Capítulo 366 – DKS – ¡Furia!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Después de usar las energías de espada para perforar su núcleo dragón, Hao Ren entró en una feroz lucha, haciendo que las grietas en el núcleo dragón se multiplicaran. En este momento, con su esencia natural agotada, el daño de su núcleo dragón era casi irreparable.

Después de fallar en las Tribulaciones Celestiales o de ser derrotados en batallas feroces, algunos cultivadores dragón no tendrían fuerzas para regresar a sus formas humanas y caerían en el océano o directamente en tierra.

Según los registros históricos, algunos dragones cayeron sobre tierra después de fallar las Tribulaciones Celestiales, y esa fue la razón por la que las leyendas sobre dragones existían en el mundo mortal.

Debido al agotamiento total, Hao Ren estaba en coma mientras estaba en la forma de un pequeño dragón plateado.

“¡Hermana! ¡Deberíamos haber matado a todas las personas malvadas del Clan Dragón del Océano Oeste!” Lu Lili le gritó a Lu Linlin mientras ella apoyaba el cuerpo de Hao Ren.

“Hermana, si matamos libremente, nuestro Corazón Daoísta se verá afectado.” Apoyando a Hao Ren, Lu Linlin explicó pacientemente.

“¡No me importan nuestros Corazones Daoístas! ¡Has venido al mundo mortal varias veces sin permiso ya!” Lu Lili dijo con lágrimas en los ojos.

“¡Si algo le pasa a Gongzi, iré al Palacio del Dragón del Océano Oeste!” Levantó la cabeza bruscamente y se mordió fuertemente en su labio rojo.

A pesar de su temperamento suave, ¡daba miedo cuando perdía la paciencia!

Suspirando ligeramente, Lu Linlin llevó a Hao Ren, quien aún estaba en su forma de dragón, en sus brazos y voló rápidamente hacia el cielo alto.

¡Bang! Perforaron a través de la formación entre el Quinto Cielo y Sexto Cielo y entraron en su territorio.

La secta más cercana a Ciudad Océano Este era la Secta Arena Blanca.

Sin pensarlo, las hermanas Lu volaron a esta secta más prominente en el área con Hao Ren en sus brazos.

Mientras tanto, la Secta Arena Blanca se iluminó con luces brillantes, procediendo con una ceremonia de celebración.

Trece de sus mejores discípulos salieron recientemente de su cultivo aislado en el Acantilado Rugido del Tigre, y dos de ellos habían alcanzado con éxito el Reino de la Formación del Núcleo, trayendo gran emoción a toda la secta. Durante la ceremonia, el maestro de la secta promovería a los dos nuevos cultivadores del Reino de la Formación del Núcleo que eran discípulos a ancianos de la secta.

En el gran salón de recientemente construido, los discípulos de la Secta Arena Blanca se reunieron.

Después de convertirse en ancianos, los cultivadores tendrían su propia morada de cueva, recibirían a sus propios discípulos y tendrían acceso gratuito a los cuartos de fabricación de elixires y la torre de pergaminos de técnicas…

De pie ante el maestro de la secta, los dos hombres de mediana edad con túnicas rojas tenían la cara roja por la felicidad.

Después de llegar al Reino de la Formación del Núcleo, podrían ser contados como maestros en el Quinto Cielo, y podrían caminar orgullosos en la secta y serían recibidos como VIP cuando visiten otras sectas.

En este momento, estaban esperando que el maestro de sectas declarara su ascenso en rangos y les diera las recompensas correspondientes frente a miles de cultivadores en la secta.

¡Bang! De repente, la puerta del gran salón se abrió.

Dos hermosas cultivadoras femeninas irrumpieron en el salón, llevando un dragón plateado en sus brazos.

“¡Dragón!”

Todos los ancianos y discípulos en el salón se asombraron.

Los cultivadores dragón tenían que alcanzar el nivel Dui para transformarse en un dragón, ¡y el nivel Dui era equivalente al Reino del Alma Naciente de grado inferior para cultivadores humanos!

Algunos discípulos entraron en pánico y estaban listos para huir.

“¡No entren en pánico!” Uno de los nuevos cultivadores del Reino de la Formación del Núcleo gritó con toda la esencia de la naturaleza en su voz antes de gritarle a Lu Linlin y a Lu Lili, “¿Quiénes son? ¿Cómo se atreven a entrar en la Secta Arena Blanca?”

Miró con claridad, y vio que el dragón plateado tenía menos de cien metros de largo y estaba muriendo con la cabeza baja y los ojos cerrados. No pudo determinar los reinos de las cultivadoras que llevaban el dragón plateado, pero por su apariencia, pensó que no eran poderosas.

“Después de todo, si fueran poderosos cultivadores, ¡ni siquiera podríamos descubrir sus auras! ¡Además, este pequeño dragón plateado no muestra un aura de dragón abrumadora!” Pensó.

Ya que este discípulo estaba a punto de ser promovido, ¡era el momento para que él mostrara su poder como un futuro anciano!

El otro nuevo cultivador del Reino de la Formación del Núcleo entendió la situación al mismo tiempo. Sin dudarlo, sacó una espada negra y cortó hacia la cabeza del dragón plateado.

Entonces, el primer cultivador del Reino de la Formación del Núcleo actuó también, ¡golpeando un enorme tazón de oro hacia el dragón plateado!

¡Indudablemente, los dos futuros ancianos querían mostrar sus poderes y temperamento en este momento crítico para poder impresionar a más personas y llegar a un rango más alto en la secta en el futuro!

Los discípulos ensancharon sus ojos mientras observaban a sus tíos-maestros atacar al dragón…

“¡Están buscando su propia muerte!” Lu Linlin, que estaba de mal humor, gritó.

Levantó una mano y un rayo de luz azul avanzó en el aire, haciendo añicos los dos tesoros del dharma hasta dejarlos hechos polvo.

Entonces, dos discípulos que acababan de llegar al Reino de la Formación del Núcleo volaron de inmediato hacia los pilares en el gran salón.

¡Bang! El pilar que sostenía el techo del gran salón se rompió instantáneamente en dos.

Los dos cultivadores del Reino de la Formación del Núcleo perdieron el conocimiento sin emitir ningún sonido.

“¡Preparen la mejor habitación para nosotros, y nadie puede entrar!” Con ojos deslumbrantes, Lu Linlin dijo mientras enfatizaba cada palabra.

Todas las personas dirigieron sus ojos al maestro de la secta.

El Maestro de Secta Wang tragó nerviosamente su saliva. Mirando hacia abajo a los dos cultivadores inconscientes del Reino de la Formación del Núcleo, levantó la mano lentamente y dijo en voz baja: “Preparen la mejor habitación para estas dos maestras.”

Al escuchar sus palabras, los discípulos de bajo nivel instantáneamente charlaron entre ellos en voz alta.

Sabían que los cultivadores dragón eran los némesis de los cultivadores humanos. Sin embargo, el maestro de la secta no atacó a estos intrusos. En lugar de eso, los estaba “acogiendo” en la secta…

Lu Lili estaba nerviosa y ansiosa, y perdió la paciencia con estos cultivadores débiles que hacían ruidos. Ella resopló en voz baja y pisoteó el pie.

¡Bang!

Con el pie en el centro, una onda de choque se extendió hacia el exterior y todos los pilares se rompieron.

Los cultivadores de la Secta Arena Blanca salieron del gran salón, corriendo o volando.

¡Boom! El gran salón de recientemente construido se convirtió en un montón de ruinas.

De pie en el centro de las ruinas estaban Lu Linlin, Lu Lili y el dragón plateado en sus brazos.

El Maestro de Secta Wang de la Secta Arena Blanca quería llorar. ¡Qué hombre con tan mala suerte era! Desde que se había apoderado de la secta de 100 años de su predecesor, le sucedieron cosas desafortunadas una tras otra… En un mes, su gran salón fue destruido dos veces, todas las hierbas en su jardín de hierbas fueron robadas, ¡e incluso dos de sus hornos de elixir fueron robados!

“¡¿Alguna objeción?!” Lu Linlin preguntó con ojos enojados.

Lu Linlin y Lu Lili emitieron una presión dominante.

Sus sentidos espirituales envolvieron instantáneamente a la Secta Arena Blanca que tenía un territorio de miles de acres.

El Maestro de Secta Wang trató de hablar, pero ahora no podía abrir la boca. ¡Un escalofrío se elevó desde el fondo de su corazón, convirtiendo sus piernas en gelatina!

¡Esto… era, sin duda, la presión de los cultivadores sobre el Reino del Alma Naciente de grado inferior!

Los otros cultivadores estaban todos aturdidos hasta quedar entumecidos.

“¿Dónde está la habitación?” Preguntó Lu Linlin, lanzando una mirada fría al Maestro de Secta Wang.

“Está… en el frente.” Dijo el Maestro de Secta Wang inmediatamente después de sentir que la presión sobre él se aligeraba.

Desanimada, Lu Lili pisoteó el suelo de nuevo.

¡Boom!

¡Esta llanura, que estaba pavimentada con piedra y de unos 400 metros cuadrados, se agrietó!

Además, ¡los escalones de piedra que bajaban hasta el pie de la montaña se convirtieron en polvo al instante!

El poder que Lu Lili mostró asustó a todas las objeciones restantes en las mentes de los cultivadores.

¡Sabían que quienquiera que se atreviera a molestar a las dos mujeres cultivadoras moriría!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente