Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 528 – DMWG – Región Occidental

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Wen Hua y el genio de la Facción de la Espada Incomparable fueron golpeados con asombro. No podían creer lo que acababan de presenciar. A su conocimiento, el monjeerasolo un Rey de Combate de Cuarto Grado. No importacuán genio fuera, eraimposible que fuerarival paratres Guerreros Rey de Combate de Quinto Grado. Sin embargo, quién podría pensarque la aterradorafuerzadel monje estabamás alláde su imaginación? El poderoso guerrero de la Secta Invencibleno pudo ni siquierasoportarun solo ataque, y uno de sus brazos fue roto por él. Así, ninguno se atrevió a dudar más.

¡Clang!

La mayoríade los discípulos de la Facción de la Espada Incomparable cultivaban habilidades de espada. El genio sacó su preciosaespadaque estabaatadaa su espalda. Luego, él y Wen Hua desataron numerosas espadas deslumbrantes y rayos de sable hacia Tyrant.

En el otro lado, el genio gravementeherido de la Secta Invencible no se atrevió arelajarse. Mientras soportabael dolor severo que proveníade su brazo roto, sacó su arma también. Aunque los tres hombres no eran de lamismasecta, su relación privadaerabastante buena. Porlo tanto, podían cooperarbastante bien. El trabajo en equipo de los tres hombres trajo un impulso significativo asu espíritu, y su fuerzatotal mejoró mucho también. Lacooperación de tres Reyes de Combate de Quinto Grado no era algo que cualquierhombre ordinario  pudieratratar.

El espacio volvió atemblarcomo resultado de sus poderosos ataques. Innumerables grietas aparecieron en el aire, mientras que la Energía Espacial que escapabade las Armas Rey causó estragos en todo el lugar. El lugarse convirtió rápidamente en un caótico campo de batalla.

Aunque estabarodeado porlos ataques de estos tres hombres poderosos, no habíaseñales de nervios ismo en lacarade Tyrant. En su lugar, unasonrisasurgió en su rostro. Con su fuerza, no tenía razón para  temera estos tres hombres.

Desde el principio, Tyrant todavíateníaque sacar su Arma de Combate. Pero ahora, con el fin de derrotar a estos tres genios, sacó rápidamente las perlas doradas que colgaban alrededorde su cuello.

Después de que las perlas budistas fueron tomadas, inmediatamentecomenzaron aemanarun resplandor deslumbrante. Numerosos símbolos dorados de sánscritos podían verse en las superficies de estas perlas. Impulsadas por Tyrant, las perlas comenzaron aexpandirse amáximavelocidad. Cada perlaparecíaun gigantesco disco resplandeciente; Extremadamente majestuoso.

“Diez Mil Budas!”

Tyrant rugió en voz alta. Su voz era increíblemente fuerte, mientras gritabausando latécnicabudista Rugido de León Vajra. Onda tras Ondade ondulaciones doradas surgieron através del aire, extendiéndose porlaescena. Sin embargo, la parte aterradora de este ataque no era este rugido, sino lacadenade perlas. Como unapoderosabarrera, las perlas formaban un campo dorado. Siguiendo lavoz de Tyrant, numerosos rayos dorados deslumbrantes salieron de las perlas. Parecían perlas afiladas capaces de destruircualquiercosaque se interpusieraen su camino. Estaban cortando el espacio como si  cortaran mantequilla.

Clang, clang, clang…

Los rayos dorados que salían de las perlas chocaban contra las poderosas Armas Rey de los tres hombres, produciendo sonidos fuertes y unagran cantidad de chispas. El gran impacto empujó a los tres guerreros poderosos haciaatrás, haciéndolos sentirmal yaque su sangre se estabaagitando violentamentedentro de sus  cuerpos.

“Imposible, cómo puede sertan fuerte?! Ni  siquieranosotros tres podemos enfrentarnos aél!”

Wen Hua estabarealmente asombrado. Parecíaque su ansiade éxito le habíacausado un gran error. Este monje era mucho más difícil de tratar de lo que había imaginado. A juzgarpor su capacidad, se necesitaríaal menos un Rey de Combate de Sexto Grado, o incluso un Rey de Combate de Séptimo Grado para capturar a este monje.

¡Ha!

Tirano volvió a rugir. En un instante, los rayos dorados que habían salido de sus perlas se volvieron mucho más densos, y eventualmentese transformaron en un océano dorado. Finalmente, los rayos dorados se tejieron juntos y formaron un enorme sello Budistadorado. Como unamontañaenorme, cargó hacia los tres  hombres.

¡Boom!

Fue un ataque poderoso. Los tres hombres perdieron al instante el agarre de sus armas. Al mismo tiempo, el genio de la Secta Invencible que había sido herido previamente, soltó un chillido miserable, mientras su brazo torcido explotaba en una  nieblade sangre. Estabacompletamente destruido.

Wen Hua y el otro genio de la Facción de la Espada Incomparable no estaban en mejores estados. Habían vomitado unas cuantas bocanadas de sangre, manchando sus pechos, y sus auras estaban en estados caóticos. El ataque de Tyrant los había herido gravemente atodos en un instante, haciéndolos asemejarse aflechas al final de sus vuelos. Habían perdido toda habilidad paralucharcontra Tyrant.

Los tres hombres se miraron y vieron el mismo shock en los ojos del otro. Casi al mismo tiempo, los tres hombres gritaron una solapalabra, “Corre!”

Sí, huían porque no eran rival para el enemigo, ésteerael caso. Si no huían, permaneceraquíseríaigual que esperara sersacrificados.

Era extremadamentefácil escaparcuando un Rey de Combate decidíahacerlo, yaque todos dominaban las Leyes Espaciales, lo que les permitíaescaparal entraren el vacío. Pero por desgracia, los tres no estaban en buenaforma ahora mismo. Si hubieran huido mientras todavíaestaban en su mejorforma, ni siquiera Tyrant podría detenerlos. Pero ahora,  erauna historiacompletamente diferente.

“A dónde van? El abuelo les dijo que queríasalvarsus almas del purgatorio, y tengo que hacerlo. El abuelo es un hombre

que mantiene sus palabras, y no puedo dejarque tres pequeños punks arruinen mi  reputación impecable.”

Tyrant mencionó su reputación. De repente se sintió como si fueraun hombre que siempre manteníasus palabras. Al menos, estavez eraasí. Dado que dijo que quería salvarsus almas del purgatorio, teníaque hacerlo no importaqué. De lo contrario, sería una gran vergüenzaparasu reputación.

Por lo tanto, justo cuando los tres hombres estaban a punto de huir, Tyrant se movió. El lanzo ferozmente las gigantescas perlas, haciéndolas volarauna velocidad increíble, y luego chocaron con lacabeza del genio de la Secta Invencible.

Bam!

El genio de la Secta Invencible ni siquierapudo defenderse. Su cabezaestalló instantáneamente cuando las perlas lo golpearon, y murió en el acto. Mientras tanto, las perlas no disminuyeron en absoluto, y continuaron su curso haciael genio de la Facción de la Espada Incomparable.

El genio desató unacapa de energía Yuan para intentardefenderse de las perlas. Pero pordesgracia, estabademasiado débil, asíque no había manerade que pudieradefenderse. Estas perlas habían sido hechas personalmente porel Maestro de Tyrant, y Tyrant las había llevado con él desde que erajoven. Unavez que se usaran para atacar a un enemigo, un poderoso poderestaríamás alláde  la imaginación.

Al final, el genio de la Facción de la Espada Incomparable no pudo escaparde su destino. Las perlas golpearon su cintura, causando que se rompieraen dos. Murió miserablementeen el lugar.

Viendo esto, el Sexto Magnate Wen Hua estaballeno de gran temor. No se atrevió a dudarmás, inmediatamente desgarro una grietaen el espacio y entró en el vacío.

“Kaka, no huyas de tu abuelo!”

Tyrant estabapreparado para esto, y no le daría a Wen Hua ningunaoportunidad parahuir. No teníauna buenaopinión de la gente del Palacio Asuradebido a las lamentables condiciones de Jiang Chen y Big Yellow; Que fueron causados por el Palacio Asura. El llamó las perlas y las sostuvo en su mano, luego hizo que lamitad de ellas penetraraen el vacío y se engancharan al cuello de Wen Hua. Luego, sacó poderosamentelas perlas, y Wen Hua salió del vacío.

La cara de Wen Hua se puso verde mientras estabaatrapado porlas perlas. Temblabaviolentamente. Nadie quería morir, especialmenteaquellos que estaban de pie frente afrente con lamuerte. Como uno de los 13 Magnates del Palacio Asura, teníagran poder y estatus, y teníauna buenavida, y un futuro aún mejor. Porlo tanto, naturalmenteno quería morir.

“No… Por favor, no me mates.”

Wen Hua estabamuy asustado. Había presenciado la fuerzade Tyrant, y sabía que el monje podíamatarlo tan fácilmente como moversu palma.

“Dame  unarazón por la que no debo matarte.”

Preguntó el monje seriamente.

Wen Hua se sobresaltó. Sí, no podía pensarni siquieraen unasolarazón por la que el monje no lo matara. Con su relación hostil, se suponíaque debían matarse el uno al otro. Si sus posiciones estuvieran invertidas; Si el monje estuvieraen sus manos, él nuncaperdonaríaa este monje. Y, no sólo no perdonaría a este monje, haríaque el monje lamentaraestarvivo.

“No se te ocurre nada? En realidad, este monjees un hombre misericordioso. Si fuera Jiang Chen, definitivamente no te

dejaría ir. Sin embargo, seré misericordioso y salvaré tu almadel purgatorio.”

Después de decireso, el monje empujo las perlas y rompió el cuello de Wen Hua, haciendo que su cabezavolarahaciael cielo.

“Amitabha!”

Tyrant colocó las perlas de nuevo en su cuello. Entonces, juntó ambas palmas frente a su pecho y dijo de una manera seria, “Hermano Jiang, he redimido un poco de interés por ti. Ahora, te llevaré a la Región Occidental. Una vez que te hayas recuperado completamente, creo que volverás aquípara  vengarte.”

Después de eso, sin pasarotro segundo en este lugar, Tyrant rompió unagrietaen el espacio y entró en ella, luego desapareció sin dejarrastro.

El Sexto Magnate había muerto en una trágica muerte. Él pensó que con la ayuda de los otros dos poderosos guerreros, sería capaz de tomar la recompensa. Sin embargo, nuncaesperabaque el monjefueratan fuerte. A pesarde que el monje erasólo un Guerrero en el Pico del Reino Rey de Combate de Cuarto Grado, era  capaz de matar instantáneamente aun Rey de Combate de Quinto Grado.

Tyrant proveníade la remota Región Occidental. Habíaun total de ocho regiones principales en el Continente Divino. La Región Xuan estabasituadaen el este, mientras que la Región Occidental estabasituadafrenteala Región Xuan, en el oeste. La Provincia Liang también estabasituadaen el lado este de la Región Xuan. Así, paraviajarde la Provincia Liang a la Región Occidental, incluso con lavelocidad de Tyrant, no seríacuestión de uno o dos días.

El Continente Divino eraunatierraextremadamenteextensa, yaque erael corazón del Reino Origen Santo, haciendo que el Continente Meridionaly Oriental no pudieran compararse con él. De hecho, el Continente Meridionaly Oriental combinados eran más pequeños que la Región Xuan. Afortunadamente,el monje e raun Rey de Combate que había dominado las Leyes Espaciales, asíque podíaentraren el vacío y saltar a través del espacio. Si fueraun cultivador ordinario que viajaravolando, el viajede la Región Xuan a la Región Occidental tardaríapor lo menos algunos meses.

El viaje de la Región Xuan a la Región Occidental no eratan simple como uno podría imaginar. Esto se debíaa que algunas grandes potencias no permitían que las personas entraran librementeen ellas, y algunas grandes potencias de esas regiones incluso construirían Puertas Espaciales, al igual que la Formación de Teletransporte que se encuentraen la Islade Hielo, y la usan como medio para generaringresos. Porlo tanto, para aquellos cultivadores que desearan viajara otras regiones importantes, tendrían que pagarcon Píldoras de Restauración Tierrao Píldoras de Restauración Celestial para usar esas puertas espaciales y viajarentre las regiones principales. Con eso, no sólo les ahorraría tiempo, también les ahorraría  muchos problemas.

Debido a que el viaje de la Región Xuan a la Región Occidental eralargo, había unaposibilidad de encontrarse con todo tipo de problemas en el camino. La Región Xuan erasolo una región ordinariacuando eracomparada con las otras ocho regiones principales. Algunas regiones relativamente poderosas tendrían algunos poderes extremadamentepoderosos que residen en su interior, y seríaun dolorde cabeza si surgieran conflictos con ellos.

Además, Tyrant queríasalvar a Jiang Chen, así que no podía permitirse perder tiempo. Habíatraído algo de fortunacon él, así que no tenía problemas parairpor la Puerta Espacial.

Siete días después, después de viajarporalgunas regiones importantes, Tyrant finalmente llegó a la Región Occidental. Era un paraíso que pertenecía a los Budistas. Era la región más pequeñade todo el Continente Divino; Unaregión medio cerrada. Sin embargo, nadie se atrevíaa subestimarala Región Occidental. A pesarde que se habían debilitado con el tiempo, su fundación todavíaeramuy poderosa.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Si quieres que saque capítulos extra [2 cap] pásate dando clip en la abreviatura de la novela… para [DMWG (Clip 14)] para [DSI (clip 3)] para [IDWWNS (clip 2)] y para [IRN (Clip 0)] cuando se llegue al mínimo de 50 clip [de dicha novela] se sacara el capítulo extra al día siguiente. ¡Gracias por su apoyo! …