Capítulo 315 – DKS – ¿Es mi turno?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Después de cultivar durante toda una noche, llegó la mañana siguiente.

Hao Ren y Xie Yujia se levantaron temprano para tomar el primer autobús fuera de la casa para regresar a la universidad.

Después de entrar al centro, se cambiaron a otro autobús. Al ver que los alumnos de secundaria se subían al autobús, Xie Yujia recordaba su vida en la secundaria.

Hao Ren se apoyó en la ventanilla del autobús y miró la ciudad que había sido lavada por la tormenta de la noche anterior mientras circulaba el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora. La noche anterior, había consolidado con éxito su reino en su pequeña habitación en el segundo piso, y las nuevas aperturas que adquirió después de usar la Formación de Dos Dragones se llenaron de esencia.

Había experimentado un incidente similar antes, pero no sabía que su progreso de cultivo constante se debía a Xie Yujia.

Mientras Xie Yujia cultivaba, la Nota de Vida absorbía la esencia natural de las áreas cercanas a la casa, pero su tipo de cuerpo no podía absorberlo todo, y, por lo tanto, Hao Ren obtuvo todos los beneficios.

“Esta noche, ¿todavía irás a la casa de Zhao Yanzi y le darás tutoría?” Xie Yujia le preguntó bruscamente.

“Sí.” Hao Ren asintió, y para entonces el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora había terminado un ciclo.

Xie Yujia sonrió y no contestó.

El autobús llegó a la puerta de la universidad y se bajaron.

Esta parada de autobús estaba en la única ruta para que los estudiantes que vivían fuera del campus regresaran a la universidad y, por lo tanto, muchos vendedores levantaron puestos temporales allí.

Hao Ren corrió, compró dos panqueques con huevo y pasta de soja dulce y le dio uno a Xie Yujia.

Tomando el panqueque caliente de la mano de Han Ren, Xie Yujia estaba un poco conmovida.

Mirando su rostro tranquilo y humilde, ella sabía que siempre recordaría estos detalles de la vida, incluso si no terminaban juntos en el futuro.

“Voy a ir a mi dormitorio por los libros. Será mejor que te prepares para la clase también.” Hao Ren aceleró sus pasos y caminó hacia el área de dormitorios del sur.

Si los chicos de la clase supieran que Xie Yujia vivía en su casa, explotarían por las noticias.

Desde que Xie Yujia renunció a su puesto como presidenta de la clase, su encanto había crecido enormemente en la universidad y se había convertido en una de las chicas más populares en la mente de los estudiantes. Mientras tanto, Lin Li, la ex chica más popular de la universidad ya no estaba a la par con Xie Yujia.

Durante el fin de semana, Hao Ren destruyó la mitad del Palacio del Dragón del Océano Oeste y había estado en el Quinto Cielo. Sin embargo, no importa cuán colorida sea su vida después de la universidad, él era un estudiante ordinario en la universidad.

Zhao Jiayi y los otros muchachos no vieron ninguna diferencia en Hao Ren y conversaron con él como de costumbre.

Aunque Hao Ren ahora podía volar en el cielo, no creía que fuera tan diferente de sus amigos en la universidad.

Después del almuerzo en la Cafetería Corriente Clara, tomó un autobús al dojo de artes marciales en el centro.

El dojo de artes marciales del Anciano Sun era muy popular. Incluso durante la pausa del almuerzo, cada una de las salas VIP estaba ocupada. Obviamente, mantenerse en forma practicando artes marciales en lugar de yoga o baile se ha convertido en una nueva tendencia en la ciudad.

Por supuesto, la habitación más interna estaba reservada para Hao Ren.

¿Quién hubiera pensado que el popular Dojo de Artes Marciales Sun Yun, que tenía cadenas en cada ciudad importante del país, también servía como lugar de cultivo para los cultivadores dragón?

Con la Tarjeta VIP Suprema en su mano, Hao Ren entró directamente en la habitación más interna que luego lo teletransportó a un valle con dos piedras espirituales de grado superior; cualquier cultivador humano estaría celoso del tratamiento que recibió Hao Ren.

El cultivador dragón que custodiaba la red de teletransportación en el valle había visto a Hao Ren la última vez. Después de presenciar el gran poder de Hao Ren, el cultivador tuvo un gran respeto por Hao Ren.

En el valle, varios otros jóvenes cultivadores practicaban.

Los dojos de artes marciales operados por el Anciano Sun tenían dos funciones. Una era estacionar a la gente del Océano Este en todo el país e incluso en el mundo; el otro era proporcionar un lugar de práctica para los cultivadores dragón.

Después de todo, solo podían tener competiciones de bajo nivel en pequeñas esferas de energía que ellos mismos construían. Necesitarían un lugar grande para competiciones serias.

Además, había más y más jóvenes cultivadores viviendo en la ciudad, y era un delito grave si un inspector los encontraba teniendo peleas a gran escala en la ciudad. Los dojos de artes marciales del Anciano Sun podrían resolver el problema para los cultivadores.

Podían ser teletransportados a un valle remoto de la ciudad por la formación. De esta manera, no tenían que volar durante el día, y podían practicar sus técnicas de cultivo libremente en el valle, protegidos por formaciones defensivas sin el temor de atraer la atención del mundo mortal.

Al salir de la red de teletransportación al centro del valle, Hao Ren vio a seis jóvenes cultivadores peleando. Entre ellos, cuatro estaban en el nivel Zhen y dos en el nivel Dui; Dos de los cultivadores de nivel Zhen eran chicas.

Por las luces de colores que emitían, Hao Ren sabía que los dos chicos de nivel Dui pertenecían al Clan Dragón del Elemento Tierra, mientras que los dos chicos de nivel Zhen eran de la rama del lago del Clan Dragón del Elemento Agua.

Los cuatro cultivadores de nivel Zhen estaban combinando fuerzas contra un cultivador de nivel Dui que estaba usando una técnica de cultivo pesada, desatando una serie de bloques cuadrados

Uno de los dragones del elemento agua de nivel Zhen agitó una ola de luz azul pálido con su látigo corto, obligando al cultivador de nivel Dui a retroceder dos pasos. Los otros dos cultivadores de nivel Zhen aprovecharon la oportunidad para atacar, y el cultivador de nivel Dui no pudo bloquearlos. Voló cinco metros hacia atrás y tropezó.

Hao Ren acababa de entrar en el valle y caminaba por el tambaleante cultivador de nivel Dui, por lo que puso su mano en la espalda de este cultivador, ayudándole a recuperar el equilibrio.

“Wang Hui, ¡perdiste!” El otro cultivador de nivel Dui que estaba parado en el costado y actuando como árbitro, gritó, disfrutando del placer al ver sufrir a otros.

“¡Humph!” El cultivador de nivel Dui que fue derribado se mostró reacio a admitir la derrota.

Miró de nuevo a Hao Ren y le bofeteó la mano.

Su bofetada fue dura.

Sin estar preparado, Hao Ren consiguió una marca de bofetada roja en la muñeca.

“¡Si este idiota no entrara de repente y me distrajera, no habría perdido!” El cultivador llamado Wang Hui miró a Hao Ren y gruñó.

Incluso con su temperamento suave, Hao Ren estaba enojado por esta acusación.

Él sabía que este valle no estaba abierto solo para él, por lo que no interrumpió su competencia e incluso ayudó al cultivador a recuperar el equilibrio cuando tropezó. Wan Hui volvió a mirar a Hao Ren y se burló: “¡¿Qué?! ¡Eres un pequeño cultivador de nivel Zhen y te atreves a enojarte conmigo!”

Aunque Hao Ren emitió la luz azul profunda y provenía de uno de los cuatro océanos, Wan Hui era un dragón del elemento tierra y no necesitaba preocuparse. Mientras Hao Ren no fuera un dragón del elemento metal, este cultivador de nivel Dui sentía que podía hacerle cualquier cosa a un pequeño cultivador de nivel Zhen.

Habiendo perdido la cara frente a dos chicas, quería descargar su ira sobre Hao Ren y mostrar su rango más alto como cultivador de nivel Dui.

Al igual que los estudiantes de menores años eran un poco cautelosos con los estudiantes de años mayores en la escuela, los cultivadores de bajo poder temían a los cultivadores de mayor poder.

Al ver que tenían una competencia aquí, Hao Ren quería encontrar otro lugar para practicar solo. ¡Pero ahora que su fue provocado, levantó la mano y abofeteó al cultivador de nivel Dui, enviándolo a volar medio metro!

No le gustaban los problemas, ¡pero nunca permitía que otros se metieran con él tampoco!

Trataba a Huang Xujie de esa manera, y también iba a tratar a otras personas arrogantes de esa manera.

El cultivador de nivel Dui no esperaba que Hao Ren se atreviera a atacarlo. Quería hacer que Hao Ren le pidiera disculpas para mostrar su estatus más alto, pero ahora estaba obligado a salvar su cara.

¡Sacó dos grandes martillos redondos!

Sin una palabra, el cultivador de nivel Dui se abalanzó sobre Hao Ren mientras que los dos martillos redondos de hierro lanzaron chispas de luz amarillas.

Luchar dentro de tales formaciones era similar a luchar dentro de escudos de energía roja. Mientras no golpearan a sus rivales hasta la muerte, no serían castigados por los inspectores.

Los grandes martillos de hierro que pesaban más de 1.000 libras cada uno se estrellaron brutalmente con la esencia natural de nivel Dui. ¡Obviamente, este cultivador de nivel Dui tenía la intención de lesionar gravemente a Hao Ren!

En los destellos de luz, ni siquiera notó la pálida marca dorada en la frente de Hao Ren, ¡mostrando su identidad de inspector asistente! ¡Con Su Han recuperándose de sus heridas en el Palacio del Dragón del Océano Este, Hao Ren era ahora el inspector autorizado de Ciudad Océano Este!

¡Bang!

El increíble ruido sacudió todo el valle.

Las dos chicas de nivel Zhen se cubrieron los ojos y no se atrevieron a abrirlos para ver el resultado. Los dos chicos de nivel Zhen miraron a las nubes de polvo volando alarmados, temiendo que Wang Hui tomara represalias por golpearlo juntos. El otro cultivador de nivel Dui solo sacudió la cabeza sin poder hacer nada.

Ya que era orgulloso, Wang Hui no usó su tesoro del dharma cuando luchó contra los cuatro cultivadores de nivel Zhen, ¡pero ahora lo estaba usando contra Hao Ren!

“Bajo el furioso ataque de Wang Hui, ese cultivador de nivel Zhen que se atrevió a ofender a Wang Hui probablemente esté muerto o lisiado.” Pensaron mientras el polvo se dispersaba gradualmente.

El martillo de hierro de Wang Hui creó un agujero de medio metro de profundidad en el suelo.

Sin embargo, el cuerpo de Hao Ren no estaba en el agujero.

Wang Hui se alarmó por lo que vio, preguntándose si había aplastado a Hao Ren hasta hacerlo pastel de carne.

“El tipo parece que acaba de alcanzar el nivel Zhen, por lo que probablemente no sea una gran figura.” Bajo este pensamiento, Wang Hui se calmó. Después de todo, era nieto del Primer Anciano del Clan Dragón del Elemento Tierra de la Montaña Wuyi; creía que su familia lo sacaría de este problema.

“¿Es mi turno ahora?”

La voz de Hao Ren vino de repente.

Siguiendo esta voz, Wang Hui levantó la vista y vio a Hao Ren, a quien creía poder derrotar con un solo martillo, parado sobre una energía de espada gris y mirándolo.

Hao Ren levantó su mano derecha.

¡Swoosh! Swoosh… ¡Rayos de luz entraron en sus dedos desde el espacio circundante!

¡En su palma, una esfera de energía blanca brillante estaba tomando forma!

El valle protegido por la formación no tenía viento, pero los árboles temblaban.

¡Las hojas que caían en el suelo comenzaron a girar rápidamente como si fueran absorbidas por un tornado invisible!

¡Bang!

Wang Hui pisó el suelo y juntó los dos martillos de hierro, haciendo un ruido fuerte.

¡No creía que un cultivador de nivel Zhen pudiera romper su defensa!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente