Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 394 – DKS – Grandes ayudantes

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¡Oye! ¡Oye! No puedes hacer esto …” Hao Ren inmediatamente levantó las manos.

 

“¡Ten-thousand Ice Strike (Diez Mil Golpes de Hielo)!”

 

Saltando en el aire, recortada contra la luna, Su Han golpeó con su espada y disparó cientos de carámbanos.

 

Sin atreverse a tratar de bloquearlos con el Horse Stance Forward Punch, Hao Ren rodó hacia la portería a su izquierda.

 

Swoosh! Swoosh …

 

Los carámbanos apuñalaron el campo, perforando muchos agujeros que tenían diez centímetros de profundidad en la hierba verde.

 

“¡Ten-thousand Ice Strike!”

 

Antes de que Hao Ren pudiera soltar un suspiro de alivio, la voz baja de Su Han volvió a sonar.

 

“¡¿Estas tratando de matarme?!” ¡Hao Ren saltó fuera de la portería mientras cientos de carámbanos se derramaban!

 

” Ten-thousand Ice Strike…”

 

La voz demoníaca de Su Han volvió a sonar.

 

“¡Rindo! ¡Me rindo!” Hao Ren saltó bruscamente y le grito a Su Han a toda prisa.

 

‘¡Esta mujer no es una amable perdedora! La golpeé dos veces por suerte, y ahora se enfureció tanto. ¡Me pidió que peleara con toda mi fuerza pero no me permitió ganar!’ Hao Ren se quejó en su mente.

 

“¡Humph!” Finalmente, Su Han retiró su espada y aterrizó lentamente en el campo.

 

Parecía tan fría como el hielo y se sentía avergonzada por dentro. Cuando estaban en su casa, ella perdió sus zapatos ante Hao Ren; Después de que se mudaron al espacio abierto afuera, ella trató de luchar contra Hao Ren en el Nivel-Gen y aun así perdió contra él.

 

¡Fue un gran golpe para su autoestima!

 

Al mirar a Su Han, que actuó como un niño haciendo trampa en una pelea perdida, Hao Ren sintió la necesidad de reír. Aunque cayó de cara en el barro, encontró a Su Han bastante adorable.

 

‘Su técnica de cultivo es realmente única.’ Con una cara larga, Su Han aún no podía admitir su derrota. “Aunque estás en el Nivel-Gen Low-Tier, con tu técnica, incluso podrías derrotar a los cultivadores Nivel-Gen Top-Tier”.

 

Skydark: dejarlo en su forma ingles me parece una mejor lectura… tal como low-tier [nivel bajo], high-tier [nivel alto] y top-tier [nivel superior]

 

 

“No podría haber logrado esto sin tu enseñanza”, Hao Ren inmediatamente ahuecó sus manos hacia ella y revoloteó.

 

En realidad, era mitad adulación y mitad verdad. En este momento, estaba despeinado y cubierto de heridas, pero obtuvo una comprensión más profunda de las batallas.

 

Cultivar y pelear eran cosas completamente diferentes. Como genio de la cultivación, Su Han no era un genio de la batalla, y su técnica de espada era pésima a los ojos de Qin Shaoyang.

 

 

Sin embargo, Su Han estaba en el Nivel-Qian; un ataque casual de ella fue estremecedor. Por el contrario, Hao Ren solo estaba en el Nivel-Gen. Si no pudiera mejorar su experiencia de batalla, no podría destacarse en el Santuario del Dios Dragón.

 

“No me halagues”. Su Han lo miró y de repente se movió.

 

¡Thud! Thud … Con los pies descalzos, Su Han corrió rápidamente antes de volar de repente con su espada en la mano.

 

¡Frost Shooting Through Nine Heavens! [Escarcha asesina atreves de los nueve cielos]

 

Un rayo de escarcha en forma de media luna barrió el lejano stand.

 

¡Boom!

 

Una fila completa de sillas se cortó por la mitad.

 

En esta agitación, una figura dorada voló hacia el cielo alto.

 

“¡Crescent Strike!” Su Han se enderezó y recorto con su espada hacia arriba.

 

Su pijama se levantó ligeramente, revelando una pequeña porción de su vientre blanco.

 

¡Boom!

 

Como un destello, un rayo de luz plateada se precipitó hacia el cielo como una onda de aire.

 

Un gemido vino del cielo, y Hao Ren reconoció que era la voz de Qin Shaoyang.

 

“Su Han, ¿me odias tanto?” La pregunta de Qin Shaoyang vino del vacío.

 

Hao Ren abrió mucho los ojos pero no pudo encontrar el paradero de Qin Shaoyang.

 

“¡Sal de aquí!” Su Han aterrizó mientras su espada disparaba otra energía de espada.

 

“¿En verdad te gusta este mocoso débil de Nivel-Gen? ¡Veré si podrás protegerlo en el Santuario del Dios Dragón en unos días!” La luz dorada del cielo se desvaneció en un instante.

 

Estaba claro que el repentino ataque de Su Han cayó sobre Qin Shaoyang. Él los siguió cuando volaron al estadio y los observó mientras practicaban.

 

“Parece que me equivoqué. La razón por la cual Qin Shaoyang no te impidió inscribirte en los exámenes del Santuario del Dios Dragón es que él sabe que ya no soy un inspector de nivel 4”, Su Han guardó su espada y dijo a la ligera.

 

Como no era una inspectora de nivel 4, no podía ser una examinadora, lo que significaba que no podía hacer nada para ayudarlo durante los exámenes.

 

Sin embargo, Qin Shaoyang seguía siendo un examinador, y sería fácil para él colocar a Hao Ren en una posición para luchar contra competidores más fuertes.

 

Como Su Han esperaba conducir a Qin Shaoyang a través de Hao Ren, Qin Shaoyang también podría contraatacar usando a Hao Ren.

 

Desde la perspectiva de Qin Shaoyang, Hao Ren tenía pocas esperanzas de convertirse en un inspector oficial, y esperaba que un cultivador de mal genio pudiera vencer a Hao Ren con tanta fuerza que este cayera de uno a dos niveles en el ámbito del cultivo. ¡Eso probablemente desencadenaría algún conflicto entre el Palacio del Dragón del Océano Este y Su Han, quien había alentado a Hao Ren a participar en los exámenes en el Santuario del Dios Dragón!

 

“Sin importa qué, me gustaría intentarlo”, respondió Hao Ren.

 

Alojarse en el Palacio Dragon del Océano Este le daría seguridad y comodidad, pero Hao Ren quería empujarse a un reino más alto. ¡Después de todo, tuvo que endurecerse a través de las batallas para poder garantizar la seguridad de Zhao Yanzi!

 

¡El incidente del deslizamiento de tierra le mostró que en el mundo de la cultivación, el poder lo conquista todo! ¡Sin una gran fuerza, ni siquiera podrías proteger a tu familia!

 

Su Han parecía desconcertada por la determinación en el rostro de Hao Ren. Después de todo, ella siempre se había mantenido reservada, y la persona en quien más confiaba y se sentía más cercana era su maestro, el Elder Xingyue. Entró en el Santuario del Dios Dragón solo para obtener acceso a mejores recursos de cultivo, y por eso le resultaba difícil entender los sentimientos de Hao Ren.

 

“Estos … llevalos”. Su Han sacó cinco finas pulseras de plata de su pulsera.

 

“¿Pulseras del Monte Tai?” Hao Ren le miró con precaución y confusión.

 

“No, no lo son.” Su Han sacudió la cabeza. “Pueden elevar tu fuerza de cultivo en un 50% y, por lo tanto, brindarte una gran ayuda cuando realices los exámenes en el Santuario del Dios Dragón”.

 

Al ver la duda en los ojos de Hao Ren, Su Han curvó sus labios sin poder hacer nada antes de mirarlo de nuevo. “¿Cómo puedo mentirte acerca de esto?”

 

De pie en el campo con los pies descalzos, Su Han parecía tan hermosa como una diosa de la luna en la brumosa luz estrellada.

 

“Pon dos en tus muñecas, dos en tus tobillos y uno alrededor de tu cuello”. Su Han lo tomó del brazo antes de ponérselo íntimamente.

 

En el momento en que se colocaron las cinco pulseras, se fusionaron inmediatamente con la piel de Hao Ren y desaparecieron.

 

“Ok, pruébalos”, dijo Su Han suavemente después de retroceder varios pasos

 

¡Hao Ren apretó los puños y hizo circular el Pergamino Light Splitting Sword Shadow, descubriendo que no podía mover su esencia natural en absoluto!

 

“Se llaman Pulseras de las Cinco Montañas, varias veces más avanzadas que las Pulseras del Monte Tai anteriores. Pueden limitar la fuerza física y la esencia de la naturaleza del usuario, excepto para los cultivadores de Nivel-Qian de nivel superior. Sin embargo, están configurados para que puedas aún usar el 40% de tu fuerza de cultivo “.

 

Su Han habló en voz baja mientras entrecerraba los ojos; una sonrisa traviesa apareció en su rostro al mismo tiempo.

 

“Esto …” Hao Ren sintió como si hubiera sido presionado por cinco montañas, e incluso era difícil respirar.

 

“Quitaré las Pulseras de las Cinco Montañas antes de tus exámenes de combate. Puedes usarlas antes de los exámenes, y serían de gran ayuda para ti”, asintió Su Han con satisfacción y dijo alegremente.

 

‘¿No eres demasiado vengativa? ¡No hice nada más que tocarte el hombro, arruinar tus zapatillas y ganar en la pelea de práctica!’ Hao Ren gritó en su mente.

 

“Estás cubierto de heridas. Regresemos y te pondré un medicamento”. Su Han agarró la mano derecha de Hao Ren, y pisaron la Espada de Jade Blanco y salieron del estadio dañado.

 

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente