Capítulo 723 – DKS – ¡Volviendo en una pieza!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando el Palacio de los Nueve Dragones y la Isla Penglai desaparecieron del mar, el Mar Demonio que se había llenado con estruendosos relámpagos celestiales instantáneamente se calmó.

 

Mirando el océano tranquilo, nadie pensaría que era un lugar peligroso lleno de bestias demoníacas.

 

Como se evitó la tragedia, las remotas montañas celestiales emergieron del mar una por una y flotaron en la niebla sobre el Mar Demonio.

 

Después de echar un vistazo a Hao Ren, Duan Yao estaba a punto de entrar al océano cuando Lady Zhen salió del agua con un vestido largo de manga larga bordado con florales y animales.

 

Su rostro pálido mostraba que los rayos celestiales la lastimaron.

 

Aunque era un Fénix, aún estaba gravemente herida, y mucho menos el Kirin que había bloqueado los rayos celestiales para ella después de ser resucitado.

 

“Gongzi Hao, ahora eres el hermano del Inmortal Zhen Yuan, y ya no puedo tratarte como un joven”. Lady Zhen miró a Hao Ren y sonrió.

 

A pesar de sus graves heridas y su rostro pálido, estaba de buen humor y parecía encantadora.

 

“No puedo llamarte, hermana mayor, ¿verdad?” Hao Ren dijo con una sonrisa.

 

“Chico astuto. Puedes llamarme de cualquier forma excepto Hermanita”. Lady Zhen volvió su mirada de Hao Ren a Su Han y dijo: “Tengo suerte de estar viva hoy. Señorita Su, si lo desea, puede quedarse en el Mar Demonio durante unos días para solidificar su reino”.

 

“Gracias.” Su Han asintió sin dudar.

 

Sabía que Lady Zhen la había usado, pero se dio cuenta de que había ganado mucho en el proceso después de cierta consideración. La Piedra Nuwa sola haría que muchos cultivadores se pusieran celosos.

 

Por supuesto, la Piedra Nuwa no sería de mucha utilidad para su cultivo a menos que pudiera fusionarla completamente en su cuerpo con la ayuda de la abundante esencia de la naturaleza en el Mar Demonio. Le daría un impulso significativo durante la Tribulación Celestial.

 

“¿Y tú? ¿Volverás o te quedarás aquí con tu amante?” Lady Zhen le preguntó a Hao Ren.

 

Su Han se volteo para mirar a Hao Ren también.

 

“Regresaré”, respondió Hao Ren sin dudarlo cuando pensó en Zhao Yanzi, Xie Yujia y su familia que todavía estaban esperando su regreso.

 

Al escuchar sus palabras, un rastro de soledad brilló en los ojos de Su Han, pero su expresión seguía siendo la misma, sabiendo que Hao Ren tenía a su familia y otros apegos mientras ella era solo una huérfana que buscaba el reino más alto.

 

Al ver a Hao Ren eligiendo regresar, el corazón de Duan Yao dio un vuelco. No sabía cuándo comenzó, pero Hao Ren se había convertido en la persona que la empujó hacia adelante. Ella siempre pensó en él cuando se cultivó.

 

Ella había pensado que Hao Ren se quedaría aquí para poder tener la oportunidad de practicar batallas con él.

 

“Yao, puedes sacar a Gongzi Hao del mar”, dijo Lady Zhen de repente cuando Duan Yao se volvió para mirar a Hao Ren.

 

“Ugh …” Duan Yao se congeló por unos segundos, sin saber cómo responder.

 

Lady Zhen levantó la mano y un pequeño pájaro de tres patas voló hacia Duan Yao. Luego, tomó la mano de Su Han ligeramente y entró al Mar Demonio juntas.

 

Al mirar la expresión de Su Han, Lady Zhen sintió que se parecía a sí misma hace miles de años, por lo que sintió un poco de empatía hacia ella.

 

“¿Qué estás mirando? ¡Es molesto!”

 

Al ver a Hao Ren mirándole, Duan Yao lo fulminó con la mirada antes de saltar sobre el lomo del pájaro de tres patas.

 

El pájaro rojo ardiente de tres patas era el legendario ave divina de la Montaña Kunlun. Ahora que Lady Zhen había eliminado a casi todos los reyes demonios en el Mar Demonio, no era peligroso para el ave de tres patas deambular con Duan Yao.

 

De pie sobre una espada de energía de cinco elementos, Hao Ren siguió a Duan Yao.

 

Su Han estaría a salvo en el Mar Demonio. Además, dado que necesitaba concentrarse en su cultivo, Hao Ren no quería molestarla.

 

Sin embargo, desde el punto de vista de Duan Yao, Hao Ren era un hombre insensible que abandonó a su amante.

 

“Duan Yao, ¿Dónde tu maestra, Lady Zhen, cultivo en el pasado?” Hao Ren preguntó de repente después de volar por un rato en la superficie del mar.

 

Duan Yao había planeado ignorarlo, pero ella soltó su respuesta ante su repentina pregunta. “No estoy segura…”

 

Cuando salieron sus palabras, recordó que no debía hablar con este pervertido.

 

“¡Yo … yo te mataré!” Le lanzó las palabras a Hao Ren abruptamente.

 

¡Odiaba a estos hombres malo que parecía decentes pero que habían abandonado a sus amantes!

 

Sin embargo, ella no entendía lo que esas chicas veían en él y por qué querían quedarse con él.

 

A veces, hojeaba el cómic en su mesita de noche a medianoche en el pequeño palacio que Lady Zhen le había designado y recordaba la habitación de Hao Ren.

 

No entendía bien el contenido del cómic, pero era el único “regalo” que recibió del mundo mortal.

 

‘Tal vez pueda vivir una vida como Zhao Yanzi algún día …’ Después de pensar en Zhao Yanzi, Duan Yao estaba llena de envidia y celos.

 

“Delante de nosotros está la frontera del Mar Demonio”, Duan Yao levantó la vista y dijo mientras señalaba hacia adelante.

 

“Okay.” Hao Ren asintió levemente cuando vio un pequeño punto negro en la distancia.

 

Duan Yao afirmó que ella lo mataría, pero no podía moverse en el Mar Demonio bajo la restricción de Lady Zhen.

 

‘Debe ser difícil para ella’, pensó Hao Ren mientras la miraba.

 

“Mi maestra … se cultivó bajo la guía de la Reina Madre del Oeste en la Montaña Kunlun. Por alguna razón, más tarde se quedó en el Mar Demonio”, dijo de repente Duan Yao mientras volaba hacia allí.

 

“Ok …” Hao Ren asintió.

 

Había adivinado que Lady Zhen no era una rey demonio que había nacido en el Mar Demonio ya que era más poderosa que esos grandes reyes demonios. Las palabras de Duan Yao explicaron la familiaridad de Lady Zhen con la Montaña Kunlun de donde había tomado la Lámpara Divina Kunlun por la fuerza y ​​su amistad con Zhen Yuan Zi.

 

El ave de tres patas era el legendario ave divino de la Montaña Kunlun, y el hecho de que se quedara con Lady Zhen también mostró su conexión con la Montaña Kunlun.

 

Tal vez ella no era una discípula oficial de la Reina Madre del Oeste, pero debido a Qiu Niu, probablemente se había cultivado bajo la guía de la Reina Madre del Oeste. Con todo esto, el estado de Lady Zhen no era bajo.

 

Debido a su estado, fue una lástima que Lady Zhen actuara como una reina demonio en el Mar Demonio desde la perspectiva de Qiu Niu.

 

De la única frase de Duan Yao, Hao Ren había razonado toda la historia.

 

El Mar Demonio era como una prisión para el Reino Celestial, y todo tipo de bestias demoníacas estaban encerradas allí. A Hao Ren no le hubiera gustado que su hija hubiera elegido quedarse en ese lugar.

 

Qiu Niu probablemente tenía sus razones para sacar a Zhen Congming del Mar Demonio. Sin embargo, Lady Zhen preferiría quedarse en el Mar Demonio con su esposo, Qin.

 

Parecía que nadie tenía la culpa.

 

Mientras pensaba, Hao Ren voló fuera del Mar Demonio.

 

Al ver a Hao Ren volando sin decirle adiós, Duan Yao pisó la pata del ave de tres patas con furia.

 

Agitando sus alas, el ave de tres patas regresó rápidamente al centro del Mar Demonio.

 

Sin la horquilla dorada púrpura a su disposición, Hao Ren sintió que era un poco incómodo.

 

La horquilla dorada púrpura no poseía su propia inteligencia, excepto por un hilo de los sentidos espirituales de Lady Zhen. Respondió a las situaciones a su alrededor de acuerdo con la personalidad de Lady Zhen, actuando como un alma dividida.

 

La explosión de la horquilla dorada púrpura fue un ataque de Lady Zhen ya que este tesoro Dharma era diferente de los tesoros espirituales supremos como el escudo dorado.

 

Hao Ren recordó cómo el escudo dorado había desafiado por primera vez la horquilla dorada púrpura que era un representante de Lady Zhen. Por supuesto, el escudo dorado no era rival para Lady Zhen, cuya forma original era un Fénix.

 

Después de ser golpeado muchas veces, el escudo dorado ahora estaba libre sin restricciones.

 

Hao Ren aceleró la energía de su espada y viajó a la velocidad del Reino Alma Naciente mid-tier a través del Océano Este, regresando a la Ciudad Océano Este en un abrir y cerrar de ojos.

 

Los estudiantes de la Universidad Océano Este estaban en clase cuando Hao Ren aterrizó en el campus en la esfera de energía.

 

“¡Hermano Hao! ¡El hermano Hao ha vuelto!”

 

Todos los cultivadores dragones de la Universidad Océano Este percibieron su apariencia.

 

Hao Ren había estado ausente durante más de diez días, y todos los cultivadores dragones en el Club de Caligrafía, incluido Lu Qi, no pudieron encontrarlo.

 

Le habían preguntado a Xie Yujia, y ella les dijo que Hao Ren había salido de viaje y que regresaría pronto, pero vieron la preocupación en sus ojos.

 

Cuando comenzaron a temer que algo le había sucedido, Hao Ren regresó abruptamente.

 

Durante los últimos días, muchos príncipes de la corona se habían transferido a la Universidad Océano Este. Cuando salieron a saludar a Hao Ren, ¡se dieron cuenta de que Hao Ren emitía el aura de nivel-Xun mid-tier!

 

¡En aproximadamente una docena de días, Hao Ren había subido al nivel-Xun desde el nivel-Dui!

 

‘¡Había estado cultivando en reclusión!’ Ellos pensaron.

 

Los miembros del Club de Caligrafía se miraron con asombro, pensando que era un milagro.

 

‘¡Hao Ren es realmente un genio entre los genios!’ Pensaron para sí mismos.

 

El más asombrado fue Lu Qi que había observado a Hao Ren desde que este estaba en el nivel-Zhen. ¡Cada vez que veía a Hao Ren, este había mejorado drásticamente!

 

“¿Dónde está Yujia?” Hao Ren le preguntó a Lu Qi.

 

“Le envié el aviso sobre tu regreso”, dijo Lu Qi, aún mirando a Hao Ren con asombro.

 

“¡Hao Ren!”

 

En el momento en que Hao Ren preguntó por ella, Xie Yujia se apresuró hacia él desde la dirección de la biblioteca en su bicicleta.

 

Cuando la bicicleta llegó ante Hao Ren, Xie Yujia casi voló y se arrojó a sus brazos. Al ver que Hao Ren estaba en buena forma, ya no pudo controlar sus lágrimas.

 

Ella no tenía apetito y dormía mal mientras él estaba ausente. Cuando regresó a la casa de Hao Ren, tuvo que actuar alegre y mentirle a la abuela, diciendo que Hao Ren había ido a un programa de investigación escolar en las montañas y no tenía señal.

 

Tenía miedo de que Hao Ren no pudiera regresar y se preguntó qué debería hacer si él no regresaba.

 

Cuando estaba en la biblioteca, no podía leer una palabra. Después de recibir las noticias sobre el regreso de Hao Ren, ¡casi voló fuera de la biblioteca en el Paño Ruyi!

 

Al ver a la gentil y fuerte Xie Yujia llorando, Hao Ren se sintió culpable.

 

Había pensado en desafiarse a sí mismo y realmente no pensó en la posibilidad de no volver.

 

La camisa blanca de Xie Yujia debajo de su chaqueta negra pronto se humedeció por sus lágrimas. En los últimos días, había llorado en secreto muchas veces; cuanto más tiempo estuvo ausente Hao Ren, más ansiosa se había sentido.

 

Ahora que Hao Ren ha regresado, todas las emociones dentro de ella estallaron.

 

Los príncipes de la corona alrededor de Hao Ren y Xie Yujia pensaron que Xie Yujia realmente amaba profundamente a Hao Ren ya que lloraba así, mientras que Hao Ren solo estuvo ausente durante una docena de días. ¡No sabían que Hao Ren había estado en el Palacio de los Nueve Dragones y en el Mar Demonio!

 

¡Los cultivadores comunes habrían muerto 100 veces o incluso 1,000 veces si hubieran entrado en estos dos lugares!

 

“¿Qué día es hoy? ¿Dónde está Zi?” Al ver a más y más estudiantes mirando de puntillas, Hao Ren secó las lágrimas en la cara de Xie Yujia y preguntó.

 

Se había apresurado a regresar por dos razones. La primera fue que debía regresar y entregar las Frutas Inmortales a Xie Yujia y Zhao Yanzi antes de que se perdiera la esencia de la naturaleza en ellas. ¡El segundo fue para verificar si el Tercer Tío Zhao Kuo, que también se había aventurado en el Palacio de los Nueve Dragones, había regresado a salvo!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente