Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 64 – DKS – La sospecha de la abuela

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando finalmente regresaron a su dormitorio, los cuatro se sentían un poco ebrios. Aun así, Hao Ren era el más sobrio.

Después de estos eventos tan estresantes, Hao Ren debería haberse quedado en el dormitorio para cuidar a Zhao Jiayi. Sin embargo, en este momento, echaba mucho de menos a su abuela que recientemente había sido dada de alta del hospital. Además, le gustaría contar con el asesoramiento de Zhao Guang sobre el asunto. Por lo tanto, Hao Ren recogió sus materiales y tomó el autobús a la casa de Zhao Yanzi.

Cuando llegó a la casa de Zhao Yanzhi, ya eran las siete de la tarde. Zhao Hongyu había terminado de limpiar después de la cena y se había unido a la abuela de Hao Ren para conversar mientras veía la televisión.

Cuando Hao Ren entró a la casa, se sorprendió al ver el saludable brillo en la cara de su abuela.

“Ren, ¡estábamos hablando de ti! Pensé que no vendrías esta noche.” sentada cómodamente en el sofá, la abuela se sorprendió gratamente de ver a Hao Ren.

“Algo sucedió en la escuela, así que no podía irme hasta tarde. ¿Cómo te sientes, abuela?” Hao Ren preguntó.

“¡Jaja! ¡Mejor que nunca! ¡Incluso mi presión arterial ha vuelto a niveles óptimos!” La respuesta de la abuela fue fuerte y clara.

De hecho, Hao Ren pensó que la cara de la abuela parecía vigorosa, nada como un paciente en recuperación. De hecho, ella se veía unos años más joven que antes.

Parada junto a la abuela, Zhao Hongyu sonrió en silencio.

“Después de todo, Hongyu cuidó muy bien de mí. Ha estado haciéndome sopa de pollo todos los días durante los últimos dos días, así que mi cuerpo se ha recuperado rápidamente y ha crecido aún más fuerte.” Añadió la abuela mientras miraba a Zhao Hongyu con aprecio.

Hao Ren sospechaba que Zhao Hongyu había estado poniendo un elixir en la sopa de pollo. Cuanto más miraba su sonrisa, más lo creía. Por supuesto, también podría ser que la abuela estaba de buen humor, por lo que pudo recuperarse rápidamente.

En cualquier caso, viendo que su abuela estaba en buen estado de salud, Hao Ren finalmente se sintió aliviado. Se volteó hacia Zhao Hongyu y preguntó: “¿Dónde está Zi?”

“Ella está trabajando en su tarea en el piso de arriba, únete a ella. Voy a conversar con tu abuela un poco más.” respondió amablemente Zhao Hongyu.

“¡Bueno!” llevando sus cosas, Hao Ren comenzó a subir las escaleras.

En el camino, se volteó para mirar a Zhao Hongyu y a la abuela que estaban en la sala de estar. Descubrió que se llevaban muy bien y parecía haber desarrollado una relación aún más estrecha que la de la abuela y su propia nuera “Qué mundo tan interesante es este.” pensó.

Pronto, llegó a la puerta de la habitación de Zhao Yanzi. Abriendo silenciosamente la puerta, encontró a Zhao Yanzi sentada frente a su escritorio y enterrándose en la tarea.

Al escuchar la puerta, Zhao Yanzi dio media vuelta e inmediatamente soltó un “humph” a Hao Ren.

“¿Y ahora qué? ¿Qué hice para enojarte esta vez?” Hao Ren se acercó y le devolvió los libros de texto que le había prestado la última vez.

“Mi mamá hizo muchos de tus platos favoritos esta noche. Sin embargo, con sólo una llamada telefónica diciéndole que no vendrías a cenar, hiciste que todas sus buenas intenciones y esfuerzos se desperdiciaran.” Haciendo puchero, Zhao Yanzi respondió gruñonamente.

“¿Oh?” como él sólo se dio cuenta de eso por Zhao Yanzi en este momento, Hao Ren se sintió sorprendido y conmovido.

“Algo pasó en la escuela hoy, así que no pude llegar a tiempo.” explicó Hao Ren mientras se sentaba a su lado y comenzaba a sacar materiales de su bolso.

Zhao Yanzi ignoró el comentario de Hao Ren mientras continuaba hinchando sus mejillas, luciendo como un pez globo.

“Tus exámenes parciales son este viernes, ¿verdad?” Hao Ren preguntó.

“Sí.” Zhao Yanzi asintió con la cabeza ligeramente.

Llevaba una blusa estampada con capas de volantes y un par de pantalones caqui de mediana longitud, luciendo ingeniosa y vivaz. Sin embargo, el atuendo también la hizo parecer especialmente dulce. Su encantador y pequeño cuerpo despedía una débil fragancia de después de la ducha, estimulando ligeramente las sensaciones olfativas de Hao Ren.

Ella era sin duda la hija de una diseñadora de renombre, ya que incluso sus trajes casualmente emparejados eran incluso impecablemente brillantes.

“Repasemos para los exámenes de mitad de período.” sugirió Hao Ren mientras distribuía los materiales.

Después de haber leído los libros de texto que Zhao Yanzi le prestó, Hao Ren ahora tenía una comprensión clara de su progreso de aprendizaje y fue capaz de identificar las áreas en las que debería centrarse. Por lo tanto, ahora podría ser tutor de Zhao Yanzi de una manera que la ayudaría a prepararse mejor para los exámenes de mitad de período.

Sorprendentemente, Zhao Yanzi no intentó discutir, sino que simplemente siguió las instrucciones de Hao Ren esta vez y comenzó la sesión de revisión de una vez. Al final, resultó ser la sesión de tutoría más productiva que Hao Ren había tenido con ella hasta el momento.

Hao Ren sintió que Zhao Yanzi estaba genuinamente tratando de aprender. Podía decir que ella estaba tomando los exámenes de mitad de período en serio esta vez.

Después de que él terminó de arreglar y refrescar los conceptos importantes de cada tema para ella, ya habían pasado dos horas.

Hao Ren de repente dejó de dar tutoría y se volteó hacia ella mientras decía: “Deberías ir a la cama ahora. Iré a ver a mi abuela.”

“Está bien.” Zhao Yanzi asintió con la cabeza todavía baja, organizando ocupadamente las notas de la clase de hoy.

Su inesperado aceptamiento había tomado desprevenido a Hao Ren. Por un segundo, sospechó si la Zhao Yanzi ante él realmente era la verdadera Zhao Yanzi.

Silenciosamente, salió de la habitación y se dirigió a la habitación contigua para visitar a su abuela.

“¿Ya terminaste de dar tutoría a Zi?” acostada en la cama, la abuela todavía estaba despierta como si hubiera estado esperando a Hao Ren.

“Sí. No terminamos de revisar todo, pero lo haremos durante los próximos días.” Hao Ren se sentó en la cama de la abuela mientras respondía.

“Ren, siento que tu relación con la familia de Zi no es tan simple como lo que dijiste. Cuando le pregunté a Hongyu sobre eso, ella siguió diciéndome que solo eres el tutor de Zi.” la abuela centró su atención en Hao Ren y dijo: “¿Hay algo que me ocultas?”

“Uh… no.” Hao Ren negó con la cabeza “Simplemente me hice muy amigo de su familia.”

“De acuerdo. De todos modos, estoy en deuda con Hongyu y su familia por haberme salvado la vida, así que debes hacer todo lo posible para ser buen tutor de Zi.” dijo la abuela suavemente poniendo su mano sobre el hombro de Hao Ren.

En los pocos días que ella había pasado en la casa de Zhao Hongyu, la abuela sentía que los Zhao la trataban como si fuera un miembro mayor de la suya. La forma en que fueron tan respetuosos y considerados con ella la hizo creer que los Zhao eran de hecho una familia de grandes virtudes.

Por ejemplo, Zi le había estado dando saludos a la abuela cada mañana y cada noche. Por la mañana, Zi venía a despertar a la abuela para el desayuno; y después de que Zi llegara a casa de la escuela todas las noches, verificaría a la abuela y vería cómo estaba. La abuela se había encariñado mucho con Zi al sentir que Zi era atenta y comprensiva.

Como resultado, la abuela había decidido que incluso después de que se recuperara y regresara a la cabaña junto al océano, no cortaría los lazos con Zhao Hongyu y su familia. Además, ella estaba planeando presentar a su hijo a los Zhao. No importa cuán ocupada pudiera llegar la vida, tratarían de mantener una buena relación con los Zhao, y ella esperaba que la amistad entre las dos familias pudiera durar generaciones.

Por otro lado, la abuela pensó que era una pena que Zi fuera unos años demasiado joven y no pareciera tener sentimientos románticos por Hao Ren. De lo contrario, los dos adolescentes podrían formar una gran pareja… Poco a poco, como la imaginación de la abuela se estaba volviendo loca, su idealismo pasado de moda también había resurgido de nuevo.

Seguía pensando que, dado que era imposible que Zhao Hongyu fuera su nuera, sería genial si las dos familias pudieran ser unida por matrimonio. Si eso sucediera, los lazos entre las familias serían más sólidos y completos.

“Desafortunadamente, Zi es demasiado joven para ser la novia de Ren.” pensó abatida.

Hao Ren ciertamente no tenía idea de la loca y salvaje imaginación de la abuela que se adecuaba a sus formas tradicionales de pensar. Se concentró en contarle sobre su vida escolar en una conversación intermitente, tal como lo hacía cuando vivían en el océano.

Simplemente así, media hora había pasado, y era hora de que Hao Ren se fuera a la escuela.

Aunque Hao Ren estaba listo para regresar a la escuela, la abuela no estaba dispuesta a desprenderse de su querido nieto todavía “Hongyu dijo que podrías quedarte aquí esta noche. Puedes tomar mi habitación o el estudio en el ático.”

“Está bien, abuela. Debería volver a la escuela. No sería muy conveniente si me quedaba fuera demasiado seguido.” Hao Ren trató de consolarla. En realidad, todavía estaba preocupado por Zhao Jiayi y quería volver para estar con él.

“Cierto. Permanecer fuera demasiado a menudo podría afectar negativamente el trabajo de tu escuela. Deberías ir en camino entonces.” La abuela había esperado que Hao Ren se quedara a pasar la noche, pero tampoco quería que tuviera un mal desempeño en la escuela.

“Sí. Tú también descansa bien, abuela. Volveré a verte mañana.” mientras revisaba la habitación impecable de su abuela, Hao Ren se levantó de la cama y se fue.

Desde el corredor en el segundo piso, Hao Ren pudo ver que la luz todavía estaba encendida en la sala de estudio al lado de la sala de estar en el primer piso, y supuso que Zhao Guang aún no se había acostado. Después de que él bajó las escaleras, como se esperaba, encontró la puerta de la sala de estudio abierta de par en par, y Zhao Guang, que tenía una gran camisa sobre los hombros, estaba leyendo algunos archivos.

Hao Ren caminó hacia la puerta y llamó.

Zhao Guang levantó la vista. Cuando vio a Hao Ren, asintió suavemente y dijo: “Adelante.”

“Tío, me gustaría tu opinión sobre algo.” cuando entró en la sala de estudio, Hao Ren miró el reloj y vio que eran casi las diez en punto.

Hao Ren pensó que el padre de Zi siempre estaba en serio, tanto en el habla como en el comportamiento. No obstante, Hao Ren podría decir que Zhao Guang sí tenía una gran cantidad de trabajo que atender. En secreto, esperaba que Zhao Guang no se molestara cuando se le pidiera participar en un asunto escolar tan pequeño.

“¿Sí?” Zhao Guang dejó los archivos en sus manos y miró directamente a Hao Ren.

“Bueno, esto es lo que sucedió. Un compañero mío peleó con el equipo de baloncesto de la escuela hoy…”

Hao Ren le contó a Zhao Guang todo el incidente, incluidas sus causas y posibles efectos. Sentado en su silla y frente a Hao Ren, Zhao Guang escuchó en silencio y con seriedad, sin revelar ningún pensamiento que pudiera tener.

“¿Eso es todo? ¿Tú también participaste en la pelea?” después de que Hao Ren terminó de hablar, Zhao Guang finalmente abrió la boca.

Hao Ren asintió en respuesta. Fue incómodo para él pedirle a Zhao Guang que se involucrara y lo ayudara, ya que Zhao Guang no era su padre después de todo.

Además de eso, Hao Ren ya los había molestado una vez con el incidente de la abuela, y la abuela se estaba quedando en su casa. Hao Ren siempre había sido de piel delgada y temía que volver a pedir la ayuda de Zhao Guang lo hiciera parecer completamente desvergonzado.

“No tienes que venir a verme por asuntos como estos.” Zhao Guang miró a Hao Ren y declaró con frialdad.

El corazón de Hao Ren se hundió. Sintió que había molestado a Zhao Guang, tal como lo había anticipado.

“Ve a hablar con Lu Qing mañana.” agregó Zhao Guang.

La cara de Hao Ren estaba rojo llameante debido a la vergüenza. Cuando estaba listo para despedirse, Zhao Guang volvió a hablar: “Llamaré al director sobre esto en breve. El nombre de tu compañero de clase es Zhao Jiayi, ¿correcto?”

Una astilla de esperanza se elevó en Hao Ren. Mirando a Zhao Guang que era alguien que parecía distante pero siempre estaba dispuesto a ayudar, Hao Ren expresó su gratitud de corazón “Sí, ¡gracias, tío!”

“Está bien. De acuerdo con tu versión del incidente, ustedes no tenían ninguna falta grave. También espero que la escuela pueda manejar estos asuntos de forma más imparcial. En cualquier caso, tengan cuidado en el futuro.” Zhao Guang miró hacia arriba. reloj y continuó: “Te quedas aquí esta noche, ¿verdad?”

“No, debería volver a la escuela ahora.” respondió Hao Ren.

“Todavía tengo mucho trabajo por procesar aquí, ¿está bien que vuelvas por tu cuenta?” Zhao Guang preguntó.

“¡Estaré bien! ¡Gracias otra vez, tío!” Hao Ren se volvió y alegremente salió de la sala de estudio.

Cuando regresó al segundo piso e intentó recuperar su material de enseñanza de la habitación de Zhao Yanzi, descubrió que Zhao Yanzi se había quedado dormida en su escritorio.

Hao Ren se acercó de puntillas al escritorio y silenciosamente observó su cara y sus manos que se estaban poniendo rojas por estar presionadas contra el escritorio “Definitivamente parece estar haciendo todo lo posible por estudiar para estos exámenes parciales.” pensó Hao Ren; nunca la había visto trabajar tan seriamente antes.

Viéndola durmiendo tan dulcemente, Hao Ren no quería despertarla. Sin embargo, también le preocupaba que pudiera resfriarse o despertarse con dolor de espalda. Por lo tanto, después de un momento de consideración, Hao Ren se agachó, colocó una mano debajo de sus rodillas y la otra sobre su espalda, levantándola suavemente.

Zhao Yanzi parecía estar en un profundo sueño ya que la acción de Hao Ren no la despertó en absoluto. Sus ojos habían permanecido cerrados, y su respiración se mantuvo en calma.

Llevando a Zhao Yanzi que era suave como un peluche, Hao Ren estaba inmerso en su dulce aroma. Inmediatamente, la colocó con cuidado en su cama y la metió en la colcha. Luego, recogió sus materiales y regresó de puntillas a la puerta. Antes de salir y cerrar la puerta, apagó las luces grandes y dejó una pequeña encendida.

Cuando la puerta se cerró, Zhao Yanzi, que estaba “profundamente dormida”, abrió lentamente los ojos cuando un rubor de color rojo cubrió instantáneamente su rostro.

“Ese idiota…” susurró en voz baja en su corazón.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente