Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 49 – DKS – Martillado

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“Ren, ¿cuándo regresarán tus padres a China?” Zhao Hongyu le preguntó a Hao Ren inesperadamente mientras conducía.

Hao Ren hizo una pausa por un momento y respondió: “Em… no estoy seguro.”

Zhao Hongyu, aparentemente capaz de leer su mente, dijo: “No me dirías incluso si lo sabes, ¿verdad?”

La expresión de la cara de Hao Ren se volvió incómoda. En realidad, no quería hablar sobre el tema de Zhao Yanzi. Antes que nada, no estaba seguro de lo que pensarían sus padres. En segundo lugar, no sentía que este asunto fuera lo suficientemente concreto como para mencionarlo todavía.

“Bien, no voy a ponértelo difícil.” Zhao Hongyu sonrió comprensivamente y dijo: “Encontraremos la oportunidad de hablar sobre eso después de que tus padres regresen.”

Hao Ren casi le dijo que sus padres tenían sus carreras, y que todos los asuntos familiares dependían de su abuela. Mientras su abuela aceptara el estatus de Zhao Yanzi como su prometida, no importaría lo duro que sus padres intentaran quejarse.

Aparentemente, Hao Ren no pensó que la personalidad de Zhao Yanzi ganaría ninguna adoración de su abuela. Si a su abuela le gustaría alguien, sería Xie Yujia.

Zhao Hongyu estacionó el auto en el garaje después de que regresaron a casa, luego llevó a Hao Ren a la casa. Hao Ren apenas podía imaginar cómo un diseñador mayor que conducía un Ferrari para trabajar también podía hacer las compras en un mercado local todos los días e irse a casa temprano para preparar la cena.

Después de ir a la cocina y ponerse un delantal, Zhao Hongyu pasó de ser una dama de oficina a ser una amable y virtuosa ama de casa. Hao Ren también fue a la cocina para ayudar, ya que no tenía nada más que hacer, y Zhao Hongyu no lo detuvo.

En unos momentos, Zhao Yanzi llegó a casa. Casualmente saludó a su madre y a Hao Ren cuando los vio en la cocina, y subió a hacer sus deberes.

Después de un rato, Zhao Guang también regresó a casa del trabajo. Vio a Hao Ren en la cocina ayudando a Zhao Hongyu a lavar verduras y cortar carne. Él asintió con aprobación y luego regresó a su sala de estudio para encargarse de más asuntos.

Dentro de esta casa de dos pisos de aspecto ordinario, Zhao Yanzi estaba en su habitación haciendo la tarea miserablemente, Zhao Guang estaba revisando seriamente algunos documentos en su sala de estudio, Zhao Hongyu estaba de pie frente a la olla para cocinar, y Hao Ren estaba al lado de Zhao Hongyu preparando el próximo plato.

Toda la atmósfera era tan armoniosa como si fueran una familia real.

Deliciosos platos fueron llevados a la mesa uno por uno. Al escuchar la llamada de Zhao Hongyu, Zhao Yanzi guardó su tarea y felizmente bajó a cenar. Zhao Guang también salió de su habitación de estudio y se dirigió hacia la mesa.

Los cuatro se sentaron alrededor de la mesa y disfrutaron de la deliciosa comida juntos. Durante la cena, Zhao Hongyu siguió hablando de lo considerado que Hao Ren era y de lo bueno que era en las tareas domésticas, y eso hizo que Zhao Yanzi se enojara por celos.

Este capítulo es propiedad de https://novelasligera.com/. Si está leyendo esto desde otros sitios, considere dejar de leerlos y leé en https://novelasligera.com/ en su lugar. Es una gran bofetada para nosotros los traductores saber que nuestros lectores están leyendo nuestro trabajo en un sitio de ladrones. Gracias por su amabilidad.

No sólo Zhao Hongyu sino también Zhao Guang que estaba observando a Hao Ren se sentía cada vez más satisfecho con este yerno que había “elegido”.

Zhao Yanzi era la única que todavía tenía una fuerte hostilidad contra Hao Ren. A ella realmente no le gustaba la sensación cuando pensaba en casarse con este tipo que era bueno para “halagar” a sus padres.

Sin embargo, cuando pensó en la bonita presidenta de clase en la clase de Hao Ren, no estaba dispuesta a ceder a Hao Ren. Ella creía que la Presidenta de la Clase tomaría Hao Ren si ella no lo quisiera.

Como de costumbre, Hao Ren tuvo que ser tutor de Zhao Yanzi después de la cena. Pasó una hora explicando sistemáticamente los conceptos importantes de inglés a ella y otra hora más sobre la resolución de problemas en otras materias.

Ya no encontraba las preguntas de Zhao Yanzi desconocidas o difíciles ya que él ya había leído algunos de sus libros de texto la noche anterior. Resolvió un montón de preguntas continuamente, y eso impresionó mucho a Zhao Yanzi.

“Este tipo parece tener un cerebro inteligente…” mirando en secreto la frente suave y redonda de Hao Ren, concluyó Zhao Yanzi.

Odiaba más a las personas estúpidas, pero parecía que Hao Ren no era de ese tipo.

La sesión de tutoría de dos horas había terminado, y Hao Ren tuvo que regresar. Zhao Guang le ofreció llevarlo, pero Hao Ren se negó amablemente. Recogió sus materiales de tutoría y planeó tomar un taxi. Él no quería molestar a Zhao Guang todo el tiempo.

“Em…” Zhao Yanzi de repente corrió escaleras abajo cuando Hao Ren estaba a punto de irse. Ella le entregó algunos libros a Hao Ren y le dijo: “No los necesito mañana, así que puedes llevarlos contigo para leer ¡Recuerda traerlos de vuelta mañana!”

Hao Ren miró hacia abajo y descubrió que eran libros de texto de Biología y Geografía. Al ver a Hao Ren mirándola, la cara de Zhao Yanzi se sonrojó. Dio media vuelta y corrió escaleras arriba mientras gritaba: “¡Lee con atención! ¡Lee en serio! ¡Sería culpa tuya si tuviera alguna pregunta incorrecta!”

“Esta chica…” Zhao Hongyu, que estaba de pie en la puerta con Hao Ren, sacudió su cabeza y sonrió “estaba a punto de pedirle que te acompañe…”

“No te preocupes, voy a regresar ahora. No hay necesidad de que el tío me lleve de vuelta, sé que está muy ocupado con el trabajo.” Hao Ren agitó su mano en la puerta antes de darse la vuelta y caminar hacia la carretera.

Zhao Hongyu asintió encantadoramente, sintiéndose más y más satisfecha con Hao Ren.

Cuando Hao Ren estaba en el taxi y volvía a la universidad, de repente se dio cuenta de que la niña Zhao Yanzi nunca lo había llamado por su nombre; era “oye”, “esto” o “eso”…

Ah, qué fracaso…

Tan pronto como regresó al dormitorio y subió al tercer piso, escuchó que alguien gritaba: “¡Hao Ren ha vuelto!”

Inmediatamente después de ese grito, todos los chicos corrieron fuera de sus dormitorios como si acabaran de escuchar que había una emergencia. ¡Rodearon a Hao Ren y comenzaron a bombardearlo con sus preguntas!

“¿Cuál es tu relación con Su Han?”

“¡Ella realmente te puso el collar, todos lo vimos!”

“¡Ese es el collar! ¡El del cuello!”

“¡Déjame ver! ¡Déjame ver!”

Mientras sostenía la bolsa de plástico con todos los materiales de tutoría, Hao Ren estaba rodeado por ellos y no podía moverse con un solo paso. Estaban tan interesados ​​en el collar que intentaron agarrarlo uno tras otro.

Afortunadamente, este collar estaba hecho de un material especial que podía soportar todos los movimientos y tirones. Sin embargo, el cuello de Hao Ren ya no podía soportar el tirón doloroso. En esta situación, nadie podía decir con certeza que algunos de ellos no lo hicieron por celos y no quisieron aprovechar esta oportunidad para vengarse.

“¡Muévete, muévete!” en este momento crítico, Zhao Jiayi se presentó con Zhou Liren y Cao Ronghua para rescatar a Hao Ren.

Salvaron a Hao Ren y lo acompañaron a su dormitorio como si estuvieran protegiendo a un emperador. Cuando cerraron la puerta, los chicos de los otros dormitorios no se rindieron tan fácilmente y continuaron golpeando la puerta como locos.

“¡La noticia de que Su Han te había dado el collar ya se extendió por toda la universidad! ¡Definitivamente es una noticia de última hora! ¡Estás jodido, amigo!” empujando a Hao Ren contra una silla, Zhao Jiayi dijo mientras miraba a Hao Ren.

“¿Qué diablos? Es solo un collar dado por Su Han, ¿cómo se convirtió en una gran noticia?” Hao Ren preguntó mientras se frotaba su palpitante cuello.

“¡No trates de objetar! ¿Alguna vez has visto a Su Han darle un collar a cualquier otro tipo? Además… ¿sabes cuál es la noticia más importante?” Zhao Jiayi mostró una sonrisa extremadamente brillante de repente. “Huang Xujie había escuchado sobre esta noticia, ¡y se volvió realmente loco! ¡Resultó que a ese bastardo le gusta mucho Su Han!” él gritó.

Enganchó su brazo en el cuello de Hao Ren y celebró: “¡Buen trabajo, Ren! ¡Corres más rápido que él, y eres incluso mejor para atrapar chicas que él!”

Viendo la mirada extremadamente emocionada y regodeada en la cara de Zhao Jiayi, Hao Ren no tenía idea de qué decir.

“Su Han es una prima lejana… probablemente nadie creería en una explicación como ésta ahora…” pensó.

“¡Bella Su Han! ¡Belleza Su! Sé que nunca te ha importado la opinión o pensamiento de nadie más, pero por favor no me arrojes al fuego…”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente