Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 536 – DMWG – Visitante del Gran Templo Leiyin

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Al pensaren Tan Lang, Jiang Chen inmediatamente sacó la Espada Santa Celestial. Dentro del espacio interiorde la espada, Tan Lang estabasentado con las piernas cruzadas; Inmerso en un estado de cultivo. El relámpago estaba vagamente parpadeando alrededorde su cuerpo, haciéndolepareceralgo misterioso. Parecíaque Tan Lang no había perdido su tiempo durante este período, y no estabaimpulsado porel aburrimiento, yaque se estabacurando a sí mismo sin descanso.

“Tan Lang, sal”.

Jiang Chen envió su Sentido Divino a Tan Lang. Al mismo tiempo, abrió el espacio interiorde la Espada Santa Celestial. Tan Lang abrió los ojos cuando escucho el llamado de Jiang Chen, el salió del espacio interior. Cuando vio que Jiang Chen seguíavivo, y percibió su formidableaura, unamiradade sorpresasurgió en su rostro. Después de que Jiang Chen entró en un profundo estado de coma, el espacio interiorde la Espada Santa Celestial estabacompletamente aislado del mundo exterior. Tan Lang no tenía ideade lo que estabapasando afuera. Lo último que recordó fue cuando Jiang Chen se enfrentó a la Tribulación Celestial, y tres hombres poderosos lo atacaron al mismo tiempo. Erauna situación desesperada, pero a juzgarporla escenaactual, parecía que nada le había pasado a  Jiang Chen.

“Jiang Chen, estás bien! Esto es fantástico!”

Dijo Tan Lang, con un tono lleno de alegría. Poco después, notó el paisaje que lo rodeaba. Habíados monjes, uno joveny otro viejo. No sabíaquién erael viejo monje, pero recordabaal joven monje. Ese mismo díaen el Océano Caótic o, fue este tipo quien se llevó el tesoro y asesinó a los genios de las cuatro grandes potencias. Eraun monje salvaje, verdaderamentedigno de serllamado el más fuerte Lord Pirataen el Océano Caótico.

“Déjame presentarte. Éste es Tyrant, yalo conociste. Puedes llamarlemonje. Este es el Gran Maestro Ran Feng, el

maestro de Tyrant. Ahoraestamos en la Región Occidental…”

Jiang Chen introdujo a Tyrant y al Gran Maestro Ran Feng a Tan Lang. Después de eso, usando su Sentido Divino, explicó todo lo que había sucedido durante este período a Tan Lang. No había mucho que decirle a Tan Lang, ya que Jiang Chen había estado en coma durante este período. Se enfoco fue en la relación entre él y Tyrant.

Después de que Jiang Chen le contó lo que pasó, Tan Lang no pudo evitarsuspirar. Cuando recordó lo que sucedió en la Provincia Liang, parecíaque había pasado una generación. Nuncase imaginó que algún díaseríaamigo del más fuerte de los Piratas. En cuanto al Gran Maestro Ran Feng, Jiang Che n no le dijo a Tan Lang su cultivo actual. Con las habilidadesde Tan Lang, era natural que no pudierasentirlo. Sólo podíasentirque este viejo monjeeraunapersonanotable; Un   hombre demasiado profundo paracomprender. Al menos, eramucho más fuerte que Tyrant. De lo contrario, cómo podría serel maestro de Tyrant?

La remota Región Occidental; El Reino del Budismo. Tan Lang nunca había estado en este lugar antes. Cada vez que pensaba en sus encuentros en el Palacio Asura, sus emociones se mezclaban, especialmente cuando pensaba en la tortura que había sufrido en la Cárcel del Infierno Congelado. Simplementele hacíasentirse  horrible.

Nunca en sus sueños más salvajes pensó que él, un discípulo del Palacio Asura, algún día se convertiría en un enemigo de vida o muerte de su propia secta. Después de escuchar la historia de Jiang Chen sobre cómo escapó, y teniendo en cuenta el carácter de Jiang Chen, Tan Lang estaba casi seguro de que las cuentas entre Jiang Chen y el Palacio Asura se resolverían con lamuerte; Nada más.

“Juniorsaludaal Gran  Maestro Ren Feng.”

Tan Lang se inclinó profundamente haciael Gran Maestro Ran Feng. Como joven, teníaque actuar educadamentey respetuosamente con un eminente monje.

“Este  pequeño amigo también estáherido.”

El Gran Maestro Ran Feng dijo después de dara Tan Lang una miradaexaminadora.

“Yo estaba muy herido y casi muero, si no fuera por la ayuda del Hermano Jiang y laenergía del relámpago para templar mi cuerpo, lo más probable es que sería hombre muerto en este momento. Me he recuperado mucho. Al menos, puedo moverme libremente. Sin embargo, serámuy difícil que mi base de cultivo se recupere”.

Tan Lang rio irónicamente. Paraserhonesto, Tan Lang estabafeliz de poderestarde pie en paz y hablar. En el momento en que entró en la Cárcel del Infierno Congelado, habíarenunciado atodaesperanzade mantenerse vivo. Ahora, después de pasartanto tiempo curándose en el espacio interiorde la Espada Santa Celestial, sus piernas rotas se habían recuperado. Sin embargo, sus lesiones internas eran muy malas, y seríacasi imposiblerecuperarcompletamente su base de cultivo.

“Comparado con el pequeño amigo Jiang y Big Yellow, tus lesiones no son nadaserias. En realidad es muy simple para

que te recuperes, todo lo que necesitamos es…”

Antes de que el Gran Maestro Ran Feng pudieraterminarde hablar, de repente se detuvo y frunció las cejas. Después de eso, con un movimiento de su cuerpo, instantáneamente desapareció del salón. Esto hizo que Tan Lang se quedara estupefacto. El cultivo de este monjeerainsondable,y se paró frente al viejo monje, pero ni siquierapudo notarcómo desapareció el viejo monje repentinamente, yaque no había fluctuaciones en el salón. Con unafuerzacomo esta, tal vez incluso el Jefe del Palacio Asuraseríaincapaz de compararse.

“Ran  Feng, tu viejo amigo estáaquínuevamente.”

Justo después de que desaparecierael Gran Maestro Ran Feng, una voz vigorosapodía escucharse fuerade la Montaña Greenlotus. Al parecer, la razón porla que el Gran Maestro Ran Feng desapareció repentinamentefue porque sintió que alguien estabaaquí.

De lavoz y el aura que provienen de este hombre, Jiang Chen pudo decirque labase de cultivo de este hombre no era más débil que ladel Gran Maestro Ran Feng; También eraun Santo Menor de Noveno Grado.

“Él  es del Gran Templo Leiyin.”

Dijo Tyrant.

“La  gente del Gran Templo Leiyin viene aquía menudo?”

Preguntó Jiang Chen. Justo ahora, el hombre dijo que habíavuelto, asíque era obvio que había venido aquímás de una vez.

“Escuche que el Gran Templo Leiyin es un lugarsagrado para el Budismo, y que su fuerzaestámás alláde la especulación, hastael punto de que ni siquieralos poderosos clanes del Continente Divino no quieren ofenderlos”.

Tan Lang se sorprendió. El Gran Templo Leiyin eraunasuperpotenciaque dominabaunaregión importante, una existenciaque permanecíaen el pináculo del Continente Divino. No eraalgo con lo que una pequeñapotenciacomo el Palacio  Asurapudieracompararse.

“A lo largo de los años, el Gran Templo Leiyin haenviado muchas veces asus hombres aquípara invitara mi maestro, y también prometieron muchos beneficios. Sin embargo, mi maestro los rechazó. No tiene ningún interés en unirseal Gran Templo Leiyin, y sólo quiere protegereste lugarporque erael lugarque dejó atrás mi Maestro Ancestral.”

Mientras decía eso, los ojos de Tyrant cayeron sobre la estatuadel Ancestral Greenlotus.

“Vamos a echarle un vistazo.”

Dijo Jiang Chen.

“No, el maestro siempre me mandalejos cadavez que se reúne con los visitantes del Gran Templo Leiyin. Incluso si salimos ahora, siempre y cuando mi maestro no quieraque sepamos de lo que están hablando, no podríamos escuchar nada, incluso si nos quedamos frente aellos”.

Tyrant sacudió lacabeza y rechazó la sugerencia.

Jiang Chen frunció las cejas. Una vez más sentíaque el comportamiento del Gran Maestro Ran Feng eraextraño. El Gran Templo Leiyin eralatierrasanta del Budismo; Unaexistenciasuprema! Entonces, podrían realmentehaceralgo sombrío? Tyrant trataba al Gran Maestro Ran Feng como si fuerasu padre, y Jiang Chen podíasentirel extraordinario cuidado y las expectativas que el Gran Maestro Ran Feng tenía para Tyrant. Sin embargo, cuando se trataba de algo relacionado con el Ancestral Greenlotus, y el asunto entre él y el Gran Templo Leiyin, el Gran Maestro Ran Feng se negabaa dejarque Tyrant se  enterarade algo.

Jiang Chen estabapensando que deberíahaberunarazón especial porlaque el Gran  Templo Leiyin veníarepetidamente a la Montaña Greenlotus parainvitaral Gran Maestro Ran Feng. De lo contrario, aunque un Santo Menor de Noveno Grado  era precioso, el Gran Templo Leiyin no le prestaríatanta atención, mucho menos lo invitabarepetidamente.

Lo que Tyrant dijo que era correcto. Con la fuerzadel Gran Maestro Ran Feng y del visitante, siempre y cuando no quisieran dejarque nadie escucharalo que estaban hablando, Tyrant no oiría nada, incluso si estuvierajusto al lado de ellos. Sin embargo, aunque Tyrant no podiaescucharlo que decían, no significabaque Jiang Chen no pudiera. Las habilidades milagrosas traídas por lahabilidad Gran Derivación Almaeran mucho más allá de lo que cualquierapudiera imaginar.

En secreto, Jiang Chen circuló lahabilidad Gran Derivación Almay envió su energíaalma. Sin sonido e indetectable, cubrió toda la Montaña Greenlotus. De la retroalimentación de laenergíaalma, Jiang Ch en notó dos monjes de pie cara a cara en el pico de la montaña. Uno de ellos erael Gran Maestro Ran Feng, mientras que el otro eraun monje con un kasayadorado; Decoroso en apariencia, retratando unaimagen distinguida. También parecíasertan viejo como el Gran Maestro Ran Feng, y su base de cultivo también eralamisma. Se podíadecirque era un monje eminente con sólo una mirada.

“Ran Feng, mi viejo amigo, hapasado bastante tiempo desde que nos encontramos porúltimavez. Pareces saludable!”

El  visitante se burló.

“Yuan Ji, si estás aquí para una buenacharla, extenderé mis brazos y te daré labienvenidasinceramente. Sin embargo, si estás aquí para aconsejarme que me unaal Gran Templo Leiyin, debes irte ahora.”

El  Gran Maestro Ren Feng dijo francamente.

La expresión del Gran Maestro Yuan Ji no cambió al escucharesas palabras. Claramente no erala primeravez que le daban un tratamiento frio.

“Ran Feng, eres demasiado terco. En todala Región Occidental, tal vez tú eres el único con el coraje de rechazar

repetidamente la invitación del Gran Templo Leiyin. Estoy aquícon la mayor sinceridad.”

Dijo Yuan Ji.

“No es nada más que ofrecerme unaposición en el Gran Templo Leiyin, un monje nuncaestaráinteresado en eso. Dejemos de hablardel mismo asunto, yaque no se ajustaa la verdaderanaturaleza Budista. Sé porqué ustedes, el Gran Templo Leiyin, me invitan repetidamente; Ustedes están buscando el Sutradejado pormi maestro.”

Dijo el Gran Maestro Ren Feng.

“El Ancestro Greenlotus es el soberano del Budismo; El orgullo del Budismo, y ese Sutraes el más poderoso Sutra Budista. Ese sello y el método de cultivo de esos tres grandes sellos, deben perteneceral Gran Templo Leiyin. Si mi viejo amigo Ran Feng pudieracontribuircon el Sutray los tres sellos principales, podríamos sercapaces de revivir lagloriadel Budismo”.

Dijo Yuan Ji.

“Mi  maestro no estámuerto todavía, y no tengo derecho a tomar ningunadecisión con respecto asus pertenencias, por

no hablardel hecho de que el Sutra no estáconmigo”.

Ran Feng rechazó directamente la sugerencia.

“Ran Feng, te sugiero que renuncies atu esperanza. El Ancestral Greenlotus se haconvertido en historia, al igual que el Santo más grande debajo de los cielos todos esos años atrás. Nadie fue capaz de hacer nadaal respecto. Has depositado tus esperanzas en ese pequeño monje, pero eso es algo que ni siquierael Gran Templo Leiyin pudo lograr, porincreíble que seael talento de ese pequeño monje, me temo que no podrácumplirtus sueños.”

Yuan Ji empezó a sonarimpaciente. Durante muchos años, habíaprobado laterquedad del Gran Maestro Ran Feng.

“Son los asuntos de la Montaña Greenlotus, no necesitamos que el Gran Templo Leiyin se preocupe pornosotros”.

El tono del Gran Maestro Ran Feng se volvió agresivo. Habíasido perturbado porel Gran Maestro Yuan Ji durante muchos años, y había empezado asentirse enfermo.

“Ran Feng, te sugiero que lo pienses de nuevo. En lugarde cultivara ese pequeño monje, porqué no confías en el Gran Templo Leiyin? Mientras puedas contribuircon el Sutra al Gran Templo Leiyin, estoy seguro de que el Budismo se levantaráunavez más, y es muy posible que tengamos un segundo Ancestral Greenlotus. Si quieres que el Ancestral Greenlotus vuelvaaverla luz del día, el Gran Templo Leiyin es mucho más fiable que ese pequeño monje.”

Después de decireso, Yuan Ji caminó en el cielo y desapareció sin dejarrastro.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Si quieres que saque capítulos extra [2 cap] pásate dando clip en la abreviatura de la novela… para [DMWG (Clip 14)] para [DSI (clip 3)] para [IDWWNS (clip 2)] y para [IRN (Clip 0)] cuando se llegue al mínimo de 50 clip [de dicha novela] se sacara el capítulo extra al día siguiente. ¡Gracias por su apoyo! …