Capítulo 486 – DKS – El Centro de Comercio del Quinto Cielo

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“Yujia …” Hao Ren corrió hacia las escaleras y se dio la vuelta inmediatamente para pararse frente a Xie Yujia.

 

Xie Yujia miró a Hao Ren, y luego apretó los labios y fue a su habitación.

 

“Yujia”. Hao Ren extendió su mano, tratando de detenerla.

 

Xie Yujia no detuvo sus pasos. Por lo tanto, su vientre suave chocó con el brazo de Hao Ren.

 

“Mis padres solo quieren que te quedes un poco más. ¿Por qué dices que no a eso?” Xie Yujia hizo un puchero y se sintió un poco molesta.

 

Ella no tenía demasiadas expectativas hacia Hao Ren. Todo lo que ella quería de él era que él pasara un tiempo con sus padres.

 

Después de todo, ella se había quedado en su casa por un tiempo y sus padres la cuidaron bien, por lo que pensó que era hora de que sus padres lo cuidaran a cambio.

 

En cuanto al viaje por los Estados Unidos y Canadá, a ella realmente no le importaba eso.

 

Xie Ming y Cheng Qian habían cuidado a Hao Ren cuando era un niño.

 

Xie Ming y Cheng Qian intentaron administrar algunos negocios en esos días, por lo que la Familia de Xie Yujia estaba más acomodada. Por el contrario, la situación financiera de la Familia de Hao Ren era bastante apretada ya que Hao Zhonghua y Yue Yang solo se estaban centrados en la investigación científica.

 

Afortunadamente, Xie Ming siempre ayudó a Hao Zhonghua y le llevo bocadillos y juguetes a Hao Ren como si Hao Ren fuera su propio hijo.

 

A veces, cuando Hao Zhonghua y Yue Yang estaban demasiado ocupados con su investigación como para no tener tiempo para cuidar de Hao Ren, Xie Ming y Cheng Qian llevaban a Hao Ren de regreso a su casa y dejaban que la pequeña Yujia y el pequeño Ren durmieran bajo la misma manta.

 

Hoy, Hao Ren rechazó rotundamente la sincera invitación de los padres de Xie Yujia, lo que realmente molestó a Xie Yujia.

 

No sería un gran problema para ella que Hao Ren hiriera sus sentimientos, pero lastimó los de sus padres.

 

Como alguien que nunca podría pensar con tanto detalle, era imposible para Hao Ren descubrir qué era lo que pensaba Xie Yujia.

 

Todo lo que sabía era que Xie Yujia estaba de mal humor. Por lo tanto, le tocó el brazo y le dijo: “Sé que tus padres son muy amables, pero tengo algo muy importante que hacer en el verano”.

 

“¿Qué?” Xie Yujia miró a Hao Ren con sus ojos llorosos.

 

“El tercer tío de Zi quiere darme clases de cultivo, lo que podría llevar más de un mes”, dijo Hao Ren.

 

“¿El tercer tío de Zi?” Xie Yujia arrugó su bonita nariz y recordó débilmente lo increíble que era Zhao Kuo durante la batalla con Hao Ren en el Santuario del Dios Dragón.

 

Hao Ren miró a Xie Yujia, tratando de descubrir su reacción.

 

Xie Yujia levantó la cabeza con un ligero puchero. Parecía bastante adorable desde un ángulo tan cercano.

 

“Bien. Ya que está dispuesto a enseñarte, deberías tratar de aprender de él”, dijo Xie Yujia.

 

Ella solía cultivar desde cero sola. Por lo tanto, los resultados nunca fueron satisfactorios.

 

Sin embargo, muchos de sus problemas se resolvieron después de que Su Han se ofreció a ayudarla y ella se elevó mucho más rápido.

 

Por lo tanto, ella entendió la gran diferencia que haría cuando alguien tuviera orientación. Aunque Su Han solo le enseñó durante un par de días, su velocidad de cultivo aumentó más de tres o cuatro veces. Hao Ren subiría de nivel aún más rápido si Zhao Kuo pudiera guiarlo continuamente durante un mes.

 

Xie Yujia fue sincera y no intentó actuar en absoluto cuando dijo esas palabras.

 

“Bien.” Hao Ren no se dio la vuelta y asintió.

 

‘Él es realmente ingenuo. Ni siquiera está tratando de consolarme más’, pensó Xie Yujia mientras miraba a Hao Ren, sintiéndose impotente.

 

“Iré al Quinto Cielo con Little White en un momento. ¿Vienes?” Hao Ren preguntó.

 

“No iré. Quiero pasar más tiempo hablando con mis padres ya que acabo de llegar a casa esta noche”. Bajando ligeramente la cabeza, Xie Yujia abrió la puerta de su habitación y respondió.

 

Debajo de su sedoso cabello negro, su hermoso cuello emitía un brillo suave.

 

Hao Ren bajó la cabeza y sonrió mientras miraba su figura.

 

Xie Yujia se dio la vuelta y dijo de repente: “La habitación que mis padres prepararon para ti está al lado, y el baño está abajo por aquí”.

 

“Ok.” Hao Ren le dio una leve sonrisa.

 

“Deja a Little White conmigo antes de que regreses. Tengo que cuidar de las hierbas espirituales en el Quinto Cielo”. Xie Yujia agregó.

 

Toda la ira en su rostro había desaparecido, y ella era tan dulce y suave como solía ser.

 

“Ok.” Hao Ren no pudo evitar sonreír.

 

“Humph …” Xie Yujia lo miró antes de cerrar la puerta del dormitorio.

 

Hao Ren entró en su habitación mientras se abofeteaba ligeramente la cara. “Nadie podría ser tan considerada como Yujia”.

 

Whoosh …

 

Little White no pudo esperar más. Saltó del espacio de almacenamiento instantáneamente cuando Hao Ren entró en su habitación.

 

Miró alrededor de la habitación con ansiedad mientras sacudía su trasero, lo cual fue evidente para Hao Ren lo que quería hacer.

 

“¡No, no ahora!” Hao Ren se apresuró a agarrar la bolsa sobre la mesa y cubrió a Little White con ella.

 

Poop…

 

Tan pronto como Hao Ren terminó sus palabras, la caca dorada de Little White salió de su trasero y cayó en la bolsa que Hao Ren sostenía.

 

Hao Ren se sintió disgustado a pesar de que no era apestoso …

 

Sin embargo, la caca era el fertilizante perfecto para las hierbas espirituales, que no se podían tirar …

 

“¡Maldito perro! ¡Ve al Quinto Cielo!” Hao Ren le dio una palmada en la cabeza.

 

“Eh …” Little White se sintió ofendido y comenzó a llorar.

 

Basado en su fuerza, era lo suficientemente fuerte como para vencer a Hao Ren. Sin embargo, no tenía las agallas para defenderse …

 

“Deja de fingir …” Hao Ren le dio otra palmada en la cabeza. “¡Vamos al Quinto Cielo!”

 

“Ruff … Ruff …” Little White saltó por la ventana y se transformó en su forma de león de nieve con una esfera de energía roja a su alrededor.

 

Ya era una bestia espiritual de nivel 2, y no era tonto. Ya aprendió a crear la esfera de energía roja de Zhen Congming, que era una técnica básica.

 

Hao Ren también saltó por la ventana y se sentó en la espalda de Little White. Luego, volaron al Quinto Cielo.

 

Un rayo de luz dorado apareció en el este y voló hacia Hao Ren.

 

Buzz… Buzz… La ficha de inspector en la cintura de Hao Ren comenzó a vibrar, y al instante se dio cuenta de que la persona que volaba hacia él también era un inspector.

 

Pronto, esa persona también se dio cuenta de que Hao Ren era un inspector, por lo que se dio la vuelta y voló de regreso a la esquina en el este.

 

“Incluso hay inspectores en New York”, pensó Hao Ren y voló al Segundo Cielo mientras estaba sentado en Little White.

 

Sin embargo, no era algo increíble.

 

Como había muchos inspectores en todo el mundo, no sería extraño ver a algunos en una gran ciudad como New York. Incluso Qin Shaoyang había viajado a Europa durante unos años antes.

 

Dado que Xie Yujia viviría en New York por un tiempo, los inspectores en New York la controlarían. Sin embargo, ella tenía la marca en su hombro que dejó la abuela, por lo que no habría ningún inspector que se atreviera a arriesgarse y molestarla.

 

Whoosh …

 

Little White creó un rayo de luz multicolor en la esfera de energía roja y voló hacia el Quinto Cielo.

 

El área entre el Segundo y Quinto Cielo era donde los cultivadores dragones y los cultivadores humanos podían encontrarse.

 

Entre los cultivadores humanos que estaban dando vueltas, no había nadie lo suficientemente valiente como para acercarse a ellos.

 

Como Hao Ren no tenía ningún interés en tratar con estas personas, él y Little White volaron directamente al Quinto Cielo.

 

Bang … Hao Ren rompió la frágil formación de la matriz, y el aire lleno de esencia de la naturaleza acarició su rostro.

 

Las nubes y las nieblas estaban en todas partes del Quinto Cielo.

 

Todavía había cierta distancia desde donde Hao Ren y Little White entraron a la Cumbre Etérea.

 

Las bestias espirituales eran buenas para buscar direcciones. Además, Little White había sido entrenado por Zhen Congming, lo que les hacía aún más imposible perderse.

 

Volaron sobre muchas cumbres, pero ni una sola secta se atrevió a detenerlos.

 

La velocidad de Little White era equivalente a la velocidad de los cultivadores del Reino Alma Naciente. Quien quisiera bloquear un cultivador del Reino Alma Naciente en el Quinto Cielo estaba buscando la muerte.

 

¡Bang!

 

Little White voló a la Cumbre Etérea mientras cargaba a Hao Ren sobre su espalda, y se dejó un rayo de luz blanca donde Little White pasó volando.

 

Las hierbas espirituales en el valle parecían haber cambiado un poco después de unos días. Hao Ren abrió la bolsa en su mano y la vertió en el campo.

 

La caca de Little White cayó en el medio del campo poco a poco. Su caca era el fertilizante perfecto para las hierbas espirituales, ya que podía darles más de diez años de energía.

 

“¡Ve al valle!” Hao Ren tiró la bolsa y golpeó a Little White en la cabeza.

 

Little White voló hacia el valle con agravio.

 

Hao Ren notó que quedaban más mensajes en el tablón de anuncios a la entrada del valle, pero la mayoría de ellos eran mensajes que pedían píldoras elixir o que querían intercambiar píldoras elixir, tesoros dharma y técnicas de cultivo.

 

Hao Ren no los necesitaba y los ignoró.

 

Sin embargo, hubo un mensaje que llamó la atención de Hao Ren.

 

“Tres árboles dorados de diez mil años por 30 Píldoras Beauty”.

 

Dado que esta hierba espiritual podría usarse para cultivar el Loto de cinco colores de siete núcleos, Hao Ren estaba encantado.

 

Regresó al valle mientras pisaba la energía de su espada.

 

Entró en el Pabellón Treasure Light y encontró un tablero de jade arrebatado por Zhao Yanzi antes y un bolígrafo rojo.

 

Luego regresó a la entrada del valle y cambió el pequeño trozo de tabla de madera en el muro de piedra con la tabla de jade.

 

Hao Ren no esperaba que el breve mensaje que dejó en el tablero a la entrada del valle se extendiera tan rápido.

 

En este momento, el tablero estaba cubierto con todo tipo de información, y muchos de los personajes no se podían ver.

 

“Tres árboles dorados de diez mil años por 30 Píldoras Beauty”. Hao Ren copió las palabras en el tablero de jade con el bolígrafo y agregó la palabra, llena, al final.

 

“30 Píldoras del Establecimiento de la Fundación de nivel 4 por dos hierbas negras/oscuras de diez mil años”. Hao Ren revisó la información de intercambio original; bajó la cantidad de hierbas espirituales y píldoras elixir.

 

Luego, marcó una estrella al final que indicaba que la información era importante.

 

La pluma roja escribió los caracteres, y se destacaron aún más en el tablero de jade blanco.

 

Después de pensar por un momento, Hao Ren puso su dedo sobre el tablero de jade y lanzó una energía de espada que dejó una línea limpia y delgada en el medio.

 

Anfitrión, Invitado.

 

Hao Ren usó su dedo y dejó dos palabras en el tablero, una en la parte superior y la otra debajo de la delgada línea.

 

En la antigüedad, incluso los mejores maestros de las artes marciales tendrían dificultades para dejar marcas en el jade con los dedos. Sin embargo, Hao Ren lo hizo sin ninguna dificultad. Ahora podría ser considerado como un inmortal por los mortales.

 

Además, estaba la información de compra desde la Cumbre Etérea. En la parte inferior, estaban las solicitudes de los cultivadores externos.

 

Ahora, la información era obvia de un vistazo.

 

Whoosh, whoosh … Hao Ren dibujó una línea recta vertical en el medio

 

A la izquierda estaban los artículos que se ofrecían, y a la derecha, lo que se buscaba.

 

Hao Ren miró el tablero de jade con satisfacción y trajo a Little White de regreso a la Cumbre Etérea.

 

Lo que no esperaba es que el formato formal que dejó al azar aquí creó el primer centro comercial en el Quinto Cielo.

 

Más tarde se rumoreó que a los cultivadores del Reino Alma Naciente les gustaba el valle, ¡lo que hacía imposible que nadie borrara la información de otros cultivadores! ¡Operaciones controladas, gestión privada y un monopolio!

 

¡Todos los recursos de cultivo se reunirían aquí!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente