Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 5 – DKS – Hora de encontrar una novia

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Al día siguiente, Hao Ren se despertó temprano en la mañana. Hizo algunos ejercicios y preparó el desayuno para su abuela. Luego dio un paseo por la playa con ella en la agradable mañana soleada.

“Ren, te ves mucho más enérgico estos días.” La abuela le dijo a Hao Ren amablemente con la brisa del mar.

“Mi apetito se hizo más grande que antes también.” Hao Ren sonrió.

“Jeje, ¿estás viendo a alguien en la universidad?” La abuela sonrió y preguntó.

“No.…” negó Hao Ren.

“Debes haberlo hecho. ¿Olvidaste que tu abuela conoce la antroposcopia? Parece que últimamente has tenido buena suerte con las mujeres.” La abuela se rió a carcajadas.

“Estudiar es mi prioridad en la universidad. ¿Cómo puedo empezar a tener citas?” Hao Ren dijo pretenciosamente.

“Esa es la opinión de tu padre. Yo, por otro lado, aliento a mi Ren a tener citas. Tráela a la abuela si es una buena chica.” La sonrisa de la abuela esparció calidez como un girasol.

“Está bien, la traeré a ti tan pronto como tenga una novia.” prometió Hao Ren seriamente, lo que hizo que la sonrisa de la abuela fuera aún más brillante.

Los dos miraron el océano en un arrecife por un tiempo antes de que Hao Ren y su abuela regresaran lentamente.

Recogió muchas pequeñas conchas en el camino y las guardó en su bolsillo.

“Has recolectado muchas conchas creciendo, ¿no?” La abuela se dio vuelta y preguntó.

“Como recuerdos.” Hao Ren arrojó una concha en el aire y la atrapó.

“Hmm, Ren, has sido aficionado al océano desde que eras un niño pequeño. Por lo tanto, tu corazón es tan vasto como el océano”. La abuela lo elogió cuando pisó la suave arena con sus zapatos de tela. Luego murmuró para sí misma: “Tú también eres filial y amable. ¿Cómo es que ninguna chica te tiene en cuenta? ¡Ah! ¿Cuándo veré a mi bisnieto…?”

Hao Ren no vio a través de los pensamientos furtivos de su abuela. Él pensó que ella solo echaba de menos a su hijo. Se quedó con ella un momento más después de haberla acompañado a la casa. Luego comenzó a empacar para la escuela.

La abuela llenó su mochila con todo tipo de tentempiés y productos locales, haciendo que su bolso se hinchara mucho más de lo que solía ser.

“Llévalo a la escuela y compártelo con tus compañeros de clase. Me gustan Zhao Jiayi y esos jóvenes.” ella llevó a Hao Ren a la puerta y lo instó.

“Ok, lo sé. Cuídate, abuela”. Arrojó la pesada bolsa sobre su espalda y comenzó su viaje.

Toda la gente de aquí transitaba en sus propios vehículos. Debido al pequeño número de residencias aquí, no habían paradas de autobús. El más cercano estaba ubicado cerca de una atracción turística. Hao Ren tuvo que marchar durante media hora antes de llegar a la parada del autobús. Fue como un entrenamiento de cardio completo para él.

Hao Ren pensó en el autobús: “Fue un fin de semana bastante agradable.” El autobús se dirigió hacia la ciudad a través viento salado del mar.

Efectivamente, Hao Ren comenzó a distribuir sus bocadillos tan pronto como llegó a la escuela. Le tomaría más de dos semanas terminarlo todo solo. La razón por la que la abuela le empacaba tantos bocadillos en todo momento era para dejar que los compartiera con sus amigos.

“La abuela es la mejor. ¿Debo encontrar una novia para animarla?” Hao Ren pensó para sí mismo mientras repartía los bocadillos.

Lo extraño era que, a diferencia de antes, no se sentía cansado después de llevar estas cosas durante media hora. Hao Ren probó su fuerza de muñeca en secreto y se encontró levantando la mesa a unos centímetros del suelo con una sola mano.

Preguntó en duda, “Zhou Liren, ¿no dijiste que querías arriesgarte a hacer fuerzas conmigo la última vez?”

Zhou Liren estaba abriendo un paquete de fichas con emoción. Él se dio la vuelta de inmediato. “¿Por qué, quieres hacer fuerzas conmigo?”

“Probémoslo.” Hao Ren se sentó a la mesa.

“Maldita sea, ¿no te derroté lo suficientemente duro la última vez? Usaré solo la mitad de mi fuerza por todos los bocadillos que trajiste.” Zhou Liren dejó las fichas y se sentó frente a Hao Ren.

La fuerza física de Hao Ren en realidad no era mala. Su fuerza en las piernas era muy fuerte debido a sus constantes trotes. Esa fue la razón por la que fue capaz de atrapar a la pequeña niña que caía la última vez sin caerse.

Sin embargo, no había practicado la fuerza de la parte superior del cuerpo en particular, y esa era la razón por la que siempre perdía con los 180 centímetros de altura de Zhou Liren en la lucha de brazos.

Se pusieron en posición y se agarraron de la palma de la mano. Al ver esto, algunos estudiantes de al lado y los dormitorios de los alrededores que estaban aquí para los bocadillos se reunieron a su alrededor.

“¡Déjame mostrarte lo que es una muerte instantánea!” Zhou Liren se arremangó la camisa con confianza.

Teniendo en cuenta el “tatuaje verde” en su brazo, Hao Ren no se subió las mangas.

“¡Tres dos uno!” Como el juez, Zhao Jiayi soltó sus manos agarradas.

“¡Ah!” Gritó Zhou Liren mientras reunía todas sus fuerzas.

¡Boom! Su brazo fue presionado sobre la mesa de inmediato.

Todos se sorprendieron al ver esto.

“Eso no cuenta, eso no cuenta. ¡Todavía no estaba listo!” agitó sus manos y dijo: “Empezaste antes de que me sentara quieto. Eso era hacer trampa.”

Hao Ren parecía tranquilo, aunque se sentía asombrado. Solo él sabía lo que estaba pasando en su cabeza.

“¡Una vez más!” Zhou Liren agarró la palma de Hao Ren ya que no estaba dispuesto a admitir la derrota.

“¡Tres dos uno!” Zhao Jiayi soltó sus brazos otra vez.

Fue un partido ajustado esta vez. Zhou Liren gradualmente aplicó toda su fuerza. Su cara se volvió roja cuando venas azules salieron de su brazo y frente. Lentamente tomó la delantera.

¡Boom! El brazo de Hao Ren se empujó sobre la mesa.

Zhou Liren saltó y vitoreó mientras se frotaba el dolorido brazo. “¡La fuerza de tu brazo ha mejorado, amigo!”

“Aun así, no te pode vencer.” Hao Ren sonrió amargamente, “Está bien, está bien, dividamos los bocadillos.”

“¡Aperitivos! ¡Aperitivos! ¡Tomaste mis papas fritas, Gu Jiadong!” El ganador Zhou Liren saltó y agarró a Gu Jiadong con emoción.

Hao Ren los vio y caminó hacia el balcón en silencio.

“No utilicé toda mi fuerza en este momento, sin embargo, pude derrotar a Zhou Liren con facilidad. Luego disminuí mi fuerza a propósito para dejarlo ganar. Ese fue un aterrador incremento en la fuerza de mi brazo desde el combate de fuerza de la semana pasada…” Hao Ren miró a la luna con inquietud mientras se frotaba la muñeca.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente