Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 7 – DKS – Reunión de emergencia

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Hao Ren nunca esperó que las cosas fueran así. Él había pensado que Zhao Yanzi y sus padres irían directamente a la oficina administrativa. Para su asombro, un sedán fue enviado a recogerlo.

“Tal vez, ¿es una invitación a mi propio funeral o a un secuestro disfrazado?”

“Sea lo que sea, no creo que me hagan daño.” Después de un momento de consideración, Hao Ren entró al auto.

¡Bang! ¡Bang!

Las puertas del auto se cerraron.

Sus tres compañeros de cuarto miraron al sedán de lujo con asombro. Por lo que sabían de él, Hao Ren provenía de un entorno ordinario. Se preguntaban qué había hecho para que se lo llevaran así.

El sedán negro salió del campus sin incidentes.

En el camino, Hao Ren se contuvo de preguntarle a los hombres sentados a ambos lados de él cualquier pregunta. Creía que obtendría respuestas cuando llegara al destino.

Mientras el sedán avanzaba sin problemas, una sensación de tragedia heroica se elevó en él como si nunca fuese a volver.

Después de aproximadamente media hora de viaje por la mitad de la Ciudad Océano Este, el automóvil llegó al centro de la ciudad.

Un rascacielos con setenta pisos entró en la vista de Hao Ren. En la parte superior del edificio, había un gran cartel con dos palabras grandes: Grupo Mingri.

Incluido en NASDAQ en los Estados Unidos, [1] el grupo Mingri fue uno de los grupos empresariales más grandes de China e indudablemente un imperio empresarial en Ciudad Océano Este.

“Señor, por favor salga del automóvil.” Cuando el sedán se detuvo en la puerta del rascacielos, los dos hombres bajaron y abrieron la puerta para Hao Ren.

Echando un vistazo al rascacielos, Hao Ren estaba un poco mareado. Después de que bajó del automóvil, uno de los hombres lo condujo al interior del edificio.

La recepcionista, tan bella como una estrella de cine, miró a los hombres y sonrió. Ella no les pidió que se registraran y abrió la vía de seguridad para ellos.

Hao Ren se vio repentinamente golpeado por una ola de nerviosismo.

El hombre llevó a Hao Ren a un ascensor antes de presionar el número 75, el último piso del edificio.

El ascensor subió rápidamente mientras Hao Ren miraba al hombre serio en silencio.

“¿Quién demonios es el ‘maestro’ de estos hombres? ¿Quién puede trabajar en un lugar como este?”

¡Ding!

El ascensor llegó al último piso.

Las puertas del ascensor se abrieron, y Hao Ren fue recibido con brillantes alfombras rojas, un vestíbulo dorado y magníficas lámparas de araña…

El vestíbulo era tan lujoso como un hotel de cinco estrellas.

El hombre todavía estaba en silencio cuando condujo a Hao Ren fuera del ascensor y lo condujo hacia adelante.

Se detuvo frente a una sala de la oficina con un letrero que decía “Oficina del presidente.”

Llamando a la puerta, levantó la voz “Maestro, aquí está.”

“Tráelo.” una voz digna pero fatigada salió de la habitación.

El hombre abrió la puerta e hizo pasar a Hao Ren a la habitación.

Una gran sala de oficina magnífica con un área de al menos 200 metros cuadrados entró en la vista de Hao Ren

Un hombre con un corte de pelo corto y una cara cuadrada fijó sus intensos ojos en Hao Ren.

Además, estaba flanqueado por cuatro hombres de aspecto serio que vestían trajes negros.

“¿Está en él?” Le preguntó al hombre que había introducido a Hao Ren.

“Lo está. Puedo sentirlo.” respondió el hombre con cuidado.

“Zi me contó todo. No te causaré problemas si lo entregas ahora”, el hombre que parecía ser el presidente miró a Hao Ren y dijo.

“No lo tengo.” rechinando los dientes, dijo Hao Ren.

Sin más preámbulos, el hombre de cara cuadrada escupió una palabra “Revísenlo.”

Cuatro hombres saltaron y agarraron rápidamente los brazos y hombros de Hao Ren mientras el hombre que trajo a Hao Ren aquí comenzó a registrarlo de una manera muy profesional.

Hao Ren sabía que había caído en la “guarida del tigre”, pero estaba seguro de que no podrían hacerle nada cuando no encontraran nada en él.

Como predijo, el hombre no encontró nada cuando terminó la primera ronda de búsqueda. Cuando comenzó la segunda ronda, sus suaves movimientos se volvieron rígidos.

Él levantó la cabeza con alarma, “Maestro…”

“Te he dicho muchas veces que no me llames Maestro. ¡Llámame Jefe!” El hombre de cara cuadrada estaba indignado.

“Si jefe.” El hombre señaló a Hao Ren “La cosa… de la Sra. Zi está en su estómago.”

El hombre de cara cuadrada se congeló mientras las caras de los otros también cambiaban de expresión.

“Invoca a los ancianos.” Después de algunas consideraciones, el hombre de cara cuadrada ordenó.

“¡Sí!” Ocho de los nueve hombres en la habitación salieron, y solo uno quedó de pie junto al hombre de cara cuadrada.

“Recoge a Zi de la escuela.” El hombre de cara cuadrada le dijo al hombre que estaba a su lado.

“¡Sí!” El hombre tomó la orden y salió de la habitación de inmediato.

Ahora solo Hao Ren y el hombre de cara cuadrada se quedaron en la habitación.

“Mi nombre es Zhao Guang. ¿Cómo te llamas?” El hombre de cara cuadrada miró a Hao Ren y preguntó.

“Hao Ren” respondió Hao Ren.

“Oh, Hao Ren, buena persona. Este asunto se volvió complicado, y tienes que quedarte aquí un poco más.” continuó, sin dejar de mirar a Hao Ren.

“De acuerdo.” La cara de Hao Ren no mostró la confusión que sentía. No podía mantener la calma mientras había algún objeto en su estómago, especialmente cuando el objeto parecía estar relacionado con el tatuaje.

“Toma asiento.” Zhao Guang señaló los asientos a su lado.

Hao Ren se acercó y se sentó en un sofá de cuero. A través del cristal de la habitación, tenía una vista completa de la Ciudad Océano Este e incluso un vistazo del mar en la distancia.

Se mantuvieron en silencio mientras el tiempo se pasaba.

Alrededor de media hora más tarde, la gente comenzó a apresurarse. Todos parecían confundidos y ansiosos.

Un poco más tarde, acompañado por un hombre, Zhao Yanzi entró.

Cuando vio a Hao Ren, ella resopló con desprecio. Por supuesto, Hao Ren respondió de la misma manera.

“Zi, no hagas esa expresión. Fue todo por tu culpa.” Zhao Guang reprendió a Zhao Yanzi.

Zhao Yanzi frunció sus labios, luciendo desafiante.

En breve, más de una docena de personas entraron a la sala de la oficina grande.

“Como todos están aquí, vamos a la reunión. Zi, ven también.” después de mirar alrededor, Zhao Guang dijo con una expresión seria.

Una puerta oculta se abrió automáticamente, y se reveló una pequeña sala de reuniones que estaba conectada a la sala de la oficina.

Mientras la gente comenzaba a caminar hacia la sala de reuniones, Zhao Guang volteó a ver a Hao Ren y dijo: “Por favor, siéntate aquí por un tiempo y espera los resultados de la reunión.”

Hao Ren no tuvo más remedio que asentir con la cabeza. Después de todo, no era una buena sensación cuando tenías un objeto desconocido en tu estómago.

Esperaba que esas personas pudieran encontrar la forma de quitárselo sin cirugía.

Solo en la espaciosa y lujosa oficina, miró hacia la ciudad, sintiéndose como si estuviera sentado en las nubes.

Nota del traductor

[1] NASDAQ (National Association of Securities Dealers Automated Quotation) es la segunda bolsa de valores automatizada y electrónica más grande de los Estados Unidos.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario