Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 509 – DMWG – El Dolor de Tan Lang

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Aunque Jiang Chen habíaprometido ayudara Zhuang Fan a vengarse, su cuero cabelludo se entumió mientras pensaba en la situación actual a la que se enfrentaba. Erael segundo día desde que llegó al Continente Divino, y laprimeravez que llegó a la Provincia Liang. Sin embargo, habíaofendido a las cuatro grandes potencias de este lugar. Con su fuerza actual, era incapaz de asumiruna solapotencia. Ni siquierapodíalucharcontra las grandes potencias  ordinarias.

A juzgarpor la situación actual, parecía que la mejoropción seríaocultarse temporalmente en este Océano Caótico.

No mucho después, unagran tormentavolvió aatravesarel Océano Caótico. Como era de esperarpor muchas personas, las cuatro grandes potencias enviaron hombres aún más fuertes aeste lugar, y eso incluíatambién a los Reyes de Combate de Sexto Grado. Este aterradorpoderpodía extenderse portodo el cielo que cubre el Océano Caótico. Los poderosos guerreros de las cuatro grandes potencias estaban furiosos. Habían gobernado la Provincia Liang durante muchos años, y ni unavez en la historiahabían sufrido unaprovocación tan grande. Un monje y un joven, ambos habían matado a  muchos genios de las cuatro grandes potencias en un solo día, causándoles unagran pérdida. Esto era algo que se creía  inimaginable en el pasado.

Pero desafortunadamente, aunque estos poderosos guerreros no habían dejado unapiedrasin revisaren el Océano Caótico, no podían encontrarrastros de Jiang Chen y el monje. Habían buscado en muchos lugares, incluyendo l as islas desoladas donde fueron vistos porúltimavez. Sin embargo, habían dejado fuerala Isla Heavenhawk. Como erade esperarpor Jiang Chen, el lugarmás peligroso erausualmenteel lugarmás seguro. Ninguno de estos poderosos guerreros esperabaque los que estaban cazando se escondían en la isla Heavenhawk.

Los guerreros de las cuatro grandes potencias pasaron dos días enteros buscando en el Océano Caótico, pero no pudieron encontrarrastros sobre Jiang Chen y el monje. Al final, se vieron obligados a pensarque Jiang Chen y el monje habían abandonado el Océano Caótico.

En realidad eracomprensible. Después de matara tantos genios de las cuatro grandes potencias, si se tratara de cualquierpersona, definitivamenteelegiríahuirtan pronto como  pudiera. Sólo los idiotas se quedarían atrás.

“Hmph! Anuncien las órdenes paramatar! Quiero capturarlos incluso si les han crecido un par de alas!”

El  Quinto Magante dejo escaparun resoplido frio.

Todos los hombres de las cuatro grandes potencias estaban extremadamente enojados. En la Provincia Liang, nadie podía matar a las personas de las cuatro grandes potencias y seguirvivos.

Palacio Asura – Dentro del Palacio Magnate.

En este momento, más de veinte personas estaban reunidas en el palacio, lamayoríajóvenes. Habíaalgunos ancianos con poderosas bases de cultivo. Obviamente eran los ancianos del Palacio Asura, mientras que el resto eran los Magnates.

Un anciano de cabello gris estabasentado en laposición más alta junto a un joven vestido con unatúnicadorada. El joven parecíaestar en los treinta, y tenía una actitud refinaday culta, y retrataba unaimagen impresionante. Estaba sosteniendo un abanico plegableen su mano, que lo hacía parecerun erudito. Sentado asu lado había un viejo gordo que parecía tenersesentaaños. Su cabello eragris, pero su base de cultivo erapoderosa. Ningún hombre ordinario podía compararse con él.

El anciano tenía unalarga historiacon el Palacio Asura, y su base de cultivo no era más débil que ladel joven que llevaba un abanico plegable. Sin embargo, porlaformaen que mirabaal joven, no eradifícil decirque el hombre que teníala palabrafinal en este palacio no era el viejo, sino el joven que parecíaun erudito.

Porque este joven llevabaun gran peso en el Palacio Asura. Era el jefe de todos los Trece Magnates, Xiao Nanfeng! En este momento, todos los hombres dentro del palacio llevaban expresiones enojadas, especialmente el Octavo

Magnate, Ling Yi. Uno  de sus brazos había sido cortado por Jiang Chen. Aunque se habíarecuperado parcialmente de sus

heridas, sería imposibleque su brazo creciera.

“Jiang Chen y ese monje deben haber dejado el Océano Caótico. Durante los dos últimos días, yo y los guerreros de las otras tres grandes potencias hemos buscado en todo el Océano Caótico, pero ni siquiera pudimos encontrar rastros de su aura”.

Dijo el Quinto Magnate de  unamanera enojada.

“Maldición! Nosotros, el Palacio Asuranuncahemos sufrido unapérdidatan tremendaantes! No es sólo cuestión de perdera nuestros hombres, sino nuestracara también! Tenemos que atrapara ese tipo y al monje, y luego cortarlos en mil pedazos!”

Gritó otro Magnate con una voz fuerte y unaexpresión severa.

“Y ese Maestro de la isla Heavenhawk!”

El Gran Magnate, Xiao Nanfeng dijo con unavoz fría. Dos rayos helados salían de sus ojos. De hecho, se sentía interiormente deprimido porestos asuntos recientes. Todo este tiempo, todo lo que habíahecho se mantuvo en secreto, y nadie se había enterado nuncade sus actos sucios, yaque no dejabarastros. Nunca espero que este Maestro de la isla Heavenhawk, quien en realidad era Zhuang Fan, sobrevivieraporsus propios errores descuidados. Esto era ridículo.

Ahora, la feacara de Zhuang Fan había estado expuestaamuchagente, causando severas consecuencias asu reputación. Esto eraalgo que Xiao Nanfeng nuncapodría aceptar.

“El Maestro de la Isla Heavenhawk es absolutamente desvergonzado! Cómo se atreve asacar unamentiratan absurday difamara nuestro Gran Magnate? Difamara nuestro Palacio Asura! Supongo que todo esto fue arreglado apropósito por las otras tres grandes potencias, quieren traervergüenzaal Palacio  Asura!”

Alguien dijo.

“Así es, tengo los mismos pensamientos que tú. Todos sabemos qué clase de personaes el Gran Magnate, él nunca haría algo como eso. ”

“Tenemos que encontrara esas personas y matarlas a todas! Les haremos saberque cualquieraque ofendaal Palacio Asurano tendráun buen final!”

………………

Todo el mundo estaballeno de rabia“Justa”. No importacuáles fueran sus verdaderos pensamientos, exteriormente, todavía tenían que deciralgo que  pudieracuidarlacara  de Xiao Nanfeng.

Después de todo, dentro del Palacio Asura, Xiao Nanfeng erael hombre que ocupabael primerpuesto. Básicamente, era el hombre que teníala palabrafinal en la mayoría de los asuntos pequeños dentro del Palacio Asura. Así, incluso los mayores debían adulara Xiao Nanfeng.

Dentro de una superpotenciacomo esta, laposición de un hombre siempre seríaparalelaasu fuerza. El prestigioso estatus de Xiao Nanfeng no era gratis; Él eraun Rey de Combate de Noveno Grado, y estabaa un paso del Reino Emperadorde Combate. Una existenciacomo esta, sin importara dónde fueradentro de la Provincia Liang, siempre podía hacer lo que quisiera.

“Me dijeron que ese joven, Jiang Chen es amigo de uno de nuestros Discípulos Núcleo”.

Dijo el anciano de cabello gris.

“Así es, es amigo de Tan Lang. Hace dos días, cuando algunos de los discípulos más jóvenes fueron a la isla Heavenhawk para buscar al Maestro de la isla Heavenhawk, ese Jiang Chen viajabacon Tan Lang. Él nos ayudó en la luchacontra los Seis Lords Piratas, pero más tarde, fue engañado porla mentiradel Maestro de la Isla Heavenhawk y lo dejo ir. Al final, ayudó a ese monje y optó por ponerse en contradel Palacio Asura. He mantenido a Tan Lang en cautiverio desde entonces.”

Dijo Ling Yi. Cada vez que sentíael dolorque proveníade laheridaen su brazo desaparecido, instantáneamenteestaría lleno de furia. Yaque que no podía encontrara  Jiang Chen, él naturalmentevertíasu furiaen Tan Lang.

“Trae a Tan  Lang aquí.”

Dijo el anciano de cabello gris en voz alta.

Ling Yi estiró el brazo hacia el aire y realizó un gesto de agarrar, revelando instantáneamenteunagrietaen el espacio. Luego sacó a un hombre del otro lado de la grietaespacial.

Plop.

Ling Yi agitó su brazo casualmente y arrojó al hombre al suelo. Fue un lanzamiento poderoso, haciendo que el hombre cayera con un cuerpo retorcido. El cuerpo del hombre estaballeno de cicatrices, y habíatres heridas en su cara donde la sangre seguíasaliendo. Obviamentehabíasufrido unatorturaantes de esta reunión. Sin embargo, no importaqué, él nunca se lamentaría.

“Tan Lang, déjame preguntarte. Cuál es tu relación con Jiang Chen?”

El  anciano preguntó.

“Amigo. Salvo mi vida.”

Dijo Tan Lang de una manera fría. Luego dirigió sus ojos a través del palacio. Cada persona presente fue una vez sus ídolos; Todos estaban a la altura que soñaba alcanzar. Pero ahora, su mente estaba llena de absoluta repugnanciay decepción.

Durante los dos días pasados, Ling Yi había estado torturándolo y golpeándolo brutalmente, soltando todo su rencoren Tan Lang. Esto no sólo trajo decepción a Tan Lang, sino que también lo hizo muy triste. No importaqué, él eraun

discípulo del Palacio Asura, y había considerado aeste lugarsu hogar. Pero aun así, todavía teníaque enfrentarse aun trato tan injusto.

Aparte de esto, en la mente de Tan Lang, Jiang Chen no era el culpable de este asunto. Al principio, Jiang Chen se encontrabaen el lado del Palacio Asura, y la razón por la que viajó al Océano Caótico fue para ayudar a Tan Lang en su luchapor convertirse en el 13° Magnate. Todo fue debido a las acciones de Xiao Nanfeng contra Zhuang Fan que Jiang Chen fue provocado, causando que Jiang Chen se sintieradisgustado con el Palacio Asura.

De hecho, Jiang Chen los ayudó contraesos seis Lords Piratas, salvando lavidade muchos genios del Palacio Asura. Pero ahora, estos Magnates y ancianos simplemente estaban ignorando ese hecho. No sólo eso, habíaunacosa que hizo que Tan Lang se sintieraaún más disgustado. Después de fracasaren encontrara Jiang Chen, ellos liberaron su irahaciasu propio discípulo. Porlaformaen que manejaban este asunto, demostrabaque nuncalo habían considerado unaparte del Palacio Asura.

“Anciano Liu, ya no tienes que preguntarle más. Durante los últimos dos días, le he hecho toda clase de preguntas, pero nunca me dice nada.”

Dijo Ling Yi.

“Anciano Liu, Gran Magnate, como discípulo del Palacio Asura, permítanme darles un recordatorio amistoso. Dejen este

asunto, y no se conviertan en enemigos de Jiang Chen. No traeráningún beneficio al Palacio Asura”.

Dijo Tan Lang. Lo dijo sinceramente porel Palacio Asura. Como habíaestado en el Contine nte Meridional, él sabíamás sobre Jiang Chen que cualquierade los presentes. Aunque labase de cultivo de Jiang Chen eradébil en comparación con estos Magnates, tenerun enemigo como él definitivamente no eraalgo bueno.

Durante los dos días pasados, Ling Yi había preguntado porlos antecedentes de Jiang Chen y de donde vino más de una vez. Porsupuesto, Tan Lang nunca se lo diría. En cuanto a laotra parte, de donde vino, Tan Lang no podría decirle aunque quisiera, yaque ni siquierasabíade dónde era  Jiang Chen.

“Bastardo! Eres un discípulo del Palacio Asura, pero estás en connivenciacon un forastero. No sólo eso, estas intentando reducirnuestramoral! Ese tipo es sólo un mero Rey de Combate de Primer Grado, cómo podría pelearcontrael Palacio Asura?!”

Uno de los Magnates que estabamás cerca de Tan Lang gritó en voz alta. Pateó con fuerzael cuerpo de Tan Lang, haciéndole  lanzarunabocanadade sangre.

Cough…

Tan Lang tosió violentamente. Habíaignorado el dolorque llenabasu cuerpo, pero al mismo tiempo no encontraba palabras para describirlatristezaque llenabasu corazón. Esta erasu queridasecta, y todas estas personas fueron una vez sus ídolos.

Esto era algo miserable.

“Hmph! En mi opinión, debemos utilizar a Tan Lang como cebo y Jiang Chen se revelaraasí mismo.”

Un  hombre dejo escaparun resoplido frio y sugirió.

“Haha, no pierdas tu tiempo. No soy un buen amigo de Jiang Chen, y él nunca aparecerápor mí. Nuncapodrás encontrarlo!”

Tan Lang se echó a reír. Ahora, ya no considerabalavidao la muerte. Jiang Chen habíasalvado unavez su vida, y ahora le pagaría con su propiavida.

Además, en lamente de Tan Lang, él no tenía ningún peso en el corazón de Jiang Chen. Asíque, cómo se mostraría Jiang Chen, sabiendo que Tan Lang es sólo un mero cebo? No era diferente de buscarlamuerte.

Mirando fijamentea Tan Lang, unamirada de disgusto se escapó de los ojos de Xiao Nanfeng. Él agito su mano casualmente, entonces Ling Yi agarró el hombro de Tan Lang y lo volvió aponeren cautiverio.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Si quieres que saque capítulos extra [2 cap] pásate dando clip en la abreviatura de la novela… para [DMWG (Clip 14)] para [DSI (clip 3)] para [IDWWNS (clip 2)] y para [IRN (Clip 0)] cuando se llegue al mínimo de 50 clip [de dicha novela] se sacara el capítulo extra al día siguiente. ¡Gracias por su apoyo! …