conexión conmigo.

Por alguna razón, la voz se dirigía al sitio donde yo estaba. Estoy confundido. Sé que en mi vida me llamaron muchas veces ‘demonio’, pero esta era la primera vez que me llamaban ‘Lord Demonio’. Quizá podría ser un tipo de código secreto.

—¡Quédate allí!

—¡Te mataremos si te mueves! –la gente llegó como si fuesen

Los hombres estaban sujetando armas afiladas como cuchillos y hachas. No había forma de que no pudiese desconcertarme con eso.

—¡Me rindo! –dije extendiendo ambos

—¡Abajo, imbécil!

Sin advertencia, el otro hombre agarró mi cabeza y la estrelló contra el piso.

Fueron violentos conmigo a pesar de haberles dicho que me rendía.

—Ugh…

Una roca que estaba en el suelo se clavó rápidamente en mi mejilla.

—¡Mantén tu maldita cabeza abajo! ¡Quédate así hasta que digamos lo contrario!

Estuve a punto de soltar un grito de dolor, pero fui capaz de contenerme.

Secuestradores molestos y gritones. Durante un secuestro, incluso si sientes dolor, no debes gritas.

En el tercer año de mi educación primaria, no sabía nada y solo me la pasé llorando. Luego de que me golpearan hasta romperme cinco dientes, aprendí a estar en silencio.

En silencio. Educadamente.

Podría parecer estúpido, pero esa era la actitud apropiada que se debía tener ante un secuestrador.

—¡Lo he capturado! ¡Riff de Jalsen ha capturado al Lord Demonio!

—Ohh. Riff, nuestro apuesto y gran capitán. No estás pensando tomarte todo el botín para ti, ¿o sí?

Los hombres comenzaron a chalar con emoción. Contuve mi respiración y escuché su parloteo.

—Claro que no. Lo compartiré con todos por igual. Jejeje.

—Pero miren esto. Este Lord Demonio parece solo una oruga.

—Se ve bien con su cabeza contra el suelo. Vamos a matarlo.

—¿Qué estás diciendo? ¿Matarlo? Aún hay muchas cosas que no le hemos preguntado –me patearon por un lado. No fue un golpe genuino, sino más bien hecho a modo de burla, aun así fue bastante doloroso–. Pero, por si acaso, deberíamos romperle

—¡Amigos míos! Golpeemos al Lord Demonio hasta convertirlo en una pulpa de tamaño razonable.

Una violencia despiadada cayó sobre mí.

Diez personas me estaban pateando. Con desespero traté de contener mis gritos. Más de 5 minutos transcurrieron antes de que las patadas disminuyeran.

—Bueno, suficiente.

—Chicos, nuestro apuesto jefe ha dicho que paremos.

—Jejejeje.

 

Finalmente la violencia se detuvo.

Mientras trataba de respirar, uno de los hombres se dirigió a mí como un representante.

—Muy bien, honorable Lord Demonio. Hay una cosa que deseo preguntarle. ¿Dónde está todo el dinero de este castillo? A decir verdad, nosotros, la gente de aldea realmente necesitamos dinero.

 

Como era de esperarse, me secuestraron por dinero.

 

Espera, pero ellos han estado usando palabras con las que no estoy familiarizado. Esto era algo que tenía que confirmar. Era probable que ellos estuviesen confundiéndome con alguien más.

—¿A qué te refieres con ‘Lord Demonio’…?

Cuando abrí mi boca, dejé escapar un gruñido. Mis labios estaban rotos.

—Muy bien –sugirió el hombre.

—A pesar de haber sido golpeado bastante, aun eres capaz de mostrar tal naturaleza. Una postura excelente. Jejeje. ¿Sabe, Lord Demonio? No odio este tipo de cosas –dijo el hombre, mientras, con una mano rustica, sujetaba mi cabello.

—Ahh…

Fui forzado a levantar mi cabeza. Así, hubo un contacto visual con el hombre que tenía ante mí.

El hombre inclinó su cuerpo hacia adelante y estaba mirándome hacia abajo. Todo su rostro estaba cubierto por una barba marrón. Se parecía mucho a una seta ennegrecida que crecía en un baño público que no había sido limpiado en 5 años. En palabras simples, terriblemente sucia.

—Pero mis amigos no tienen tanta paciencia como la tengo

—¿…con qué puedo ayudarlos?

—Su Señoría, no deseamos usar la violencia sin Eso era convincente.

—En lugar de desperdiciar la energía del otro, hagamos un trato. Díganos donde se encuentra el tesoro y no lo mataremos de inmediato, Su Señoría. No le cortaremos los brazos ni las piernas. Y, claro, tampoco le cortaremos su precioso cuerno. Piense con cuidado. En realidad, nosotros somos los que perdemos en este trato.

—¡Si, una gran pérdida!

En eso, arrancaron a reír. Era la risa de la gente que había tenido un nacimiento en bruto.

Esperé que el ambiente se calmara antes de volver a hablar. Siempre siendo educado. Asegurándome de no destrozar su humor.

—Lo siento, ¿pero a que te refieres con cuerno? –pregunté.

—¿Ahh? ¿Qué preguntas son esas?

El hombre colocó su mano en la parte posterior de mi cabeza.

—Estoy hablando de esto.

El hombre había agarrado algo en mi cabeza. Mi cabeza, que solo debería tener cabello, tenía algo largo, anexado totalmente a mi cráneo.

Sentí la parte posterior de mi cabeza. Ciertamente, allí había algo duro.

Su forma era, tal como lo dijo el hombre, la de un cuerno.

—………

Esto. ¿Qué tipo de creación podría ser esto? Miré al frente, completamente perplejo.

No me digas. Antes de ser secuestrado, no, antes de perder el conocimiento, yo estaba respondiendo la encuesta de un juego en mi computador.

Cuando abrí mis ojos en esta caverna, escuché una débil voz… estoy seguro de que susurraba: ‘El tutorial comenzará ahora’. Lo ignoré porque creí que era algo estúpido de mi sueño.

El hombre me había llamado Lord Demonio. Algo como un cuerno se encontraba pegado detrás de mi cabeza…

Juego. Tutorial. Lord Demonio.

Esas tres palabras solo apuntaban a una cosa.

 

Afortunada o desafortunadamente, mi mente llegó a una rápida conclusión.

—Ahora. Su Señoría, Lord Demonio Dantalian. Le preguntaremos solo una vez más.

No podía aceptar la respuesta.

El sentido común, la experiencia y el conocimiento que había ganado en el transcurso de mi vida negaban completamente esta conclusión. Sin embargo, como si se riera de mi escape de la realidad, una alarma sonó.

——Ding.

Unas palabras blancas aparecieron en medio del aire.

[1. Acepta la oferta del Aventurero Capitán Riff.]

[2. Declina la oferta del Aventurero Capitán Riff.]

—………

Quedé sin palabras. Ahora, ante mis ojos, una prueba innegable se presentaba.

—¿Aceptará nuestra oferta? ¿O solo piensa morir aquí? Wow. No puede obtener elecciones tan limpias como esta. Apresúrese y elija, oh, honorable Lord Demonio.

El hombre rió malhumoradamente. Era cierto que el hombre no podía ver las palabras flotantes.

¿Es así? ¿Es así? ¿Es así?

Mi monólogo continuó y resonó en mi consciencia que se desvanecía. Al igual que un actor al que se le olvidaban las líneas en el escenario y seguía repitiendo lo que dijo anteriormente.

Me mordí los labios. El sabor de la sangre se esparció por toda mi boca. El sabor vívidamente extraño hizo que mi consciencia volviera a la realidad. Frente a mí estaba un hombre bárbaro con una amplia sonrisa en su rostro.

Lo quiera o no—— soy un Lord Demonio en el mundo de «Dungeon Attack».

 

Mi cabeza se enfrió. Era como si el tiempo estuviese fluyendo lentamente.

—Lord Demonio está tardando un poco en responder –miré al hombre que acababa de hablar.

Este hombre no era el único que había olvidado afeitarse. Los demás que estaban a nuestro alrededor también tenían barbas. A lo mejor era algo normal que esos hombres no se afeitaran.

“Sus trajes son anticuados. Demasiado diría yo. Para ser precisos, parecen tener unos 400 años de edad.”

Quizá eran de la época en la que Henri IV de Francia luchó vívidamente contra los Católicos Romanos. Los atuendos parecían similares a los que se usaban durante las Guerras de Religión Francesas. Eran trajes que debieron haber sido enviados al museo, pero sin importar la forma en que miraras a esos hombres, estos no parecían trabajar en un museo.

—¿Realmente no planea responder?

Situaciones que hasta ahora no podían comprenderse, comenzaban a ser explicadas solo con suposiciones. Por ejemplo, como si un fenómeno misterioso finalmente fuese explicado por las leyes de la física.

—Oiga, Su Señoría Dantalian. Lord Demonio

Esas personas me habían llamado Dantalian.

Ese era el nombre del Lord Demonio que apareció en «Dungeon Attack».

 

Hay un total de 72 Lores Demonio que aparecen en ese juego. Entre ellos, Dantalian estaba en el puesto Nº 71. Cerca del último lugar. Por consecuencia, su nivel también era miserablemente bajo. En primer lugar, él era como esos mobs basura hecho para principiantes.

Incluso una persona que jugaba por primera vez juegos de computadora podía derrotarlo en el primer intento.

 

Si tuviese que compararlo con otro juego, entonces él era como un conejo en el campo de principiantes. Siempre y cuando supieses como hacer clic con tu mouse, podrías derrotar al conejo. Bueno, así mismo era Dantalian.

——además, debo añadir; que luego del primer intento, Dantalian no hizo más apariciones en el juego. Él era removido en caso que los jugadores se molestaran.

Imagina decirle a un guerrero de nivel 20: ‘Regresa al campo de principiantes y caza un conejo’. Eso sería aburrido. Pues, Dantalian era un conejo con el que no deseabas volver a luchar.

Y si no estoy equivocado, actualmente estoy poseyendo a ese Dantalian.

—………

Hubo un sabor amargo en mi boca.

¿Cómo me deshago de las malignas manos de estos aventureros? Actualmente estoy a manos de los humanos, capturado. Si esto continua,

probablemente me decapiten o me lleven a la ciudad y me ejecuten. Sin importar cuanto tense mi cerebro, solo puedo pensar en FINALES MALOS.

Incluso si digo: ‘¡No soy Dantalian!’, agradecería mucho si no me responden con una mueca.

Además, no puedo confiar en la habilidad del Lord Demonio Dantalian. Déjame volver a decirlo:

Solo puedo confiar en mi propia capacidad con el fin de superar este obstáculo.

—Si pones a prueba mi paciencia en este momento…

—El tesoro se encuentra en Minlakdong

 

Esa fue mi resolución.

 

************************************

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »