Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 56 – DKS – ¿Los genes de una esposa inteligente y una madre sabia?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando vio a Hao Ren y su abuela en la habitación, confirmó que no había entrado en la sala equivocada. Caminó lentamente hacia Hao Ren, se volteó hacia su abuela en la cama del hospital y le preguntó suavemente: “Abuela, ¿te sientes mejor?”

“Jaja, me siento mucho mejor.” respondió la abuela. Dando vuelta, le preguntó a Hao Ren “Ella es…”

“Ah, ella es Zhao Yanzi, la niña a la que he estado dando clases recientemente. Te desmayaste anoche y su madre te llevó al hospital.” respondió Hao Ren.

Al escuchar que Hao Ren la llamaba niña, Zhao Yanzi hizo un puchero involuntario.

“¡Así que este es mi pequeño salvador!” La abuela miró a Zhao Yanzi con aprecio “¡Ven aquí y deja que la abuela te mire bien!” ella dijo.

Zhao Yanzi se acercó a la cama del hospital cuando vio a la abuela agitando la mano.

La abuela entrecerró sus ojos ligeramente nublados y observó a Zhao Yanzi felizmente. Después de ver a esta niña con la cola de caballo tan delicada y tierna, le llegó a su punto débil como una anciana. Ella acarició suavemente la cabeza de Zhao Yanzi y dijo: “¡Esta pequeña es tan bonita!”

Zhao Yanzi sonrió al escuchar el cumplido de la abuela. Sus ojos se curvaron como una brillante media luna, y eso hizo que a la abuela le gustará aún más ella.

“Ren, pequeña Zi es mi salvadora. ¡Tienes que trabajar más duro con la tutoría en el futuro!” La abuela le acaricia la cabeza a esta linda muñeca de porcelana y le dice a Hao Ren.

Zhao Yanzi escuchó sus palabras y miró a Hao Ren con orgullo como si hubiera obtenido la Espada Shangfang. [1] Hao Ren sólo pudo asentir con la cabeza.

“Por cierto, ¿por qué estás aquí?” Hao Ren miró a Zhao Yanzi y preguntó.

“Sólo tengo medio día de escuela los viernes. Salí temprano y quería venir a echar un vistazo.” dijo Zhao Yanzi.

A pesar de que habló con calma, Hao Ren sabía que estaba preocupada por su abuela y fue a verla. Miró a Zhao Yanzi y pensó: “Aunque esta niña es dura cuando habla, tiene buen corazón.”

“¿Has almorzado?” Hao Ren le preguntó.

“Ir a casa y comer.” respondió ella.

“Voy a comprar el almuerzo para la abuela. ¿Quieres que te traiga algo también?” Hao Ren preguntó. Sabía que Zhao Guang tenía trabajo hoy y Zhao Hongyu podría estar ocupada dando la bienvenida a un extranjero. Si Zhao Yanzi volviera a casa ahora, no habría nada para que ella comiera.

Zhao Yanzi pensó por un momento y dejó su mochila en la silla al lado de la cama del hospital “Iré contigo.” dijo.

La abuela se recostó en la cama del hospital, escuchó su conversación en voz baja y pensó: “Esta niña es muy buena.”

Sin embargo, nunca podría pensar que esta hermosa niña era su nieta política.

Zhao Yanzi y Hao Ren bajaron las escaleras, caminaron hasta el restaurante cerca del hospital, compraron tres comidas y regresaron. Tal vez Hao Ren se sorprendió por la visita voluntaria de Zhao Yanzi; sintió que esta chica no era tan desconsiderada como antes.

Cuando regresaron, algunas enfermeras planeaban cambiar a la abuela de Hao Ren a otra habitación. Fue porque Zhao Hongyu usó la conexión de su amigo y habló con el superintendente del hospital, y esa fue la razón por la cual el hospital trasladaba a la abuela de Hao Ren de una sala general a la mejor habitación privada.

Hao Ren y Zhao Yanzi ayudaron a llevar algunos artículos y siguieron a las enfermeras y la abuela a una habitación privada orientada al sur con una mejor calidad del aire.

Al ver a Zhao Yanzi con un montón de cosas en sus manos, Hao Ren tuvo una impresión más favorable de ella.

Una enfermera movió las cortinas a los lados, y la luz del sol que provenía del jardín inmediatamente iluminó toda la habitación. Este fue definitivamente uno de los mejores lugares en el hospital.

“¡Almuerzo, abuela!” después de que su abuela se estableciera, Hao Ren le trajo el almuerzo.

“Ustedes también coman. ¡No se mueran de hambre!” La abuela dijo mientras miraba a Hao Ren y Zhao Yanzi. Se sentía como si Zi, como estudiante de Hao Ren, hubiera ayudado más que suficiente hoy.

Hao Ren y Zhao Yanzi abrieron sus cajas de almuerzo. Zhao Yanzi anhelaba el cerdo estofado en la lonchera de Hao Ren, por lo que Hao Ren tuvo que dárselo.

La abuela estaba un poco confundida cuando los vio pelear, pero a la vez ser tan íntimos.

Después del almuerzo, Hao Ren le pidió a la enfermera que cambiara la solución salina y observó a la abuela mientras se dormía. Zhao Yanzi iba a irse a casa, pero se quedó porque pensaba que esta habitación era amplia y cómoda, y comenzó a hacer sus deberes aquí.

En la mesa frente a la ventana, el cuerpo de Zhao Yanzi parecía volverse más femenino bajo el sol. A través de la luz, su curvatura en el uniforme escolar azul era perfecta, y sus brazos debajo de las mangas parecían translúcidos y lindos.

Hao Ren se sentó a su lado y respondió todas sus preguntas con paciencia. Sus cuerpos formaron un par de sombras, abrazados en el piso de la habitación.

Pasó el tiempo y Zhao Yanzi terminó la mitad de la tarea del fin de semana con la ayuda de Hao Ren. Algunos de sus libros de texto seguían con Hao Ren, y Hao Ren solo podía devolvérselos el lunes.

“Ah, cambiaron la habitación…” sonó una voz suave. Hao Ren y Zhao Yanzi voltearon sus cabezas y vieron a Zhao Hongyu aparecer vestida de negocios en la puerta.

“¿Por qué estás aquí, Zi?” se sorprendió un poco cuando vio a Zhao Yanzi.

Por la expresión de Zhao Hongyu, Hao Ren estaba seguro de que visitar a la abuela era la idea de Zhao Yanzi.

“Um, vine aquí para visitar a la abuela de Hao Ren.” Zhao Yanzi hizo los deberes y dijo.

Zhao Hongyu sonrió con gratitud. Ella probablemente sintió como si Zhao Yanzi hubiera crecido repentinamente.

Hao Ren vio que había un montón de frutas y suplementos dietéticos en sus manos, y se acercó rápidamente y dijo: “¿Por qué compraste tantas cosas para nosotros, tía?”

“No es nada.” sonrió Zhao Hongyu mientras ponía las frutas y los suplementos dietéticos junto a los armarios al lado de la cama del hospital

Ella le preguntó a la abuela “¿Está bien?”

La abuela de Hao Ren no era tonta y sabía quién era Zhao Hongyu por su conversación con Zhao Yanzi. Se sentó y dijo: “Gracias por traer ayer a una anciana como yo al hospital.”

“No lo menciones. ¡Eso es lo que debería hacer!” Zhao Hongyu respondió con franqueza.

La abuela continuó y dijo: “El dinero por el hospital…”

Zhao Hongyu sostuvo los dedos de la abuela y no la dejó continuar “¡Por favor, no se preocupe por eso!”

Este capítulo es propiedad de https://novelasligera.com/. Si está leyendo esto desde otros sitios, considere dejar de leerlos y leé en https://novelasligera.com/ en su lugar. Es una gran bofetada para nosotros los traductores saber que nuestros lectores están leyendo nuestro trabajo en un sitio de ladrones. Gracias por su amabilidad.

Al ver que Zhao Hongyu era tan cortés con el tema, la abuela se sintió terrible y repitió: “No, no, no.…”

“¡Tía! Por favor, no me trates como a un extraño. Somos una familia…” dijo Zhao Hongyu.

“¿Una familia?” La abuela miró a Zhao Hongyu confundida.

Hao Ren sintió como si su corazón simplemente cayera al suelo.

Nota del Traductor

[1]La espada en la antigua China que representaba la autoridad absoluta y era entregada por el emperador.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente