Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 263 – DKS – Eligiendo un lado

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Hao Ren arrojó a Little White a su espacio oculto antes de caminar nuevamente hacia la formación de teletransportación. Esta vez, el cultivador que custodiaba la formación de teletransportación miró a Hao Ren desde una nueva perspectiva.

Sus ojos estaban llenos de respeto y un poco de miedo. Después de que las dos piedras espirituales fueron colocadas en el altar redondo, inmediatamente activó la formación.

Hao Ren se subió e instantáneamente regresó a la sala de entrenamiento del “Rey Supremo”.

El discípulo que llevó a Hao Ren a la habitación estaba sentado junto a la formación de teletransportación, cultivándo mientras lo esperaba.

Sintiendo las fluctuaciones de la esencia de la naturaleza, levantó la vista y vio que Hao Ren había regresado. Inmediatamente, se acercó a él. “Sr. Hao, ¿cómo estuvo?”

“Es un buen lugar.” Hao Ren lo miró. “¿No está el Anciano Sun en el dojo hoy?”

“Él está tratando con algo urgente.”

“Oh…” Hao Ren no siguió con el tema, pensando que el Anciano Sun debe estar muy ocupado como uno de los asistentes esenciales de Zhao Guang. No sabía que el Anciano Sun estaba, de hecho, en el Grupo Mingri hablando sobre el tema relacionado con el Océano Oeste.

El discípulo llevó a Hao Ren fuera de la habitación hacia la puerta principal del vestíbulo.

“Sr. Hao, el jefe me dijo que le diera esto si está satisfecho con la sala. Es una tarjeta VIP Diamante Supremo; con ella, puede practicar en el Dojo de Artes Marciales Sun Yun en cualquier momento que desee. Además, si tiene cualquier otro problema, todos los dojos lo ayudarán a resolverlos.” Sacó una tarjeta y se la dio a Hao Ren.

Hao Ren puso la tarjeta en su billetera. A medida que el dojo de artes marciales se ramificaba en todo el país, el Dojo de Artes Marciales Sun Yun proporcionaba servicios de entrenamiento y protección personal a los propietarios de las tarjetas VIP Diamante Supremo.

Aunque esta tarjeta no era necesaria para Hao Ren, quien ya había alcanzado el nivel Zhen, era beneficiosa para aquellos que estaban preocupados por su seguridad en las grandes ciudades.

¡Esta exquisita tarjeta VIP Diamante Supremo no se podía obtener con un “patrocinio” de cientos de miles de yuanes!

Al emitir diez o veinte de esas tarjetas, el dojo obtendría un ingreso de decenas de millones de yuanes que podría proporcionar a la empresa los fondos para abrir más ubicaciones. El Anciano Sun tenía un excelente instinto de negocios.

Cuando el discípulo llevó a Hao Ren a la puerta del dojo, Hao Ren revisó su reloj y descubrió que ya eran las cuatro de la tarde. Él y Little White habían pasado toda una tarde practicando en el valle.

A estas alturas, Huang Xujie y el capitán del Club de Taekwondo de la Universidad Haishi ya habían abandonado el dojo, y a Hao Ren no le importaba su paradero.

Ahora sabía que las habilidades de combate del capitán provenían de las sesiones de entrenamiento en el Dojo de Artes Marciales Sun Yun ya que Huang Xujie le había comprado una membresía de plata.

En la esquina oeste de la sala, varios discípulos musculosos hablaban en voz alta alrededor del equipo de entrenamiento. Era la tarde, y los clientes que vinieron a hacer ejercicio durante la hora del almuerzo se habían ido; una nueva ola de clientes no vendría hasta después de las cinco.

Al ver que Hao Ren estaba mirando el equipo, el discípulo que guiaba a Hao Ren le preguntó: “Sr. Hao, ¿le gustaría probarlo?”

Ya que aún era temprano, Hao Ren decidió ver de qué estaban hablando.

Al pasar, los bulliciosos discípulos se calmaron y saludaron al discípulo que guiaba a Hao Ren, “¡Tío-Maestro!”

“Bien, sigan así.” El discípulo los saludó con la mano.

Se giró hacia Hao Ren. “Esta es una máquina que se usa para medir la fuerza. Sr. Hao, puede intentarlo si lo desea.”

Comparado con los discípulos en el dojo, el físico de Hao Ren se veía bastante delgado y débil. Al escuchar las palabras de su Tío-Maestro, todos los discípulos miraron hacia Hao Ren con curiosidad.

Antes de entrar al Dojo de Artes Marciales Sun Yun, todos habían practicado durante años por ellos mismos. Hoy, un discípulo junior se había unido al dojo y estaban aquí para medir la fuerza del discípulo junior.

“Está bien. Lo intentaré.” Desde que comenzó a cultivar, Hao Ren nunca había medido su fuerza.

Caminó hasta una enorme polea de pared, agarró el mango y ejerció algo de fuerza.

¡100, 200, 300, 400, 500, 600!

¡600 libras de fuerza en un brazo!

“¡Wow!” Los discípulos a su alrededor se quedaron boquiabiertos.

El nuevo discípulo había querido mostrar su fuerza ante los discípulos senior, pero ahora estaba sorprendido por la fuerza de Hao Ren.

“El Dojo de Artes Marciales Sun Yun está lleno de maestros, ¡e incluso este amigo del Tío-Maestro de aspecto débil tiene 600 libras de fuerza en un brazo! ¡Debería trabajar duro en el entrenamiento en el Dojo de Artes Marciales Sun Yun!” Pensó.

Hao Ren soltó el mango lentamente y asintió ligeramente cuando vio el número.

600 libras.

Sin embargo, todavía no había usado su esencia de la naturaleza. El número sería mucho mayor si la usara.

“¿Le gustaría probar el otro equipo?” El discípulo le preguntó a Hao Ren.

“No. Volveré ahora.” Dijo Hao Ren.

Aturdidos, los discípulos miraron a Hao Ren mientras se iba, y finalmente se acordaron de exhalar.

“Obviamente, ¡él es un maestro y un amigo del jefe!” Ellos pensaron.

El discípulo acompañó a Hao Ren a la puerta del dojo. Hao Ren le dio las gracias antes de tomar un autobús de regreso a la universidad. Luego, tomó los materiales de tutoría y fue a la casa de Zhao Yanzi.

Todavía no eran las cinco cuando llegó a la casa de Zhao Yanzi. Zhao Hongyu acababa de llegar a casa.

“¡Hola, tía!” Hao Ren dejó el material y saludó a Zhao Hongyu, quien estaba enjuagando verduras en la cocina.

“¡Hola, Ren! ¡Hoy has llegado temprano!” Zhao Hongyu respondió en la cocina.

“No tenía clase esta tarde, así que llegué temprano.” Hao Ren entró en la cocina. “Tía, ¿puedo ayudarte?”

Zhao Hongyu no rechazó la ayuda. Se apartó del fregadero y dijo: “Ayúdame a enjuagar las verduras y cortaré las papas.”

“De acuerdo.” Hao Ren abrió el grifo de agua y enjuagó las verduras en un tazón grande. A pesar de que tenía 600 libras de fuerza en cada brazo, sus manos eran ligeras al hacer las tareas domésticas.

Según la Teoría de las Artes Marciales de China, las artes marciales se usaban para templar los cuerpos y detener las atrocidades. El propósito de las artes marciales no era la violencia o el asesinato; Era para la protección de las personas.

Esa fue la razón por la que Hao Ren se restringía más mientras que su fuerza crecía. Por muy fuerte que creciera, nunca consideraría a los mortales como hormigas sin valor.

“Hablé con tu abuela por teléfono hace un par de días, y ella me dijo que tus padres volverían la próxima semana. ¿Es así?” Zhao Hongyu le preguntó a Hao Ren mientras cortaba papas.

“Sí, supongo. Pero probablemente pospondrán su regreso ya que siempre están ocupados.” Hao Ren continuó enjuagando otro lote de vegetales.

“Cuando tus padres regresen, podemos salir a cenar juntos.” Sugirió Zhao Hongyu.

“De acuerdo.” Hao Ren asintió.

Por la inesperada invitación a cenar de Zhao Hongyu, Hao Ren sabía que quería hablar con sus padres sobre algo. Como sus padres aún no habían regresado, no siguió con el tema.

“Oh, tía, necesito preguntarte algo.” Hao Ren dejó de enjuagar las verduras y se volteó para mirar a Zhao Hongyu.

“¿Oh? ¿Qué es?” Zhao Hongyu preguntó a la ligera.

“Uh, Xie Yujia, a quien conociste una vez, quiere visitar a Su Han.” Dijo Hao Ren.

“Tengo un vago recuerdo de ella.” Zhao Hongyu tomó otra papa y entrecerró los ojos ligeramente. “Ella también está cultivando, ¿verdad?”

“¿Lo sabes?” Hao Ren preguntó sin pensar. Pensándolo bien, Ciudad Océano Este era el territorio del Clan Dragón del Océano Este, y cualquier evento menor o significativo en la ciudad no podía escapar de sus ojos.

“Sí, ella también está cultivando. Ya que no tiene un Núcleo Dragón, ella es una de los cultivadores humanos, ¿verdad?” Hao Ren preguntó.

“Sí, un cultivador humano.” Zhao Hongyu se mordió el labio. “Dado que su maestro se quedó en tierra, su maestro debe ser un cultivador del Reino de la Formación del Alma. Cuando el Palacio de los Nueve Dragones apareció sobre Ciudad Océano Este, las sectas de cultivo en y sobre el Quinto Cielo enviaron a muchos cultivadores humanos, por lo que su existencia ya no es un secreto.”

Zhao Hongyu se detuvo por unos segundos antes de continuar, “En el pasado, los conflictos entre ellos y nosotros eran a pequeña escala. Pero esta vez, los cultivadores humanos sufrieron grandes bajas, y la relación entre nosotros se volvió un poco tensa.”

“Quieres decir…” Hao Ren estaba desconcertado.

Zhao Hongyu se volteó para mirar a Hao Ren. “No podemos ofender a un cultivador del Reino de la Formación del Alma. Ya que Xie Yujia es la discípula de este gran maestro, nosotros, el Clan Dragón del Océano Este, como anfitriones, debemos ser amables con ella. Sin embargo, la relación entre los cultivadores humanos y los cultivadores dragones no es tan armoniosa como parece, y es por eso que el gran maestro detrás de tu compañera Xie Yujia no nos ayudará si el Océano Este y el Océano Oeste inician una guerra.”

Después de una pausa, continuó: “Lo que quiero decir es que el Palacio del Dragón del Océano Este es nuestra base de operaciones y, por lo tanto, no está abierto a los cultivadores humanos por principio. Sin embargo, su deseo de visitar a Su Han es por su amabilidad. Quiero decir, puede visitar a Su Han, pero no se le permite ver los detalles del lugar.”

“¿Le vendamos los ojos?”

“Esa es la única solución. Si tu compañera de clase acepta estar vendada, podemos dejarla entrar en el Palacio del Dragón.” Zhao Hongyu le dio una respuesta definitiva.

“Ok, voy a hablar con ella sobre eso.” Hao Ren asintió.

“Otra cosa, Ren.” Zhao Hongyu continuó mirando a Hao Ren. “Parece que tú y esta compañera de clase son cercanos.”

Hao Ren la miró sorprendido.

“Sé que eres bueno con Zi y que mantuviste tu distancia con Xie Yujia, pero debes elegir un lado. Lu Linlin y Lu Lili vinieron del Reino Celestial y no tienen nada que ver con nosotros; su estrecha relación contigo es una algo bueno para el Océano Este. Su Han es una inspectora, y tu relación con ella no representa ningún problema. Sin embargo, Xie Yujia es una de los cultivadores humanos…”

Entonces, ella cambió su tono bruscamente. “En otras palabras, no tengo ningún problema si Lu Linlin y Lu Lili quieren seguirte y servirte por el resto de tu vida; les gusta divertirse, pero son buenas con Zi. Sin embargo, no creo que sea apropiado que mantengas a un cultivador humano a tu lado.”

Hao Ren se sorprendió de que Zhao Hongyu sacara este tema. Estaba perdido en sus pensamientos.

“De todos modos, solo necesitas saber dónde te encuentras. No te estoy presionando; mientras seas bueno con Zi, no me importarán las cosas que hagas. No creo que Xie Yujia tome nuestro lado debido a su identidad.” Dijo Zhao Hongyu lentamente mientras abría la tapa de la olla.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente