Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 274 – DKS – Pateó una tabla de hierro

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¿Cómo paso?” Zhao Guang preguntó de inmediato.

“El Viejo Zeng llegó furioso al Palacio del Dragón. Entró en el palacio y abrió los puntos de acupuntura de los 16 ancianos. Luego, salieron del palacio juntos.” Le dijo el Anciano Lu por teléfono.

Al oír las noticias, la cara de Zhao Guang se volvió pálida de rabia. ¡El Viejo Zeng fue tan escandaloso que irrumpió en el Palacio del Dragón del Océano Este!

No sabía que el Viejo Zeng fue alcanzado por un relámpago la noche anterior, y la mitad de su cuerno de dragón fue cortado. Pensando en los maestros del Océano Oeste que estaban encarcelados en el Océano Este, el Viejo Zeng se volvió loco de rabia, y eso lo llevó a irrumpir en el Palacio del Dragón del Océano Este para liberar a los 16 ancianos.

Mientras el Anciano Lu informaba a Zhao Guang, el feroz Viejo Zeng dirigió a los 16 ancianos recuperados hacia la casa de Hao Ren, a orillas del mar.

“¡¿Un simple mortal se atrevió a poner trampas para nuestro Clan Dragón del Océano Oeste?!”

El Viejo Zeng entendió todo el incidente por sus ancianos y decidió capturar a la abuela de Hao Ren en persona. No pudo encontrar a Zeng Yitao en el Palacio del Dragón del Océano Este, por lo que no se atrevió a quedarse más tiempo en el palacio y se fue con prisa.

Después de volar fuera del mar, pensó por un momento y decidió capturar a la abuela de Hao Ren e intercambiarla por Zeng Yitao. Sería una solución fácil.

Las 17 personas formaron una formación triangular mientras volaban velozmente sobre la superficie del mar hacia la costa.

Mientras tanto, en la casa, al ver a Zhao Guang bajar su celular con una expresión pesada, la abuela sonrió con gentileza. “Está bien. Puedes ir y manejar tu asunto.”

Zhao Guang dudó y no estaba seguro de si debía volver al Palacio del Dragón para revisar a la gente que estaba allí. El Viejo Zeng tenía un alto estatus en la Tribu Dragón, y los ancianos que custodiaban el Palacio del Dragón del Océano Este no se atreverían a hacerle daño sin el permiso de Zhao Guang.

Por eso Zhao Guang temía que el Viejo Zeng hubiera causado bajas en el Palacio del Dragón. Ya que el Anciano Lu recibió la noticia del Premier Xia, él mismo no conocía los detalles del conflicto.

Mientras tanto, el Viejo Zeng y 16 ancianos se estaban acercando a la casa de Hao Ren junto al mar.

El Viejo Zeng tenía experiencia y sabía que las hermanas Lu usaban un par de poderosos tesoros del dharma. Sin embargo, él organizaría a los 16 ancianos en una formación y la usaría para contrarrestar el par de tesoros del dharma.

En la casa, Zhao Guang se quedó en silencio por un breve momento. “Bueno, será mejor que vuelva y eche un vistazo.”

En el momento en que se levantó, un trueno sonó afuera.

Caminó hacia la ventana y miró hacia afuera, pero no pudo ver nada inusual.

Mientras volaban sobre la superficie del mar, el Viejo Zeng y los 16 ancianos también escucharon el trueno. El Viejo Zeng, quien acababa de ser alcanzado por un relámpago la noche anterior, se estremeció involuntariamente.

“Diré esto por última vez; ¡no hagan un movimiento contra los mortales!”

Una voz majestuosa vino de las nubes blancas en el cielo alto.

¡Swoosh!

Luego, 16 brillantes estrellas fugaces cayeron del cielo y aterrizaron en las espinas de los 16 ancianos.

Con gruñidos sordos, los 16 ancianos cayeron al mar y crearon 16 salpicaduras.

El Viejo Zeng se detuvo de inmediato en el aire.

¡Swoosh! Como si fueran esquí acuático, los 16 ancianos se deslizaron en la playa por impulso.

Cuando se levantaron, se horrorizaron al descubrir que sus fuerzas de cultivo de nivel Qian y nivel Kun estaban todas destruidas.

¡Fueron convertidos en mortales!

Sus fuerzas de cultivo se quemaron, y no pudieron activar ni un solo rastro de la esencia de la naturaleza.

¡Sus fuerzas de cultivo no fueron bloqueadas sino destruidas! Los cientos de aperturas en sus núcleos dragón desbloqueadas, y sus cientos de años de cultivo habían desaparecido.

“Intentaste hacer movimientos contra mortales repetidamente. Esta vez, los castigos son solo recordatorios. Si lo haces otra vez, ¡tanto tu cuerpo como tu alma serán destruidos!” La voz severa resonó en el cielo alto.

“¿Quién es?” Aturdido, el Viejo Zeng voló hacia el cielo.

“¡Mira hacia arriba; los dioses están mirando!” La voz le respondió mientras una deslumbrante estrella fugaz se disparó.

Golpeó la espalda del Viejo Zeng, haciéndolo caer medio metro.

El Viejo Zeng intentó volar otra vez, pero otra estrella fugaz le golpeó la cabeza.

Luego otra, y otra…

Eran siete en total.

¡Lo derribaron metro a metro hasta que cayó al mar!

Cuando salió del mar, se horrorizó al descubrir que su fuerza de cultivo había bajado del nivel Qian al nivel Zhen.

Su duro núcleo dragón parecía estar bloqueado por el cemento, y solo quedaban 40 pequeñas aperturas.

El cielo volvió a ser pacífico.

Las nubes blancas flotaban relajadamente como si nada hubiera pasado.

“Gran Rey Dragón, ¿qué debemos hacer?” Empapados, los ancianos tropezaron a los lados del Viejo Zeng.

El Viejo Zeng apretó los dientes y miró hacia el cielo. “¡En 100 años, nunca abordaremos el tema de tomar el territorio del Océano Este!”

Habiendo vivido cientos de años, quería llorar ante la patética situación actual.

Había llevado a las élites del Océano Oeste a Ciudad Océano Este, con la intención de ejercer presión sobre el Clan Dragón del Océano Este. Sin embargo, antes de que comenzara la batalla, su fuerza fue destruida.

¡No solo los 16 ancianos superiores perdieron todas sus fuerzas de cultivación en un instante, sino que él mismo había caído del poderoso nivel Qian al insignificante nivel Zhen!

Esta pérdida no incluyó a Black Wolf, quien había sido capturado por el Santuario del Dios Dragón.

La fuerza que el Océano Oeste había pasado cientos de años nutriendo se convirtió en polvo en un abrir y cerrar de ojos.

En este momento, el Viejo Zeng solo quería volver al Palacio del Dragón del Océano Oeste y terminar esta pesadilla.

Aunque conocido por su astucia y crueldad, el Viejo Zeng se llenó de miedo de repente. Agitó la mano, diciendo: “¡A casa! ¡A casa!”

El Océano Este era engañosamente poderoso, y él nunca podría derrotarlo.

El Viejo Zeng finalmente “entendió” el juego engañoso que el Clan Dragón del Océano Este había estado jugando. ¡Obviamente, había mostrado su debilidad para atraerlo a su trampa!

Los ancianos que habían perdido sus fuerzas de cultivación nunca habían visto al Viejo Zeng en tal pánico. Lo miraron con el mismo pánico y le preguntaron: “Gran Rey Dragón, ¿qué pasa con el Príncipe Heredero?”

“No podemos ayudarlo ahora. Hablaremos de eso cuando regresemos.” El Viejo Zeng escapó hacia la carretera a la orilla del mar.

Ya que fue bajado a nivel Zhen, un cultivador de nivel Dui podía matarlo fácilmente. Además, ¡estaba guiando a 16 ancianos que eran literalmente mortales!

Al Viejo Zeng no se le ocurría nada más que regresar al Palacio del Dragón del Océano Oeste y esconderse allí durante doscientos o trescientos años.

Era arrogante y agresivo y por eso se había hecho muchos enemigos. Si sus enemigos supieran que había sido rebajado al nivel Zhen y perdieron a la mayoría de sus ancianos, indudablemente lo buscarían para vengarse.

Solo podía ser salvado dentro del Palacio del Dragón bajo la protección de la formación de defensa del palacio. Sería un desastre si se encontrara con alguno de sus enemigos cuando regresara al Palacio del Dragón.

El Viejo Zeng perdió toda su arrogancia anterior, y en su lugar estaba el miedo.

Mientras tropezaba en la playa, algo se le ocurrió, y él se detuvo y gritó: “¡Me engañaron! ¡Engañados!”

“¿Qué pasa, Gran Rey Dragón?” Los 16 ancianos le preguntaron ansiosamente.

“¡Di un paso en falso y lo perdí todo!” El Viejo Zeng dijo con repentina comprensión: “¡Zhao Kuo debe haber pasado la Tribulación Celestial y haber volado al cielo como un Dragón Celestial! ¡Es Zhao Kuo quien ha estado jugando con nosotros!”

Pensando en las estrellas fugaces y la lluvia de meteoritos, el Viejo Zeng todavía tenía miedo. Murmuró para sí mismo: “¡El Reino del Dragón Celestial! ¡Debe ser Zhao Kuo! ¡Todos fuimos engañados por el Océano Este!”

Pisó fuerte en la arena. “¡En los próximos 500 años, nadie hablará de tomar el territorio del Océano Este! Ya que tienen un gran maestro en el Reino del Dragón Celestial, ¡el Océano Oeste nunca ganaría la delantera en la batalla contra el Océano Este!”

En su mente, solo los grandes maestros en el Reino del Dragón Celestial eran capaces de tal poder.

Cuanto más lo pensaba, más miedo tenía. “¡Ya que Zhao Kuo ha alcanzado el Reino del Dragón Celestial, a partir de ahora, el Océano Oeste tendrá que ceder el camino al Océano Este!” Pensó.

En su pánico, nunca se hubiera imaginado que Zhao Kuo había fallado la Tribulación Celestial. De hecho, ¡el que los golpeó fue un gran maestro en el Reino de la Formación del Alma!

Mientras tanto, en la casa junto al mar, Zhao Guang pensó por un momento y decidió regresar al Palacio del Dragón para echar un vistazo.

Sacando la llave de su auto, caminó hacia la puerta. “Tía, tengo que lidiar con algunos asuntos urgentes de negocios. Volveré más tarde.”

“Está bien. ¡Sigue con tus asuntos primero!” La abuela dijo con comprensión.

Zhao Guang salió de la casa y cruzó la puerta, conduciendo en un Chevrolet negro.

Zhao Hongyu estaba preocupada por Zhao Guang, pero ella se mantuvo tranquila y continuó charlando con la abuela. Hao Ren sabía que algo estaba mal, pero como Zhao Guang ya estaba lidiando con eso, se sentó y le hizo compañía a su abuela.

Después de unos diez minutos, Zhao Guang regresó.

“¿Qué pasó?” Viendo que regresó tan pronto, la abuela preguntó.

“Nada. ¡El problema está resuelto!” Zhao Guang se veía relajado y alegre, completamente diferente de la mirada que tenía cuando se fue hace un momento.

Incluso Zhao Yanzi nunca había visto a su padre, generalmente severo, tan alegre.

Zhao Hongyu tenía curiosidad, por lo que golpeó a Zhao Guang suavemente. “¿Qué pasó?”

Cuando Lu Qing llamó a Zhao Guang, ella había escuchado la conversación. No sonó a buenas noticias ya que el Viejo Zeng irrumpió en el Palacio del Dragón del Océano Este y rescató a 16 ancianos del Océano Oeste.

“Jeje, tía, fue solo un asunto de negocios. ¡Todo está resuelto!” El tono de Zhao Guang era optimista, y su rostro estaba enrojecido de emoción. Se veía diferente.

“¡Es bueno saber que tu problema está resuelto!” La abuela no investigó. Al ver la expresión alegre en su rostro, ella se sintió aliviada.

Sin embargo, Zhao Hongyu no estaba satisfecha. Pellizcándole ligeramente el brazo, ella preguntó en voz baja: “¿Qué pasó?”

Hao Ren también sintió curiosidad y escuchó atentamente su conversación.

Zhao Guang miró a Zhao Hongyu antes de mirar a Hao Ren y respondió en un susurro: “El Océano Oeste acaba de enviar un tratado de paz a través de su Premier. ¡Ellos intercambiarán la vida de Zeng Yitao con 25.000 kilogramos de oro, 50.000 kilogramos de plata, 300 Corales profundos de 10.000 años, 800 perlas nocturnas de grado superior, 500 Píldoras para la Construcción de Bases y 12 Hielos Místicos del Océano Oeste! Además, ¡ofrecieron un período de paz de 500 años entre los dos océanos!”

Nota del Traductor

Usé ‘Premier’ por conveniencia, pero ese es un tipo de estatus: es sostenido por una persona de muy alto estatus e importancia.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente