Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 83 – DKS – ¿Sólo un templo roto?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Hao Ren se despertó temprano al día siguiente. Abrió la ventana, miró al océano y cultivó el Pergamino de Concentración Espiritual por otras dos horas.

La niebla de la mañana formó algunos elementos de agua en forma de espiral, y entraron en los puntos de acupuntura en el cuerpo de Hao Ren sin su conocimiento. Los elementos de agua atravesaron más de un centenar de acupuntos en su cuerpo, viajaron y se almacenaron en su Dantian para irrigar el Núcleo Dragón.

El segundo nivel del Pergamino de Concentración Espiritual era el reino de guiar la energía dentro del cuerpo. A pesar de que no se podía comparar con el tercer nivel, fue un gran progreso para Hao Ren que recién comenzó a cultivar.

Después de cultivar, el cuerpo de Hao Ren se había vuelto más y más refinado. Aunque no hubo crecimiento muscular en su cuerpo, su fuerza aumentó por mucho.

Hao Ren detuvo su proceso de cultivación cuando escuchó algo afuera. Él abrió la puerta y salió.

“¿Estás levantado tan temprano?” Hao Zhonghua, que estaba en el pasillo, preguntó cuándo vio salir a su hijo.

“¿Sigues trabajando hoy, papá?” Hao Ren preguntó.

“Sí, todavía tengo que terminar muchas cosas de ayer. Te ves genial. Debiste haber dormido bien anoche, ¿verdad?” Hao Zhonghua preguntó.

Hao Ren asintió con una sonrisa.

De hecho, el beneficio adicional del Pergamino de Concentración Espiritual era restaurar la resistencia de uno rápidamente, y funcionaba mejor que dormir.

Ambos padre e hijo bajaron las escaleras, y Hao Zhonghua hizo algo simple para comer.

“Papá, ¿de camino puedes llevarme a la ciudad?” Hao Ren dijo mientras comía.

“Hoy es domingo. No tienes clases, ¿verdad?” Hao Zhonghua estaba un poco confundido.

“Voy a ir a casa de Zi. El Tío Zhao me llevará a algún lado hoy.” respondió Hao Ren.

“Oh, está bien.” Hao Zhonghua comió el pan y no preguntó nada más.

Hao Zhonghua era muy similar a Hao Ren. Incluso si fueran cercanos a alguien, no sabían cómo expresar bien sus sentimientos.

Hao Zhonghua también estaba ocupado con su investigación. Por lo tanto, Yue Yang fue quien tomó la iniciativa y fue tras Hao Zhonghua.

Hao Ren vio que su padre estaba distraído y sabía que ya estaba pensando en el trabajo de antemano.

Después de desayunar, Hao Ren dejó una nota sobre la mesa y se dirigió a la ciudad en el auto de su padre.

El laboratorio de biología de Hao Zhonghua estaba ubicado en la ciudad. Cuando vivían en Ciudad Océano Este, solía ir al trabajo también. El Instituto de Investigación del Clima de Yue Yang estaba junto al océano y no estaba lejos de su propiedad frente al mar; sólo eran un poco más de diez minutos caminando.

Hao Ren sintió que su padre trabajaba duro ya que Hao Zhonghua incluso estaba trabajando en los domingos. Mientras Hao Zhonghua conducía, echó un vistazo a Hao Ren y de repente preguntó: “¿Por qué usas pulseras como una niña?”

“¿Qué pulsera? Son sólo muñequeras pequeñas.” explicó Hao Ren.

“¿La pequeño Zi te dio eso?” Hao Zhonghua preguntó.

Hao Ren negó con la cabeza.

Hao Zhonghua sólo estaba tratando de entablar una conversación y no le importaban demasiado las pulseras. Era bastante común que los jóvenes usaran muñequeras.

Sin embargo, no habría pensado que esas dos pequeñas pulseras, que parecían baratas, serían algo inimaginable.

Pensó por un momento y dijo: “Debería irme en dos días.”

“¿A dónde vas?” Hao Ren preguntó de inmediato.

“Connecticut, Estados Unidos. Hay una Conferencia Académica en la Universidad de Yale. También tengo algunos amigos en el círculo de biología, y debo visitarlos.” dijo Hao Zhonghua.

“¿Por cuánto tiempo?” Hao Ren siguió preguntando.

“Hmm… por unas dos semanas.” respondió Hao Zhonghua.

Hao Ren guardó silencio y se sintió infeliz al respecto. Su papá acababa de regresar por unos días y ya tenía planeado irse nuevamente. No es de extrañar que la abuela siempre se esté quejado.

“Pero tu madre no irá esta vez. Se quedará y cuidará a la abuela en Ciudad Océano Este.” dijo Hao Zhonghua.

Al ver que su hijo no respondía, Hao Zhonghua sabía que Hao Ren estaba infeliz “Cuídate y vuelve más seguido el fin de semana para acompañar a tu abuela.” dijo.

Hao Ren todavía no dijo nada. Pensó que su padre podría quedarse más tiempo esta vez, pero quién diría que tendría que viajar de nuevo después de una comida con la familia de Zhao Yanzi.

El auto se detuvo en la puerta de la casa de Zhao Yanzi, y Zhao Guang salió a recibirlos cuando escuchó el ruido.

Hao Zhonghua abrió la puerta y rápidamente salió a saludar a Zhao Guang.

“¿Te importaría si llevo a Ren a algún lado?” Zhao Guang, que parecía digno en apariencia, dijo en voz alta.

“Haha, por supuesto que no. He estado ocupado con el trabajo últimamente. Cuando esté libre, también invitaré a algún lado a Zi con mi familia.” respondió Hao Zhonghua, que también tenía una figura fuerte y buen temperamento.

“Bien, bien, bien…”, Zhao Guang y Hao Zhonghua saludaron y conversaron más entre ellos.

Luego, Hao Zhonghua tuvo que ir a trabajar y se fue.

Zhao Guang llevó a Hao Ren dentro de la casa.

Hao Ren se sintió nervioso cuando pensó en ir al llamado Palacio del Dragón.

“¿Estás despierta, Zi?” Zhao Guang preguntó en voz alta cuando entró a la casa.

“Aiya… ¡todavía quiero dormir!” Zhao Yanzi se quejó con una voz perezosa desde su habitación en el piso de arriba.

Zhao Guang llevó a Hao Ren arriba y abrió la puerta de su habitación.

Zhao Yanzi estaba cubierta con una manta con dos piernas delgadas colgando fuera de la cama. Su cabello estaba desordenado, y su pijama también estaba arrugado. Parecía un pajarito que todavía no estaba despierto.

Abrió los ojos semi-conscientemente y vio a Hao Ren que también estaba de pie en la puerta. Inmediatamente gritó y se encogió en su manta mientras gritaba: “Papá, ¿por qué lo trajiste aquí?”

“¿Quieres ir al Palacio del Dragón?” Zhao Guang se detuvo en la puerta y preguntó.

“No, no, no…” gritó Zhao Yanzi desde debajo de la manta.

Zhao Guang suspiró sin poder hacer nada y le gritó a la habitación de al lado: “Quédate en casa y cuida de Zi, Hongyu. Traeré a Hao Ren al Palacio del Dragón.”

“Está bien.” la voz de Zhao Hongyu llegó desde la puerta de al lado.

Sus tonos eran tan tranquilos como si Zhao Guang fuese a llevar a Hao Ren a otra casa para buscar algo, y eso destruyó la emoción y el misterio que sentía Hao Ren.

“No te preocupes por Zi, todavía quiere dormir. Vámonos nosotros mismos. Se había estado preparando para sus exámenes esta semana y está bastante cansada. La dejaré descansar durante el fin de semana.” dijo Zhao Guang mientras sacaba a Hao Ren de la habitación de Zhao Yanzi.

“Está bien.” Hao Ren asintió. Conocía el temperamento de Zhao Yanzi y nunca discutía con ella.

Al ver la expresión tranquila de Zhao Guang, Hao Ren pensó para sí mismo otra vez: “Tal vez mi expectativa es demasiado alta. ¿Es el verdadero Palacio del Dragón como un templo roto o un templo conmemorativo? ¿Y esa es la razón por la que no se quedaron en el mar y vinieron a tierra para hacer negocios? ¿No existen esos tesoros, materiales preciosos y monstruos raros?

Hao Ren estaba nervioso, decepcionado y emocionado al mismo tiempo.

Zhao Guang ignoró la inquietud de Hao Ren, sacó su Chevrolet negro y se llevó a Hao Ren a la playa.

Mientras viajaban, Hao Ren descubrió que la ruta en la que se encontraban los acercaba cada vez más a su hogar cerca del océano. Poco a poco, pudo ver la casa de su familia cerca de la playa.

“Eh … el Palacio del Dragón está realmente cerca de mi casa… Hemos sido “vecinos” durante tantos años y ni siquiera sabíamos…” Hao Ren pensó para sí mismo.

De repente, Zhao Guang se giró para otra área.

Este lugar no estaba lejos del animado Golden Seacoast Resort, y había muchos arrecifes y rocas cerca de la zona. El viento y las olas eran enormes, por lo que era raro que la gente vaya allí.

Zhao Guang estacionó el auto y condujo a Hao Ren hacia el arrecife más grande de la zona.

La forma del arrecife parecía una concha vertical, y había una profunda hendidura en el medio; la mitad de una persona casi podría esconderse allí.

“Usa el Pergamino de Concentración Espiritual y mantén esto en tu boca.” Zhao Guang puso una cuenca parecida a una perla en la palma de Hao Ren.

Hao Ren siguió las instrucciones y sintió que todo su cuerpo estaba cubierto por una capa de aire frío. Zhao Guang empujó la espalda de Hao Ren, y Hao Ren voló hacia el arrecife.

Cerró sus ojos instintivamente. Cuando volvió a abrir los ojos, estaba en el fondo del océano.

El agua del mar lo rodeaba, pero no podía acercarse a más de un metro. El cordón en su boca se volvió más frío y atrajo la energía en su cuerpo poco a poco.

“Debo tener la legendaria ‘Perla Repelente de Agua’ en mi boca! Podría contarse como un tesoro del Dharma…” Hao Ren especuló en secreto.

“No pienses demasiado. Sígueme.” Zhao Guang transmitió su voz a Hao Ren en el agua y lo guió.

El Pergamino de Concentración Espiritual no era solamente la técnica de cultivo fundamental de la Tribu Dragón, sino también el “código de verificación” a través del paso del arrecife. Si uno no cultivaba el Pergamino de Concentración Espiritual, él o ella no podrían pasar.

“No es de extrañar que Su Han estuviera tan nerviosa cuando sintió mi energía, esta técnica fundamental de cultivo es la clave de sus secretos y necesita ser estrictamente controlada.” pensó Hao Ren mientras seguía a Zhao Guang.

El agua del mar cedió automáticamente cuando Hao Ren se movió. Con perlas repelentes de agua en la boca, siguió cercanamente a Zhao Guang y no se vio afectado por las olas.

Hao Ren no sabía cuánto tiempo habían estado caminando, pero de repente vio un objeto dorado frente a ellos.

“Sígueme y no des ningún paso equivocado.” dijo de repente Zhao Guang a Hao Ren y transmitió su voz.

Zhao Guang explicó más, probablemente porque estaba preocupado “Aquí hay muchas formaciones de matriz peligrosas y complejas. Te convertirías en cenizas si das un paso equivocado.”

Al escuchar esas palabras, Hao Ren repentinamente se centró y detuvo su intención original de mirar alrededor.

“Soy el yerno del Rey Dragón. ¿No sería una gran broma si muriera en la entrada del Palacio del Dragón? …” pensó.

“Dos pasos restantes, un paso adelante, un paso hacia la derecha, dos pasos hacia el otro lado…” La voz tranquila de Zhao Guang se transmitió claramente a Hao Ren.

Hao Ren no se atrevió a ser descuidado. Siguió los pasos que Zhao Guang le dijo y lo siguió de manera constante.

Esta forma de caminar era similar al juego de la rayuela en el patio de recreo, ¡pero la presión sobre Hao Ren era una locura!

¿Quién pensaría que esas formaciones peligrosas se ocultaban bajo la tranquila y serena agua del mar?

“¡Cuatro pasos adelante, luego gira a la derecha!” Zhao Guang gritó.

Hao Ren observó sus pasos de cerca mientras caminaba cuatro pasos hacia adelante rápidamente y luego giraba a la derecha inmediatamente.

“Estamos aquí.” Hao Ren se sintió aliviado por las palabras de Zhao Guang.

Un corto paseo de diez minutos lo hizo sudar sobre toda su ropa.

Se frotó el cuello, levantó la cabeza y miró hacia el dorado, lujoso y grandioso Palacio del Dragón del Océano Este.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente