Capítulo 338 – DKS – Una gran familia

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La imagen en la esquina superior derecha de la pantalla del televisor pronto fue reemplazada por la siguiente noticia.

“Esta semana, un residente encontró una roca en el Distrito de Arte 1825. Tiene una forma cuadrada con un ancho de cinco centímetros, como se muestra en la imagen… Cualquiera que pueda proporcionarnos una pista de esta roca sin nombre será recompensado con 10.000 yuanes.”

En la imagen había una roca verde translúcida que parecía una piedra preciosa.

Hao Ren encontró la roca en la imagen bastante familiar, luego la reconoció como una piedra espiritual de grado inferior. Había confiscado dos bolsas de almacenamiento en la parte superior de un rascacielos en el Distrito de Artes 1825, y había dejado caer una de las piedras espirituales de una de las bolsas. La roca en la foto fue probablemente la que él tiró…

“Sé algo sobre esta roca.” Yue Yang aprovechó la oportunidad para cambiar el tema. “Alguien tomó esta roca y la envió al mercado de antigüedades para su evaluación, pero nadie reconoció qué tipo de piedra preciosa era y no pudo dar un precio por ella. Temerosos de que la roca tuviera rayos de radiactividad, la enviaron al Centro de Investigación de Nuevos Materiales de Minerales y Rocas en Ciudad Océano Este. Y el resultado… “

Hao Ren y Xie Yujia miraron a Yue Yang con nerviosismo, esperando que ella terminara.

“Y el resultado mostró que la roca no es una piedra preciosa y no tiene rayos de radiactividad, ni es perjudicial para los cuerpos humanos. Además, es muy frágil y no se puede convertir en nada artístico. Por lo tanto, el Centro de Investigación de Materiales compró la roca a esa persona con 500 yuanes.” Continuó Yue Yang.

Hao Ren estaba a punto de soltar un suspiro de alivio cuando Yue Yang continuó: “El incidente terminó para el público. Sin embargo, el Centro de Investigación de Materiales no pudo decidir sobre la categoría de la roca y se la entregó al centro de investigación provincial, que a su vez se lo entregó al Centro Nacional de Investigación de Materiales Minerales Especiales. El Centro Nacional lo probó con los dispositivos más avanzados y descubrió que la roca es un mineral nuevo con energía de alta calidad…

Hao Zhonghua la interrumpió diciendo: “También sé algo al respecto. Uno de mis amigos trabaja en el Centro Nacional de Investigación de Minerales, y me dijo que esta roca había llamado la atención de los institutos nacionales de investigación científica, y están investigando los orígenes de esta roca mineral. No lo sabríamos si no estuviéramos en este círculo.”

Hao Ren inhaló y asintió.

Las piedras espirituales eran los objetos más comunes para los cultivadores que vivían en y sobre el Quinto Cielo, y eran para cultivar y comerciar por otras cosas. Sin embargo, para los institutos de ciencias, eran un nuevo tipo de fuente de energía que era a la vez limpia y eficiente.

Si uno aprendía la nueva fuente de energía, dominaba la dirección del desarrollo del mundo; No es de extrañar que el gobierno le prestara tanta atención, y que la estación de televisión local incluso pagó 10.000 yuanes por las pistas de la roca en un esfuerzo por descubrir el origen de ésta.

“No hables de rocas.” La abuela estaba enojada desde que fue interrumpida. “Si la familia de Zi tiene algún problema, haremos todo lo posible para ayudarlos. ¿Me escuchan?”

Cuando se enfermó debido a la presión arterial alta, la familia de Zi le salvó la vida; La abuela siempre lo recordaba.

Ahora, viendo el negocio del padre de Zi en problemas, la abuela estaba muy ansiosa.

“No te preocupes, mamá. ¡Lo haré lo mejor que pueda! El Grupo Mingri y nuestro Instituto de Investigación Oceánica están trabajando en el proyecto de petróleo en las profundidades del océano. Además, las fábricas del padre de Yujia en los Estados Unidos comenzarán a trabajar con la subsidiaria de Nueva York del Grupo Mingri.”

Al escuchar la mención de su nombre, Xie Yujia levantó la vista. Cuando escuchó información sobre las fábricas de su padre, sus ojos se iluminaron.

“Esperamos que la compañía del padre de Zi supere los problemas. Después de todo, tenemos muchos proyectos juntos.” Hao Zhonghua intentó calmar a la abuela.

“¡Bien! ¡La familia de Zi y nuestra familia son una gran familia! Tú usa tus conexiones y ve si alguna de las grandes empresas puede ayudar al padre de Zi. ¿No eres cercano al gobernador provincial y el jefe de la Oficina de Energía? Y tienes ex compañeros de clase trabajando en el Departamento de Agricultura y el Departamento de Negocios, ¿verdad?” Las palabras de la abuela se dispararon hacia Hao Zhonghua como balas.

“¡Ok! ¡Ok! No te preocupes, mamá. Haré algunas llamadas cuando termine mi comida.” Hao Zhonghua asintió con exasperación.

“¡Mucho mejor!” Mirando a Hao Zhonghua, la abuela finalmente recogió sus palillos.

Yue Yang le sonrió a Hao Zhonghua y estaba a punto de comer cuando la abuela dijo: “Y Yue Yang, también puedes usar tus conexiones. ¡Algunos de tus antiguos compañeros de clase están administrando grandes negocios en el extranjero, y debes ayudar al padre de Zi a conseguir algunos tratos!”

“Está bien, mamá.” Yu Yang aceptó de inmediato.

Hao Ren y Xie Yujia intercambiaron una mirada. Al ver el raro descontento en el rostro de la abuela, se dedicaron a comer.

Zhen Congming estaba comiendo una pierna de pollo sin prisa. De hecho, era la persona más rica de la mesa, ya que las piedras preciosas en su espacio de almacenamiento se podían vender fácilmente por miles de millones de yuanes, pero no tenía nada que ver con los negocios en tierra del Palacio del Dragón del Océano Este. Por lo tanto, no le importaba ofrecer ninguna ayuda.

Cuando terminó la cena, Hao Zhonghua y Yue Yang regresaron a su habitación en el segundo piso, y cada uno usó sus teléfonos para comunicarse con sus antiguos compañeros de clase, con la esperanza de encontrar algo de ayuda para el Grupo Mingri. Con su reputación internacional en el círculo de la ciencia, tenían muchas conexiones en China, especialmente con sus antiguos compañeros de clase que habían tomado posiciones importantes. No les era difícil lograr ciertas cosas.

Por eso el teniente de alcalde de Ciudad Océano Este no se atrevía a ofender a estas dos figuras, y su padre había golpeado duramente a Huang Xujie por meterse con Hao Ren.

Hao Zhonghua y Yue Yang nunca habían pedido favores a nadie después de graduarse; ni siquiera llamaron a sus amigos de la Oficina de Educación cuando Hao Ren estaba aplicando para la universidad. Sin embargo, ahora comenzaron a hacer llamadas telefónicas a sus amigos y ex compañeros de clase para ayudar al Grupo Mingri, y sus solicitudes recibieron mucha atención.

“Sí, sí. Ministro Cai, el proyecto de exploración del Instituto de Investigación Oceánica y el Grupo Mingri es un importante proyecto energético que abarca los próximos diez años en el área del Océano Este, y espero que funcione sin problemas con su ayuda.”

“Hola, Liu Xin, ¿cómo está el clima en Francia recientemente? ¿Y tu negocio del vino? ¿Oh, adquiriste una nueva vinería? Tengo un amigo del Grupo Mingri. Sí, a sus acciones no les va bien últimamente… Pero también hacen negocios en el suministro de alimentos. ¿Quieres hablar con él? Te daré su número… “

Uno en el balcón y el otro en la habitación, Hao Zhonghua y Yue Yang continuaron haciendo llamadas, instando a todas sus conexiones a hacer negocios con el Grupo Mingri.

Con su aguda capacidad auditiva, Hao Ren escuchó las llamadas telefónicas de sus padres mientras cultivaba. No sabía que tenían conexiones tan amplias, desde los ministros del gobierno hasta las vinerías en el extranjero, desde el magnate naviero de Australia hasta los inversionistas de Wallstreet, desde la alta gerencia de GE hasta el Editor en jefe de Times. Se pusieron en contacto con todas las conexiones que tenían el potencial de ayudar al negocio del Grupo Mingri o de mejorar su imagen pública.

Hao Ren incluso pensó que, si sus padres cambiaban de la investigación científica al negocio, harían un gran trabajo con sus conexiones y su cerebro.

Media hora después, Zhao Guang, que estaba escuchando el informe del Anciano Sun, escuchó el timbre de su teléfono celular.

“Hola. ¿Quién está hablando?” Zhao Guang contestó el teléfono.

“Oh, soy Liu Xin, el propietario de Château Lafite Rothschild de Burdeos. ¿Eres Zhao Guang, el presidente del Grupo Mingri? Mi buena amiga Yue Yang me dijo que planeas importar vino. Puedo proporcionarte 500 cajas de vino 98 para una venta de prueba…”

Zhao Guang se congeló ante la oferta de la vinería N°1 en el mundo que producía el muy codiciado vino de alta calidad.

Ding… Sonó el teléfono de su escritorio. Después de pedirle a Liu Xin que lo esperara en su teléfono celular, tomó el teléfono.

“Hola, Sr. Zhao. Soy Emerton, la directora ejecutiva de Glory Shipping Co. en Australia. Llamé para preguntar si mi compañía puede trabajar con la subsidiaria de Australia de su grupo. Mi buen amigo, Hao Zhonghua, me pidió que lo llamara esta noche. Planeamos construir un nuevo puerto en Melbourne, y si es conveniente para usted…” Inglés fluido flotó desde el teléfono.

Zhao Guang abrió los ojos más, sorprendido de que otra oportunidad de negocio estuviera llamando a su puerta. Trabajar con la compañía naviera más grande de Australia para construir un nuevo puerto era definitivamente una buena noticia que elevaría los precios de las acciones del Grupo Mingri…

“¿Sr. Zhao? ¿Sr. Zhao?” La voz urgente de la mujer vino de su celular.

Apretando los dientes, Zhao Guang miró al Anciano Sun que estaba delante de él y le ordenó con calma: “Ve y convoca al Anciano Lu, al Anciano Liu y a los demás. Consigue también asistentes confiables. Estaremos ocupados.”

El Palacio del Dragón del Océano Oeste unió a los otros dos palacios de dragones del océano e intentó cortar el negocio en tierra del Grupo Mingri. Mientras tanto, lanzaron campañas de desprestigio, reduciendo los precios de las acciones del Grupo Mingri. A pesar de su equipo de élite, Zhao Guang se vio abrumado por sus repentinos ataques.

El ex jefe del grupo ahora estaba siendo forzado al borde del acantilado.

“El viejo rey dragón quiere reunirse después de su regreso. ¿Organizamos una gran fiesta de bienvenida?” El Anciano Sun miró a Zhao Guang y le preguntó.

Zhao Guang sacudió la cabeza. “Los padres de Ren me están ayudando, y no debería contar con el viejo rey dragón para arreglar este desastre. ¡Debemos contraatacar antes de que él regrese!”

Zhao Haoran era una generación más antigua que el Viejo Zeng del Océano Oeste. Zhao Guang podía imaginar la abrumadora presión que enfrentaría el Viejo Zeng cuando su padre, que había estado ausente durante los últimos 20 años, regresara.

¡El poder del Clan Dragón del Océano Este había caído a un estado tan miserable en las manos de Zhao Guang!

Sin embargo, Zhao Guang sintió que Zhao Haoran tenía más razones detrás de su furia…

Pagina Anterior
Pagina Siguiente