Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 271 – DKS – La primera cita

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Desconcertado, Hao Ren se quedó en la playa, mirando hacia el cielo que se había calmado. “Extraño. ¿Es posible que el cultivo del relámpago ya no sea efectivo?”

De pie a ambos lados de él, Lu Linlin y Lu Lili se miraron y no entendieron la situación tampoco.

“Olvídalo. Es una gran hazaña haber desbloqueado una apertura.” Hao Ren retiró sus energías de espada antes de mirar a las hermanas Lu. “Está hecho. ¡Vamos a casa!”

“¡Ok, Gongzi!” Respondieron alegremente, levantándose para sostener su brazo antes de caminar con él hacia la casa junto al mar.

En pijamas, sus cuerpos se sentían cálidos. Sobre la playa tranquila, las nubes se habían dispersado, revelando la luna brillante y las estrellas dispersas en el cielo.

Tarareando una canción, Lu Linlin y Lu Lili brincaron, cada una sosteniendo uno de los brazos de Hao Ren.

La ropa de Hao Ren estaba rota, pero estaba contento ya que el cultivo de esta noche demostró la efectividad del cultivo con relámpagos.

En el mar lejos de ellos, el Viejo Zeng salió del agua. Su rostro se quemó y quedó negro por el relámpago, e incluso había perdido la mitad de su cuerno de dragón. Mirando su túnica rasgada, ¡exhaló un aliento negro y dejó escapar un furioso rugido!

Había cultivado mucho durante cientos de años, pero los esfuerzos se perdieron en una noche.

La repentina Tribulación del Cielo le había costado una pequeña parte de su reino, ¡haciéndolo pasar al Nivel Qian de Grado Inferior desde el Nivel Qian de Grado Medio!

“¿Quién lanzó el ataque furtivo sobre mí?” El Viejo Zeng rugió trágicamente mientras su pelo quemado y su bigote comenzaron a caer de su cabeza y cara.

Ignorante al hecho de que su cultivo de relámpagos en la playa había cortado una pequeña parte del reino del Viejo Zeng, Hao Ren llevó a las alegres Lu Linlin y Lu Lili a la casa.

La abuela todavía estaba profundamente dormida en su habitación cuando Hao Ren regresó de puntillas al segundo piso con las hermanas.

“Gongzi…” En su puerta, Lu Linlin miró a Hao Ren y dijo.

“¿Qué?” Hao Ren la miró.

“Olvídalo. No es nada.” Lu Linlin bajó la cabeza, uniendo la punta de los dos índices.

“Ok, buenas noches.” Hao Ren le sonrió.

Se giró y entró en su habitación. Cuando estaba cerrando la puerta, escuchó a Lu Lili preguntarle a Lu Linlin afuera de la puerta, “Hermana, ¿querías dormir en la habitación de Gongzi?”

“¿De qué estás hablando? Sólo quería hablar con él.”

“¡Auch! ¡Duele, hermana!”

Entonces, sus voces desaparecieron.

Resignado, Hao Ren sonrió y se puso su pijama para dormir. Incluso cuando no estaba cultivando, el núcleo dragón estaba absorbiendo silenciosamente la esencia de la naturaleza.

El poder que obtuvo de los rayos de relámpago esta noche fue equivalente al que obtuvo de una semana de cultivo. Por supuesto, este método solo estaba disponible para cultivadores como Hao Ren que cultivaban los cinco elementos simultáneamente y tenían maestros como Lu Linlin y Lu Lili que lo protegían. De lo contrario, incluso los cultivadores de nivel Zhen tendrían sus meridianos destruidos por un relámpago tan poderoso.

Al cultivar cinco elementos simultáneamente, tenía cinco pilares elementales en su cuerpo para contrarrestar los relámpagos del cielo.

Sin embargo, para los cultivadores que cultivaron solo uno o dos elementos, el poder del relámpago se dividiría en las cinco esencias elementales, y solo una o dos esencias elementales agresivas serían bloqueadas. Las otras tres o cuatro esencias elementales dañarían severamente sus cuerpos.

La técnica de cultivo peligroso y las estrictas restricciones fueron las razones por las cuales el cultivo de relámpago había perdido su atractivo y fue olvidado por los cultivadores.

Después de todo, era un reto tomar prestado el poder del Dao del Cielo para elevar los reinos.

En silencio, Hao Ren ajustó sus meridianos antes de irse a dormir.

A la mañana siguiente, la luz del sol brillaba en su cama, despertándolo con su calidez.

“Dormir en mi propia cama es realmente cómodo…” Bostezó y se estiró. Entonces, sus manos chocaron contra dos cuerpos suaves.

Abriendo los ojos, encontró a Lu Linlin y Lu Lili durmiendo a cada lado de él en sus cobijas.

La habitación estaba llena de su fragancia; Habían dormido con él durante media noche.

La luz del sol brillaba por las ventanas y se extendía por la habitación.

Convencido de que no era un sueño, se sentó de inmediato.

Sus movimientos despertaron a Lu Linlin y Lu Lili. Frotándose los ojos, miraron a Hao Ren y le dijeron. “Déjanos ayudarte a cambiar tu pijama…”

“¡No! ¡no! ¡no!” Hao Ren saltó de la cama, agarrando su pijama con fuerza.

“Queríamos hacerte compañía, pero no hay alfombras en tu habitación.” Explicó Lu Linlin.

Hao Ren había estado en el Palacio del Dragón y sabía que los llamados dormitorios tenían camas pequeñas para sirvientas. Sin embargo, todavía estaba en pánico cuando vio a Lu Linlin y Lu Lili durmiendo a sus lados.

Al ver la alerta en su rostro, Lu Lili se rió, cubriendo su boca con su delicada mano con vergüenza.

“Vuelvan a dormir. Tengo algo que hacer hoy.” Rápidamente, sacó su ropa del armario y salió de la habitación.

Después de su escape, Lu Linlin hizo un puchero y miró a Lu Lili sin poder hacer nada. “Solo quería hablar con él. ¿Quién sabía que dormiría como un tronco?”

Lu Lili se rió y dijo: “Hermana, el punto medio donde Gongzi dormía todavía está cálido. ¡Tomaré el lugar ahora!”

“¡Maldita hermana! ¡Es mío!” Lu Linlin rodó y ocupó el punto medio.

Jugaron la una con la otra en sus pijamas en la habitación de Hao Ren. Mientras tanto, Hao Ren se había quitado el pijama y entró en la sala de estar. Al ver que ya eran las nueve, entró en el garaje. Miró el Ford blanco y el Ferrari rojo en duda antes de encender el Ferrari.

Después del primer cultivo formal de relámpagos la noche anterior, se sintió tan bien como si todas las células de su cuerpo hubieran renacido.

El Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora era una técnica para cultivar la energía de espada mediante el cultivo de relámpagos, mientras que el libro de formaciones de energía de espada que la vieja abuela le dio registraba técnicas reales de espada.

En el futuro, descansaría durante varios días antes de volver a invocar el relámpago para templar su cuerpo. De esta manera, los cinco elementos de su cuerpo se repondrían muy rápidamente. Después de todo, siempre y cuando haya construido una base sólida, las últimas etapas del Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora se volverían más fáciles.

Mientras conducía, recordó que Zhao Kuo, quien había perdido toda su fuerza de cultivación, también estaba cultivando el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora. De repente, estaba preocupado por el estado actual de Zhao Kuo.

Pensándolo bien, si Zhao Kuo no hubiera desaparecido, Zhao Yanzi no habría perdido su fuente de ingresos, y él no tendría que ir de compras con ella.

El cielo estaba despejado, y el sol brillaba.

Cuando llegó a la puerta de la casa de Zhao Yanzi, ya eran las diez en punto.

¡Ding! ¡Ding!

Hao Ren tocó el timbre.

Zhao Yanzi, vestida con un suéter morado ajustado, un par de jeans azul pálido y zapatos denim blancos, salió corriendo por la puerta con el cabello suelto.

A la luz del sol, se veía joven y brillante. El suéter delgado acentuó su elegante figura tan bien que Hao Ren sospechó que estaba tomando clases de físico los fines de semana.

¡Bang! Se metió en el auto y arrugó la nariz a Hao Ren. “¡Vámonos!”

“Zi, no volverás a almorzar, ¿verdad?” Zhao Hongyu abrió una ventana y le preguntó en voz alta.

“¡No! ¡Comeremos fuera!” Zhao Yanzi volteó la cabeza hacia la ventana y le gritó.

“Ren, esta noche, iremos a la casa de tu abuela. Puedes ir allí con Zi directamente.” Le dijo Zhao Hongyu a Hao Ren.

“¡De acuerdo!” Hao Ren encendió el Ferrari rojo que brillaba a la luz del sol.

Mirándolos a través de la ventana, Zhao Hongyu sonrió con satisfacción con una cuchara en la mano. “Parece ser la primera cita de Zi y Ren.” Pensó.

Sentada en el asiento del pasajero, Zhao Yanzi emitía un aura juvenil.

Su pelo lacio brillaba de un color rojo oscuro a la luz del sol.

Su cabello era fino y liso. Mientras ella miraba su ropa, su cabello cayó hacia adelante y bloqueó su rostro, revelando sus orejas pequeñas.

“¿A dónde vamos?” Hao Ren le preguntó mientras conducía.

“Camino Nanjing.” Zhao Yanzi frunció los labios y respondió con entusiasmo.

Como el centro de Ciudad Océano Este, el Camino Nanjing estaba lleno de tiendas y centros comerciales y era el lugar de compras favorito para las chicas.

Hao Ren condujo hacia el Camino Nanjing.

Mientras miraba el espejo retrovisor derecho, la miró secretamente.

Zhao Yanzi era joven, pero ella había heredado la figura delgada de su madre y la forma facial de su padre. Ella era de hecho bonita.

La versión limitada del Ferrari atrajo la atención de los peatones.

Finalmente, llegaron al Camino Nanjing, el centro de Ciudad Océano Este.

Manejó y estacionó el auto antes de caminar con Zhao Yanzi a la zona libre de autos.

Paseando con Zhao Yanzi, Hao Ren encontró a muchos jóvenes haciendo una doble toma.

Zhao Yanzi en el grado 8, y ella se veía como una linda chica de al lado. Sus ojos brillantes y su delicada cara atrajeron muchas miradas de admiración.

Su suéter de moda acentuó su figura activa y exquisita; No era sexy pero muy llamativa.

Al menos seis de los llamados ‘busca estrellas’ corrieron para ofrecer audiciones para películas o comerciales, pero Hao Ren los rechazó a todos.

Algunos periodistas tomaron sus fotos en secreto o públicamente, y Hao Ren vio sus movimientos de inmediato.

Sin embargo, a él no le importaban los fotógrafos mientras no la molestaran. Si sus fotos fueran publicadas en revistas de moda, su vanidad quedaría satisfecha.

Era fin de semana, y muchos jóvenes salían de compras. Había muchas chicas guapas y chicos guapos entre ellos, pero ninguno de ellos se veía tan apuestos como Zhao Yanzi y Hao Ren.

Con una limpia camisa de manga corta y un par de jeans casuales, Hao Ren era una cabeza más alta que Zhao Yanzi mientras caminaban juntos.

Además de las fotos de Zhao Yanzi, no sabía que los fotógrafos también le estaban tomando fotos a él.

Después de alcanzar el nivel Zhen, tuvo una presencia única. A los ojos de los fotógrafos de moda, era la pereza en ropa simple, un aura que ni siquiera un modelo profesional podría imitar.

Por supuesto, para los jóvenes, sus miradas fueron principalmente hacia Zhao Yanzi, que era tan bonita como una estrella. Hao Ren era bastante guapo, pero no diabólicamente apuesto.

La vista de Hao Ren y Zhao Yanzi caminando juntos les dio una sensación increíble, haciendo que las parejas jóvenes los miraran con asombro y envidia.

Sintiendo sus miradas de admiración, Zhao Yanzi, quien había estado caminando con Hao Ren hombro con hombro, se acercó más a él.

Después de unos segundos de duda, ella suavemente metió su mano bajo el brazo de Hao Ren.

Hao Ren se estremeció y la miró sorprendido.

Zhao Yanzi lo jaló hacia adelante hasta que alcanzó su ritmo. Ella levantó ligeramente la cabeza y lo miró. “Tío, no finjas ser tonto. Sé que te sientes presumido.”

Con su brazo alrededor del suyo, Hao Ren se volteó para mirarla y no pudo evitar sonreír; de hecho, estaba disfrutando esto.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente