Capítulo 342 – DKS – Es difícil leer la mente de una mujer

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Yue Yang ya estaba preparando la cena cuando Hao Ren, Xie Yujia y Zhen Congming regresaron a la casa.

La esencia natural era muy espesa en el Quinto Cielo. No se sentían hambrientos a pesar de no haber almorzado. Como dice el dicho, “No hay restricción de tiempo cuando se trata de cultivar. Un día pasa en un abrir y cerrar de ojos.”

“¿A dónde fueron? ¡No los he visto en todo el día!” La abuela se quejó cuando los vio regresar.

“Jeje, llevamos a Congming a la playa.” Respondió Hao Ren con una sonrisa.

Obviamente, la abuela adoraba mucho a Zhen Congming. Ella se echó a reír alegremente cuando supo que Hao Ren se llevó a Zhen a divertirse.

“La mamá de Zi llamó hoy y te preguntó por qué no fuiste a su estudio. Te había estado llamando todo el día, pero nunca se logró comunicar. Estaba preocupada.” Yue Yang salió de la cocina.

Hao Ren se sorprendió. No creía que fuera apropiado ir más al estudio de Zhao Hongyu debido a lo que estaba sucediendo entre él y el Clan Dragón del Océano Este. Pero para su sorpresa, a Zhao Hongyu no le importó en absoluto. Ella todavía esperaba que él viniera al estudio para su pasantía.

“La madre de Zi es una arquitecta famosa. Si no quieres convertirte en un científico, sería una buena opción aprender de ella.” Alentó Yue Yang.

“Sí. He estado un poco ocupado últimamente. Iré cuando tenga la oportunidad.” Hao Ren asintió.

Los exámenes generales en el Santuario del Dios Dragón se realizarían pronto, y Hao Ren tendría la confianza de ir si pudiera subir de nivel hasta el nivel Gen. De lo contrario, ¿cómo podría él estar de humor para aprender diseño arquitectónico con tantas cosas en el Palacio del Dragón del Océano Este?

“Además, la madre de Zi sugirió que nuestras dos familias deberían comer juntos la próxima semana.” Continuó Yue Yang.

Hao Ren asintió de nuevo. Sus padres y los padres de Zi podían llevarse bien tanto a nivel social como educativo, por lo que era normal que las dos familias se acercaran. Sus padres ayudaron con la crisis empresarial que enfrentaba el Grupo Mingri, por lo que los padres de Zi probablemente estaban muy agradecidos.

Si no hubiera un Palacio del Dragón del Océano Este detrás de esto, las dos familias se habrían convertido en amigos íntimos.

Después de una cena encantadora, Hao Ren ayudó a Yue Yang a lavar los platos, y Xie Yujia se acercó a ayudar también. Zhen Congming, por otro lado, se centró intensamente en los juegos en su PS3.

Sin importar qué, él todavía era un estudiante de la escuela primaria despreocupado.

Little White estaba persiguiendo una pelota alrededor de la sala de estar, y rodó por debajo de los muebles. A veces estaba aquí y otras no, por lo que Yue Yang y Hao Zhonghua estaban acostumbrados. Mientras no se hiciera caca en la casa, estaba bien.

Además, el árbol moribundo en el patio trasero había ido creciendo cada vez mejor desde que apareció Little White.

“¿Todavía tenemos papas fritas en casa, mamá?” Hao Ren le preguntó a Yue Yang después de poner todos los platos en el armario.

“¿Papas fritas? La abuela compró algunas bolsas y las guardó en tu bolso. Quiere que las compartas con tus amigos en la universidad.” Dijo Yue Yang.

“Ok, lo sé. ¡Estaré fuera un rato!” Hao Ren corrió rápidamente hacia las escaleras.

“Ya es muy tarde. ¿A dónde vas?” Yue Yang sacó la cabeza de la cocina, pero él ya había corrido hacia la puerta.

Hao Ren caminó hacia la parte trasera de la casa con su mochila. Creó una esfera de energía roja, colocó una energía de espada blanca bajo sus pies y voló hacia el océano.

Hao Ren ahora tenía 75 aperturas, y su esencia natural era mucho más fuerte que antes. Pensándolo bien, era difícil para él incluso crear una apertura cuando quería llegar al nivel Kan, y el nivel Li que requería diez aperturas también era extremadamente difícil de alcanzar.

Podía desbloquear dos o tres aperturas diarias de acuerdo con su progreso actual, y su técnica también estaba mejorando a una velocidad rápida; Más rápido que la mayoría de los cultivadores dragón que practicaban técnicas ordinarias.

La mejora del Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora era lenta debido a la esencia de la naturaleza delgada en el Primer Cielo, pero la intensidad de la esencia de la naturaleza del lugar de cultivación Hao Ren era cinco o seis veces más gruesa que la del Primer Cielo. Por lo tanto, su eficiencia fue cinco o seis veces más alta también. Se compensó por el hecho de que el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora era difícil de cultivar.

¡Boom!

La esfera de energía roja de Hao Ren se estrelló contra el océano, salpicando olas de más de diez metros.

Debido a la formación del Palacio del Dragón del Océano Este, los cultivadores ordinarios no podían entrar. Sin embargo, los soldados que vigilaban la puerta la abrirían tan pronto como veían a Hao Ren.

Hao Ren entró sin problemas en el Palacio del Dragón del Océano Este. Caminó hacia el pequeño palacio de Zhao Yanzi con su mochila, y sintió como si tuviera prisa por estar emocionado para encontrarse con su pequeña amante.

Zhao Yanzi calculó el tiempo que pasaba mientras esperaba en su habitación. Desde que estaba castigada en el palacio del dragón, no había nadie con quien charlar. Cuanto más aburrida estaba, más extrañaba a Hao Ren.

Molestaba a Hao Ren mucho antes, pensando que él era muy parlanchín y molesto, pero todo eso se había convertido en algo bueno acerca de él en este momento.

“¡Zhao Yanzi!” Hao Ren gritó desde afuera del pequeño palacio con la bolsa en la mano.

Zhao Yanzi de inmediato saltó de su cama cuando escuchó la voz de Hao Ren, pero no iba a decir nada bueno. “¡Entra, tonto!”

Hao Ren se echó a reír y entró. él sabía que ella no había dormido todavía.

“¿Por qué estás aquí tan tarde…?” Zhao Yanzi hizo un puchero cuando vio a Hao Ren sonriendo. Pero de repente se dio cuenta del error que cometió y dijo otra vez: “¡Por qué estás aquí de nuevo!”

“Te traje algo de comer.” Hao Ren se acercó y se sentó a un lado de la cama, a un metro de Zhao Yanzi. Puso la bolsa en el medio y la abrió rápidamente.

Había todo tipo de bocadillos en la bolsa, incluyendo papas fritas, nueces pequeñas, chocolate…

La abuela los prepararía para Hao Ren cada fin de semana para que los compartiera con sus compañeros de cuarto; ella quería que él se llevara bien con sus compañeros de clase.

Sin embargo, Hao Ren ya se llevaba bastante bien con ellos, así que trajo esto para Zhao Yanzi.

Zhao Yanzi ni siquiera se preocuparía por bocadillos como este si fuera antes. Pero ahora…

“¡Woah!” No pudo evitar gritar; sus ojos brillaban como si fuera un lobo hambriento.

Ella estaba castigada aquí todos los días, y la gente en el palacio del dragón le había estado enviando delicados platos todos los días. No estaba mal, pero a una niña como ella le gustaban los bocadillos. Ella no se dio cuenta de eso antes, ya que solía comerlo todos los días. ¡Ahora que no había tenido ningún bocadillo durante unos días, lo ansiaba!

“Estos son todos para ti…” Hao Ren dudó por un segundo después de que ella robó la bolsa de sus brazos.

Zhao Yanzi sacó los bocadillos y los amontonó al lado de la cama. Luego, le entregó la bolsa vacía a Hao Ren. En el segundo que volvió a mirar a Hao Ren, se sintió un poco conmovida.

Ella nunca le mencionó esto a Hao Ren, pero él mismo lo pensó. A veces, el cuidado no consistía en darle regalos enormes que valían varios miles de dólares cuando estaba en un buen lugar, sino ser detallista y preocupado mientras estaba en su peor momento.

Zhao Yanzi no sabía cómo expresar esto, pero sintió la calidez en lo profundo de su corazón.

Ella estaba emocional, pero Hao Ren no pensaba tan lejos. Puso la bolsa detrás de él y levantó el libro de texto sobre la mesa.

“Repasemos los inductores en serie y en paralelo hoy. Parece que has cometido muchos errores en esas preguntas.”

Zhao Yanzi miró lo serio que estaba Hao Ren. Ella torció los labios y pensó: “¿Qué demonios? Me sentí tan conmovida justo ahora, ¡pero no reaccionaste a eso en absoluto!”

“¡Tonto! ¡Tonto! ¡Tonto! Tonto…” Los puños de Zhao Yanzi aterrizaron en el pecho de Hao Ren como un molino de viento, que confundió por completo a Hao Ren.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente