Capítulo 413 – DKS – Nivel-Xun, ¡Carta Oculta!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Hao Ren miró a su alrededor pero aún no vio a Su Han.

 

“¡Después de ti!”

 

Wang Xi gritó de nuevo.

 

Hao Ren asintió levemente y estaba a punto de prepararse cuando vio a Su Han salir volando del Santuario del Dios Dragón.

 

Usando una túnica plateada de inspector que tenía dos deslumbrantes bordados de dragones dorados de tres garras en los hombros, inmediatamente llamó la atención de las personas cuando salió volando del Santuario del Dios Dragón.

 

No importa si fueran cultivadores de dragones o cultivadores humanos, las mujeres generalmente tenían una fuerza de cultivo más débil, y el porcentaje de inspectoras era inusualmente bajo en el Santuario del Dios Dragón.

 

Por eso los ojos de todos se iluminaron ante la aparición de Su Han, una bella inspectora.

 

Con su ondeante túnica de seda plateada, Su Han cruzó la gran arena y aterrizó al lado de Zhao Hongyu.

 

Hao Ren la miró expectante, esperando que ella viniera y le quitara las Pulseras de las Cinco Montañas. Sin embargo, ella simplemente se quedó al lado de Zhao Hongyu con frialdad, pareciendo haberse olvidado de las Pulseras de las Cinco Montañas de Hao Ren.

 

“¡Después de ti!”

 

Wang Xi volvió a gritar, y su tono estaba lleno de ira.

 

“¡Después de ti!”

 

Hao Ren finalmente respondió.

 

“Wang Xi del Clan Dragón de la Montaña Wuyi!” Wang Xi gritó su nombre mientras su cuerpo gradualmente emitía una luz amarilla.

 

“¡Hao Ren del Clan Dragón del Océano Este!” Dijo Hao Ren mientras docenas de energías de espada se levantaban lentamente de su espalda.

 

La atmósfera alrededor de la arena se tensó instantáneamente.

 

Este fue el primero de los seis encuentros, y todos querían ver las fortalezas de los 48 mejores cultivadores. Después de todo, habían obtenido los títulos de inspectores asistentes, y sus competencias en la gran arena serían juzgadas por siete inspectores de nivel 4.

 

¡Bang!

 

El aura de Wang Xi se elevó abruptamente.

 

¡Nivel-Xun mid-tier!

 

Las violentas corrientes de aire se extendieron hacia afuera y elevando polvo en la arena de 900 metros cuadrados.

 

¡Hua! ¡Hua! ¡Hua!

 

Las 320 energías de espada de Hao Ren giraron a toda velocidad cerca de su ropa, formando un escudo impenetrable que envolvió a Hao Ren como un capullo.

 

Mirando a Hao Ren, Wang Xi sacó una espada negra y la sostuvo con cautela con ambas manos.

 

“Wow … ¿Qué espada es esa? Tan fea”.

 

“Está torcido. ¿Es útil en las batallas?”

 

Alrededor de la arena, algunos cultivadores hablaron entre sí con sorpresa y desconcierto.

 

La espada de piedra negra en las manos de Wang Xi parecía haber sido hecha a toda prisa con una roca ordinaria. El cuerpo estaba torcido y la cuchilla no estaba afilada.

 

Sin embargo, Zhao Hongyu estaba sorprendida.

 

¡Los cultivadores, incluidos los elders de los clanes más pequeños, no estaban tan bien informados como Zhao Hongyu, quien sabía que la espada era un tesoro Dharma del Palacio de los Nueve Dragones!

 

¡Los tesoros Dharma del Palacio de los Nueve Dragones parecían toscos, pero sus poderes superaron con creces los tesoros Dharma ordinarios!

 

¡Wang Xi estaba sosteniendo un primitivo tesoro dharma!

 

El Palacio de los Nueve Dragones era abierto para los cuatro clanes dragones oceánicos cada 50 años, y descendería al Primer Cielo después de su apertura, atrayendo a innumerables cultivadores humanos y cultivadores dragones para correr el riesgo y entrar en el palacio. ¡Por eso algunos de sus tesoros Dharma salieron del palacio en los últimos cientos de años!

 

¡El Clan Dragón de la Montaña Wuyi había adquirido este primitivo Tesoro Dharma de algún lugar y se lo dio a Wang Xi, un joven de su clan, para que lo usara en este examen!

 

En la arena, Hao Ren miró con cautela la espada de piedra negra en las manos de Wang Xi.

 

Había estado en el Palacio de los Nueve Dragones y sabía que la espada de piedra de Wang Xi era definitivamente un tesoro Dharma desde allí a juzgar por su presencia misteriosa y primitiva.

 

¡Bang!

 

¡Una energía dominante brotó de la espada negra de Wang Xi y se mezcló con la esencia de la naturaleza elemental de la tierra de Wang Xi, corriendo hacia Hao Ren!

 

Las energías de la espada que rodeaban a Hao Ren se extendieron ante su pecho como lotos que florecían repentinamente, y las 320 energías de la espada se apresuraron hacia la energía de la espada liberada por Wang Xi una tras otra.

 

Hua … ¡Las 320 energías de espada de Hao Ren se dispersaron instantáneamente por la energía de espada de Wang Xi!

 

La energía negra junto con la esencia de la naturaleza elemental de la tierra de Wang Xi golpeó el pecho de Hao Ren y lo envió a volar.

 

Las energías de espadas dispersas volaron inmediatamente a la espalda de Hao Ren y lo apoyaron, evitando que cayera de la arena.

 

¡Un ataque! ¡Fue solo un ataque!

 

¡El aura de Wang Xi eclipsó el poder de Hao Ren y casi lo derrotó!

 

En este momento, Wang Xi extendió las manos y convirtió su apuñalamiento en un golpe.

 

Parecía un pequeño movimiento, pero la energía de la espada que brotaba de la espada negra parecía una espada sólida que estaba atacando la cabeza de Hao Ren.

 

¡¡Boom!!

 

El polvo voló por todas partes.

 

Se cortaron profundas grietas en la superficie dura de la arena y llovieron escombros blancos y piedras astilladas por toda la arena.

 

¡Tal poder asombró a algunos inspectores de nivel 2 ya que las arenas en el Santuario del Dios Dragón estaban hechas con rocas especiales el cual serian irrompibles por los tesoros dharma ordinarios!

 

“¡Hao Ren!” Zhao Yanzi abrió mucho los ojos y gritó ansiosamente.

 

Xie Yujia levantó su puño cerrado contra su pecho, y sintió que su corazón estaba en su garganta.

 

Los escombros blancos se asentaron gradualmente.

 

Hao Ren no estaba acostado en la grieta, sino que estaba en el aire con dos energías de espada gris debajo de sus pies. Sus energías de espada le dieron un escape estrecho.

 

Flotando en el aire, la cara de Hao Ren estaba pálida como si hubiera perdido mucha fuerza física y esencia de la naturaleza.

 

Fuera de la arena, Lu Linlin y Lu Lili estaban preocupadas. Conociendo los arreglos que estaban restringiendo su esencia natural, temían que lo mataran con la gran diferencia de fuerza que existía entre él y su oponente.

 

“No te preocupes, no te mataré”, al parecer haber sentido el miedo en el equipo de apoyo de Hao Ren, Wang Xi le dijo a Hao Ren.

 

Matar a un oponente sería cruzar la línea, y el asesino sería descalificado de futuros exámenes en el Santuario del Dios Dragón.

 

Fuera de la gran arena se encontraban algunos cultivadores que habían luchado con Wang Xi antes.

 

Al ver el poder de sus dos ataques, quedaron asombrados y asustados. Cuando Wang Xi luchó contra ellos, no sacó esta espada. Estaba claro que lo estaba guardando para oponentes más fuertes como Hao Ren.

 

“¡Dragon Breaking Ninth Heaven!”

 

Sosteniendo la espada con ambas manos, Wang Xi enfatizó cada palabra mientras usaba esta técnica.

 

Una energía abrumadora explotó desde su espada negra y barrió hacia Hao Ren en el aire como un tornado.

 

¡Una energía tan poderosa incluso afectó a los cultivadores circundantes, y algunos de bajo nivel ni siquiera pudieron mantener el equilibrio!

 

Las 320 energías de espada de Hao Ren parecían juguetes coloridos en esta situación, mientras su cuerpo fue arrastrado hacia el cielo antes de que la energía de la espada lo arrastrara brutalmente al suelo.

 

¡Bang! El cuerpo de Hao Ren se estrelló contra la arena dura como una roca, creando un cráter poco profundo.

 

Si su cuerpo no hubiera sido templado por un rayo celestial, habría muerto en el choque.

 

“Ah … Eh …” Hao Ren gimió mientras se levantaba.

 

Fuera de la arena, los cultivadores miraron a Hao Ren con los ojos muy abiertos, pensando: “¿Es este tipo un monstruo? ¡Un cultivador ordinario de nivel-Gen habría muerto o al menos quedaría lisiado después de caer en la arena dura desde el cielo! Sin embargo, ¡Este Ren Yin 246 todavía puede ponerse de pie!”

 

Con un rastro de sangre goteando por la comisura de su boca, Hao Ren se sacudió el polvo con las manos rígidas mientras las energías de espada de cinco colores salían de su cuerpo nuevamente.

 

A esta vista, Xie Yujia estaba desconsolada mientras los párpados de Zhao Yanzi revoloteaban. En el estrado, Qin Shaoyang resopló con los brazos cruzados frente a su pecho.

 

“¡Humph! ¡El Palacio Dragon del Océano Este es débil después de todo!” Con la espada negra en sus manos, Wang Xi se acercó a Hao Ren.

 

Las energías de la espada alrededor del cuerpo de Hao Ren comenzaron a moverse rápidamente.

 

“Inútil. Son inútiles contra mi tesoro Dharma”, dijo Wang Xi con confianza.

 

Al mirar a Wang Xi alarmado, Hao Ren finalmente supo de dónde provenía su confianza. ¡El primitivo tesoro Dharma del Palacio de los Nueve Dragones era su mejor arma!

 

Fuera de la arena, Zhao Yanzi de repente volteo la cabeza hacia Zhao Hongyu y dijo: “¡Mamá, también tenemos Tesoros Dharma del Palacio de los Nueve Dragones!”

 

Zhao Hongyu sonrió impotente. De hecho, el Palacio Dragon del Océano Este tenía bastantes tesoros dharma primitivos del Palacio de los Nueve Dragones, pero rara vez los usaban. Además, pensó que era bastante injusto usarlos contra otros cultivadores durante los exámenes generales en el Santuario del Dios Dragón ya que el Clan Dragón del Océano Este tenía la ventaja de tener un acceso más fácil a ellos.

 

¡Bam! Otro fuerte sonido vino de la arena.

 

Hao Ren retrocedió casi seis metros mientras cientos de energías de espada se dispersaron.

 

Los Tesoros Dharma del Palacio de los Nueve Dragones eran tesoros primitivos y no estaban hechos de los cinco elementos. Significaba que Hao Ren no podía usar su poder de rayo contra él.

 

En teoría, el relámpago divino hundun podría lidiar con los primitivos tesoros dharma, ¡pero el reino de Wang Xi era mucho más alto que el de Hao Ren!

 

El Clan Dragón de la Montaña Wuyi puso todas sus esperanzas en Wang Xi. Después de regresar de la Ciudad Océano Este, Wang Xi llegó al nivel-Xun, y 16 elders mayores en su clan dragon pasaron 36 días empujando el reino de Wang Xi al nivel-Xun mid-tier antes de los exámenes generales del Santuario del Dios Dragón.

 

¡Bang! Otra energía de espada salió disparada de la espada negra, y Hao Ren se deslizó otros cuatro metros en la arena antes de ponerse de pie.

 

Alrededor de su cuerpo, las energías de espada se atenuaron.

 

La luz parpadeante de las energías de la espada mostró la supresión de las Pulseras de las Cinco Montañas.

 

“Inspector asistente, ¿es esto lo mejor que puedes hacer? Entonces, ¿obtuviste el título de inspector asistente solo porque vienes del Palacio Dragon del Océano Este?”

 

A diferencia de las energías de espada de Hao Ren, la esencia de la naturaleza elemental de la tierra liberada por la espada negra agregó el poder de la espada negra en sí misma, ¡y era tan poderosa como la matriz de espadas de Hao Ren!

 

Otro corte apareció en el hombro de Hao Ren mientras su túnica estaba rasgada; los bordados dragones plateados en su hombro fueron cortados en pedazos, revelando la carne sangrienta debajo.

 

Lu Linlin y Lu Lili temblaron de ira. Sin embargo, apagaron su ira ya que tenían que cumplir con las reglas, y Hao Ren aún no estaba en peligro mortal.

 

“¡Examinador principal, el tesoro dharma de Ren Mao es demasiado poderoso! ¡Estamos seleccionando inspectores, no tesoros dharma!” Su Han no pudo contenerse más. De repente voló y le gritó a Qin Shaoyang.

 

“Los exámenes de combate no descartan los tesoros dharma”, dijo Qin Shaoyang con un gesto perezoso.

 

Mientras tanto, otra herida apareció en el hombro de Hao Ren mientras intentaba ponerse de pie.

 

Unas gotas de sangre salpicaron su propia cara. Hao Ren se balanceó, pero no admitió la derrota.

 

¡Roar! ¡Little White de repente salió volando del espacio de almacenamiento de Zhen Congming!

 

¡Se precipitó hacia la arena en su forma de león de nieve de nivel 2!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente