Capítulo 373 – DKS – Objetivos diferentes

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Bajo la superficie del océano, estaba el Palacio del Dragón del Océano Oeste.

Pisando dos rayos de luz cian, Lu Linlin y Lu Lili llegaron a la puerta principal del Palacio del Dragón del Océano Oeste.

La puerta principal colapsada se había reconstruido, y la placa brillante también se había colocado en la parte superior de la puerta.

La mayoría de los muros derrumbados aún no estaban fijos, y los palacios masivos aún estaban destruidos y no reconstruidos.

Cuando Hao Ren y Zhen Congming atacaron furtivamente el Palacio del Dragón del Océano Oeste la última vez, derribaron casi la mitad de los edificios. En este momento, las estructuras se estaban reconstruyendo a pedido del Viejo Zeng, pero todavía había algunas plazas y palacios importantes que aún no se habían construido.

El Palacio del Dragón del Océano Oeste estaba vacío en este momento ya que el Viejo Zeng llevó a la tropa al Palacio del Dragón del Océano Este para una expedición.

No había ningún anciano o tropa en el palacio en este momento.

El Viejo Zeng llevó consigo a todas las tropas y fuerzas del Palacio del Dragón del Océano Oeste porque estaba ansioso por rescatar a su nieto. Supuso que nadie sería lo suficientemente valiente como para atacar a su base de operaciones. Sin embargo, nunca esperaría que Lu Linlin y Lu Lili se presentaran en este momento.

“Huh, ¿cómo se atreven a exponer a nuestro Gongzi al peligro?” De pie frente a la puerta principal del Palacio del Dragón del Océano Oeste, Lu Lili, quien tenía coletas, dijo enojada.

Mirando al Palacio del Dragón del Océano Oeste, que estaba medio destruido, Lu Linlin se mordió un poco el labio.

“¡No sabrán cuán duro es nuestro Gongzi hasta que les enseñemos una lección!” Continuó Lu Lili.

¡Buzz!

Lu Linlin se quedó en silencio, pero tiró un brazalete blanco.

El brazalete se agrandó tan pronto como tocó el agua, y cubrió todo el Palacio del Dragón del Océano Oeste al instante.

En lugar de quejarse sin cesar, Lu Linlin permaneció en silencio. Sin embargo, su ira no era menor que la de Lu Lili.

A medida que se elevaba una luz blanca, cada rincón oscuro se iluminaba como si hubiera un sol saliendo del fondo del océano.

Todos los artesanos que estaban ocupados con la construcción se dieron cuenta de que las cosas se estaban poniendo peligrosas. Así, comenzaron a huir del palacio.

“Humph, humph.” Lu Lili resopló descontenta de nuevo y tiró un brazalete negro.

El brazalete negro liberó un aura más fuerte e hizo que los artesanos escaparan aún más rápido.

Todo el Palacio del Dragón del Océano Oeste se convirtió en una ciudad vacía en un instante.

Los generales que vigilaban las estructuras importantes corrieron hacia la puerta principal con solo docenas de soldados.

“¿Quiénes son ustedes? ¡Denme sus nombres!” Preguntó el general en voz alta mientras volaba hacia la puerta.

Con un ligero movimiento de su dedo, este equipo de poco más de 200 soldados fue derribado cientos de metros lejos de ellas por la corriente subterránea agitada por Lu Linlin.

“Hermana, no pierdas el tiempo hablando con ellos, deberíamos empezar.” Dijo Lu Lili rápidamente.

Ella movió su brazo, y el brazalete negro volvió a su tamaño original.

Lu Lili señaló hacia el este, y el tesoro natal del dharma que estaba conectado a su mente voló hacia el este.

¡Bang!

El Palacio de Tesoros del Dharma de cinco pisos fue cortado por el medio por este pequeño tesoro del dharma.

Este set de brazaletes Yin-Yang podía hacerse grande o encogerse. Tenían poderes increíbles y sobrenaturales que eran imparables, y podían destruir edificios fácilmente.

Lu Lili comenzó primero, luego Lu Linlin la siguió y agitó los dedos para controlar el movimiento del brazalete blanco. Otro magnífico palacio fue cortado por la mitad inmediatamente.

Los dos brazaletes blancos y negros se movían rápidamente en el Palacio del Dragón del Océano Oeste; Cada golpe representaba el descontento en la mente de Lu Linlin y Lu Lili.

Boom… Boom…

El colapso de los edificios condujo a los movimientos violentos de las corrientes del océano que los rodeaban, y todas las formaciones en el palacio del dragón también fueron destruidas por completo.

Dondequiera que iban los brazaletes en blanco y negro, todas las paredes y pilares se convertían en cenizas, sin importar cuán duros fueran.

Esta era la tragedia más devastadora que el Palacio del Dragón del Océano Oeste había experimentado.

¡Boom!

Los brazaletes blancos y negros hicieron un gran agujero en el suelo.

Sin la protección de las formaciones, el agua de mar fluyó por el agujero, y el Palacio del Dragón del Océano Oeste quedó en un desastre aún más grande.

Todas las estructuras fueron destruidas.

“Eso es lo que obtienen por molestar a Gongzi.” Después de patear la grava y darse cuenta de que no había nada más que destruir, Lu Lili agarró la muñeca de Lu Linlin y dijo: “Vamos a irnos ahora.”

“¿Te sientes mejor ahora?” Frotándole ligeramente la nariz a Lu Lili, Lu Linlin tomó la mano de su hermana y voló hacia la superficie del océano rápidamente.

Lu Linlin no podía conocer mejor la personalidad de Lu Lili. Lu Lili era muy suave y dulce la mayor parte del tiempo, pero una vez que se enojaba, incluso una bestia demoníaca de nivel 10 no podría detenerla.

Después de la devastadora demolición, todos los edificios en el Palacio del Dragón del Océano Oeste se convirtieron en ruinas; ni siquiera un solo rayo sobrevivió.

No era difícil imaginar la expresión en el rostro del Viejo Zeng cuando regresa a su base de operaciones con sus tropas derrotadas.

El amanecer llegó lentamente.

Hao Ren abrió los ojos y sentía el hombro adormecido.

Metiéndose bajo el brazo de Hao Ren, Zhao Yanzi estaba haciendo pucheros y durmiendo bien mientras apoyaba sus delgados brazos sobre el hombro de Hao Ren.

Su propia almohada y cobija ya se cayeron de la cama. Por lo tanto, tiró de la mitad de la cobija de Hao Ren en su sueño y usó el brazo de Hao Ren como almohada.

Hao Ren miró su pequeña cara y le tocó las pestañas con los dedos.

Zhao Yanzi sacudió levemente la cara, todavía inmersa en su sueño.

“Hmmm, has estado aprovechándote de mí por toda la noche…” Mientras murmuraba para sí mismo, Hao Ren miró por la ventana.

Era sorprendentemente agradable y soleado afuera. El sol brillaba en la mañana y los peces saltaban al océano…

“¿Pez?”

Hao Ren se sentó de repente.

Como un pulpo blando, Zhao Yanzi se deslizó en el espacio vacío dejado por Hao Ren.

Hao Ren caminó hacia la ventana y vio a Xie Yujia ocupada trabajando en el patio.

Débiles luces salían de sus palmas, y ella recogió todos los peces que fueron sacados del océano por los huracanes la noche anterior. Después de energizarlos con el poder de su Nota de Vida, los arrojó de nuevo al océano.

Los peces moribundos volvieron a revivir bajo la estimulación de su esencia de la naturaleza, y saltaron al océano después de hacer una elegante curva en el aire.

Esta amable y amorosa escena conmovió a Hao Ren.

Hao Ren miró a Zhao Yanzi en la habitación; ella seguía durmiendo.

Xie Yujia, que estaba en el patio, no se dio cuenta de que Hao Ren la estaba mirando. Ella acarició los últimos tres peces en su mano antes de sonreír alegremente y decirles: “Bueno, ustedes son los más grandes. Entonces, lamento decirles que hoy serán nuestro almuerzo.”

“Em…” De pie junto a la ventana, Hao Ren de repente sintió que había algo atorado en su garganta.

Cargando tres peces, Xie Yujia corrió felizmente dentro de la casa mientras silbaba. Obviamente, ella iba a la cocina a preparar el almuerzo.

“Las mujeres… bueno… son criaturas tan extrañas…” Después de maravillarse por un segundo, Hao Ren se puso una chaqueta y se dirigió al primer piso.

En la cocina, Xie Yujia estaba raspando las escamas de los peces mientras tarareaba.

“¿Zi no se ha levantado todavía?” Al ver a Hao Ren bajando las escaleras, Xie Yujia preguntó.

“Probablemente pronto.” Mirando a Xie Yujia, que tenía puesto un delantal blanco, Hao Ren preguntó: “¿Vamos a hacer un picnic hoy?”

“Sí, es un muy buen día hoy. Me daré prisa y cocinaré algo para que podamos llevar al picnic.” Asintió Xie Yujia y respondió.

Hao Ren se paró junto a Xie Yujia y la observó cocinar.

Xie Yujia se sintió cálida en su corazón. Aunque Hao Ren no la ayudó con la cocina, todavía estaba motivada.

“Fue increíble cómo derrotaste tantos huracanes anoche.” Dijo Xie Yujia mientras se metía el pelo en un moño y hervía un poco de agua.

Parecía una esposa comprensiva y una madre amorosa cuando se levantó el cabello.

“Estoy en el nivel Gen ahora.” Dijo Hao Ren con calma.

Xie Yujia se dio la vuelta y miró sorprendida a Hao Ren. “¡Eso fue tan rápido! ¿Ya alcanzaste el nivel Gen?

“Sí, avancé durante la batalla. Little White también parece más fuerte.” Continuó Hao Ren mientras se paraba frente a la sorprendida Xie Yujia.

Xie Yujia estaba emocionada al principio, pero su rostro se oscureció un poco después. “Em, soy la peor; Incluso Zi es más fuerte que yo.”

“La vieja abuela… probablemente esté por encima del Quinto Cielo.” Dijo Hao Ren y cambió el tema.

“¿Cómo lo sabes?” Xie Yujia preguntó rápidamente.

Estaba muy cerca de Hao Ren, y casi se topa con la barbilla de Hao Ren cuando se dio la vuelta con entusiasmo y lo miró.

“No estoy muy seguro, pero sentí que una energía familiar me ayudó a avanzar.” Hao Ren empujó ligeramente el hombro de Xie Yujia y dijo.

“Podría ser posible que vuelva a ver a la vieja abuela si está en el Sexto Cielo.” Dijo Xie Yujia después de un rato de reflexionar. Extrañaba mucho a la vieja abuela, y esperaba poder encontrarse con ella de nuevo.

En el corazón de Xie Yujia, ella entendió la razón por la cual la vieja abuela dijo que probablemente nunca se volverían a encontrar; su tipo de cuerpo y talento de cultivación eran demasiado pobres.

Por lo tanto, ella probablemente solo podría permanecer en el mundo mortal y nunca podría volver a ver a la vieja abuela.

En términos de cultivación, ella era la más débil y también la más estresada. Zhao Yanzi, Hao Ren, Zhen Congming, Lu Linlin, Lu Lili y Su Han eran cien veces mejores que ella; ella no sería capaz de entrar en su círculo si no se esforzara más.

“Nos iremos en una hora.” La voz alta de Hao Zhonghua resonó de repente en la casa.

Hao Ren y Xie Yujia se dieron la vuelta al mismo tiempo y vieron a Hao Zhonghua en las escaleras. Llevaba ropa deportiva y agitaba las llaves en su mano.

A su lado, Yue Yang también vestía ropa deportiva del mismo estilo, pero de diferente color. Al parecer, llevaban ropa deportiva de pareja.

Hao Zhonghua estaba preocupado de que Hao Ren y Zhao Yanzi estuvieran yendo a ello demasiado rápido, pero se sintió aliviado cuando bajó las escaleras y vio que Hao Ren hablaba íntimamente con Xie Yujia mientras apoyaba las palmas sobre los hombros de ella como una dulce pareja.

Miró a Yue Yang provocativamente, tratando de decirle que Xie Yujia era quien le gustaba a Hao Ren, y que no era necesario que Yue Yang se involucrara en la relación de su hijo.

Este tipo de mirada realmente enojó a Yue Yang. Le susurró a Hao Zhonghua: “Ya verás; A Hao Ren le gusta más la pequeña Zi.”

“No estaba tratando de competir…” Hao Zhonghua respondió sumisamente.

“Mi Zi no es inferior a tu Yujia; No estés tan feliz ahora mismo.” Yue Yang le dio a Hao Zhonghua una mirada ‘cruel’ antes de entrar con pasos fuertes a la sala de estar.

Nota del Traductor

¿Qué pasó?
Sigo vivo, pero se me “quemó” el modem (básicamente) y estos días lo mandé a reparar. Compré las piezas de reemplazo y eso pero el problema sigue y es otra cosa, se le jodieron muchas cosas al final. Voy a tener que comprarme otro. No me gusta para nada usar el internet de otros (aparte de que es muy lento, por eso solo subí un capítulo ya que cada uno lo tengo que subir individual y tarda mucho) así que estaré otros días offline ¿Cuánto tiempo? ni idea, publicaré los demás cuando esté todo bien.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente