Capítulo 323 – DKS – Tiempo juntos

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Hao Ren no tenía idea de que esto afectaría a Su Han. Ya que este era un problema familiar que debería mantenerse dentro del Clan Dragón del Océano Este entre él y Zhao Yanzi, no sería justo arrastrar a Su Han hacia ello.

Su Han lo tomó como su asistente para brindarle protección bajo otra identidad. Pero ahora… Hao Ren se sintió increíblemente mal por Su Han, que parecía calmada en ese momento.

Ella le ofreció instrucciones y enseñanzas cuando Hao Ren comenzó a cultivar, y nunca lo trató mal, y sin mencionar el hecho de que Su Han se lastimó al protegerlo cuando fueron expulsados ​​del Palacio de los Nueve Dragones por Qiu Niu.

Su Han sonrió ligeramente cuando vio el rostro sombrío de Hao Ren. “No pienses demasiado en esto. Ya que estoy en el sistema de inspectores, aceptaré la decisión del Santuario del Dios Dragón.”

Se veía tan tranquila que parecía que no lamentaría ninguna de sus decisiones, incluso si la castigaran severamente.

Xie Yujia no estaba muy familiarizada con Su Han, pero siempre había pensado que Su Han era una gran profesora. Después de varios encuentros, ahora sentía que Su Han también era una persona encantadora.

Xie Yujia estaba un poco triste después de saber que Su Han podría ser transferida a otra ciudad.

Por supuesto, las personas que serían las más devastadas después de saber esto serían los chicos de la Universidad Océano Este, especialmente los compañeros de habitación de Hao Ren.

De hecho, aunque Su Han no bajó de nivel por su grave lesión, sus habilidades de combate no eran tan poderosas como antes. Le llevaría al menos cinco o seis años recuperarse del incidente. De lo contrario, incluso el Santuario del Dios Dragón no querría castigar a un inspector de nivel Qian que era bueno en el trabajo como Su Han.

“De acuerdo, haré lo mejor que pueda en los exámenes del Santuario del Dios Dragón.” Dijo Hao Ren.

Aunque Su Han parecía fría, ella trataba de protegerlo donde podía. Hao Ren recordó su amabilidad, y ahora era el momento para que él la protegiera de los problemas y responsabilidades.

“Los exámenes generales del Santuario del Dios Dragón no son tan fáciles como podrías pensar…” Su Han sonrió y dijo, sacudiendo la cabeza. Sin embargo, ella no siguió hablando.

No creía que Hao Ren pudiera obtener una buena posición con su fuerza, pero no quería aplastar el entusiasmo de Hao Ren. En su opinión, el progreso actual de Hao Ren ya era rápido y suave.

“¿Cuándo comienza exactamente el examen?” Hao Ren preguntó.

“Técnicamente, tienes un mes si realmente planeas tomar los exámenes.” Su Han lentamente levantó la vista con sus bonitos ojos y dijo desde la cama.

“¡De acuerdo!” Hao Ren apretó los dientes y asintió.

Su Han secretamente suspiró ante la persistencia de Hao Ren. El Clan Dragón del Océano Oeste estaba decidido a luchar hasta la muerte, y fue unificando a todas las fuerzas, convirtiéndose en la fuerza clave en la lucha contra el Océano Este.

También ponía nervioso al Santuario del Dios Dragón. Y el Santuario del Dios Dragón tuvo que tomar algunas medidas para calmar toda la situación. Como jefa de Hao Ren, definitivamente tendría que ir a la Antártida durante una década. Ni siquiera se le permitiría regresar a los otros continentes durante ese tiempo.

“Ustedes deberían regresar si no hay nada más.” Su Han miró a Hao Ren y Xie Yujia y dijo. Su tono era mucho más suave que antes. Tal vez fue debido a su estado de ánimo, o podría haber sido debido a la presencia de Xie Yujia.

Hao Ren pensó en el tiempo y se dio cuenta de que pasaron bastante tiempo en la habitación de Su Han. Por lo tanto, asintió y caminó hacia la puerta. “De todos modos, mejora pronto.” Dijo.

“Um.” Su Han asintió sin mostrar expresión alguna.

Xie Yujia no dijo una palabra desde el principio hasta el final. Ella sentía que el trato que Su Han le había dado a Hao Ren era algo especial. Después de todo, ella ignoraba completamente a todos los otros chicos.

Hao Ren cerró la puerta desde afuera y sacó a Xie Yujia del palacio.

No le importaba mucho el puesto de inspector. Pero como esto involucraba a Su Han, ya no era un problema dentro del Clan Dragón del Océano Este.

Xie Yujia siguió a Hao Ren hasta la puerta principal del palacio del dragón sumergida en sus propios pensamientos.

Siempre había algunos soldados patrullando tras ellos.

“¡Hágale saber al Premier Xia que le haré una visita algún otro día!” Hao Ren le dijo al general que estaba liderando a los soldados que patrullaban. Luego, sacó a Little White y se dirigió a la tierra a gran velocidad.

El Premier Xia era el único que tenía una amistad personal con Hao Ren en todo el palacio del dragón. Hao Ren decidió no molestarlo esta noche porque ya era medianoche. Sin embargo, si tuviera algunas preguntas sobre el Océano Este que necesitaban respuesta, el Premier Xia sería la persona perfecta.

“Zhao Yanzi pudo comenzar su cultivación de nuevo, y tal vez la pérdida de su núcleo dragón ya no sería un problema. Podría ser un Fuma insignificante.” Hao Ren se rió de sí mismo mientras acariciaba el cuello de Little White con ambas manos.

Little White aceleró de inmediato, despegando del océano como una estrella fugaz.

“¿Qué está pasando? Nunca me lo dijiste.” Xie Yujia abrió la boca y preguntó mientras jalaba la camisa de Hao Ren.

Ella estaba tratando de suprimir su curiosidad y no quería interferir con los problemas de Hao Ren. Sin embargo, ella se preocupó más y más por Hao Ren después de escuchar todo eso.

“No mucho. Es solo que Zhen Congming y yo destruimos la mitad del Palacio del Dragón del Océano Oeste hace unos días cuando salí con él.” Dijo Hao Ren.

“¿Ah?” Xie Yujia se sorprendió.

Ella había visto el Palacio del Dragón del Océano Este; Era una ciudad gigante que cubría miles de acres.

“¿Cómo pudo Hao Ren derribar un palacio igualmente grande?” Pensó.

Xie Yujia siempre había sido una buena niña, excepto en el tiempo en que ella estuvo alrededor de Hao Ren cuando eran pequeños.

Sin embargo, ella ni siquiera había quemado la mitad de un almacén en su vida.

¡Boom! Little White, que percibió los pensamientos de Hao Ren, bajo y siguió volando por encima del océano.

El océano parecía ilimitado bajo la luz de la luna.

Xie Yujia nunca había disfrutado de una vista como esta antes.

De repente, sintió tranquilidad mental y atesoró el hermoso paisaje.

Las olas reflejaban la luz plateada de la luna a medida que avanzaban en orden, similar a las escamas de un pez.

La luna brillaba en el cielo, iluminando el océano, y Hao Ren y Xie Yujia apreciaron su tiempo juntos en este momento.

Volar cerca del océano era incluso mejor que pararse en la cubierta de un barco. Podían disfrutar a fondo del vasto y tranquilo paisaje en silencio.

Xie Yujia miró en secreto el rostro de Hao Ren desde un costado.

Era una cara tranquila pero decidida que era un 70% similar a la cara traviesa de su Pequeño Hermano Mayor. Sin embargo, tenían expresiones completamente diferentes.

En ese momento, los labios de Hao Ren formaron un puchero, como si estuviera tratando de decidirse. Sus ojos que miraban a la distancia mostraban que estaba enterrado en sus propios pensamientos.

Ella se apoyó ligeramente en la espalda de Hao Ren y pudo escuchar su fuerte latido a través de su camisa.

Xie Yujia no sabía si se estaba enamorando demasiado de Hao Ren, pero descubrió muchos de los talentos y fuerza ocultos de Hao Ren.

Hao Ren parecía ser muy amable, pero era muy firme con sus decisiones. No quería molestar a nadie, incluso si tenía muchas cosas en mente. Sin embargo, definitivamente compartiría cosas buenas con todos a su alrededor.

Estar con Hao Ren le dio a Xie Yujia una fuerte sensación de seguridad.

¡Boom!

Little White bajó por medio metro, y sus patas casi tocaron el agua.

El fuerte flujo de aire creado por la alta velocidad hizo muchas olas en el océano.

Los peces gigantes que nadaban cerca de la superficie fueron absorbidos por el océano, y continuaron rodando hacia arriba y hacia abajo en el aire.

¡Había un océano sin fin a su alrededor!

“Vamos, Little White. ¡Volvamos!” Hao Ren gritó.

¡Roar!

Little White rugió y de repente voló hacia adelante, despegando hacia el reflejo de la luna en el océano.

Shoo… Little White voló hacia su destino a una velocidad rápida.

La Ciudad Océano Este apareció lentamente frente a Hao Ren y Xie Yujia.

Llegaron a la Plaza Hongji en un momento, y Little White se convirtió en su forma de cachorro blanco y lindo.

Después de volver a poner a Little White en el collar, Hao Ren y Xie Yujia regresaron a la sala de KTV. ¡Miraron la hora y se dieron cuenta de que solo había pasado media hora!

Ma Lina seguía cantando, y los chicos estaban acurrucados en el sofá, durmiendo.

“¿Regresaron?” Ma Lina dejó el micrófono cuando entraron Xie Yujia y Hao Ren. Ya estaba un poco aburrida porque había cantado seis canciones.

Ella pensó que solo pasearon por la plaza Hongji, pero nunca pudo imaginar que fueron al Palacio del Dragón del Océano Este y volaron por encima del mar.

“Um, hace un poco de frío, así que volvimos antes.” Xie Yujia sonrió mientras se sentaba junto a Ma Lina.

Si no fuera por el comando de Hao Ren a Little White, ella realmente deseaba poder seguir vagando por el océano con Hao Ren hasta el amanecer. Habría sido agradable disfrutar del espectacular amanecer sobre el mar infinito.

“Canta unas cuantas canciones, Yujia. Déjame tomar un descanso.” Ma Lina agarró su bebida y la bebió a fondo.

Xie Yujia estaba un poco tímida, pero cantó algunas canciones a la ligera ya que todos los chicos estaban durmiendo. Su voz era mucho mejor que la de Ma Lina, y la voz suave puso a Huang Jianfeng y a los otros muchachos en un sueño más profundo.

Antes de que se dieran cuenta, ya eran las seis de la mañana.

Tanto Hao Ren como Xie Yujia utilizaron sus técnicas de cultivo para deshacerse de su somnolencia, por lo que parecían muy enérgicos.

Zhou Liren se levantó del cuerpo de Cao Ronghua mientras bostezaba. “¡Joder! ¿Ustedes dos no durmieron en absoluto?”

Ese simple comentario salió de su boca con un extraño mensaje oculto.

Xie Yujia se sonrojó mientras circulaba la esencia de la naturaleza de acuerdo con la Técnica de Refinamiento de Qi. Levantó a Ma Lina, que estaba casi dormida, y dijo: “Hao Ren, ahora volveremos.”

“Um,” Hao Ren la miró con sus ojos brillantes y dijo: “Ten algo de comer antes de ir a clase.”

Xie Yujia se sonrojó otra vez y asintió antes de arrastrar a Ma Lina fuera de la habitación.

“No sabía que nuestra ex presidenta de clase podría ser tan linda. Nuestro hermano Ren finalmente la conquistó.” Zhou Liren levantó las cejas hacia Hao Ren.

“Limpia tu boca y ve a clase. Todavía tengo algo que hacer.” Hao Ren le lanzó un paquete de servilletas y salió apresuradamente.

La Escuela Secundaria LingZhao y la Escuela Primaria LingZhao estaban a solo cruzar la calle en distancia. Como solo faltaba una hora para que comenzaran las clases, Hao Ren quería reunirse con Zhao Yanzi. Mientras tanto, quería ver si Zhen Congming estaba intimidando a todos, incluidos sus maestros en la escuela moderna.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente