Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 252 – DKS – Reunión de enemigos

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¡Me acabo de levantar! ¡Voy en un minuto!” Hao Ren le respondió.

Al escuchar la voz de Xie Yujia, Little White saltó de la alfombra.

¡Ruff! Ruff… “¿Escondiste a Little White ahí?” A punto de bajar, Xie Yujia escuchó los ladridos y preguntó.

“Sí.” Resignado, Hao Ren se acercó y abrió la puerta.

Little White corrió hacia Xie Yujia y saltó a sus brazos. Parecía gustarle Xie Yujia más que Zhao Yanzi. Hao Ren se preguntó si era porque el cuerpo de Xie Yujia era más cálido.

“¿Por qué tiene pelo dorado en sus patas?” Xie Yujia acarició a Little White y encontró la diferencia en sus patas.

“No tengo idea. Tal vez haya evolucionado.” Respondió Hao Ren casualmente.

Xie Yujia asintió, luego le dio una mirada dura. “Perezoso, ¿vas a volver a la cama? ¡Baja a desayunar!”

“Ok, ok…” Frotándose los ojos, siguió a Xie Yujia escaleras abajo.

De hecho, Hao Ren estaba enérgico debido a su reciente avance en el nivel Zhen. Además, no había dormido nada la noche anterior, y se sintió mal por ser llamado “perezoso”.

La abuela ya estaba sentada en el comedor y, a su lado, Zhao Yanzi estaba haciendo pucheros.

“¡Por qué! ¡Little White!” Zhao Yanzi había estado malhumorada, pero se emocionó al ver a Little White.

Ella le hizo una seña a Little White, quien inmediatamente saltó de los brazos de Xie Yujia al suelo antes de correr hacia Zhao Yanzi.

Con sus patas doradas, parecía que estaba corriendo sobre cuatro nubes doradas. Era una vista linda y elegante.

Little White saltó a los brazos de Zhao Yanzi con tanta fuerza que casi la empujó al suelo.

En el momento en que llegó a sus brazos, Little White comenzó a lamer el cuello de Zhao Yanzi tiernamente, haciéndola reír.

“¿De quién es este perro?” Preguntó la abuela.

“Uno de mis compañeros de clase me lo dio.” Dijo Hao Ren, ya que no podía decirle a su abuela que, de hecho, era un león. De todos modos, no había rastro de la dignidad de un león en Little White.

“Es un perro bonito, pero tu madre probablemente tendrá un problema.” Dijo la abuela viendo a Little White jugueteando con Zhao Yanzi.

“Ella no está aquí.” Sentado en la mesa, Hao Ren abrió la leche y comenzó a comer la sopa de patata dulce que cocinó Xie Yujia.

“Ya casi ha pasado un mes. Supongo que volverán pronto. De lo contrario, me quedaría más tiempo en Zhejiang.” Dijo la abuela.

“¿De Verdad?” Hao Ren se sorprendió. Recientemente no había pensado en sus padres siempre ausentes. Estaba sorprendido de que regresaran pronto.

Al escuchar las noticias sobre el inminente regreso de los padres de Hao Ren, se iluminaron los ojos de Zhao Yanzi y Xie Yujia.

“Me llamaron hace un par de días. Cuando regrese, tu madre se convertirá en la directora de un instituto que estudia los ecosistemas o algo así, con un rango de dos niveles más alto que antes, el mismo que el del alcalde. Aunque no estoy segura de los detalles.” La abuela murmuró con las suaves patatas dulces en su boca.

“¿Qué pasa con mi papá?” Hao Ren preguntó de inmediato.

“Parece que él también recibirá un ascenso, pero no recuerdo bien a qué nivel.” La abuela agitó su mano sin interés. Todo lo que le importaba era cuándo Hao Ren le daría un bisnieto.

“Ok…” Hao Ren asintió y continuó comiendo su sopa de patatas dulces, preguntándose si sus padres estarían aún más ocupados después de las promociones. “Abuela, Little White se comporta bien. Deja que se quede en casa y te haga compañía.” Zhao Yanzi levantó a Little White y le dijo a la abuela.

“Está bien. De todos modos, no puedes llevar a un perrito a la universidad. Deja que se quede.” Dijo la abuela con una sonrisa.

Pareciendo haber comprendido su conversación, Little White de repente se puso agitada. Saltó a los brazos de Zhao Yanzi, no queriendo quedarse en casa. Después de todo, habría muchas chicas que la adorarían y alimentarían en la Universidad Océano Este. Si se quedara en casa, quedaría atrapada con una anciana. Sin embargo, Hao Ren no le dio ninguna opción. Después del desayuno, llevó a Xie Yujia y Zhao Yanzi a la puerta, dejando a Little White con la abuela.

Después de todo, la abuela estaba sola, y el pequeño “perro” podía hacerle compañía. Además, Little White no era un perro pequeño, sino una Bestia Espiritual que podría proteger a la abuela si estuviera en peligro.

Hao Ren condujo el Ford blanco fuera del garaje en el que también estacionó un Ferrari, un regalo de Zhao Hongyu. Sin embargo, Hao Ren no quería conducir un auto tan elegante a la universidad. Después de todo, mantener un perfil bajo era importante.

Zhao Yanzi se sentó en la parte del frente, tratando de mostrar a todos su posición como la ‘esposa formal’ de Hao Ren. Al no tener intención de pelear con ella, Xie Yujia se sentó en el asiento trasero sin decir una palabra.

El auto se condujo por la carretera junto al mar y las escenas eran agradables.

Mientras Zhao Yanzi observaba el mar a su izquierda, ella vio el perfil de Hao Ren. Se sorprendió de que este “tío” se hubiera vuelto más guapo que ayer.

Ella no sabía que Hao Ren había avanzado del Li al nivel Zhen la noche anterior. Tenía un aura diferente.

Ilusión, debe ser una ilusión… Zhao Yanzi sacudió la cabeza.

“¿Qué pasa? ¿Tienes dolor de cabeza?” Al verla sacudir la cabeza repetidamente, Hao Ren preguntó ansiosamente.

“¡No! ¡No me molestes!” Zhao Yanzi de repente mostró sus dientes, y Hao Ren se sorprendió tanto que casi salió de la carretera.

Sentada en el asiento trasero, Xie Yujia los vio discutir con una leve sonrisa.

“¡Ah! ¡Little White!” Zhao Yanzi gritó de repente.

Hao Ren miró hacia la ventana cerca del asiento de Zhao Yanzi y encontró a una pequeña Little White que estaba flotando en el aire fuera de la ventana. Con llamas envolviendo sus patas y su lengua colgando, se mantuvo a la misma velocidad que el automóvil.

Xie Yujia había estado observando el mar en el lado izquierdo de la carretera. Al escuchar sus gritos, ella también vio a Little White volando. ¡Nunca había imaginado que el perrito podría volar! Los eventos en los últimos días han cambiado sus puntos de vista sobre casi todo.

“Eso es raro. ¿Cómo podría volar la Little White de tamaño pequeño? ¿Se elevó a un nivel más alto?” Zhao Yanzi se preguntó mientras bajaba la ventanilla.

Sus palabras le recordaron a Hao Ren. “¿Little White también había elevado?”

Hao Ren estaba seguro de que lo hizo cuando vio sus cuatro patas doradas. Si no hubiera elevado, nunca hubiera podido usar su poder innato a voluntad.

Un perrito blanco volando en llamas junto a un auto rápido sería una vista asombrosa si alguien los viera.

Fue una suerte que fuera temprano en la mañana y que su automóvil fuera el único que conducía por la carretera costera.

Little White voló por la ventana abierta y saltó a los brazos de Zhao Yanzi alegremente.

“¡Oye! ¡¿No te dije que te quedaras con la abuela?” Hao Ren la miró mientras conducía.

Sin embargo, Little White fingió ser tonta; lamió las palmas de Zhao Yanzi y la hizo reír. Aunque desvergonzada, era brillante. Después de algunas observaciones, descubrió que Zhao Yanzi estaba en una posición más alta que Hao Ren en la cadena alimenticia. Little White tenía que escuchar a Hao Ren, y Hao Ren debía escuchar a Zhao Yanzi.

Por eso adulaba a Zhao Yanzi, la gran jefa.

Efectivamente, Hao Ren no pudo reprenderla apropiadamente mientras estaba en los brazos de Zhao Yanzi. Bajo la protección de Zhao Yanzi, Little White sabía que estaba a salvo del enojo de Hao Ren.

“¿Qué… es Little White?” Xie Yujia preguntó con cautela por detrás.

“Es una Bestia Espiritual, una de nivel Bin.” Hao Ren había sido un novato de cultivación hace un par de meses, pero ahora podía enseñarle a Xie Yujia algunas cosas al respecto.

“Bestia Espiritual de nivel Bin…” Xie Yujia murmuró para sí misma como si estuviera digiriendo esta información.

“La abuela debe aburrirse sola en casa. Le pediré a mi mamá que la recoja esta noche y ella puede venir a nuestra casa. También puede quedarse con nosotros un par de días.” Sugirió Zhao Yanzi mientras acariciaba el pelaje suave de Little White.

“Esa es una buena idea. Puedes llamarla y ver si está dispuesta a ir.” Respondió Hao Ren.

Sentada en el asiento trasero, Xie Yujia los escuchó hablar como una familia íntima, y de repente se sintió como una extraña.

Mientras Hao Ren conducía el auto, Little White jugueteó con Zhao Yanzi hasta que ésta le dio tres Píldoras de Reabastecimiento de Esencia. Luego, se arrastró hasta el asiento trasero y tomó una siesta sobre los suaves muslos de Xie Yujia.

Hao Ren había visto a través de sus trucos. La criatura no podía deshacerse de él, el maestro, pero preferiría quedarse con chicas hermosas en lugar de la abuela, una anciana.

“Bueno, es inútil razonar con una Bestia Espiritual.” Desde el espejo retrovisor del auto, Hao Ren vio a Little White frotando sus patas doradas sobre los muslos de Xie Yujia mientras dormía. Hao Ren suspiró en silencio.

Hao Ren llevó a Zhao Yanzi a su casa con las patatas que la abuela le dio. Luego, se dirigió a la Universidad Océano Este ya que aún era temprano para que Zhao Yanzi fuera a la escuela. Descansaría en su casa antes de que Zhao Hongyu la llevara a la escuela.

Hao Ren encendió el coche. Xie Yujia se quedó en el asiento trasero; Ella no pidió moverse al asiento del pasajero delantero.

Sin los balbuceos de Zhao Yanzi, todo estaba tranquilo en el auto.

Hao Ren estaba considerando si debería encender la radio para romper el silencio cuando Xie Yujia dijo repentinamente: “Hao Ren, ¿soy… una extra?”

Aun durmiendo, Little White giró en sus muslos. Acostada de espaldas, continuó su siesta.

“¿Por qué dices eso?” El corazón de Hao Ren se sacudió.

“Solía pensar que era imposible entre tú y Zhao Yanzi debido a la diferencia de edad. Pero creo que ustedes dos son bastante compatibles.” Dijo Xie Yujia en voz baja.

Después de un momento de consideración, Hao Ren dijo: “Hay cosas que no te conté. Ya que estás medio en este círculo, te lo explicaré todo…”

“Ok. Adelante.” Xie Yujia asintió suavemente.

“Ocurrió…” Hao Ren fue interrumpido cuando un Rolls-Royce Phantom repentinamente avanzó frente a él.

“¡Iba a tu universidad para encontrarte y no esperaba que te encontrara aquí!”

La ventana del Rolls-Royce Phantom se abrió, y la cara de Zeng Yitao apareció detrás de ella.

“Tío Black Wolf, golpéalo.” Zeng Yitao instruyó en un tono ligero.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

1 comentario en “Capítulo 252 – DKS – Reunión de enemigos

Deja un comentario