Capítulo 300 – DKS – ¡Little White está de vuelta!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando Hao Ren y Zhao Yanzi llegaron a la casa junto al mar, ya estaba muy animado por dentro.

El Chevrolet negro de Zhao Guang, el SUV de Zhao Hongyu, el Benz negro de Lu Qing y el Ford blanco de Hao Zhonghua estaban estacionados en el garaje.

En la sala de estar, habían juntado las dos mesas cuadradas, formando una mesa larga. Las chicas, la abuela y Zhao Hongyu estaban de pie alrededor de un gran plato de relleno de dumplings y grandes pilas de envoltorios de dumplings y de wonton.

“Jaja, ¡Zi está aquí!” La abuela gritó alegremente al ver a Zhao Yanzi.

“¡Abuela!” Zhao Yanzi corrió alegremente y saltó a sus brazos sin importar la harina en las manos de la abuela.

“¡Te extrañé mucho!” La abuela le pellizcó la mejilla, dejando algunas marcas blancas de harina en el delicado rostro de Zhao Yanzi.

“¡Zi, ven y aprende a hacer wontons!” Zhao Hongyu le hizo una seña a Zhao Yanzi.

Hao Ren miró a su alrededor y descubrió que Lu Qing estaba allí. Hao Zhonghua y Yue Yang estaban sentados en el sofá, hablando animadamente con Lu Qing y Zhao Guang.

“¡Ren, ven aquí y haz dumplings!” La abuela llamó a Hao Ren.

“¡Gongzi, aquí! ¡Aquí!” Lu Linlin y Lu Lili agitaron sus brazos cubiertos de harina.

Se unió a ellas como el único miembro masculino del grupo.

Xie Yujia no era rápida en hacer wontons, pero los que ella hacía se veían muy bien y limpios. Zhao Hongyu era más lenta que Xie Yujia, y sus wontons parecían tan ingeniosos que la gente no querría comerlos.

La abuela también era lenta y constante, pero Lu Linlin y Lu Lili eran como dos máquinas de producción de wonton; Sus cuatro manos bailaban sobre la mesa.

Zhao Yanzi acababa de unirse al grupo, y sus wontons se veían torcidos y feos, viéndose bastante ‘únicos’ al lado de los otros wontons en la mesa.

De pie junto a Lu Linlin y Lu Lili, Hao Ren estaba frente a Xie Yujia quien estaba al otro lado de la mesa.

“Gran Zhumu está en el nivel 3 del Reino del Refinamiento de Qi, y Pequeña Zhumu está en el nivel 4 del Reino del Refinamiento de Qi.” Lu Linlin se inclinó hacia Hao Ren y susurró.

“¿De Verdad?” Hao Ren se sorprendió.

No esperaba que la fuerza de cultivación de Zhao Yanzi superara a su ‘maestra’ Xie Yujia en unos pocos días.

“Ok. Los ayudaré.” Yue Yang terminó de hablar con Lu Qing y Zhao Guang. Se levantó del sofá y se acercó a la mesa, arremangándose.

Ella eligió pararse al lado de Zhao Yanzi. Mientras hacía sus wontons, comenzó a ajustar los wontons que Zhao Yanzi había hecho.

“Ha pasado un tiempo, y Zi es aún más hermosa.” Yue Yang se volteó para mirar a Zhao Yanzi y dijo con una sonrisa.

Zhao Yanzi hizo un puchero y parecía un poco malhumorada.

“La niña…” Zhao Hongyu suspiró sin poder hacer nada.

Yue Yang sonrió con comprensión, pensando que Zhao Yanzi era muy linda incluso cuando hacía un puchero.

“Nuestro instituto compró recientemente un detector del océano profundo que podría explorar hasta 3.000 metros de profundidad debajo del mar. Muchas criaturas desconocidas viven en el océano, y nuestra investigación tiene un largo camino por delante…”

Hao Zhonghua se emocionó cuando habló sobre sus programas de investigación en el sofá.

“Además de las criaturas desconocidas, hay recursos preciosos en el fondo del mar, esperando que exploremos. Después de tomar esta posición, haré todo lo posible para obtener algunos resultados para nuestro proyecto de investigación oceánica…”

Lu Qing y Zhao Guang asintieron mientras lo escuchaban.

“Yue Yang regresó y ella va a trabajar en un área nueva. Solía ​​investigar climas de océanos y humedales; ahora se centrará en la meteorología del océano y las ciudades costeras. Según los informes recientes de la Oficina de Meteorología, el clima en Ciudad Océano Este ha experimentado muchos cambios extraños, especialmente cerca del mar donde los truenos y los relámpagos aparecían impredeciblemente. La investigación inicial de Yue Yang se centrará en explicar fenómenos meteorológicos locales extraños… “Hao Zhonghua continuó.

Hao Ren, quien estaba haciendo dumplings, sintió que su corazón comenzó a acelerarse.

“¡Los fenómenos meteorológicos extraños son causados ​​por mi cultivo de relámpagos!” Pensó.

“¡Ok! ¡Ok! Deja de hablar de cosas tan misteriosas.” La abuela sabía que Hao Zhonghua seguiría para siempre si comenzaba con su trabajo. Ella lo interrumpió y agregó: “¡Date prisa y cocina los dumplings!”

“¡De acuerdo!” Aunque era un científico de fama mundial, Hao Zhonghua era un hijo obediente frente a la abuela. Inmediatamente se puso de pie y llevó un gran plato de dumplings a la cocina.

Yue Yang también tomó un gran plato de wontons y entró en la cocina.

No importa si se trata de investigación científica o vida familiar, siempre trabajaban juntos.

Zhao Hongyu asintió con la cabeza a Zhao Guang, satisfecha con la familia de Hao Ren. Ella sabía que Zhao Yanzi estaría a salvo, sin importar cómo cambiara el mundo.

Después de todo, el mundo de la cultivación no era tan pacífico como parecía. Si la situación cambiara drásticamente, volver a ser mortal y vivir con Hao Ren no era una mala opción para Zhao Yanzi.

Por lo que vieron, creyeron que Hao Ren haría todo lo posible por proteger a Zhao Yanzi, sin importar si estaban en el mundo de cultivación o en el mundo mortal.

“¡Vamos! ¡Los dumplings y los wontons están listos! ¡Las chicas primero!” Yue Yang llamó desde la cocina.

Todas las chicas entraron en la cocina humeante, y cada una de ellas llevaba un plato con dumplings o wontons.

Entonces, la abuela, Lu Qing y Zhao Guang… Cada uno de ellos recibió un plato de dumplings o wontons.

Muy pronto, la sala de estar se llenó de vapor. Comieron los dumplings y los wontons mientras conversaban.

“¿Estás comiendo dumplings? Te daré un wonton.” Xie Yujia se acercó a Hao Ren y le puso un wonton en el tazón.

Fue un gesto natural e íntimo.

Zhao Yanzi se inclinó hacia ellos bruscamente. “¡Aquí! ¡Te daré un wonton también!”

Ignorando la reacción de Hao Ren, ella puso el wonton más feo en su tazón; Obviamente era su propia creación.

“¡Gongzi, compartiremos contigo también!” Lu Linlin y Lu Lili también se pusieron de pie para unirse a la diversión, dándole a Hao Ren un wonton cada una.

El tazón de Hao Ren estaba bastante lleno, y ahora la sopa casi se derramó.

Al ver a las chicas reunirse alrededor de Hao Ren, la abuela sacudió la cabeza y sonrió.

¡Tick! ¡Tick! ¡Tick!

De repente, un cachorro blanco trotó hasta los pies de la abuela, y la dorada campana que colgaba de su cuello tintineaba claramente.

“¿Little White?” Zhao Yanzi gritó de inmediato.

Como todos comían, Little White meneó la cabeza y sacó su lengua roja.

“Little White está aquí, entonces…” Hao Ren pensó.

“¡Niña, enséñame tus técnicas para fabricar elixires!” El Pequeño Daoísta Zhen apareció de repente en la casa. Llevaba una magua marrón [1] y tenía una pequeña cola de caballo encima de su cabeza.

Nota del Traductor

[1]La magua era un estilo de chaqueta usada por los hombres durante la Dinastía Qing China.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente