Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 294 – DKS – ¿Una pareja perfecta?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Zhao Guang, quien estaba sentado en el lado izquierdo de la primera fila, se levantó lentamente y fue dirigido al podio por el anfitrión.

Parecía magnífico y digno en un traje negro.

Comparado con él, Hao Zhonghua era más alto y más elegante.

“Hao Zhonghua es increíble. En el momento en que tomó la posición de director del instituto, recibió una donación de 300 millones de yuanes de un grupo empresarial…”

“El Grupo Mingri de hecho es rico, donó 300 millones de yuanes así…”

“Al donar una suma tan grande de dinero en el día de la inauguración de Hao Zhonghua, este gigantesco grupo empresarial en Ciudad Océano Este le está mostrando un gran respeto…”

“Al ver la acción del Grupo Mingri hoy, las otras compañías probablemente harán un seguimiento y comenzarán a contribuir a la investigación científica en la región del Océano Este…”

“Sí. ¿No dijo el alcalde que Ciudad Océano Este se convertirá gradualmente en una ciudad que se especializa tanto en investigación científica como en turismo?”

Mientras Zhao Guang caminaba hacia el podio, las personas susurraban unas a otras.

Hao Ren no esperaba que Zhao Guang apareciera aquí. Después de mirar hacia el asiento de Zhao Guang, descubrió que Zhao Hongyu también estaba sentada en la primera fila con un vestido color rosa.

Él estaba sentado en el extremo opuesto de la primera fila y no los había notado antes.

“El padre de Zi le está dando un gran impulso a tu padre al aportar 300 millones de yuanes” Yue Yang miró al podio y dijo.

“La familia de Zhao Yanzi es realmente rica…” Pensó Xie Yujia para sí misma.

Ante el podio, Zhao Guang le entregó a Hao Zhonghua un cheque de gran tamaño con 300 millones escritos en él.

La serie de 0s en el cheque era vertiginosa.

Los periodistas empezaron a flashear sus cámaras.

Como el grupo de negocios número uno en la Ciudad Océano Este, el Grupo Mingri fue el primero en mostrar su apoyo a la carrera de investigación científica de Hao Zhonghua al donar 300 millones de yuanes, ayudando a Hao Zhonghua a establecer su reputación en el Instituto de Investigación Oceánica.

Hao Zhonghua había ganado el apoyo no solo del gobernador y del gobierno local, sino también de los grandes grupos empresariales.

Con dinero, habría proyectos que producirían resultados. Era muy prometedor trabajar con un científico de fama mundial.

Los investigadores más jóvenes y ambiciosos estaban todos entusiasmados. Mientras tanto, los experimentados investigadores del instituto que guardaron rencor contra Hao Zhonghua, el forastero, sabían que no obtendrían nada si intentaban poner trampas para él en el futuro.

Todos sabían que el Grupo Mingri, el mayor grupo empresarial del Este de China, estaba incluido en el mercado de valores de Estados Unidos. Y tenía negocios en todo el mundo.

Con el apoyo de un grupo empresarial tan grande, ¿quién se atrevería a echar a Hao Zhonghua? ¡Sería suicida!

“La familia de Zi nos hizo un gran favor. Debemos invitarlos a cenar para agradecerles.” Dijo Yue Yang en voz baja.

“De acuerdo.” Hao Ren asintió levemente.

Xie Yujia estaba en silencio. De repente, sintió que la familia de Zhao Yanzi y la de Hao Ren se combinaban perfectamente, mientras que ella no podía hacer nada por Hao Ren.

La ceremonia terminó con gran éxito. Los periodistas volvieron a escribir artículos, mientras que los funcionarios del gobierno vinieron uno por uno para darle la mano a Hao Zhonghua antes de irse.

Zhao Guang y Zhao Hongyu se quedaron atrás, y se quedaron en la puerta para conversar un poco con Hao Zhonghua.

Sin querer llamar la atención, Yue Yang esperó hasta que casi toda la audiencia se hubiese ido antes de llevar a Hao Ren y Xie Yujia a ellos.

“Ha pasado un tiempo desde la última vez que la vi, señora Zhao. ¡Se ve aún más joven que antes!” Yue Yang le dio un cumplido a Zhao Hongyu.

Ya sea una adulación o por sinceridad, elogiar la apariencia de una mujer siempre era la mejor forma de iniciar la conversación. Incluso Yue Yang, una científica, lo sabía.

“Sra. Hao, ¡se ve más enérgica que antes!” Zhao Hongyu respondió con una sonrisa.

Mientras conversaban, Hao Zhonghua continuó con lo que estaba diciendo: “Entonces, todo está arreglado. ¡Usted y su familia vendrán a cenar a nuestra casa a las seis, mañana por la tarde!”

“¡Ok! ¡Estaremos allí!” Zhao Guang estuvo de acuerdo de inmediato.

Hablaban como viejos amigos. Sin embargo, Hao Zhonghua no sabía que Zhao Guang donaría 300 millones de yuanes al Instituto de Investigación Oceánico hasta ayer. Había sido una gran sorpresa para él.

“Yujia, ¡ven mañana por la tarde también!” Hao Zhonghua miró a Xie Yujia y dijo.

“Oh. Yo… yo no puedo.” Xie Yujia declinó en un tartamudeo.

“Por favor, ven. Será una ocasión muy animada.” Zhao Hongyu trató de persuadirla.

“¡No gracias!” Xie Yujia negó con la cabeza con determinación. “Tengo cosas que hacer mañana.”

Como parecía que ella estaría ocupada, no insistieron.

Zhao Zhonghua miró a Xie Yujia y Hao Ren y dijo: “Ren, Yujia, ¿van a volver a la universidad?”

“Sí… vamos a regresar con el grupo…” Xie Yujia volteó la cabeza y se dio cuenta de que Lu Qing ya se había ido con los estudiantes de la Universidad Océano Este.

“¿Por qué estás tan distraída?” Hao Ren le preguntó.

“Estoy bien…” Xie Yujia respondió en un susurro.

“Los llevaré de vuelta.” Hao Zhonghua sacó la llave de su auto y le dio unas palmaditas a los hombros de Hao Ren y Xie Yujia.

“Yue Yang, hazle compañía al Sr. y la Sra. Zhao mientras los llevo de regreso a la universidad.” Hao Zhonghua miró hacia atrás y dijo cuando ya estaban afuera.

“¡De acuerdo!” Yue Yang respondió sin dudarlo.

El Ford blanco de Hao Zhonghua estaba estacionado en el estacionamiento abierto ante el Ayuntamiento.

“¿Cómo es que la abuela no vino?” Hao Ren preguntó.

Al ver este auto, supo que su padre había regresado a casa tan pronto como llegó al Océano Este.

“Ella no está interesada en tales eventos.” Hao Zhonghua abrió la puerta y se puso tras el volante.

Hao Ren llevó a Xie Yujia suavemente al asiento trasero.

Hiss… El brazo de Xie Yujia emitió una débil corriente de electricidad, adormeciendo sus dedos.

La Nota de Vida y Muerte de Cinco Elementos era la némesis del Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora. Incluso si Xie Yujia solo tenía un pequeño rastro de resistencia en su mente, Hao Ren ni siquiera podía tocarla.

En el camino, Hao Zhonghua habló sobre las cosas que hizo y vio en Beijing para romper el incómodo silencio.

El coche llegó a la puerta de la Universidad Océano Este en breve. Hao Ren tiró de la manga de Xie Yujia y salió del auto con ella.

“Tío, necesito ir a la biblioteca. ¡Tendré que irme ahora!” Dijo Xie Yujia, inclinándose ligeramente ante Hao Zhonghua quien estaba sentado en el auto.

“¡Ok, adiós!” Hao Zhonghua le respondió cálidamente.

“Papá, tengo clase, y también tendré que irme.” Dijo Hao Ren mientras miraba a Xie Yujia, quien se estaba yendo rápidamente.

“¡Espera!” Hao Zhonghua saltó del auto y agarró el brazo de Hao Ren.

“¿Qué es?” Hao Ren miró a su padre con sorpresa.

“Necesito hablar contigo.” Hao Zhonghua lo sacó a la orilla del camino.

“¿Qué es?” Hao Ren miró a su padre.

“¿Cómo estás tratando a Yujia?” Hao Zhonghua fue directo.

“Nada mal.” Respondió Hao Ren. De hecho, sabía que se preocupaba mucho por Xie Yujia, pero no quería demostrarlo.

“¿Alguna vez has considerado profundizar en la relación?”

“No por ahora.” Respondió Hao Ren con cautela.

“Ok, es simple entonces. Ya que tu actitud es clara, te diré la mía. Hace unos días, cuando estaba en Beijing, recibí una llamada de su padre y él me dijo que la tía y el tío de Yujia, los padres de Xie Wanjun, habían llegado a Estados Unidos hace una semana.”

“¡¿Qué?!” Hao Ren se sorprendió de que los padres de Xie Wanjun también fueran a los Estados Unidos.

“¿Cómo es que Yujia nunca lo mencionó?” Preguntó.

“Parece que Yujia no quería que te preocuparas por ella.” Hao Zhonghua sacudió la cabeza y suspiró. “En el teléfono, el padre de Yujia esperaba… que yo cuidara de Yujia ya que ella le dijo que no quería estudiar en los Estados Unidos.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente