Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 67 – DKS – Mujer maquinadora…… ¿Criminal?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Hao Ren dejó de caminar y se giró para mirarla.

 

Aunque Su Han era fría, valía la pena cultivar aquí mientras pudiera aprender algo de ella.

 

Esta supuesta Maestra Celestial también era una Inspectora en la Tribu del Dragón. Ella debe tener una cantidad decente de preciosos tesoros de dharma y técnicas de cultivo.

 

Hao Ren tenía muy claro lo que quería. No solo para él, sino que también necesitaba mantener una buena relación con Su Han por el bien del Clan Dragón del Océano Este.

 

Efectivamente, Su Han lo saludó con la mano y le dijo: “Ven. Te enseñaré una técnica.”

 

Después de que Hao Ren caminó hacia ella, Su Han señaló su frente con su dedo largo y delgado y transfirió los pensamientos a su cabeza. Hao Ren memorizó el canto simple que tenía tres oraciones fácilmente.

 

“¿Cómo puedo usarlo?” Hao Ren preguntó.

 

“Debe usarse con un objeto, y aquí está.” mientras decía eso, dos brazaletes de plata aparecieron mágicamente en su palma.

 

Ella sonrió levemente a Hao Ren y dijo: “Póntelo.”

 

Miró cautelosamente los brazaletes que tenía en la palma de la mano y no los alcanzó apresuradamente. El collar que Su Han le dio la última vez todavía estaba atascado en su cuello.

 

Si tuviera que ponerle dos tobilleras la próxima vez, entonces los cinco accesorios podrían frenarlo fácilmente. Todo lo que Su Han necesitaba hacer era controlarlo con sus pensamientos si eso ocurría.

 

Su Han sabía lo que le preocupaba a Hao Ren, así que sonrió de nuevo y dijo: “No te preocupes, podrás quitarte estos.”

 

Su sonrisa ligera era encantadora; era tan dulce como las gloriosas flores de la primavera. Sin embargo, eso hizo a Hao Ren más preocupado al ver la tentación en su sonrisa.

 

“¡Date prisa!” la sonrisa en la cara de Su Han desapareció cuando colocó las pulseras de plata en las muñecas de Hao Ren.

 

Al mismo tiempo, Hao Ren sintió que sus brazos se volvieron tan pesados ​​como dos montañas gigantes. No sólo sus brazos se sentían como si estuvieran a punto de romperse, pero sus piernas y pies también tenían problemas para sostener su cuerpo también.

 

“El canto que acabo de enseñarte es para quitarte estas pulseras. Pero sólo puedes quitártelas durante dos horas al día. De lo contrario, el collar que tienes te estrangulará el cuello y te hará desear estar muerto.” dijo Su Han con calma. con sus brazos cruzados frente a ella.

 

Hao Ren estaba sufriendo un dolor severo y un gran arrepentimiento.

 

“Maquinadora… tan maquinadora…” Hao Ren la maldijo 100 veces en su mente. Se culpaba a sí mismo por ser codicioso y no irse decisivamente; él sí pensó que ella estaba a punto de enseñarle una sorprendente técnica de cultivo.

 

“Escuché acerca de la pelea. Por un lado, estos brazaletes del Monte Tai pueden contener tu fuerza física y evitar que lastimes a las personas por accidente en el futuro. Por otro lado, pueden ayudarte a cultivar y permitirte controlar tu cuerpo más precisamente.” Su Han continuó.

 

“Bueno… entonces… gracias, Su Han.” Hao Ren apretó los dientes; Trató de no mostrar sus emociones negativas hacia ella. Las pesadas pulseras le dificultaban levantar las manos, sin mencionar el hablar.

 

“Además de eso, las pulseras pueden sentir tu estado emocional y se pondrían más pesadas cuando estás de mal humor. Pero si estás alegre, no pesarían casi nada.” le dijo Su Han con calma mientras estaba de pie a su lado.

 

“Casi nada… ¿Qué tan pesado es eso?” Hao Ren preguntó.

 

“Probablemente serían alrededor de 25 kilogramos cada una, dado que estás de buen humor.” mencionó Su Han a la ligera.

 

“25 kilogramos…” Hao Ren casi se derrumba.

 

Hao Ren se persuadió a sí mismo a creer en las “buenas intenciones” de Su Han mientras caminaba desde su oficina con dificultad. Cada paso era una gran misión para él.

 

Tal vez se debió a la auto-calma que se dio, pero las pulseras de sus muñecas se volvieron más y más ligeras a medida que bajaba las escaleras. En poco tiempo, no fue tan doloroso para él el usarlas.

 

Sin embargo, sus brazos seguían pesados ​​como si llevaran dos bolsas de arroz. Afortunadamente, ya estaba en el segundo nivel del Pergamino de Concentración Espiritual, que fortaleció su cuerpo físico en gran medida. Lo ayudó a resistirse a ser arrastrado hasta el suelo.

 

“Su Han estaba tratando de ser amable conmigo… ella está siendo considerada…” Hao Ren hizo todo lo posible para mantenerse de buen humor mintiéndose a sí mismo. Caminó hacia la puerta de la escuela para tomar el autobús a la casa de Zhao Yanzi.

 

Llegó allí a tiempo, como siempre, y Zhao Hongyu estaba preparando la cena. Sin embargo, no era sólo ella quien cocinaba en la cocina; La abuela estaba ayudando también esta vez.

 

Charlaban mientras preparaban los platos como si hubieran sido amigas íntimos durante años.

 

Hao Ren estaba contento de ver a la abuela y Zhao Hongyu llevarse bien. Sus padres estaban ocupados con el trabajo, y siempre necesitaban hacer viajes de negocios al extranjero. Además, sólo podía visitar a la abuela los fines de semana debido a su escuela, y el tío Wang no era muy bueno para cuidar a los demás, ya que no era muy hablador y pasaba mucho tiempo con las plantas. Por lo tanto, la abuela todavía estaba técnicamente viviendo sola, aparte del hecho de que el tío Wang cocinaba para ella.

 

Era bueno que la abuela se hiciera buena amiga de Zhao Hongyu a su edad. Podían conversar y cocinar juntos cuando vivía allí, y podían llamarse de vez en cuando una vez que se mudara.

 

Después de haber visto lo bien que se llevaban, las pulseras en las muñecas de Hao Ren se volvieron aún más ligeras.

 

Empujó la puerta y entró en la cocina mientras decía: “Ya estoy de vuelta, tía, abuela.”

 

“Jeje, has vuelto. Dejamos la puerta abierta sabiendo que ya era hora.” se rió Zhao Hongyu suavemente. Luego notó las pulseras de plata en su brazo y preguntó: “¿Son esas pequeñas baratijas de Su Han otra vez?”

 

“¿Pequeñas baratijas? No son nada buenas…” Hao Ren las encontró secretamente molestas.

 

Las pulseras se pusieron mucho más pesadas de inmediato cuando su estado de ánimo cambió, y Hao Ren casi se cae. Inmediatamente comenzó a recitar la frase “Su Han es una buena persona… ella solo está tratando de ayudarme…”

 

“¿Quién es esta Su Han?” La abuela preguntó por curiosidad cuando escuchó el nombre de una chica.

 

“Oh, ella es una amiga mía, y enseña en la Universidad Océano Este. Ella se ha ocupado de Ren en la escuela.” le explicó Zhao Hongyu a la abuela.

 

“Ren está destinado a recibir ayuda de buenas personas.” rió la abuela mientras miraba a su nieto.

 

“Sí, ella ha sido muy buena con él. No sólo lo está ayudando con su trabajo escolar, sino que también le está dando algunas de sus baratijas caseras de vez en cuando.” dijo Zhao Hongyu.

 

Hao Ren comenzó a sudar ante sus palabras. Otras personas morirían por algo de Su Han, sin embargo, estaba demasiado asustado para obtener algo de ella otra vez.

 

La abuela miró las pulseras de Hao Ren y dijo: “Sí, estos artículos artesanales son realmente hermosos. Qué chica tan inteligente y hábil. Esta dama también debe ser muy hermosa.”

 

Zhao Hongyu se rió y asintió. Luego, le dijo a Hao Ren “Zi ya ha regresado, y está haciendo su tarea en el piso de arriba. Continúa con tu sesión de tutoría.”

 

“Um, está bien.” Hao Ren se dio vuelta y salió de la cocina.

 

“Qué piensas de Zi…” Zhao Hongyu siguió charlando con la abuela cuando Hao Ren subió las escaleras a grandes pasos.

 

Zhao Yanzi estaba haciendo su tarea con seriedad cuando Hao Ren entró a su habitación con algunos materiales de estudio.

 

“Parece que se comportó muy bien recientemente…” Hao Ren caminó detrás de ella y tosió levemente.

 

Zhao Yanzi miró hacia atrás y se dio cuenta de que era Hao Ren. Ella no dijo nada; en cambio, arrastró su silla más a la derecha.

 

Hao Ren agarró una silla y se sentó a su lado “Hoy, no voy a ser tu tutor como de costumbre, sólo resolveremos las preguntas que te confundan antes del examen. Pregúntame si tienes alguna pregunta.” dijo.

 

“Em.” Zhao Yanzi hizo un puchero y le pasó la tarea a Hao Ren mientras decía: “Hice círculos a las preguntas que no sé cómo hacer.”

 

“Ok, déjame echar un vistazo.” Hao Ren tomó el cuaderno, tomó un bolígrafo y algo de papel, y comenzó cuidadosamente los cálculos.

 

Mientras tanto, Zhao Yanzi se sentó junto a Hao Ren, mirándolo haciendo los cálculos. Ella también puso los ojos en blanco y lo observó en secreto.

 

“Parece más guapo que de costumbre.” una sensación confusa y llamativa golpeó el corazón de Zhao Yanzi.

 

“Vestido con una camisa blanca, nada especial, pero bastante limpio. Sin cicatrices en las manos, y no parece fuerte…” Zhao Yanzi cambió su observación de la cara de Hao Ren a su cuerpo.

 

De repente, sus ojos se fijaron en las pulseras de plata en las muñecas de Hao Ren.

 

“¿Hermana Su te dio estas pulseras?” Zhao Yanzi preguntó.

 

“Sí.” Hao Ren se dio la vuelta y la miró “¿Conoces estas pulseras?” preguntó.

 

Zhao Yanzi asintió y respondió: “Son brazaletes del Monte Tai, y sólo los inspectores los tienen. Son los mismos que las esposas que usa la policía para contener a los criminales.”

 

“¿Criminales?” Hao Ren se sintió bastante sensible con esta palabra.

 

“Em, el inspector pondría estas pulseras a los cultivadores que cometieron errores y quebraron las reglas. El propósito es frenar la fuerza y ​​el poder sobrenatural para que los delincuentes no puedan huir. Pero parece que las pulseras dadas por la hermana Su son simplemente pulseras de nivel 1, que sólo se usan para restringir la fuerza. Además, quienquiera que lo use podría abrirlo con un canto secreto.”t explicó pacientemente Zhao Yanzi.

 

Hao Ren miró las pulseras en estado de shock. Luego, miró a Zhao Yanzi con sorpresa. Él no sabía nada sobre el trasfondo de estas pulseras, y no esperaba que Zhao Yanzi fuera cada vez más gentil con él.

 

Zhao Yanzi llevaba puesto un conjunto de pijamas naranja ya que ella se estaba quedando en su propia habitación. El pijama naranja combinaba con su rostro juvenil, haciéndola tan refrescante como un vaso de jugo de naranja fresco.

 

Al ver a Hao Ren mirándola con sorpresa, Zhao Yanzi cambió la expresión de su cara y gritó: “No me mires así. Después de todo, estas dos pulseras son tesoros del Dharma. Es un honor que la Hermana Su te las haya dado.”

 

“Bien, bien…” Hao Ren se giró hacia el escritorio, tratando de volver a enfocarse en las preguntas.

 

“Su Han debe saber sobre la pelea que tuve en la cancha de básquetbol. Ponerlas en mí es probablemente una especie de castigo.” se preguntó Hao Ren al mismo tiempo.

 

Hao Ren y Zhao Yanzi pronto se vieron inmersos en las preguntas y ni siquiera se dieron cuenta de que era hora de cenar. Zhao Hongyu subió las escaleras en persona para decirles, y ambos dejaron el escritorio y caminaron escaleras abajo con Zhao Hongyu uno al lado del otro.

 

Mientras caminaba escaleras abajo, Zhao Hongyu miró hacia atrás y vio a Zhao Yanzi agarrando la manga de Hao Ren mientras bajaba las escaleras cuidadosamente, esta madre mostró una alegre sonrisa inmediatamente.

 

“Mamá, ¿de qué estás sonriendo?” Zhao Yanzi gritó.

 

“¡Jeje, nada!” Zhao Hongyu caminó hacia el comedor.

 

Zhao Guang y la abuela ya se habían sentado al lado de la mesa de la cena, y estaban hablando de algo. Hicieron un gesto a Hao Ren y Zhao Yanzi cuando los vieron bajar juntos las escaleras.

 

Las cinco personas comenzaron a cenar alegremente como una verdadera familia.

 

Durante la cena, Zhao Guang trajo inesperadamente un tema “Ren, tu abuela dijo que tus padres regresarían este jueves. ¿Qué te parece cenar juntos este jueves por la noche para que podamos conocernos más el uno al otro?” preguntó.

 

“¿Huh?” Hao Ren se congeló por un segundo. Había esperado que ambas familias se conocieran de alguna manera, pero no pensó que sería así de rápido y repentino.

 

“Sí, Hongyu y su familia me cuidaron muy bien, y realmente espero que tus padres puedan invitarlos a cenar y reunirse con ellos lo antes posible.” dijo la abuela.

 

“Em…” Hao Ren miró a Zhao Guang y luego a Zhao Hongyu, sintiendo que algo extraordinario sucedería en la reunión.

 

Zhao Yanzi dejó de comer también. Ella miró fijamente a la gente alrededor de la mesa, esperando el resultado. Definitivamente habría gritado y rechazado la reunión familiar si era antes. Sin embargo, ella tuvo que mantener su imagen de “dama” delante de la abuela.

 

“Zi tendrá sus exámenes de mitad de período en la escuela este viernes. Por lo tanto, será mejor para ella sólo centrarse en repasar. Podemos esperar hasta el fin de semana y luego hablar sobre la reunión.” después de pensar durante un tiempo, sugirió Hao Ren.

 

“Está bien, si eso es lo que es…” La abuela se sintió realmente desconcertada en este momento. Ella se preguntaba por qué Hao Ren dudaba tanto cuando llegó el momento de mostrar su agradecimiento a los padres de Zi. Ahora, sabía que era todo porque estaba preocupado por los exámenes de mitad de período de Zhao Yanzi.

 

“¡Sí, sí!” Zhao Yanzi asintió con la cabeza al instante, ya que no quería ir tan rápido a la próxima etapa de reunión de padres.

 

“Nunca antes habías tomado los exámenes tan en serio. Incluso saliste durante los exámenes finales la última vez. ¿Por qué estás tan seria al respecto esta vez? Veremos qué calificaciones obtienes.” dijo Zhao Guang a Zhao Yanzi.

 

Al escuchar las palabras de Zhao Guang, Zhao Yanzi hizo un puchero mientras estaba descontenta.

 

“Zi ha trabajado muy duro para repasar recientemente.” interrumpió Hao Ren.

 

“¡Hum! ¡No necesito que des una buena palabra para mí!” Zhao Yanzi de repente se enojó sin razón.

 

“Bien, bien, no hay apuro. Luego discutiremos este asunto el fin de semana.” La abuela trató de mediar la disputa.

 

Después de la cena, Zhao Yanzi decidió que no necesitaba la ayuda de Hao Ren. Por lo tanto, Hao Ren tuvo que regresar a la universidad sin poder hacer nada.

 

Era realmente difícil adivinar en qué estaba pensando la niña. No funcionaría de ninguna manera si Hao Ren iba a la par o en contra de ella.

 

Como consecuencia, Hao Ren volvió al dormitorio más temprano que antes. Zhao Jiayi, que acaba de salir de una tragedia, estaba jugando a las cartas con Zhou Liren y Cao Ronghua.

 

Hao Ren guardó los materiales en su escritorio y estuvo a punto de subir a su cama para descansar un poco. Sin embargo, Zhao Jiayi de repente agarró su muñeca “¿Qué demonios, de dónde sacaste estas pulseras?” preguntó.

 

“Desde algún puesto al costado del camino, solo por diversión.” respondió Hao Ren exhausto.

 

“Pulseras, ¿eres una chica?” Zhou Liren dijo de inmediato.

 

Hao Ren no sabía qué decir. Sabía que si Zhou Liren alguna vez descubría que estas pulseras eran de Su Han, este hombre estaría dispuesto a usarlas por todo el cuerpo.

 

“Pero son bonitas pulseras.” Cao Ronghua se acercó y echó un vistazo mejor a las dos pulseras en la muñeca de Hao Ren mientras comentaba.

 

“Parece que coinciden con tu collar.” los ojos de Zhao Jiayi se iluminaron “¿no me digas que son de Su Han otra vez?”

 

“¡Parece que coinciden!” Zhou Liren finalmente descubrió este secreto y comenzó a gritar.

 

“¡No sean tan chismosos!” empujando la cara de Zhou Liren, Hao Ren saltó a su cama para descansar. Sin embargo, la cama se estaba doblando tanto que casi se rompió.

 

“¡Sé suave, sé suave!” Zhao Jiayi gritó.

 

“Cómo puedes ser suave cuando usas brazaletes que pesan 50 kilogramos…” Hao Ren suspiró en su mente mientras tomaba el libro junto a su almohada.

 

El miércoles fue tan ordinario como de costumbre. Lo que más mencionaron los estudiantes fue el anuncio de disciplina publicado en el Edificio Administrativo. Sin embargo, este asunto ya no influía en Hao Ren.

 

Tenía que ser tutor de Zhao Yanzi por la noche, y su actitud no era temeraria ni apasionada; Hao Ren no tenía idea de si él había hecho algo que la ofendiera.

 

Por lo tanto, en un instante, fue jueves nuevamente.

 

Ting! La luz de señal de mensajes de texto se encendió en su teléfono celular.

 

Hao Ren somnolientamente abrió su teléfono durante la clase y descubrió que el mensaje era de Xie Yujia.

 

“El académico Hao y la académica Yue darán clases sobre ciencia a las ocho de esta noche. ¿Te gustaría ir conmigo?”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente