Capítulo 501 – DKS – El sabor del primer amor ~~

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Al regresar al palacio, Zhao Kuo necesitaba descansar y recuperar su fuerza.

 

Después de ayudar a Zhao Kuo a estabilizar su cristal místico, Hao Ren tomó una cantidad de esencia natural del cristal místico y necesitó algo de tiempo para asentarse.

 

“Hermano, ¡felicidades!”

 

De pie en la puerta del palacio, Zhao Guang saludó a Zhao Kuo con felicidad.

 

Con el cristal mística en su cuerpo, Zhao Kuo emitía una presencia extraordinaria con la esencia de la naturaleza en todo su cuerpo.

 

Por lo general, cuanto más simple era el atributo elemental del cultivador, más fácil era el proceso de plantar cristales místicos.

 

Para Su Han, que tenía atributos tanto del metal como del agua, fue difícil para ella encontrar un cristal místico adecuado y complicado para ella usarlo.

 

Si no fuera por su experiencia previa de plantar el cristal místico, Zhao Kuo probablemente no podría haber logrado usar el Loto de Cinco Colores y Siete Núcleos que tenía esencias de la naturaleza de los cinco elementos.

 

De hecho, durante todo el día cuando usó el cristal místico, ¡Zhao Kuo estuvo en peligro varias veces! Cada vez, la elder Xingyue lo ayudó y resolvió los problemas por él.

 

Sin embargo, nadie sabía si los cristales místicos con más atributos elementales eran más poderosos que aquellos con un solo elemento.

 

El gran aumento en la fuerza de Zhao Kuo que se produjo después de usar el cristal místico se debió a que el Loto de Cinco Colores y Siete Núcleos era uno de los mejores cristales místicos por el hecho de que contenía los cinco elementos.

 

“¡Tercer tío, te dije que ibas a estar bien!” Zhao Yanzi entró corriendo al palacio y dijo felizmente.

 

“Jeje, tu tercer tío es un hombre afortunado. ¿Cómo podría pasarme algo?” Zhao Kuo dijo de todo corazón.

 

Echó un vistazo a Hao Ren, quien entró con Zhao Yanzi y dijo: “El Loto de Cinco Colores y Siete Núcleos es de hecho un gran cristal místico. ¡Si puedo encontrar otro, te lo traeré!”

 

No esperaba que Hao Ren alcanzara el nivel-Dui y no creía que necesitara un cristal místico. Sin embargo, la actuación de Hao Ren lo había asombrado, dándole una vaga esperanza de que este joven algún día se convirtiera en un maestro.

 

Especialmente cuando Hao Ren practicó el Pergamino Light Splitting Sword Shadow con él hace un momento. Temía que Hao Ren, un cultivador de nivel-Gen, no pudiera resistir la supresión de su esencia natural. Sin embargo, Hao Ren absorbió toda la esencia de la naturaleza extra para su sorpresa.

 

Zhao Kuo no sabía que la vieja abuela que era una cultivadora del Reino Formación del Alma había inyectado un rastro de energía vital de la naturaleza en el cuerpo de Hao Ren, e incluso almacenó los 1,000 años de fuerza de cultivo de Zhao Haoran, sin mencionar la pequeña cantidad de energía del cristal místico.

 

Zhao Kuo sintió que le debía un favor a Hao Ren por tomar el Loto de Cinco Colores y Siete Núcleos que Hao Ren también podía usar. Sin embargo, su uso del cristal místico estaba, de hecho, abriendo un camino para Hao Ren en el futuro, y se preguntó si había otro Loto de siete colores y cinco núcleos en el mundo.

 

“¡Ok! ¡Me alegra que hagas eso por mí!” Hao Ren respondió alegremente.

 

“Hermano, debes de estar cansado. Ve y descansa”, Zhao Guang le dio unas palmaditas en el hombro a Zhao Kuo y le dijo con preocupación.

 

“¡Ok!” Zhao Kuo se volvió y entró en el palacio. En el enorme Palacio de Verano, había un lugar especial de cultivo y un dormitorio para Zhao Kuo.

 

De pie al lado de Zhao Hongyu, la Elder Xingyue observó a Zhao Kuo alejarse con un rastro de impotencia en sus ojos.

 

“Ren, deberías ir a descansar también. Has hecho mucho”, Zhao Guang miró a Hao Ren y dijo.

 

“Ok.” Hao Ren asintió, esperando al primer ministro Xia para que le muestre el camino.

 

Sin embargo, Zhao Hongyu dijo: “¿Por qué no compartes una habitación con Zi?”

 

“¡¿Qué?!” Zhao Yanzi se congeló por un momento y gritó en protesta: “¡Mamá!”

 

Se había vuelto más apegada a Hao Ren recientemente y estaba celosa durante los días en que Hao Ren le hizo compañía a Xie Yujia en los Estados Unido.

 

Sin embargo, cuando Zhao Hongyu les dijo que compartieran una habitación, ella se resistió.

 

“¿Hay algo malo con lo que dije?” Zhao Hongyu la miró sin poder hacer nada antes de mirar a Hao Ren. “Los cursos de noveno grado son difíciles. ¿Puedes ayudarle con su tutoría un poco a ella?”

 

“Lo haré, tía”, coincidió Hao Ren con placer.

 

Recientemente, mientras Zhao Yanzi vivía en el palacio y él permanecía en el bosque, no pasaron largos períodos de tiempo juntos. La única vez que se encontraron fue cuando unieron fuerzas para luchar contra Zhao Kuo cada día, y se habían acercado el uno al otro mientras trabajaban juntos en sus técnicas de espada.

 

Zhao Yanzi puso mala cara, pero no se atrevió a decir más.

 

Cuando entraron en la habitación de Zhao Yanzi, Hao Ren cerró la puerta tras él.

 

“¿Qué….. estás tratando de hacer?” Zhao Yanzi miraba Hao Ren con cautela.

 

“¿No cierras la puerta cuando entras en una habitación?” Preguntó Hao Ren antes de abrir las ventanas que daban al océano.

 

Fue un gran placer en ver los paisajes fuera desde el interior del palacio.

 

La brisa del mar soplaba desde las ventanas, trayendo una sensación fresca y cómoda. Aunque el cielo se había llenado de vientos y nubes oscuras hace solo un momento, todo estaba tranquilo ahora.

 

“Oye.” Zhao Yanzi se volteó de repente y golpeó el vientre de Hao Ren con su codo. “El elder Lu dijo que las bestias demoníacas vinieron del Mar Demonio. ¿Por qué no vamos allí y jugamos un poco?”

 

“¿Mar Demonio?” Hao Ren la miró con una expresión extraña. “¿Tú?”

 

“¡Humph! ¿Qué quieres decir?” Zhao Yanzi arrugó la nariz y resopló.

 

“Cuando llegues al Reino Formación del Núcleo, te llevaré allí”, dijo Hao Ren.

 

“Oh … ¡Será mejor que lo prometas!” Zhao Yanzi aprovechó la oportunidad para hacerle prometer.

 

“Lo prometo. Lo prometo …” Exasperado, Hao Ren tiró de un sillón antiguo y se sentó.

 

Sobre el exquisito escritorio de madera había libros de texto de noveno grado.

 

“¿Los has leído todos?” Hao Ren volteó la cabeza y le preguntó.

 

“La mayor parte. ¡No son difíciles!” Zhao Yanzi dijo.

 

Hao Ren asintió y supo que no se jactaba. Como una de las mejores secundarias en la Ciudad Océano, la Secundaria LingZhao tenía un horario apretado y enseñó algunos conceptos que pertenecían al noveno grado en el octavo grado. Por ejemplo, Química era una clase que solo se enseñaba a estudiantes de noveno grado en cualquier otro lugar de la Ciudad Océano Este, pero la Secundaria LingZhao la tenía en octavo grado.

 

Un horario tan apretado fue un poco difícil para los estudiantes perezosos como Zhao Yanzi.

 

Sin embargo, debido a este apretado horario, el Novena Grado fue comparativamente más fácil ya que pasarían todo el año revisando y preparándose para el examen de ingreso a la preparatoria.

 

Matemáticas, física, química, inglés … Mientras Hao Ren hojeaba los libros de texto, Zhao Yanzi se sentó a su lado y esperó pacientemente.

 

Esta vez obtuvo el puesto número 3 en la clase, y fue principalmente por Hao Ren. Por eso ya no dudaba de la capacidad de tutoría de Hao Ren.

 

Zhao Hongyu llevó sus libros de texto de noveno grado para aprender durante el verano con la esperanza de que no iba a quedarse durante el nuevo año escolar. Para mantener su rendimiento académico, Zhao Yanzi solo podía confiar en Hao Ren.

 

No acostumbrado al buen comportamiento de Zhao Yanzi, Hao Ren se sintió un poco extraño.

 

Tenía sentimientos complicados por Zhao Yanzi. Aunque le gustaba mucho, también se sentía extraño estar con una joven de secundaria.

 

Mientras Zhao Yanzi se sentaba en silencio a su lado, una delicada fragancia única de una chica de su edad impregnaba los alrededores.

 

El palacio fue construido en la antigüedad. En aquellos tiempos, las chicas se casaban a la edad de Zhao Yanzi.

 

Zhao Yanzi miró a Hao Ren en silencio, pensando que era un buen tipo. Sin embargo, no pudo evitar meterse con él, especialmente cuando estaba con Xie Yujia…

 

Ahora, pensó que se sentía bien que Hao Ren se sentara a su lado y leyera libros con toda seriedad.

 

Excepto por el momento en que se conocieron, Zhao Yanzi nunca consideró a Hao Ren como un estudiante universitario después de que ella lo conoció mejor.

 

Hao Ren se sentía como un estudiante de preparatoria que solo era uno o dos años mayor que ella para ella. Su timidez, mente pura, cuidado con los sentimientos, el rostro juvenil que mostraba cada emoción que tenía …

 

Inconscientemente, Zhao Yanzi se apoyó en los brazos de Hao Ren. En lugar de alejarla, Hao Ren le rodeó la cintura con el brazo y la abrazó suavemente mientras continuaba hojeando los libros.

 

los libros de texto de secundaria de Zhao Yanzi eran un poco diferentes de las de Hao Ren, que era la razón por la que Hao Ren tuvo que estudiar con cuidado antes de que pudiera dar su tutoría.

 

Con un corazón acelerado, Zhao Yanzi levantó un poco la cabeza y miró la cara de Hao Ren.

 

Ella se sonrojó ligeramente con una sensación de felicidad.

 

A las chicas jóvenes de su edad les gustaba fantasear. Aunque Zhao Yanzi lo llamaba ‘tío’ de vez en cuando, ella nunca lo consideró como un tío. En cambio, Hao Ren era un chico guapo típico en su mente.

 

Mientras el tiempo transcurría, Zhao Yanzi se sintió acogedora apoyándose perezosamente en los brazos de Hao Ren. Como un gatito acostado en los brazos de su amo, ella no quería moverse.

 

Sin embargo, Hao Ren estiró su cuerpo y exhaló profundamente. “Hecho.”

 

“Oh …” Zhao Yanzi lo miró.

 

Con su espalda contra el pecho de Hao Ren, se sentía cálida y cómoda.

 

Hao Ren colocó sus manos sobre sus delicados hombros y la empujó hacia arriba mientras él miraba por la ventana. “Es casi la hora de dormir”.

 

“Tengo que colocarme mi pijama. ¡Tú puedes ir al baño de afuera!” El sonrojo de Zhao Yanzi desapareció, y ella le gritó a Hao Ren.

 

“Lo tengo … ¿Por qué estás tan enojada…?” Desconcertado, Hao Ren se levantó y salió de la habitación.

 

En el patio exterior del palacio había un antiguo pozo.

 

Hao Ren sacó un cubo de agua y se lavó el cuerpo. Luego, hizo circular la esencia de la naturaleza elemental del fuego y se secó el cuerpo y la ropa.

 

Cuando regresó a la habitación de Zhao Yanzi, ella ya estaba en la cama con su pijama de fresa.

 

“Ella trajo todo aquí, incluido su pijama …” Mirando a su alrededor y no encontrando ningún lugar para dormir, caminó hacia la cama y preguntó: “¿Dónde debería dormir?”

 

Zhao Yanzi se enojó al instante ante esta pregunta. Ella solo pensó que era ingenuo, pero ahora parecía un idiota.

 

El Palacio de Verano no era tan grande como el Palacio Dragon del Océano Este, y la habitación asignada a Zhao Yanzi era mucho más pequeña que su habitación en el Palacio Dragon del Océano Este.

 

Del mismo modo, la cama también era más pequeña.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente