Capítulo 337 – DKS – ¡Volviendo a casa!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Hao Ren bajo rápidamente del Quinto Cielo y patrulló antes de regresar a la Universidad Océano Este para sus clases.

El tiempo pasó volando y Hao Ren llevó a Little White a dar un paseo cerca de la biblioteca al mediodía. Durante la clase de la tarde, Xie Yujia se volteó y le sonrió alegremente.

Hao Ren sabía que Xie Yujia era sensible y lógica. A veces incluso se sacrificaba para hacer felices a otras personas. Deseaba que todos a su alrededor fueran felices, incluso si ella no estaba de pie en el centro de la multitud.

La sonrisa de Xie Yujia fue su manera de agradecer a Hao Ren por llevarla a ver a sus padres. Sin embargo, una sonrisa como la de ella hizo que le doliera un poco el corazón.

“No es su deseo vivir en mi casa. Pasó el mayor tiempo posible con la abuela y no causó ningún problema a mis padres. Sin embargo, en su corazón, todavía extraña mucho a sus padres.”

Con este pensamiento, Hao Ren sintió que debería haberla tratado mejor.

Todos los cursos del viernes terminaron con el sonido de la campana de clases.

Hao Ren empacó rápidamente y caminó hacia el frente del aula.

“Woah, no te sentaste al lado de Yujia, ¡y ahora tienes prisa por venir!” Ma Lina se burló de Hao Ren mientras estaba sentada junto a Xie Yujia.

Xie Yujia le dio una palmada a Ma Lina y se apretó para pasar adelante de ella. Entonces, ella sonrió ligeramente a Hao Ren. “¡Vámonos!”

Hao Ren le devolvió la sonrisa y caminó hacia la puerta con Yujia.

Ma Lina quedó estupefacta en su asiento. Después de unos segundos, miró a la espalda de los dos y respiró profundamente… “¿Cuándo se volvió tan encantadora la sonrisa de Hao Ren?”

Hao Ren volvió a su dormitorio para guardar algunas cosas. Luego, se dirigió al edificio del dormitorio de Xie Yujia para recogerla antes de que fueran a la parada del autobús. Xie Yujia no estaba acostumbrada a lo detallista que era Hao Ren hoy.

Subieron al autobús y llegaron a la casa junto a la playa a las cuatro de la tarde.

Yue Yang estaba ocupada en la cocina con un suéter blanco y negro y un delantal blanco. Ella llegó a casa más temprano hoy con el propósito de preparar una buena cena para la familia. Como no cocinaba mucho, comenzó a prepararse a las cuatro de la tarde.

Cuando Xie Yujia vio a Yue Yang ocupada cocinando en la cocina, dejó todo de inmediato para ayudar.

Zhen Congming llegó a casa hace mucho tiempo. Se sentó frente al televisor en el sofá, divirtiéndose con la nueva PS3 que Hao Zhonghua le consiguió.

La abuela estaba de buen humor. Ella estaba bebiendo su té y mirando las emocionantes imágenes en la pantalla, animando a su segundo nieto, Zhen Congming.

“¡Hermano!” Zhen Congming gritó tan pronto como vio a Hao Ren.

Su grito sobresaltó a Hao Ren, y este último retrocedió unos pasos. Fingió ser el hermano de Zhen Congming la última vez que fueron al Palacio del Dragón del Océano Oeste, pero nunca pensó en convertirse en el hermano mayor de este demonio.

Además de eso, Zhen Congming siempre había intentado actuar cool, por lo que sorprendió a Hao Ren cuando este niño lo llamó su hermano por su cuenta.

“Jeje…” La abuela se rió agradablemente cuando escuchó esto.

Después de saludarlo, Zhen Congming se dio la vuelta y volvió a centrar su atención en el emocionante juego. La abuela le había prometido tres juegos más, siempre y cuando llamara hermano a Hao Ren.

Entre su dignidad y los juegos, Zhen Congming eligió decisivamente este último.

“Cuanto más miro a Congming, más me agrada él. Entonces, lo consideraré como un segundo nieto. Él te llamará hermano en el futuro, y tú también debes tratarlo como a un hermano menor.” Le dijo la abuela a Hao Ren, que estaba estupefacto.

“Oh, oh…” Hao Ren caminó con cuidado hacia el sofá y pensó: “La abuela sobornó a un demonio poderoso para que se convirtiera en su nieto con una PS3 que solo cuesta unos pocos miles de yuanes…”

Aunque no tenía idea de lo que era Zhen Congming como bestia demonio, sabía que Zhen Congming tenía un gran potencial debido a su éxito en la transformación en un humano. Sin mencionar que también era discípulo de Qiu Niu, uno de los nueve ancestros de todos los dragones.

“¿Por qué no juegas un poco con Congming ahora que él es tu hermano menor?” La abuela instó a Hao Ren.

Hao Ren vio que Zhen Congming estaba pasando el mejor momento de su vida. Tomó un control y comenzó a jugar con él de manera casual. Zhen Congming gritó en voz alta durante el juego y no se parecía en nada a una bestia demoníaca. Little White era definitivamente similar a él.

“¡Hora de cenar! ¡Hora de cenar!” Yue Yang gritó mientras salía de la cocina.

Xie Yujia sacó los platos con Yue Yang felizmente, y unas gotas de sudor se pudieron ver en su frente. Hao Zhonghua, que había estado trabajando arriba, también entró en el comedor.

La reunión familiar animó a la abuela como la mayor. Yue Yang hizo una mesa entera de platos hoy, y la sinceridad fue más que suficiente para cambiar la impresión que la abuela tenía de ella.

Para hacer que la habitación sea más animada, la abuela encendió la televisión para el canal de noticias y llamó a todos: “¡A comer! ¡A comer!”

Para ella, el trabajo no era una prioridad. Lo más importante era que toda la familia se reuniera y disfrutara de una cena feliz.

“Ren… ¿ha habido algún problema con la compañía del padre de Zi?” Hao Zhonghua preguntó de repente.

“No…. no hay problemas.” Respondió Hao Ren con incertidumbre.

“Oh… acabo de escuchar algunos rumores sobre la mala gestión del Grupo Mingri. Sus ventas y ganancias han estado disminuyendo últimamente, así que estaba un poco preocupado. Por eso pregunté.” Dijo Hao Zhonghua.

“¿Es así?” La abuela frunció el ceño un poco, “Últimamente no he estado observando mucho el mercado de valores, pero sí noté que el precio de las acciones del Grupo Mingri está disminuyendo.”

“Um… es normal que las acciones fluctúen.” Se rió Hao Ren y respondió.

“No, ¡voy a echar otro vistazo!” La abuela repentinamente dejó la mesa y subió las escaleras sosteniendo la barandilla.

Todos los familiares bajaron sus palillos y esperaron nerviosos a que la abuela regresara. Zhen Congming fue el único que no tenía idea de qué eran las acciones. Aprovechó esta oportunidad para meter varios buenos guisos de cerdo en su tazón.

Unos minutos más tarde, la abuela regresó al comedor desde las escaleras con la espalda encorvada. Ella dijo seriamente: “Eché un vistazo y las acciones del Grupo Mingri han estado cayendo al límite durante siete días seguidos.”

Hao Zhonghua y Yue Yang estaban sorprendidos por las palabras de la abuela. No sabían mucho sobre negocios, y por eso no se centraron en las noticias sobre el Grupo Mingri cuando escucharon rumores. Sin embargo, el mercado de valores había estado muy bien últimamente, y la abuela estaba encantada con el dinero que estaba haciendo. Era extraño que las acciones del Grupo Mingri cayeran tanto.

“¿Hay algo que podamos hacer para ayudar?” Yue Yang le preguntó a Hao Zhonghua, quien estaba sentado frente a ella.

Hao Zhonghua frunció el ceño intensamente ya que no sabía qué decir. El Grupo Mingri era un gran grupo empresarial en China, y las cifras en sus informes financieros se redondearon a los millones más cercanos.

Sin embargo, los padres de Hao Ren eran solo científicos, y no había mucho que pudieran hacer.

“Zhonghua, llama a la familia de Zi y pregúntales sobre eso.” Dijo la abuela.

“Eso no sería apropiado, mamá. Tal vez el padre de Zi está estresado por eso ahora. No es un buen momento para llamarlos y preguntar sobre eso.” Yue Yang la detuvo apresuradamente.

“Entonces diles que incluso si quiebran y caen en deudas, todavía quiero a Zi.” La abuela enderezó su espalda y dijo obstinadamente.

“Y diles que no se preocupen por el negocio. Todavía tengo un ahorro de 800,000, y puedo darles todo para que vuelvan a comenzar si lo necesitan.” Continuó la abuela.

Ochocientos mil yuanes, una gota de agua en el océano en comparación con la cantidad de dinero que el Grupo Mingri estaba perdiendo diariamente. La abuela probablemente no entendía esto, pero su preocupación demostró cuánto le importaba.

“Tranquila, mamá. No es nada más que los altibajos normales de los negocios.” Hao Zhonghua la consoló después de ver lo molesta que estaba.

Estaba muy preocupado también. A pesar de que no estaba en el campo de los negocios, sabía que un descenso de siete días consecutivos significaba que la compañía enfrentaba una tremenda crisis.

Hubo un momento de silencio, y Hao Zhonghua lamentó haber sacado este tema. En este momento, la estación de televisión comenzó a informar una noticia.

“El Grupo Mingri, la principal empresa comercial de China, ha sufrido una crisis. Corre el rumor de que la empresa está pasando por un gran reemplazo de sus ejecutivos de alto nivel. Esto ha provocado una fuerte caída en las acciones del Grupo Mingri. Ha estado declinando en los últimos siete días consecutivos, y la situación en el Grupo Mingri en China está causando una reacción en cadena para sus subsidiarias en todo el mundo. Según la estimación conservadora de los expertos, el Grupo Mingri ve una pérdida de al menos 200 millones de yuanes por día… “

Esta noticia aplastó por completo la comodidad de Zhao Zhonghua.

La cara de la abuela se oscureció de inmediato.

Hao Ren podría imaginar que una noticia como esta daría lugar a un nuevo descenso en el precio de las acciones del Grupo Mingri. La imagen de rascacielos cayendo repentinamente apareció en su cabeza.

Por supuesto, las noticias podrían no ser 100% verdaderas. Sabía que la razón de la crisis del Grupo Mingri era que los grupos empresariales de los otros clanes dragón dejaron de hacer negocios con el Grupo Mingri.

Hacer negocios era como el flujo de agua, y solo estaría vivo si hubiera transacciones. El Clan Dragón del Océano Este fue el primero que intentó iniciar un negocio en tierra. Se hizo más y más grande, y la base que construyó fue cada vez más estable. Para evitar que otros clanes dragón digan que el Clan Dragón del Océano Este no compartía cosas buenas con otros, habían ayudado a los negocios de algunos otros clanes dragón en las últimas décadas. Pero estos clanes dragón aprovecharon esta oportunidad para darse la vuelta y trabajar en contra de la compañía, lo que hizo que el Grupo Mingri perdiera algunos de los socios comerciales más grandes que tenía. Era fácil prever el desafío que enfrentaba el Grupo Mingri en este momento.

Los poderes tenían sus territorios, pero las empresas no. Si el Grupo Mingri se declarara en quiebra, las otras compañías podrían aprovechar la oportunidad para fortalecerse al dividir el mercado de los Grupos Mingri. Incluso podrían abrir sus subsidiarias en Ciudad Océano Este.

Justo cuando Hao Ren lo pensó, la noticia continuó: “Zhao Haoran, el CEO del negocio de inversión extranjera del Grupo Mingri, anunció que regresará a China. Esta sería la primera vez que regresaría después de hacerse cargo de la inversión extranjera de la rama del Grupo Mingri hace 20 años… “

Hao Ren miró hacia la televisión.

“¿Zhao Haoran? ¿Podría ser el segundo tío de Zhao Yanzi que había estado en los Estados Unidos?”

Fijó sus ojos en el televisor, pero todo lo que pudo ver fue la imagen de un anciano de pelo canoso y ojos redondos, con un bastón en la mano. Estaba exudando un aura fuerte…

Pagina Anterior
Pagina Siguiente